Natillas caseras con galleta

lunes, abril 22, 2013

Como este blog no es para entendidos sino todo lo contrario, hoy vamos a preparar una receta muy básica y que la mayoría seguro que domina a la perfección, pero si más adelante pretendemos sacar versiones mas sofisticadas, habrá que empezar desde el principio.


Soy un entusiasta de las natillas caseras, por su sencillez, por su delicioso sabor, por su textura, porque me las hacía mi madre de chico, no se, por todo. Me gusta que sepan a leche y huevo, que estén cremosas y dulces, nada de limón ni vainilla (aunque aprecio un poco de canela por encima) y, por supuesto, me gustan con su galleta hojaldrada reblandecida encima.




INGREDIENTES (Para 4 personas)

  • Medio litro de leche entera. Es importante que sea de buena calidad, la leche es la mitad del sabor de las natillas. Yo he optado por la leche entera fresca de Puleva.
  • 4 yemas de huevo. Es también importante que sean buenos, son la otra mitad del sabor de las natillas.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 1 cucharada de harina fina de maiz tipo Maizena (esta cantidad es variable según te gusten más firmes o más líquidas)
  • 4 galletas redondas de tipo hojaldrada (son más ligeras y absorben más que las galletas maría normales)
  • Canela para decorar (opcional)

PREPARACIÓN

1. En un bol amplio se ponen las yemas de huevo, el azúcar y la harina de maiz, y se baten con las varillas de montar hasta que tengan un aspecto homogéneo.

2. Mientras tanto, ponemos la leche a calentar , cuando empiece a humear, la retiramos del fuego. Si se solidifica nata en la superficie de la leche la retiramos con una cuchara (si no lo hacemos, quedarán trocitos en la mezcla final). Es importante quela leche no esté muy caliente para no cuajar el huevo al hacer la mezcla.

3. Incorporamos poco a poco la leche a la mezcla de huevo, azúcar y harina y batimos con las varillas para ir consiguiendo un conjunto uniforme. Se podría pensar que con la leche fría sería menos arriesgada la mezcla, pero con la leche tibia, conseguimos una mejor y más rápida homogeneización de los ingredientes.

4. Cuando consigamos unificar la mezcla completamente, volvemos a colocar todo en una cacerola que ponemos a fuego bajo. Observaremos que sobre la superficie hay una capa de espuma fina y blanca.


5. Calentamos la leche poco a poco para dar tiempo a que el almidón de la harina se hidrate y vaya haciendo más espesa la mezcla. No podemos dejar de remover (preferiblemente con una espátula de madera que va limpiando bien el fondo de la cacerola) porque a medida que sube la temperatura, aumenta también la tendencia de la mezcla a pegarse al fondo.

6. Cuando desaparezca la capa de espuma de la superficie, retiraremos del fuego y verteremos la mezcla en los cuatro recipientes donde las comeremos.

7. Colocamos con cuidado en el centro de la superficie una galleta hojaldra. La colocación de la galleta es sencilla, porque, por un lado, al ser hojaldrada, su densidad es bastante menor que la de la natilla y flota con facilidad, por otro lado, la tensión superficial del líquido ejerce la resistencia necesaria para que la galleta apenas se hunda en la superficie.

Dejamos enfriar un poco, a medidad que lo vaya haciendo, parte del líquido se infiltrará por capilaridad en el interior de la galleta, dándole su característica textura ligeramente reblandecida pero aún íntegra. Finalmente las metemos en el frigorífico.


8. En el momento de consumirlas, podemos decorar la superficie con un poco de canela molida al gusto.





COMENTARIOS

Este postre lo tiene todo, porque es delicioso, rápido de preparar, nutritivo y barato, y además, a poco que uno ponga un poco de interés sale perfecto.

Es un postre que encanta a los niños y que puede facilitar el consumo de huevo a aquellos que presenten dificultad en tolerar otras preparaciones.

Desde el punto de vista nutricional, es un postre muy completo, ya que aporta proteínas de la leche y el huevo, vitaminas y minerales de la leche, hidratos de carbono del azúcar y la leche y lípidos del huevo y la leche.

Su aporte calórico será de aproximadamente. unas 200 Kcal por ración (la próxima vez lo intentaremos con menos azúcar a ver que pasa).

Su precio sería de unos 0,40 € por ración.


VUESTRAS FOTOS 

Pues para que veáis como se puede mejorar el modelo original aquí os dejo la foto de la versión que hizo nuestra amiga Aisha, con unas galletas holandesas muy picaditas y unos arándanos, el aspecto es inmejorable. (Gracias Aisha).


También te gustará

0 Comentarios

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe