Mermelada casera de fresas (y manzana)

domingo, febrero 17, 2013

Hoy os presento una receta muy fácil de hacer y que aprovecha un producto local cuya temporada está comenzando y ya empieza a verse por los mercados, me refiero a la fresa.

Se puede pensar que hay mermeladas en los supermercados muy baratas y de una calidad más que aceptable, pero no es lo mismo comer la que tu mismo has hecho (que sale incluso más barata) aunque sea más trabajosa. Además puedes aprender a controlar las proporciones y encontrarle el punto que más te guste, y sabiendo, por supuesto, que los ingredientes son los que son sin trampa ni cartón.




Como ya digo, hacer mermelada es relativamente fácil, aunque requiere estar pendiente y remover mucho. Yo he elegido las fresas porque es un producto cuya temporada es mas bien corta,y de esta manera podremos disfrutarlas durante mucho tiempo.

Las mermeladas surgen como una manera de conservar las frutas de temporada durante todo el año. La base de la conservación está en la cantidad de azúcar, si supera el 60% del total, inhibe completamente el crecimiento de los microorganismos. Si vamos a consumir la mermelada en poco tiempo (por ejemplo, si la hacemos para decorar una tarta de queso) podemos bajar la cantidad de azúcar, ya que no necesitamos el efecto conservante,sin embargo, si queremos que dure, debemos alcanzar ese 60%, de no hacerlo, se estropeará rápidamente. En este caso , presento la receta original con toda su azúcar, más adelante daremos otras versiones más light.

Otro ingrediente fundamental en esta receta es el zumo de limón, que no sólo le da un puntito ácido a la mermelada, sino que ayuda a que tenga mejor color y mejor conservación debido a su poder antioxidante.

Por último, necesitamos que en la mezcla haya pectina, un polisacárido presente de modo natural en muchas frutas (sobre todo en la manzana) pero casi inexistente en las fresas. Este polisacárido, al alcanzar los 104 grados, hace que la mezcla gelifique y proporciona la característica textura de la mermelada. Hay que decir que para alcanzar los 104 grados es preciso que se haya evaporado casi toda el agua de la mezcla.

INGREDIENTES

  • 250 gramos de fresas, preferiblemente de la zona. aquí usaremos fresas de Conil de la Frontera que son muy buenas, muy dulces y tienen además muy buen precio. (2,50 €/kilo)
  • 125 gramos de azúcar
  • El zumo de medio limón
  • Media manzana (rallada), que nos aportará la pectina que le falta a la fresa


PREPARACIÓN

1. Lavamos bien las fresas, eliminamos los rabitos y las cortamos en cuartos. Les añadimos el zumo de medio limón y el azúcar, mezclamos bien y la dejamos macerando al menos dos horas (tapadas).
Tras la maceración, las fresas están muy blanditas y listas para cocer.
2. Ponemos todo en una cacerola de acero inoxidable que no se pegue y le añadimos media manzana rallada. Ponemos el fuego fuerte hasta que rompa a hervir y después lo bajamos para que mantenga una ebullición muy suave que irá cociendo las fresas y evaporando el agua.



3. Hay que tener en cuenta que si hemos puesto 125 gramos de azúcar y otros 25 gramos más que aportan las frutas (en total 150 gramos), tendremos que evaporar agua hasta dejar la mezcla total en sólo 250 gramos, de los cuales el 60% serán azúcares. Para ello dejamos el cacharro en el fuego durante 45 minutos-1 hora, removiendo frecuentemente para evitar que se pegue. Veremos que va llegando el final del proceso cuando la pectina empieza a hacer su trabajo y provoca el espesamiento de la mezcla. (En cualquier caso podemos cerciorarnos pesándolo)




4. Al final del proceso tendremos un producto de color rojo brillante y consistencia espesa con las fresas totalmente deshechas..



5. Finalmente, esterilizamos un bote y su tapa en agua hirviendo durante 10 minutos. Después ponemos nuestra mermelada en el bote, cerramos bien y lo metemos en el agua hirviendo para que haga el vacío. Ya tenemos la mermelada lista para comer.



COMENTARIOS

En cuanto a sus valores nutricionales, es un producto básicamente energético, ya que aporta unas 240 kcal/100 gramos. Aporta los nutrientes presentes en la fruta:
  • La fresa es una fuente natural de vitamina C, de hecho, tiene una proporción mayor que la naranja. La vitamina C tiene un efecto antioxidante.
  • Contiene beta-carotenos que también tienen capacidad antioxidante.
  • Es rica en minerales como el magnesio, potasio y calcio.
  • Tiene un alto contenido en fibra, que, aunque no es nutriente en sentido estricto, si que tiene un efecto protector muy importante para el aparato digestivo.
Pero sobre todo, hay que decir que su sabor es delicioso, desde mi punto de vista, muy superior a cualquiera que encontremios en el super.

Es una receta bastante barata de realizar, al coste para un bote de 250 gramos es de aproximadamente 1,25 € (los ingredientes), incluso más barata que cualquier mermelada comercial.

También te gustará

5 Comentarios

  1. Que ganas de hacerla ¿para otras frutas las proporciones son las mismas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuenta es la misma, si quieres el poder conservante de la mermelada, tienes que llegar al 60% de azúcar tras la cocción, por lo que variará ligeramente en función del azúcar que contenga la fruta.

      Eliminar
  2. Hey!! Acabo de hacerla, ha quedado un pelín dulce para mi gusto pero genial :-)

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que te guste, a mi también me gusta menos dulce (y eso que esta tiene la mitad de azúcar que una de bote). Cuando haces memelda en casa la del super deja de gustarte. La próxima que pondré, la de kiwi.

    Saludos

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe