Huevos de Choco en Piriñaca

lunes, febrero 04, 2013

Por ser la primera receta, he elegido una muy típica de Cádiz, facilita y con un ingrediente original, los huevos de choco.




Sobre los huevos de choco, existe la creencia popular de que son los testículos del choco (aquí en Andalucía occidental llamamos choco lo que en otros lugares llaman sepia o jibia), sin embargo son un órgano par que aparece exclusivamente en las hembras y es parte de su aparato reproductor, concrétamente se trata de la glándula nidamental, una estructura que protege los óvulos dentro del manto de este molusco. Aunque la imagen corresponde a un calamar, la situación anatómica de las glándulas nidamentales es la misma en el choco.




Los huevos de choco son un alimento muy delicado, con un sabor suave y una textura muy agradable. No es para nada un producto residual, muy al contrario, es muy apreciado, ésto, junto a su escasez (sólo unos 50-100 g por ejemplar hembra) hace que su precio en fresco difícilmente baje de 14-15 € el kilo.


Las glándulas nidamentales son los ojos del "marciano"

Piriñaca es el nombre que se da aquí en Cádiz al picadillo de tomate, pimiento y cebolla aliñado con aceite, vinagre de vino y sal. En otros lugares se le llama pipirrana, piperrana o simplemente picadillo.


INGREDIENTES (Para 4 personas)

- 250 g de huevos de choco (preferiblemente frescos)
- 2 tomates grandecitos firmes
- 1 pimiento verde grande (del tipo italiano)
- 1/4 de cebolla grande o media pequeña
- 1 hoja de laurel
- Aceite oliva de buena calidad
- Vinagre de vino
- Sal


PREPARACIÓN

1. Ponemos calentar a fuego vivo en una cacerola con abundante agua, un puñado de sal y una hoja de laurel, mientras tanto, limpiamos los huevos de choco eliminando cualquier residuo de aspecto sospechoso.


2. Cuando el agua rompa a hervir, echamos los huevos de choco y los dejamos cociendo durante 10 minutos.

3. Retiramos el agua y ponemos los huevos de choco en un plato, donde los dejamos enfriando.


4. Mientras se enfrían, cortamos los tomates en cuadraditos pequeños, de aproximadamente 1 - 2 cm, los pimientos en tiritas cortas y finas y las cebollas en cuadraditos aún más pequeños. Añadimos estos tres ingredientes a una ensaladera y los mezclamos bien.

5. Aliñamos los vegetales con sal, vinagre de vino y aceite, al gusto de los comensales. En este punto, se mezcla todo intensamente, para que se forme un delicioso caldito en el fondo del cacharro con la mezcla de aceite, vinagre y jugo de tomate, caldito en el que luego no nos cortaremos a la hora de mojar pan.

6. Una vez frías se cortan los huevos de choco en láminas finitas de unos 3 mm de grosor.


7. Se colocan las láminas de huevos de choco sobre la piriñaca hecha previamente.


8. Se mezcla todo, ahora con mucha suavidad para no romper los trozos de huevo de choco. El plato ya está listo para comer.




COMENTARIOS

Desde el punto de vista nutricional, este es un plato bastante equilibrado, ya que los huevos de choco aportan vitaminas y proteína de alta calidad, sin un exceso de calorías (unas 80 Kclal/100g), los vegetales aportan más vitaminas y glúcidos y el aceite aporta lípidos. Hay que tener en consideración que los cefalópodos son de los alimentos más ricos en colesterol y aunque la cantidad de huevo de choco por ración es pequeña, no es recomendable para personas con colesterol elevado.

La piriñaca es una ensalada muy fresca, ideal para acompañar todo tipo de pescado, en especial el pescado azul frito o a la plancha. En su preparación admite perfectamente otros ingredientes como el pepino. Combina muy bien con vinagres fuertes como el vinagre de vino de Jerez.

Aunque los huevos de choco no son baratos, hay que decir que el resto de los ingredientes si que lo son por lo que el precio estimado por comensal no supera los 1,50 €. No obstante, los huevos de choco pueden sustituirse por huevas cocidas, pulpo, pota, melva, atún, bonito, caballa o incluso por nada, haciendo este plato aún más barato.



También te gustará

4 Comentarios

  1. Tampoco son tan caros, al menos por mi tierra. Es una receta tan sencilla e interesante. Los huevos de choco y el resto del animal es el plato estrella de Huelva junto con el jamón, la fresa y la gamba. Seguramente me dejaré alguno porque pocas zonas del país encontramos con una gastronomía tan rica, destacada y variada. Los huevos de choco son muy agradecidos, como el choco en general, y las mejores forma de cocinarlos, en mi opinión, son cocidos (el tiempo depende del tamaño) y acompañados de hoja verde y una mahonesa de girasol muy suave, o bien a la plancha, acompañados también de hoja verde y, una vez cocinados, cubiertos de unas cucharadas de ajiverde templado, tirando a caliente, bien cargado de ajo. Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya delicia lo que propones, te copio la receta y la publico, jeje

      Eliminar
  2. Llo como el huevo de xoco en picadillos ala planxa i fritos esla cosa mas deliciosa ke eprobado soy de isla mayor sevilla i suelo comerlo.amenudo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un manjar desconocido, gracias por el comentario paisana

      Eliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe