Garbanzos con langostinos

martes, abril 09, 2013

Hoy vamos de cuchara, un plato de legumbres típico de la costa gaditana, muy completo y delicioso que no te dejará indiferente.


Las legumbres, por sus excelentes cualidades nutricionales, suponen una alternativa muy buena al consumo excesivo de productos de origen animal que se da en sociedades como la nuestra, además de ser uno de los pilares básicos de nuestra dieta mediterránea, de la que tanto presumimos (y no practicamos tanto...)



Los especialistas en nutrición recomiendan comer legumbres al menos un par de veces en semana porque su contenido nutricional es muy equilibrado, con un 50% de hidratos de carbono, 20% de proteínas, un alto contenido en fibra y bajo en grasa.

La preparación que proponemos hoy usa como base de cocción el caldo hecho con las cabezas y cáscaras de los langostinos, que sólo se añadirán en el último momento para que no pierdan ni su sabor ni su textura.

INGREDIENTES (Para 4 personas)
  • 500 gr de garbanzos puestos en abundante agua desde el día anterior.
  • 500 gr de langostinos crudos (el peso es con su cáscara y todo, tras pelarlo, se queda en unos 200 gr). Cuanto mejores sean, más bueno será el guiso, pero hay que encontrar el equilibrio y pienso que en un guiso como este es preferible no gastar mucho dinero en unos langostinos tan buenos y gastar algo más en un garbanzo de calidad. Yo he usado unos langostinos pequeñitos del mercado de 12 € el kilo.
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate mediano
  • 1 pimiento mediano
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera. En mi casa somos mucho del pimentón agridulce que le da un punto buenísimo (aunque no es fácil de encontrar)
  • Sal
  • 100 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE, como dice Carlos de Vegetal y tal
PREPARACIÓN

1. Pelamos los langostinos y ponemos a cocer las cabezas y las cáscaras en 1 litro de agua durante unos 25 minutos. al finalizar colamos el caldo y estrujamos bien las cabezas en el colador para que suelten todo el jugo.

2. En la olla a presión ponemos los 100 ml de AOVE (o un poco más si no cubre el fondo), lo ponemos a fuego fuerte y añadimos los dientes de ajo y la rebanada de pan. Cuando estén dorados los sacamos, los escurrimos bien de aceite y los ponemos en un mortero. Bajamos un poco el fuego.



3. En el mismo aceite, ponemos la cebolla, el pimiento y el tomate sin piel, finamente picados y pochamos unos diez minutos hasta que estén blandos.

4. Mientras se va haciendo el sofrito, añadimos al mortero donde están el ajo y el pan, la cucharadita de pimentón y un poquito de sal (que servirá para desmenuzar mejor el resto de ingredientes). Majamos todo con intensidad hasta obtener una pasta homogénea de color rojo intenso y olor delicioso.

5. Una vez pochada la verdura, añadimos los garbanzos, el majado y todo el caldo, haciéndolo pasar por el mortero para no desperdiciar nada del condimento.

6. Mezclamos bien y cerramos la olla a presión, la ponemos a fuego medio-alto durante 25-30 minutos desde que empiece a dar vueltas la pesa.

7. Pasado este tiempo se prueba para corregir de sal (es importante no pasarnos con la sal al principio porque el caldo de las cáscaras y cabezas sale saladito) y se comprueba si están tiernos los garbanzos (si no lo están habrá que aumentar el tiempo de olla a presión y añadir algo de agua por que si espesa mucho el caldo tiende a pegarse)

8. Si todo está correcto, apagamos el fuego y añadimos los langostinos pelados, le damos una vueltecita a todo para que se hagan sólo un poco durante cinco minutos con el calor residual del guiso.



9. Pasado este tiempo, ya está listo y podremos servirlo en plato hondo.



COMENTARIOS

Este es un primer plato contundente y nutritivo con un perfecto equilibrio en el sabor, donde no sobresale nada pero se nota cada ingrediente, y en la textura, donde la cremosidad del garbanzo contrasta perfectamente con la firmeza de carnosidad de los langostinos apenas cocinados.

Como ya comenté anteriormente, este plato aporta una buena cantidad de hidratos de carbono (los garbanzos tienen casi un 50% de su peso de este nutriente), proteínas de origen vegetal y animal (proteína completa), una enorme variedad de vitaminas y minerales y una gran cantidad de fibra alimentaria, muy buena como protectora del aparato digestivo.

El valor calórico de este plato estará en torno a las 450 Kcal por ración y su precio será de 2,20 € por cabeza.

También te gustará

2 Comentarios

  1. pedazo de receta, esta te la copio seguro, con lo que nos gusta a nosotros la olla express! Verdaderamente los guisos de legumbres son un patrimonio que tenemos que defender. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que si, viva la cocina sencilla¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe