Almejas a la marinera

domingo, noviembre 10, 2013

Un sábado sin ningún plan en especial es una excusa fantástica para acercarse al mercado central de Cádiz y abastecerse de producto fresco para unos cuantos días, y de paso tomar alguna que otra cervecita en los puestos de comida y bebida que están proliferando y que están llenando de vida este renovado edificio.

Entre las compras, unas fantásticas almejas de Huelva vivas a 8 € el kilo. ideales para prepararlas del modo que aquí llamamos "a la marinera", con ajo, pimentón y vino fino.


Sinceramente pienso que es una pena desaprovechar esa inmensa despensa que tenemos delante de nuestras narices y cada visita al mercado supone una búsqueda interesante para aprovisionarse de productos del mar. Ayer nos hicimos con las almejas, unos gambones impresionantes para cocinarlos a la sal, unos cuantos salmonetes chiquititos, boquerones y un par de caballas para hacerlas fritas, huevos de choco para meterlos en piriñaca, pez espada para la plancha y un poquito de gallo para guisarlo con patatas en amarillo. Un auténtico festín del mar y a un precio más que asequible...

Nuestra inmensa despensa



INGREDIENTES (Para 4 personas)
  • 750 g de almejas de buen tamaño
  • 3 dientes de ajo
  • 50 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o agridulce (según tu propio gusto)
  • 100 ml de vino fino (para este plato he usado vino fino de Jerez de la bodega Romate)
  • Mucho pan (para mojar en la salsa cunado se acaben las almejas)


PREPARACIÓN

1. Antes de empezar, preparamos un cacharro con agua fría  y sal y ponemos allí las almejas para que suelten la tierra que puedan traer. (Al menos una hora).

Las almejas, todavía tímidas

2. En una sartén amplia ponemos el AOVE a fuego medio. Pelamos los dientes de ajo y los cortamos en láminas y los ponemos en el aceite para que se ablanden y se doren ligeramente.


3. Cuando ya estén los ajos, apartamos la sartén del fuego, dejamos que el aceite se enfríe un minuto y añadimos la cucharadita de pimentón (así evitamos que el pimentón se queme). Moviendo la sartén repartimos bien el pimentón por todo el aceite.


4. Devolvemos la sartén al fuego, pero ahora lo ponemos alto. Escurrimos las almejas y las añadimos a la sartén antes de que se nos queme el pimentón. Movemos la sartén para distribuir bien las almejas y cuando vaya alcanzando temperatura (lo notaremos porque empieza a sonar), añadimos el vino fino.


5. Cuando las almejas van calentándose sueltan todo su jugo y finalmente comienzan a abrirse.


6. Una vez que se abran todas, sacamos las almejas con una espumadera para que no se lleven mucho líquido y dejamos que la salsa reduzca un poco.

7. En Cádiz se suelen servir como veis en la imagen, en alegre montón regadas por la fantástica salsa (que al final sirve para hacer infinitos barquitos de pan).




UN POCO DE CIENCIA
  • Las almejas son moluscos bivalvos (con dos valvas o conchas) que viven enterrados en las orillas de los mares.
  • A riesgo de que nunca más comáis una almeja, aquí os pongo una linda imagen anatómica, fijaros en esos dos músculos aductores, que son los que cierran la concha cuando el bicho está vivo.
  • Comprar almejas vivas es una garantía de la calidad del producto ya que son animales filtradores muy sensibles a la contaminación.
  • Es importante sacar las almejas de la sartén en cuanto se abran para que queden tiernas y jugosas.
  • Habrás observado que el plato no lleva sal, generalmente no la necesitan porque el jugo que sueltan las almejas ya contiene sal suficiente.
  • Una vez que ponemos las almejas, estas van soltando su jugo, este jugo, junto al vino, ejercen un control sobre la temperatura de cocción que evita que el pimentón se queme y de un sabor amargo y desagradable al plato.
  • El sabor a mar de estas almejas es impresionante y el matiz ahumado que le aporta el pimentón, junto a la fuerza que le dan el vino fino  y el ajo hacen una combinación insuperable, no dejarás ni la concha...
  • Esta preparación "marida" muy bien con un vino blanco bien fresquito o, como no, con una buena cerveza.
  • Las almejas son ricas en proteínas y minerales, vitamina B3 y vitamina A, son bajas en grasas y contienen bastante fósforo. Tienen un contenido medio-alto de colesterol.
  • Una ración de estas almejas a la marinera aporta a nuestro cuerpo una 160 Kcal, si no mojas pan en la salsa.
  • El coste de los ingredientes de este plato sería de 1,75 € por comensal.

También te gustará

8 Comentarios

  1. Pues Javi, vaya festín te distes con la compra del mercado, peo bueno me conformo con las almejas y me voy a buscar el pan.
    Besos y buen Domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, en efecto han sido varios dias disfrutando de las compras del sábado y aún he tenido que congelar los salmonetes con dolor de mi corazón....

      Besos

      Eliminar
  2. Yo he aprovechado mi estancia en Barcelona para hartarme de almejas, que en Holanda ni las veo. A mí me encantan a la marinera... un verdadero placer!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de los suministros veo que está menos globalizado de lo que parecía, aquí se encuentran con facilidad y a unos precios más que razonables, imposible privarse.
      Besos

      Eliminar
  3. Mmmmm...

    Un plato clásico, sencillo y sabroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sabroso y peligroso porque puedes mojar una telera entera....

      Saludos

      Eliminar
  4. Qué ricas, me encantan! Aquí en Málaga también las solemos comprar los sábados en la galería, como le decimos a los pequeños mercados de pescado de barrio. Si no, hay que ir al centro, que ya nos queda un pelín lejos para luego volver a casa y cocinar esos maravillosos pescados.

    En Málaga no le echamos pimentón, sino perejil y una o dos guindillas secas para que pique un pelín. También vinito blanco y a mojar pan!

    Ah, y se me olvidaba, qué me dices de las coquinas? Aunque las almejas siempre dan más sabor y más salsa y normalmente, no llevan tanta arena.

    Un saludo,
    Vicky

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las guindillas me pone muchísimo, incluso con el pimentón, que le va de miedo. Yo si tengo perejil le pongo también, pero esta vez me pilló sin existencias.

      Saludos

      Eliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe