Cocinar con niños 2: Cookies con pepitas de chocolate

domingo, junio 30, 2013

Pues si, ya ha llegado el veranito y ya tenemos a los niños de vacaciones, lo mejor para ellos está apenas empezando y las posibilidades de diversión son muchas....

...Pero en Cádiz, existe un fenómeno muy difícil de entender para el que no lo ha vivido y que termina casi con cualquier opción de diversión infantil outdoor, este fenómeno es "la levantera".

Cádiz es una ciudad muy agradable para vivir, buen clima, un ritmo de vida poco estresante (también es normal con una tasa de paro del 40%) y una playa urbana maravillosa. Pero sin embargo, mientras que en otras ciudades se organizan actividades para niños, aquí, llegada esta época no se organiza nada y se fía todo a que los padres lleven a los niños a la playa.

Y no es mal plan hasta que aparece el temido levante, viento insoportable que convierte la experiencia playera en una suerte de tragaarenas que además hace volar todo, bolsas, toallas, tablas surferas, sombrillas, etc, todo ello acompañado de un calor insoportable. En estas circunstancias, Cádiz que ya es bastante poco "kid-friendly" se convierte en "kid-rejecting" y te tienes que quedar con los niños en casa ingeniándotelas para que no se aburran.

...Llevamos nueve días de levante (y aún nos quedan más) y la situación empieza a ser desesperada. Como mi hija Manuela, de 9 años, se ha aficionado a Masterchef ahora le gusta mucho que cocinemos juntos, así que es una magnífica solución para llenar horas muertas. Eso si, se pasa todo el tiempo actuando como una mezcla diabólica de Samantha, Jordi y Pepe, "Papá, te has creído que esto es la cocina de tu casa, y esto es Masterchef" o "Papá, ¿haces estas galletas para pasar a la final de Masterchef?".

Así que, ayer por la tarde, en lugar de traga arena en la playa decidimos empezar a experimentar el mundo de las galletas caseras. Después de mirar varias recetas nos decidimos por una muy sencillita sin huevo, leche ni levadura...


Y el resultado es el que veis, hubo un par de fallos que corregiremos la próxima vez, pero lo importante es que pasamos un ratito muy divertido y además, las galletas salieron buenas.


INGREDIENTES (Para 12 cookies pequeñas o 6 grandes)
  • 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (en pomada)
  • 75 gramos de azúcar moreno
  • 200 gramos de harina de repostería
  • 8 gramos (un sobre) de azúcar vainillado
  • Una pizca de sal
  • 100 gramos de pepitas de chocolate


PREPARACIÓN

1. Dejamos que el niño pese los ingredientes uno por uno. Como en el primer post de cocinar con niños, recuerdo que es importante que el niño haga todos los pasos que pueda de acuerdo con su edad y que les expliquéis bien el por qué de cada cosa, pero si dais a los niños una "masterclass" de cocina, es probable que no quiera volver a cocinar con vosotros.

2. Mezclamos en un bol amplio todos los ingredientes menos las pepitas de chocolate. Dejamos que el niño los vaya trabajando con las manos bien limpias (aprovechad para recalcarles el por qué es importante la higiene en la cocina), hasta que se vaya formando una pasta homogénea.


3. Cuando tengamos ya una bola con todos los ingredientes bien mezclados, la dividimos en dos, y luego cada trozo en otros dos y finalmente cada trozo en tres. Tendremos 12 trozos pequeñitos.

4. Hacemos con cada trozo una bola y las vamos aplastando sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Pienso que este paso es mejorable, quizás hubiera sido mejor estirar a rodillo toda la masa con un grosor de entre medio y un centímetro y cortar las galletas con un cortapastas, de este modo hubiéramos conseguido un grosor más uniforme, protegiendo los bordes de las galletas de un excesivo dorado.


5. Antes de hornear, dejamos que la criatura decore con las pepitas de chocolate las galletas, introduciéndolas ligeramente en la masa. Empezará con mucho entusiasmo pero se irá cansando y terminará por el efecto "cielo estrellado"


6. Aunque la receta decía precalentar el horno a 200 grados y hornear 12 minutos, mi conclusión es que se queman (al menos estas tan finitas), yo optaría por 10 minutos a 180 grados y otros 15 a 150-160 grados. Con los 180 grados doramos las galletas y con los 150-160 terminamos de hacerlas por dentro pero reducimos el peligro de que se churrasquen (el dorado se produce por encima de 170 grados).




COMENTARIOS

Al final el resultado estuvo bien, es cierto que se nos tostaron los bordes más de la cuenta, pero para la próxima ocasión hemos aprendido un par de lecciones importantes para el galletismo.

De sabor, sin embargo, han salido buenísimas, son unas galletas "masosas" tipo cookie americana. Como no lleva ninguna basa acuosa, el azúcar solo se disuelve parcialmente, por lo que el interior queda crujiente pero con un efecto curioso, tiene como pequeños puntos caramelizados al hornear,que le dan un toque realmente delicioso.

Hay que advertir al niño que hay que comerlas con moderación porque este tipo de galletas tienen una barbaridad de calorías. Cada una de estas galletas esconde en su interior nada menos que 175 Kcal (creo que es la misma receta que usaban los elfos para su famoso pan en El Señor de los Anillos), así que una y ya está.

Eso si, su precio es muy asequible, cada galletita saldría por unos 0´20 €







También te gustará

1 Comentarios

  1. Qué idea más estupenda... yo tengo muchas ganas de que mi pequeña tenga edad para estas cosas y así hacer galletas las dos juntas :)
    que tengas un feliz domingo
    besos

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe