Másterchef 1.12: Nos quedamos sin villano

miércoles, junio 26, 2013

Y saltó el sorpresón en Masterchef, no se si será porque los guionistas tienen algo de cintura o porque realmente existen factores incontrolables que se escapan a cualquier guión (como el hecho de que dos de los tres aspirantes quemen uno de los platos), el caso es que Fabián, contra todo pronóstico, se ha colado en la final del concurso por que ayer fue mejor que JD y Eva y de entre los demás, se ha ido el que más lo merecía, el villano oficial del programa, habrá que buscar otro...

JD llora su decepción en el hombro de su "amiga"

En el programa 9, titulaba mi crónica "el protegido", para quien no lo recuerde, fue ese el programa en que después de tres truños, José David fue inexplicablemente indultado, también fue el programa en el que Elena, su media naranja liofilizada a baja temperatura, le envió aquel corazón envenenado, fue el programa a partir del cual todo empezó a irle mal.



Y es que desde entonces no ha levantado cabeza el valenciano y, aunque es obvio que hoy por hoy Fabián cocina peor que él, su estancamiento era más que evidente y el programa se le ha hecho tremendamente largo. Es muy probable que volvamos a ver a JD más adelante en programas tipo Masterchef all-stars, y es probable que alguien le asesore para que no sea tan capullilmente creido, pero de momento su intento de limpiar su imagen, cocinada a fuego lento durante 12 programas, no ha surtido efecto y ayer se llevó el rapapolvo más duro que hemos visto por parte de los jueces y lo que es peor, un 84-16 de tanteo por parte de la audiencia que no deja lugar a las dudas.

Ahora veremos encuentros digitales, entrevistas, bolos, en los que intentarán hacernos ver el tipo tan majo que hay detrás, que se ha querido dar una imagen de él que no es exacta, que cuando dijo "rudos pescadores que no están preparados para mi cocina" quiso decir "entrañables y experimentados trabajadores que gustan de una cocina más tradicional", pero en este programa no sólo hemos visto frases escogidas ni momentos sacados de contexto, hemos visto al JD espontáneo, el que no sabe disimular su decepción ni contener su rabieta cuando no le dan su "merecido" premio, el que va exclusivamente a lo suyo y no disimula su mal creida superioridad hasta el desprecio de otros concursantes, el que se cree que la cocina es sólo técnica pero se olvida que es sobre todo corazón, pero del que late en el pecho, no ese rosita y con lacitos que se puede hacer con los deditos...

Te equivocaste de corazón machote, este no era

Pero tuvo mucha tela que cortar el programa de ayer, y más vale que nos metamos cuanto antes en harina no se nos vaya a hacer esto eterno.



PRIMERA PRUEBA: LA MANZANA DE JORDI ROCA

Y si algo ha tenido este capítulo de Masterchef ha sido una clara profesionalización de las pruebas, un aumento de la dificultad que se notó desde el primer minuto de programa.

De hecho, para la primera prueba trajeron como maestro de ceremonias a Jordi Roca, maestro pastelero del restaurante El Celler de Can Roca, que dirige junto con sus dos hermanos. Un reputadísimo repostero, con un historial repleto de premios. Pero el premio gordo sería para el campeón de esta prueba que estaría automáticamente clasificado para la gran final.

Jordi Roca preparando su manzana

Para la prueba, Roca propuso un postre de una increíble dificultad técnica. Inspirándose en las manzanas de fería, los aspirantes tendrían que crear una finísima manzana de caramelo ahuecada de manera artesanal, ablandando el caramelo con el calor de una bombilla y dándole la forma adecuada a base de insuflarle aire y jugar con la temperatura. Esta manzana se presentaría rellena de una espuma de manzana asada, sobre un lecho de compota de manzana y manzana salteada. (erre que erre con la manzana). Un postre delicado y de aspecto delicioso como podéis ver.

La presentación final del plato

La oportunidad de Fabián, pensamos muchos, clara ventaja para la llorona, pensaron otros... Al final fue la tranquilidad y la confianza lo que mandó en esta prueba, de nada vale ya la trayectoria anterior si la cagas en el momento clave.

Smoke on the wáter, versionado por JD

...Y el primero que la cagó fue Fabián, al que se vio bastante tranquilo en todo momento, pero en los últimos momentos todo su esfuerzo se fue al traste por un error propio. Olvidó su perfecta manzana de caramelo debajo de la lámpara y cuando fue a cogerla se había convertido en una manzana pasa, arrugada y blanda. Menudo papelón tener que emplatar ese truño delante de tu ídolo y que al meter la espuma se te salga por todos lados. Oportunidad perdida para Fabián, se acabaron los postres. si hubiera tenido que apostar en ese momento lo hubiera hecho sin lugar a dudas por la eliminación del Malenito...

La manzana hacía más agua que el Titanic

El segundo en cagarla fue José David, zorro viejo, en seguida se dio cuenta de que no tenía nada que hacer en esta prueba, el caramelo se le atragantó y para colmo, observaba a su alrededor cómo sus rivales ejecutaban manzanas perfectas mientras que él apenas sacaba micropenes de caramelo, caracolillos o, a lo sumo, cojoncillos de mandril.

Micropene, por José David (The special one)

Por eso se entregó, no disputó la prueba, mamarracheó una manzana más o menos decente y la emplató sin ninguna pasión. La consecuencia fue lógica, revolcón por parte del jurado y del propio Jordi Roca. Pero él confiaba en su buen hacer para el resto de las pruebas, que equivocado estaba...

El tercero en presentar su plato fue Juan Manuel, y como el hombre está en racha, clavó la manzana al primer intento. Lo que hace la confianza y la humildad, cuando uno no sabe hacer las cosas, se calla, escucha, aprende e intenta hacerlo, justo lo contrario que ocurre cuando uno cree saberlo ya todo. Esto le permitió tomarse la prueba con la tranquilidad necesaria para hacer una emulación de mucha categoría y convertirse, a la postre (y nunca mejor dicho), en el primer finalista de Masterchef.

¡Qué cabrón! A la primera

La única que hizo sombra a Juan Manuel fue Eva, aunque la cosa no había empezado bien. Estaba muy nerviosa, y todo su rapidez, limpieza y claridad de ideas habitual se volvieron en el día de ayer prisas, gestos de majareta, desorden y nervios. Cuando por fin consiguió completar una manzana perfecta se le cayó y se hizo trizas, suerte que tuvo tiempo de volver a hacerla a la perfección. De hecho fue la manzana que más gustó a Jordi Roca, pero el conjunto más convincente fue el de Juan Manuel.

Eva y la manzana rota

En esta prueba volvimos a vivir una de esas escenas que tanto nos gustan en este blog, Pepe Rodríguez comiendo como un Cromañón, en este caso, una cascarria de caramelo quedó colgando de su labio inferior y tardó una década en desprenderse...

El caramelo se adhiere al labio inferior

Su lengua intenta hacer presa en él


SEGUNDA PRUEBA: EVA ENTRA EN BARRENA

Ya con Juanma en la final, la segunda prueba era una nueva oportunidad para JD y Eva de asegurar su pase. Para ello se trasladaron al Teatro Real de Madrid, donde cocinaron para 6 grandes de las artes escénicas españolas.

La prueba era un chollo para José David y un laberinto para Fabián, que hasta el momento había demostrado su incapacidad para adaptarse a la presión de un reloj que corre a velocidad de vértigo. La incógnita era Eva, nerviosísima en la primera prueba. Tendrían que preparar un menú completo de cuatro platos, un entrante, hojaldre de cigalas y setas, un primer plato de salmonetes con guiso de patatas, un segundo plato de carne, pintada con alcachofas,  y como postre, una tarta Tatin.

Desde el principio se vio que algo en Eva no marchaba bien, su gesticulación permanente revelaba un nerviosismo que la desquiciaba, se convirtió así en una caricatura de si misma. Sin orden ni concierto, descuidando la limpieza, hubo detalles muy definitorios, por ejemplo, cortó el pescado de cualquier manera, luego quemó la salsa del marisco al reducirla en exceso y se olvidó de unas alcachofas que tenía en el fuego, la prueba la superaba con creces...

La pequeña pocilga de Eva

Por su parte, JD estaba muy tranquilo y confiado de su buen hacer, no dudó en alardear de ello (cosa que hace habitualmente), daba cada paso con seguridad y lidiaba con los jueces con la naturalidad del que se sabe superior.

Fabián tardó en arrancar, necesitó de muchos empujones, pero poco a poco fue encontrando su camino a base de tirones de oreja más o menos evidentes y ayudas no disimuladas por parte de los jueces. Pero los jueces no sólo ayudaron a Fabián, también ayudaron a los demás concursantes cuando fue necesario, evitaron que a Eva se le quemaran varias cosas y Jordi salvo con sus consejos, el postre de José David.

La tensión se mascaba en el ambiente, los platos iban saliendo y en general eran muy bien recibidos por los predispuestos comensales que, como la semana anterior, volvieron a ser informados de quien era el autor de cada plato, menos mal que esta vez su opinión era irrelevante. Los jueces, por su parte, asediaban a Eva por su desorden y suciedad, buscaban respuestas soberbias en José David y empujaban a Fabián para que se espabilara.

Jordi dando la brasa a Eva

Se producen un par de feos incidentes, Fabián pide un momento a JD las tijeras y este se las niega porque dice necesitarlas él. Eva, por su parte, saca del horno por error la tarta de JD, su presunto amigo se enfada y sugiere que Eva puede haberlo hecho a propósito para perjudicarle (tan lindo como siempre), menos mal que son inseparables, si no, igual la decapita allí mismo sobre los fogones.

JD descubre los tatines carbonizados

Pero lo peor estaba por venir. Llega el momento de emplatar el postre, JD abre el horno y se encuentra dos "churrascos Tatin" (ahora de quién es la culpa), el suyo y el de Eva. Despiste imperdonable. JD intenta extraer algo comible de enmedio de la tarta para salvar los muebles, y medio lo consigue, pero Eva lo estropea aún más, decide añadir azúcar por encima y caramelizar a soplete, pero se equivoca y le añade sal, por lo que obviamente no carameliza y se carga el sabor que le quedara al plato. Un desastre.

Eva echa sal sobre sus tatines reciclados...

...y luego intenta caramelizarla

Y en este río revuelto pescó Fabián, que se limitó a hacer unos platos salados correctos y una tarta Tatín espectacular, es decir, tuvo el acierto de triunfar allí donde sus rivales la habían pifiado.

Con este panorama la decisión del jurado sólo podía ser una, aunque indudablemente se salía del guión. Hubiera sido intolerable regalar el pase a JD o Eva con ese mamarracho de tarta, así que, disfrazándo la justa decisión de presunto empate y valoración de los progresos desarrollados, Fabián fue nombrado segundo finalista. Y el error del jurado fue precisamente ese, pienso que la tarta carbonizada bien justifica la victoria de Fabián, sin embargo si decretan un empate y recurrimos a méritos pasados, los de Fabián son escasísimos, mientras que los de JD son indudablemente mayores, por muy mal que nos caiga. En cualquier caso, creo que sin quererlo acertaron con la decisión.

La presentadora, Eva, emocionada con Fabián

La cara del llorica era un poema, ahora si, se veía fuera de Masterchef y, aunque después lo negara, hervía por dentro de orgullo herido, el orgullo de saberse mejor cocinero que Fabián (por ahora) y sin embargo quedarse fuera de la final por sus propios errores (tampoco se puede pretender que el tío esté feliz viendo como se le escapa la oprtunidad de su vida).

JD mira a Fabián con ________
a. Envidia
b. Rabia incontenible
c. El fuego de Sauron en sus ojos
d. Todas las anteriores son correctas

La prueba final aparecía en el horizonte llena de incógnitas y emoción, una prueba para lucirse y darlo todo, justo lo contrario de lo que ocurrió...


PRUEBA FINAL. CAJA SORPRESA

Y llegó el momento decisivo para el cual los jueces prepararon una caja sorpresa un poco extraña, cinco ingredientes elegidos por cada uno de ellos, en total quince ingredientes muy difíciles de combinar, pollo picantón y lenguado, arroz, macarrones. lentejas, varias frutas, algunas verduras, azafrán... En mi opinión una prueba difícil, pensada para el riesgo y el lucimiento y precisamente de eso adolecieron JD y Eva, a ninguno de los dos se les ocurrió nada interesante y los dos naufragaron.

¿Cocinando o haciendo una pócima?

La dolorosa optó por preparar un extraño arroz con pollo, una especie de risotto con pollo glaseado a baja temperatura por encima. Nuevamente la enfermiza obsesión de este tío por meter técnica aunque no haga falta. A fin de cuentas, un simple arroz con pollo, un plato demasiado sencillo para las alturas a las que estamos. De nada sirve decir que estaba bueno, yo hago el pollo a la plancha delicioso, pero igual es poca cosa para la semifinal de un concurso como este. Entiendo la decepción del jurado.

José David haciendo unas fotocopias durante la prueba

Eva arriesgó algo más en los sabores, pero se emperró en una combinación de lo menos apetecible, pollo, lentejas y cerezas, inquieta pensar si ha hecho experimentos de estos alguna vez y ha tenido suerte... El caso es que no estaba bueno. Entiendo la decepción del jurado.

Eva no pudo con la bronca

Ante este panorama y no encontrando elementos de comparación entre ambos platos, decidieron valorar el historial de ambos en el programa, en ese momento JD se calzó su soga en el cuello y empezó a enfilar el camino de la calle. No había duda, Eva había hecho muchos más méritos.

Por los primeros comentarios a esta entrada veo que hay gente que no entiende por qué decretaron  un empate en esta prueba, pero yo no sólo lo entiendo, si no que además comparto plenamente esa filosofía. Me explico, era una prueba para lucirse y ninguno de los dos lo hizo, hicieron platos comibles pero discretos con un tipología de fallos totalmente distinta, algo muy difícil de comparar y de juzgar.

El arroz de JD

Al juzgar los platos llegó el momento más controvertido de la noche. José David fue castigado con dureza, le imputaron su falta de humildad, su soberbia y le acusaron de no haber progresado nada. Fue un momento desagradable, incluso siendo José David, no es agradable ver la humillación de nadie, ojo, no digo que no lo mereciera, digo que es desagradable verlo.

El momento del vapuleo

Y vaya si merecía esa cura de humildad, ahora los hay que pretenden que JD de pena, pero recuerdo cientos de detalles por los que hemos reclamado un varapalo grande para este señor. Quizás el más feo fue fingir una arcada al probar el plato ganador que había ejecutado el equipo contrario, pero ha habido muchos, desprecio a compañeros, prepotencia frente a ellos y los jueces, puesta en cuestión de las decisiones, etcétera. Incapaz de aceptar ningún consejo ni crítica, se va con la crítica más demoledora, la que no admite réplica ni apelación. José David, no estarás en la final de Masterchef, porque con el uso masivo de técnicas innecesarias has pretendido parecer más de lo que en verdad eras...

JD, al borde de las lágrimas, intenta convencer
al jurado de que no es tan malo

En este programa, la dinámica lleva a una combinación de progreso y brillantez, de mejora en el largo plazo y chispa en cada una de las pruebas que te puede dar una ventaja, por eso creo que la eliminación de JD es justa, no sólo no ha progresado sino que además ha dado un nivel muy bajo en las últimas pruebas individuales.

No hubo muchas lágrima en la marcha de José David, ni siquiera propias. No hubo emotividad en las despedidas ni en la entrevista, sólo Eva se mostró apenada por su marcha, aunque puede ser que todavía le doliera el varapalo que le había dado el jurado unos minutos antes.

No se sabe si se están despidiendo o es
que se han enganchado para zurrarse


¿Y AHORA QUÉ?: EL MUNDO DESPUES DE JOSÉ DAVID

No se si el jurado le tenía ojeriza a JD (probable), no se si estaba todo preparado (esto no lo veo mucho) pero el caso es que el programa da un giro espectacular con esta decisión y nos han privado de cierto morbo en la final, pero a cambio nos han dado el placer de ver a JD ahogarse en la orilla. ¿Qué pasará ahora? más vale que nos callemos, porque nuestras dotes de adivinación están últimamente fatales.

Para la final el gran favorito es Juan Manuel, y pienso que salvo que tenga un mal día (tipo el de ayer de Eva) ganará el concurso. Eva perdió ayer mucho, creo que se le ha ido un poco la pinza y si no se tranquiliza es imposible que gane.

Que ganara el Maleni si que sería un sorpresón, y es que, aunque su mejoría es evidente, también lo es su inferioridad con respecto a los otros dos candidatos. No creo que se le vuelva a presentar una oportunidad como la de ayer.

La plaza de llorica que ha quedado vacante
está muy disputada

La semana que viene promete, con enfrentamiento JD-Maribel y un duelo de altura entre Juanma y Eva, espero veros por aquí...

También te gustará

23 Comentarios

  1. Hola Javi,

    Prefiero tus resúmenes a los comentarios en directo. Anoche al final hubo demasiado insulto y poco fondo. La verdad es que fue increíble el que Fabián haya llegado a la final, todo lo que le dijeron a JD cuando lo echaron, muy fuerte y en fin, que la final va a estar muy interesante. Veo ganando a Juan Manuel, lo que no sé es quién se irá para Londres y otro para la Riviera Maya...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el directo la gente es más visceral, pero echamos un buen rato, la verdad. Lo de los destinos de cada uno es raro, porque sinceramente no me veo a Fabián con responsabilidad en ningún restaurante, ni en una tasca de pueblo, vamos

      Eliminar
    2. Fabián en la Riviera Maya, con su capacidad de liderazgo y con los nombres de los ingredientes en mejicano, tiene que ser surrealista.

      Eliminar
    3. @Pinche: XDDDD, ahí les has dado XDDDD

      Sorry, pero me chirría mucho que esté Fabián en la final y no estén Clara o JD. Ya sé, ya sé...

      Fabián, en vez de ganar, hubiera sido mejor para él algo tipo salir eliminado ayer, o la semana que viene quedar tercero...PEEEERO que Paco Torreblanca lo pillara para prácticas. Eso sería un triunfazo para un futuro buen repostero como Fabián.

      Eliminar
    4. Es que debe de ser difícil tener perspectiva de futuro desde dentro; a lo mejor, de haber sabido antes las posibilidades de hacer prácticas con algunos de los maestros invitados al programa, algún concursante astuto había echado cuentas para intentar salir en determinado momento y que le "tocaran" las prácticas con quien más le gustara. Pero da la impresión de que se enteran de las prácticas al mismo tiempo que el público y están tan obsesionados con el objetivo final de ganar el concurso que no ven las soluciones alternativas.

      Eliminar
  2. Yo lo que ví ayer fue que el jurado llegó con ganas de sangre, de sangre de Jose David, concretamente.

    La primera prueba tenía pinta de última oportunidad para Fabián, ¡que fue el que peor lo hizo! Al final ganó Juan Manuel, aunque Paco dijo de la manzana de Eva que era perfecta. Para mi que el que cambio la decisión final fue Jordi Roca.

    Luego llegó la segunda prueba, Eva, nerviosa ya en la primera, fue a peor y cometió errores a mansalva (quemar la salsa, estropear el pescado, poca higiene) y se autoexcluyó. A Fabian le tuvieron que empujar casi, porque no llegaba a tiempo. Jose David y Eva quemaron la base de la tarta. Al rescatarla Eva se la cargó más aún con la sal. José David la salvó. El público les alabó a todos.
    Empatados según el jurado (JD y Fabián), veamos el criterio de los jueces para elegir, "por evolución, actitud receptiva, por hacer caso del jurado, por humildad y esfuerzo en mejorar" > blanco y en botella, Fabián.

    Tercera prueba. JD vs Eva, obligados a cocinar con pocos ingredientes y de dificil combinación.

    JD hizo un arroz con el pollo, Paco le dijo que el arroz estaba bien, pero que le faltaban algunos ingredientes "sencillez, humildad". ¡Toma argumento gastronómico! Hasta Eva puso cara de "se está pasando". Samantha dijo que el arroz lo hacía ella en cinco minutos, Jejeje..... Jordi: "el plato dice poco, quieres mostrar más de lo que eres". JD reconoce que es un plato muy sencillo y rin riesgo.

    Eva hizo un pastiche que el jurado probó sin ganas. Jordi "falta idea, demasiadas cosas sin sentido". Samantha "estás descolocada". Eva reconoce que es un plato muy sencillo y que lo hizo sin pensar y se le escapan las lágrimas. Paco "El plato tiene muchos defectos. Esas lagrimas no me afectan".

    ¿Pero qué querían que hicieran sin dejarles elegir ingredientes?
    Empatados según el jurado (JD y Eva), veamos el criterio de los jueces para elegir. "Dudo mucho que el jurado pueda resolver a través de vuestra creaciones" había predicho Jordi, lo que de nuevo adelantaba el resultado. Por "trayectoria, actitud y evolución" > Eva.

    Uno de los fuertes de MasterChef era el jurado. Pero ya son varios programas que llegan con un plan predefinido, osea un objetivo en la mirilla (Cerezo, Maribel y ahora Jose David) y no cejan hasta liquidarlo. Ayer más que nunca, de hecho se les vio el plumero más de lo debido, como cuando machacaron a JD antes de haber ni visto el plato de Eva o anticiparon el resultado con sus comentarios. Particularmente Jordi tenía a JD enfilado.

    Así que hete aquí que tenemos a mister postre en la final en vez de a JD, con lo que la emoción se resiente y el resultado está más claro que nunca.
    Una reflexión, ¿si los finalistas reciben como premio la formación? ¿cómo va a compaginar eso con ser responsable de cocina de un hotel en la Riviera Maya ? Por cierto, ¿Vosotros veis a Fabian en ese papel? jajaja... No, si al final llamarán a JD.

    ¿Sabíais que el premio de formación de los finalistas no es uniforme?: "El ganador del concurso recibirá una beca para cursar el Grand Diplôme, el programa más completo de Le Cordon Bleu. Además, el segundo y tercer clasificado obtendrán becas de la Escuela para cursar un Diploma de Cocina y un Certificado en Fundamentos de Cocina Española, respectivamente."

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente contigo, para mi los 3 finalistas son los que más se lo merecen, Fabián es un crío y ya aprenderá y madurará, en cambio, JD lo sabía todo..Eva ayer muy mal, por nervios y por actitud, tuvo algunos gestos que no....como siempre mi favorito Juan Manuel.
    Gracias por tu currada crónica Javier!

    ResponderEliminar
  4. Eso, eso, JD a los leones, como pedía el pueblo con los pulgares para abajo.
    Se pasaron con él, le dieron hasta en el carnet de identidad.
    Espero que un día consiga una estrella Michelín y les pueda llamar de tú. Creo que puede hacerlo y sin el premio del programa.

    ResponderEliminar
  5. José David se merecía la humillación de ser eliminado a las puertas de la final. Por prepotente y creído. No fue una eliminación, fue toda una lección por parte del jurado. Pero este chico es taaaaan tonto que seguro que no lo aprende. La técnica sin pasión y sin sabor es un esfuerzo inútil. Y para ser grande en algo, antes has de ser una gran persona. Dudo mucho que JD llegue algún día a ostentar una estrella Michelin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. completamente de acuerdo contigo!

      Eliminar
  6. Estoy completamente de acuerdo con Anonymous. En tus dos mensajes. Los suscribo punto por punto.

    ¿Para qué cocinamos ayer? debió pensar JD. Si en las dos pruebas, en las que por los comentarios que se vieron en TV a mí me parecía claro que JD lo había hecho mejor, los jueces decretaron empate y dejaron pasar al que no era JD, y no por méritos relacionados con los platos, dejándole recaditos no culinarios.

    Hicieron efectivamente sangre, mucha sangre.

    Se enfadó/frustró JD cuando dijeron todo eso con lo de Fabián. Por falta de humildad¿??? Lo entiendo perfectamente. Parece que hasta fueron crueles al recapitular los méritos de uno y otro porque parecía que JD iba a ser el mejor. Excepto el postre, todo mejor. Y el postre, lo salvó. Pero Fabián tuvo más defectos en general salvo en el postre, por no hablar de que necesitó un empujón del jurado, y eso en otras ocasiones lo ha enviado a la prueba de eliminación.
    Pues no, empate, y por humildad y no sé qué más, Fabián. Toma ya!

    El truco era claro: si JD tiene opción de ser mejor, decretamos empate y solucionamos por méritos no culinarios. No? pues vamos a la última prueba.

    Para qué fueron a deliberar en la última prueba? De verdad, podían haber hecho como con Fabián, directos. Pero... no había empate, no era posible, porque tenían que elegir entre un plato correcto y ¡"más sabroso"! (JD, quién te ve) y una cosa que preparó Eva con multitud de defectos, y que ya se veía en la calle.

    Claro, pero no podemos echar a Eva, así que tenemos que deliberar para elegir la forma de reenfocar esto para echar a JD. Y sí, estoy seguro de que sólo nos mostraron una parte, pero Jordi ya dijo eso de "Dudo mucho que el jurado pueda resolver a través de vuestra creaciones". Porque sabían que si era por plato, se iba Eva, y este programa era una caza.

    ¿y los asustados que estaban en el jurado cuando veían que a Eva le iba mal?

    Pero lo de ayer, me pareció una falta de respeto total a los espectadores que valorábamos la confección de los platos. Y el jurado ha quedado en evidencia.

    Creo que JM y Eva merecían estar en la final por delante de JD por méritos acumulados, pero no Fabían, y ayer creo que JD fue el mejor en las dos últimas pruebas y aún así se fue a casa.

    ResponderEliminar
  7. Yo aún estoy digeriendo el programa y eso que acabé de verlo a las 4.30 de la tarde de hoy. Me alegro que se haya ido JD, no me gustaba, era prepotente y pagado de sí mismo, pero para ser sinceros, no creo que el Maleni haya hecho méritos para estar ahí. Sinceramente no ha dado una ni en su especialidad, que son los postres.
    Yo ya dije la semana pasada que a Jordi le repateaba que JD no diese los nombres de los cocineros en los que inspiraba sus platos. Y en el programa de la semana pasada Jordi hizo un comentario en un tono y forma que dejó ver que no le iban a dejar ganar Máster Chef sólo por eso. De todas formas siempre se van cabizbajos y luego nos enteramos que van a hacer prácticas aquí y allá. Seguro que a JD lo encoloman al Sergi Arola, que son tal para cual. Upps, no, que le acaban de precintar el garito. De todas formas me hace también un poco de gracia que exijan tanta humildad por parte de los aspirantes cuando los chefs, grandes o pequeños, no es que expiren humildad por todos sus poros. Sí, hay excepciones de grandes cocineros muy humildes ellos. Pero he visto a chefs en medio de un servicio, y sueltan unos improperios que dan tembleque hasta a quien no está bajo sus órdenes. Me gustaría también poder decirle un par de cosillas a Pepe y Jordi a ese respecto.
    En cuanto a quien se va a la Riviera Maya, seguro que Eva, porque doy por sentado que ganará JM. Al malenito lo mandarán con el Asher no-me-acuerdo-del-apellido, MC inglés, que parece que se ha comido una caja de limones, allá a la Gran Bretaña. Que es lo que le pega más al Malenito, teniendo en cuenta de que ha de estar a cargo de alguien y no demasiado lejos por su edad. Que no sólo cuenta el quehacer, sino también los espolones que uno tenga.
    Estoy un poco de acuerdo con un comentario anterior sobre que se vio por dónde iban los tiros en el programa de ayer. Y que le han dado el pase injustamente a Fabián, que tampoco es que haya hecho los méritos del siglo. A Eva como que quisieron clavarle un poco la puntilla, no sé, tanto fijarse en según qué cosas, y verla tan atacada. En cuanto la prueba final creo que con el carácter que tengo les hubiera soltado un: y qué queríais que hiciese con unos ingredientes que no había forma de pegarlos ni con cola? Pero si parecían cogidos al tun-tún y con saña!
    En fin, que estoy deseando ver por dónde nos sale la productora del programa la semana que viene. Aunque voy a echar mucho de menos este rincón... por favor!! prométenos que abrirás posts para MC II... pooooooooooorfiiiiiiiiiiiiis :)

    ResponderEliminar
  8. Lo primero que tengo que soltar es que ¡¡¡¡me encanta el postre de Jordi Roca!!!! Igual es archiconocidísimo en el mundillo de la alta cocina, pero como la mía es de andar por casa, me ha parecido genial la idea de destilar la quintaesencia de la manzana de feria y convertir un dulce tan atractivo como pesado y rompedientes en una creación que se queda con lo mejor de la estética y la combinación de sabores; a todo eso hay que añadir que siempre me han fascinado los sopladores de vidrio y los reflejos del vidiro rojo me resultan casi hipnóticos.

    Así que me pasé la prueba de presión embobada con la pasta de caramelo (incluso con los "micropenes" y "boniatos") y babeando al imaginar lo rico que tenía que estar el postre (y lo poco que se merecía que Pepe se lo engullera con su depurado estilo). Aun así, no me pasaron inadvertidos los amplios gestos de trabajador de fundición que hacía JM para enfriar su segunda manzana, que me dejaron francamente intrigada. A Mastercrudo suelo perdonarle casi todo porque opino que sus defectos se pasan con la edad y la experiencia, pero lo de dejar la manzana medio soplada bajo la lámpara es imperdonable, lo siento. Y JD, pues casi me daba pena; está claro que cuando hay que poner la técnica al servicio del plato es más torpe de lo que quiere aparentar, y mucho menos cuando se le saca de las contadas técnicas "vanguardistas" que domina (y que aplica con cualquier pretexto).

    En cuanto a la segunda prueba, yo creo que a Eva también le había echado sal al café del desayuno o algo así, porque estaba atacada perdida; algo pasaba ahí, aunque no se reflejara en el montaje. Y desde luego, lo de las tartas ya era motivo suficiente para que Fabián ganara la prueba, aunque fuera por descalificación de sus rivales. Por cierto, otra vez una ocasión perdida de hacer una cata a ciegas; seguro que los comensales habían sacado más defectos y hubiesen sido menos magnánimos con platos "anónimos". Y el berrinche de JD tan indisimulable como la tirria que le tiene el jurado; aunque hay que reconocer que ha hecho esfuerzos por contener el llanto, aunque creo que, precisamente esta vez, hubiese estado más que justificado.

    La última prueba creo que fue injusta: si el jurado esperaba un plato de "final de Masterchef" tenía que haber dado un tiempo acorde, dos horas por lo menos. En una hora no te da tiempo casi ni a limpiar ese lenguadazo, ni mucho menos a imaginar un plato digno de tal ocasión, que yo creo que es lo realmente difícil.

    Y después de ver cómo ha llegado Fabián a la final, ya me creo hasta que gane el concurso a base de potra, o de mala suerte de los rivales, según cómo se mire. Suspense garantizado hasta el final, incluido de que cuál será el próximo participante profesional al que le descubran algún pufo fiscal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu comentario, y lo suscribo al 100%, me he reido mucho leyéndolo.

      Eliminar
    2. Ay, pues muchas gracias. Me he releído la crónica ya terminada y aún sigo riéndome con los pies de foto: muy bien elegidas las imágenes y muy acertados los comentarios.

      Y me acabo de acordar de otro detalle: cuando Fabián desmolda la supertarta Tatin, lo hace volcando el molde sobre el plato, en lugar de tapar el molde con el plato al revés y luego darle la vuelta, que es el sistema tradicional por ser también el más seguro. ¿Serían, una vez, más los nervios o es que realmente tiene menos base de lo pensábamos? Porque ese truco lo aprendí yo en párvulos haciendo con mi abuela flan chino El Mandarín... Si no hubiese volcado el molde, seguramente no se habrían caído los cachitos de manzana y habría quedado aún más "limpia" y lucida.

      Eliminar
    3. Pues según Ferrán Adrià (@Ferran_adria_nw): "Ferrán Adrià en la final de #Masterchef12, martes 2 de julio, el que gane irá directamente de investigador culinario a El Bulli Foundation"

      Eliminar
  9. Para mi el resumen de ayer es que a JD le dieron un tartazo. Porque fue la tarta Tatin la culpable de que se fuera. Los salados los clavó, pero lo de la tarta fue un cagadón como un piano de grande. Un fallo que te elimina. Sin embargo Fabián cumplió a secas con todo lo salado y bordó la tarta. Fabián está en la final no por méritos propios si no por deméritos de terceros. Y esa es su única posibilidad de ganar, que Eva y Juan Manuel la pifien en la final y él saque su 5 raspado y un sobresaliente en los postres. Ayer si Fabián no llega a ganar en el teatro no hubiera tenido ni la más minima oportunidad frente a Eva.

    En cuanto a la prueba de eliminación me gustaría saber qué se os hubiera ocurrido a vosotros ayer con esos ingredientes. Madre mía. Ya quisiera ver yo a Samantha tratando de hacer algo presentable en 60 minutos con todo ese batiburrillo.
    A mi se me ocurrió sobre la marcha que una crema de lentejas gordita, estilo hummus, crujiente de puerros y el picantón con naranja podría ser una opción que no diese mucho cante, pero vamos que poco juego daba la cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coño, pues tu propuesta suena cojonuda. A mi me extrañó que ninguno optara por el lenguado

      Eliminar
    2. El lenguado a mí me tentaba mucho, pero daba un poco de miedo, que si no sabes limpiarlo (que yo no sé, ya me encargo de buscar pescaderos serviciales) lo desgracias y te quedas sin plato. Yo hubiese echo algo alrededor del azafrán, que si algo de bueno tiene el programa es que puedes usar ingredientes de primera que se ponen en las casas para comer todos los días (como mucho, en Navidad y gracias). Un "algo" al azafrán, incluso un dulce, porque me encantan los contrastes de sabores, las propuestas con ingredientes sencillos, elaboraciones simples, pero ese toque inesperado que aporta el efecto sorpresa y la nota diferencadora.

      Tengo que repasar la lista de ingredientes y meditar, que soy de reacciones lentas (por eso me parece esacasísima una hora, y llevo toooodo el concurso sufriendo con los tres minutos para coger ingredientes; a mí me dicen eso y me siento directamente en el suelo a llorar).

      Eliminar
    3. Fe de erratas: quería decir "ingredientes que NO se ponen en las casas...".

      Eliminar
  10. Pues a mi me encantó el programa de ayer. Decis que en la segunda prueba desecharon a Jose David solo por un plato pero lo mismo le pasó a Fabian, le desecharon solo porque la forma de la manzana era horrorosa (el resto, la componta,etc estaba bien). Además, no me parece para nada que Fabian fuera más ayudado, al fin y al cabo a quien le estuvieron salvando en cada momento fue a Eva (que si se te quema esto, que si se te queda crudo aquello) y también a JD (que recuerdo que no solo le salvaron el postre, también Jordi en un momento le avisó de que se le quemaba un plato que creía suyo aunque luego fuera de Eva y de que se le quedaron crudas las alcachofas) pero claro, a veces, viene bien escuchar a quien tiene unas cuantas estrellas michelin más que tú. Por otro lado, los platos de Fabian no tenían ningún fallo, naa que nadie destacara como malo, tla vez no fueran excelentes pero desde luego le ayuda trabajar desde la tranquilidad. La verdad es que me gustó que pasara Fabian por dos razones: la primera es que le creía fuera después de la chapuza de forma (o no forma) que le dió a la manzana (reconozco que por un error suyo) y la segunda ver la cara de JD, demonstró lo que era porque al fin y al cabo ya dijo antes de empezar que la cosa estaba entre él y Eva.
    En la últiam prueba si que me pareció un poco evidente que se empeñaron en echar a JD porque admitamos que su plato era una cutrez, vamos arroz con pollo, disfrazarlo de lo que querais pero eso es arroz con pollo del que me hago yo en 10 minutos (como bien dijo Samantha)eso si, en la sarten y sin, maquinas de moderno. Pero como decía a pesar de ser más cutre que los platos de Maribel (prefiero su tortilla) al menos se podía comer cosa que no aseguraría del plato de Eva (sigo sin ver yo esa mezccla de lentejas con cerezas, que asco.
    Pero bueno a pesar de que la última decisión tal vez no fue del todo justa en el orden gastronómico me parece que lo fue en lo que se refiere a ser un chef. Un chef tiene que tener dos cosas y sólo dos: técnica y pasión y a ver si adivinais cuál de las dos se puede aprender, pues si señores, la técnica no tiene más que ir a una escuela de cocina pero la pasión y el alma por la cocina, con eso se nace y JD nunca lo ha tenido. Además yo que soy de creer en el karma (bueno, cuando me conviene)lo de ayer me pareció mas que justo, despues de tantos programas insultando y faltando al respeto a sus compañeros y creyendose algo que no es ya era hora de que alguien hiciera lo mismo por él, quien humilla se merece recibir humillación y eso fue lo que recibió ayer JD, humillación, justicia y un poco de su propia medicina.

    ResponderEliminar
  11. No aguantaron la presión y uno se agarró como un náufrago a su tabla de arroz y otra se quedó sin ideas. Sugerencias: Lenguado con cuscús de arroz(hecho con molinillo) o falafel de lentejas con medallón de pollo. Y de postre una peineta a los guionistas y a los chefs por los ingredientes de la encerrona. ¡Ah! y a los dos les ponía a dieta cocinando durante un mes con los mismos ingredientes. Si se apuntaban los chefs y o los guionistas al menú sería como la caja misteriosa.

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe