Corvina al horno

miércoles, agosto 28, 2013

Hoy vamos a preparar un delicioso pescado al horno, dos corvinas fresquísimas que además no son dos corvinas cualquiera, son corvinas con una historia...


Para el que no conozca la peculiar situación geográfica de la ciudad de Cádiz, decir que su casco urbano ocupa la totalidad de una península. Por la parte interior, esta península delimita la Bahía de Cádiz, donde se asoman pueblos como San Fernando, Puerto Real o El Puerto de Santa María. Por la parte exterior, Cádiz tiene varios kilómetros de una fantástica playa urbana que mira al Atlántico.

Cádiz, a vista de pájaro

Allí donde termina el casco urbano de la ciudad, empieza el brazo que la une a tierra, y también empiezan cuatro kilómetros de playa semi-salvaje, la playa de Cortadura.

Pues en esta playa de Cortadura suelen aparecer muchos aficionados a la pesca deportiva en kayak, que traen lo  que hayan capturado en la mañana. Hace unos días le compré a uno de ellos dos corvinas recién pescadas, allí mismo en la playa, algo más de 2 kilos y medio, 22 euros. Pescados impresionantes, rígidos y con los ojos tan brillantes que parecían que te miraban. Un manjar único a un precio más que razonable (es difícil encontrar corvina salvaje fresca en el mercado por menos de 15 € el kilo).

Así que, como estaba de visita mi familia gallega, qué mejor ocasión para preparar estos pescados en el horno con una buena guarnición y dejar a todo el mundo chupándose los dedos...


INGREDIENTES (Para 8-10 personas)
  • 2 corvinas de entre un kilo y kilo y medio cada una
  • 1 kg de patatas
  • 2 pimientos
  • Media cebolla
  • 2 tomates
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • 1 vaso de vino blanco (yo uso fino de Montilla)
  • AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • Aceite de girasol para freír
  • Sal
  • Pimienta


PREPARACIÓN

1. Limpiar el pescado. Para ello efectuamos un corte longitudinal en el vientre del animal desde el orificio anal hasta las branquias. Extraemos todas las vísceras y los arcos branquiales y, bajo el chorro de agua, limpiamos bien la sangre que está junto a la espina dorsal.

2. Descamar el pescado. Con un cuchillo grande vamos raspando a contraescama (de la cola a la cabeza) toda la piel del pescado, lo haremos con movimientos cortos y suaves sobre el fregadero, si no queremos llenar la cocina entera de escamas. Es un proceso laborioso pero no difícil. Una vez terminado, volvemos a enjuagar bien las piezas por fuera y por dentro.


3. Pelamos las patatas y las cortamos en láminas de medio a un cm de grosor. Las freímos en abundante aceite de girasol caliente. El objetivo no es hacerlas del todo, sino empezar a cocinarlas ya que el tiempo de horno para el pescado no es suficiente para las patatas. Además, de este modo absorben mucho mejor los sabores. Colocamos las patatas ya fritas en una fuente de horno cubriendo toda la superficie.


4. Cortamos los pimientos en tiras y las cebollas en gajos. Freímos en el mismo aceite de las patatas. A mi me gusta usar el aceite de girasol para freír porque no marca tanto el sabor como el de oliva. Colocamos los pimientos y cebollas sobre las patatas como caigan.


5. Cortamos los tomates en rodajas y los colocamos sobre el lecho de patatas, pimientos y cebolla. Salpimentamos todo al gusto y le añadimos el vino blanco bien distribuido por todas partes.


6. En un mortero preparamos un majado con los dientes de ajo, una buena cantidad de perejil fresco, sal y pimienta. Lo trabajamos bien y cuando ya esté listo le añadimos un buen chorro de AOVE y mezclamos bien. Con este mejunje, usando una brocha de cocina, pintamos toda la superficie del pescado, por arriba y por abajo y todo el hueco donde estaban las vísceras. Colocamos los pescados en la bandeja del horno.


7. Precalentamos el horno a 180 grados Celsius con el aire puesto (si lo tiene) e introducimos la bandeja durante unos 35 minutos. Este tiempo puede variar dependiendo del grosor del pescado y las peculiaridades de tu horno (ya sabemos que cada horno es distinto), por lo que debemos fijarnos en que la carne del pescado se pueda separar de la espina con facilidad para saber que ya está hecho.




COMENTARIOS

La corvina es un pescado blanco muy abundante en el Atlántico andaluz. Su tamaño es muy variable, pudiendo oscilar entre algo menos de 1 kg y 50 kg. Se alimenta principalmente de pequeños peces, crustáceos y moluscos.

Es un pescado muy apreciado en gastronomía por que tiene una carne compacta y sabrosa y admite muchos tipos de preparación. Su contenido en grasas es bajo, apenas un 2%, sin embargo, su contenido en Omega-3, proteínas de alto valor biológico, fósforo, calcio y hierro es bastante destacable.

El resultado fue fantástico, el pescado vino precedido de un delicioso gazpacho y todo el mundo quedó satisfecho con el conjunto.

La corvina tiene un gusto delicado y sabroso, potenciado por el majado de ajo y perejil. La cama de patatas y hortalizas absorbió todo el sabor del pescado y casi se puede decir que estaba mejor incluso que el propio pescado.

Desde el punto de vista nutricional es un plato muy completo, en especial si lo combinamos con una buena ensalada o un gazpacho, como fue el caso.

El aporte energético de una ración de esta corvina al horno está en torno a las 450 Kcal y su coste es de unos 3,50 € por ración.


VUESTRAS FOTOS 

Desde Buenos Aires (Argentina), nuestro amigo Mario Aguirre (más conocido como Marius Solari Rossi en el mundo gourmet), ha preparado su versión de esta corvina al horno para convidar a los amigos en domingo. Gracias Mario!!!!

Foto 08



ENLACES RELACIONADOS

También te gustará

19 Comentarios

  1. Nunca he comido corvina, pero seguro que tu familia se chupó los dedos porque estoy por chupármelos yo sólo viendo las fotos. Se ve un plata fantástico! En casa somos muy aficionados al pescado al horno.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí es bastante común, en la plaza es fácil enontrarlos de acuicultura o salvajes, pero mucho más grandes (de más de 15 kg). Estas piezas más pequeñas y tan frescas son una auténtica joya

      Eliminar
    2. Hola,
      Nunca he comido este pescado, poco voy a tardar para ir a comprar y hacer, solo mente de ver las fotos ya me hace boca agua,saludos desde barcelona.

      Eliminar
  2. Bueno, bueno, me he puesto a leer esta entrada y cuando he llegado al paso 6 ya estaba, sin darme cuenta, de pie frente al ordenador en señal de respeto y admiración hacia la corvina, la cama de verduras, el majado de aceite y perejil, las playas de Cádiz y la madre que parió al cocinero! Una receta clásica con aspecto de diez y medio. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, aquí se ha juntado la suerte y muuuucha hambre. Un saludo

      Eliminar
  3. Comparto en Facebook

    ResponderEliminar
  4. Soy aficionado al Surfcasting, la noche del sábado capturé una espléndida Corvina de 5,5 Kg, y 80 Cm.
    Buscando una receta he dado con esta que me parece estupenda, y además está hecha con pescado salvaje, la diferencia es como comer jamón blanco y pata negra, una pasada.
    no sé si por aquí puedo plantear mi duda sobre el tiempo, o basta con observar que se despegue de forma fácil la espina.
    Una receta que va estar de rechupete, gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, lo primero felicitarte por tu fantástica captura, tiene que ser una sensación increible hacerse con un bicho así. Coincido contigo en el tema del sabor, no tiene nada que ver la corvina salvaje con la "doméstica". Sobre la duda del tiempo que planteas, si el pescado es tan grande (y grueso), yo bajaría a 170 o 160 grados porque a 180 corres riesgo de chamuscarlo por fuera sin hacerlo por dentro. Por lo demás, hazle sus rajas correspondientes y úsalas para comprobar si la carne se separa bien de la espina. Un saludo

      Eliminar
  5. Hola Javi,excelente receta. Ahora no cocino, pero si lo hiciera no dudaria en hacerla mañana. Yo le hago la raja longitudinal y le meto una rodaja de limon, aparte de espolvorear el pescado por encima con pan rallado y pimenton.Que tengas buenas vacaciones.

    ResponderEliminar
  6. La hice y quedo deliciosa,excelente receta!!
    Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  7. Hola Amigo Javi! Soy Mario Aguirre (a.k.a. Marius Solari Rossi, nombre "gourmet"), de Buenos Aires, Argentina. Tomo prestada tu receta, con derechos de autor reconocidos, y me mando a hacer este domingo una espectacular corvina a tu estilo (espero que me salga tan espectacular como se ven las tuyas en las fotos). Abrazo, y después te cuento!

    ResponderEliminar
  8. Hola Javi! Mi corvina: http://mariussolarirossi.wordpress.com/2014/09/28/corvina-estilo-cadiz/

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Mario por la mención, te ha quedado estupenda, espero que disfrutarais de una velada estupenda.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, amigo Javi! En verdad, una gran receta la tuya, que disfrutamos todos en casa. Buen fin de semana!

      Eliminar
  10. Javi eres un crac. Yo aquí en la Barrosa preparando corvina gaditana muchos besos y con ganas de verte

    ResponderEliminar
  11. Hola el otro día compré corvina de vivero en el súper la preparé a la plancha mitad y mitad cola y lomo como dicen por aquí y la verdad es que me supo muy muy buena poco hecha con un poco de sal y mahonesa para acompañar en el plato no me esperaba que fuera tan buena es similar a un pescado de roca como un rape repetiré seguro.

    ResponderEliminar
  12. que deliciosa preparacion asi como explicas es facil prepararlo para uno mismo. comparto Recetas de Cocina un sitio con con buenos consejos como preparar comidas internacionales, tecnicas de cocina al vacio, etc.

    ResponderEliminar
  13. que delicia y facil de hacer. Gracias por la receta :)

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe