Cocinar con niños 4: Huesito gigante

jueves, septiembre 12, 2013

Hoy hemos pretendido hacer realidad el sueño de muchos niños, e incluso, por qué no decirlo, el de muchos adultos.

¿Por qué son tan chicos los huesitos? ¿Quién no ha terminado alguna vez una de estas golosinas con ganas de seguir hasta acabar con el paquete entero? Si estás en ese caso, esta es tu receta, un huesito "King size" para que no te quedes con las ganas...


El que siga la serie "Cocinar con niños" se habrá dado cuenta de que a mi hija Manuela, como a la mayoría de los niños, le vuelve loca el chocolate. Con la receta de hoy puedo decir que he completado la primera fase de mi proyecto de engancharla a la cocina. A partir de ahora, viene lo más difícil, conseguir que se implique en otras recetas que no sean tan atractivas como esta y que aprenda a distinguir y apreciar lo que se consigue usando distintas técnicas culinarias.
La idea de hacer esta receta se la debo a mi compañero Emilio, gran pintor (echad un vistazo a su blog "La Cueva de Paliano") y mejor persona, que hace unos días me comentó la existencia de una tarta muy sencillita de hacer y con todo el sabor de los huesitos de toda la vida.

Efectivamente, un breve rastreo por internet me sirvió para descubrir miles de recetas de una tarta hecha solamente de obleas redondas y nutella. Por aquello de no repetir demasiado, yo he hecho mi propia versión, igualmente fácil, pero centrada en imitar no sólo el sabor sino también el aspecto de los huesitos. Como siempre, he contado con la colaboración de mi pequeña masterchef, Manuela, que ha disfrutado muchísimo haciéndola y sobre todo, rebañando chocolate de aquí y de allá.



INGREDIENTES (Para 8 raciones)
  • 200 gramos de Nutella (o cualquier otra marca de crema al cacao con avellanas, yo he usado la de marca Carrefour)
  • 2 paquetes (70 gramos) de barquillos cuadrados de los que se usan para los cortes de helado
  • 100 gramos de chocolate de cobertura (yo lo he usado negro del 74% de cacao por que me gusta más)
  • 1 huesito para decorar


PREPARACIÓN

1. Colocamos una fila de cuatro barquillos untados por encima con crema al cacao con avellanas como base. No pongas mucha cantidad de crema porque multiplica las calorías y no es necesario para conseguir el "efecto huesito".

2. Coloca sobre ella una segunda fila, pero hazlo como se ponen los ladrillos, con un salto de media galleta respecto a la fila anterior, en los laterales tendrás que poner medias galletas en vez de galletas enteras. Con esto conseguiremos que nuestro huesito quede unificado estructuralmente y sea mucho más fácil de decorar y manipular.


3. Seguimos alternando filas de este modo hasta completar un total de 9 filas. El aspecto que debe tener nuestro huesito en este momento es este.


4. Ponemos el chocolate en un recipiente para microondas y lo vamos fundiendo a baja potencia, parándolo cada pocos segundos para remover y que se distribuya bien el calor. Cuando tenga una textura manejable, ya podemos cubrir nuestro huesito.


5. Empezamos por la parte de arriba. Extendemos bien el chocolate, para que cubra pero sin que quede una capa muy gruesa. Después vamos cubriendo los bordes hasta que queden totalmente tapados los barquillos.

6. Metemos en el frigorífico durante una hora al menos para que fragüe bien el chocolate.

7. Colocamos sobre nuestro gran huesito uno pequeño de los de verdad cortado en dos trozos como elemento decorativo.




COMENTARIOS

Y efectivamente Emilio tenía razón. El resultado es delicioso, un auténtico vicio, con un sabor idéntico al de los huesitos de siempre, potenciado por la intensidad del chocolate negro de la cobertura exterior.

Este es el corte de nuestro super-huesito

Como siempre, recordaros que es muy importante que los niños participen activamente en la realización de la receta, que la sientan como una creación suya y que se disfrute luego en familia.

Manuela cuadra la última fila de galletas

Como ya sabemos que esto es un exceso, limitaré el habitual análisis nutricional a decir que comamos porciones pequeñas (salen ocho raciones de media galleta), ya que cada una de ellas aporta al organismo unas 270 Kcal. Por el precio no debemos preocuparnos porque cada trozo cuesta aproximadamente unos 0,35 €, en proporción, más barato que los huesitos comerciales.



OTROS ENLACES QUE QUIZÁS TE INTERESEN

  • Cocinar con niños 1: Magdalenas de chocolate ilustradas
  • Cocinar con niños 2: Cookies con pepitas de chocolate
  • Cocinar con niños 3: Bizcocho de mármol estrellado
  • También te gustará

    10 Comentarios

    1. No puedo parar con éste delicioso pastel, a tu salud y a la salud de los tuyos.

      ResponderEliminar
    2. Hola, enhorabuena por tu blog. Yo también soy usuario bloger y he montado un pequeño manual para poder tener tu propio nombre .com en esta estupenda plataforma. De esa manera tu blog será más accesible y tendrá mayor difusión, te lo dejo en el siguiente enlace.

      http://congiguroblogs.blogspot.com.es/2013/09/configura-tu-blog-tu-propia-direccion.html

      Un saludo, espero no haber molestado y sigue así que merece la pena.

      ResponderEliminar
    3. Anda!! mi sueño cuando era niña... un huesito muyyyy grande!!! :)
      Si lo que no se invente uno para satisfacer a los niños!!
      besos y feliz fin de semana

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. En realidad no es para satisfacer a los niños...

        Eliminar
    4. Me gusta la idea. A ver si me pongo con la mía, de 6 años, que seguro que disfruta untando la crema de cacao y comiéndolo ¡por supuesto!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Te aseguro que disfrutará muchísimo y además, está más bueno que los huesitos

        Eliminar
    5. Hola, cuando he visto lo de el Superhuesitos ya me he empezado a relamer. No sé si conoces la lucha que están llevando los trabajadores de la empresa Mondelez (multinacional que ahora fabrica los Huesitos) en la localidad de Ateca (Zaragoza). La empresa pretende cerrar la planta, deslocalizando la producción, y llevando fuera la fabricación. Esto podría suponer el fin del pueblo (tiene unos 2.000 habitantes, y trabajan en la planta unos 200 empleados). El origen de la planta se remonta al siglo XIX, cuando un industrial llamado de apellido Hueso,junto con otros socios, fundó una fábrica de chocolate, llevando mas de 150 años en Ateca; historia que la multinacional Mondelez (cuya matriz es Kraft) pretende cargarse de un plumazo. Por todo ello existe una campaña de apoyo al grito "Ateca es chocolate". Ahora se está en conversaciones con la empresa Chocolates Valor, que parece puede estar interesada en adquirir una parte de la empresa (pueden salvarse apenas unos 40 puestos de trabajo). En fin creo que es importante conocer esta historia, relacionada con uno de los dulces más entrañables de nuestra infancia: los huesitos

      ResponderEliminar
    6. Perdón por haber tardado tanto en responderte. A raíz de tu comentario he investigado algo sobre el tema y creo que el asunto merece una entrada entera próximamente. Da mucha pena ver como los intereses comerciales acaban con todo sin atisbo de emotividad alguna. La historia de Ateca merece ser contada, así lo haremos.
      Un saludo y muchas gracias por tu opinión.

      ResponderEliminar

    Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
    Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

    Subscribe