Top Chef 4.1: Elegí un mal día para ponerme a cocinar

jueves, febrero 23, 2017

Eso debió de pensar Eva, la más joven candidata de este año, a medida que avanzaban las distintas pruebas del programa de ayer, y la verdad es que me sorprendió su eliminación, porque aunaba en un mismo personaje dos de los roles más golosos para el programa, el de joven talentosa y el de guapa oficial.

Eso si, lágrimas no faltaron

En la primera prueba ni siquiera cocinó, perdió su derecho a luchar por la inmunidad antes de ponerse a los fogones; en la segunda, cayó en el equipo perdedor, donde su labor quedó oculta detrás del desmedido afán de protagonismo de Montoro, que no se jugaba nada; y en la tercera, pese a que hizo un plato bastante meritorio, los demás lo hicieron mejor y se tuvo que ir para casa.

Este primer show de la temporada me resultó bastante pesado, pero creo que al meno nos ha servido para ir perfilando un poco a los concursantes y sacar las primeras conclusiones. Parece que el nivel medio es bastante bueno y que se está intentando dar bastante protagonismo a la cocina, pero sigue habiendo elementos poco entendibles en un concurso donde supuestamente se busca la excelencia de profesionales.




PRUEBA DE PRESIÓN: UNA RULETA RUSA O CÓMO EMPEZAR CON MAL PIÉ

Después de las buenas sensaciones que tuvimos en el primer programa, la primera prueba resultó tremendamente decepcionante porque, lejos de premiar las virtudes como cocinero de uno u otro candidato, la inmunidad podía caer en manos de cualquiera que hubiera escogido por puro azar los ingredientes para una prueba que no se explicó bien desde el principio.

La picassiana exoresión de Susi no deja lugar a dudas, había gato encerrado

Me explico. Al comenzar la prueba, Chicote (o lo que va quedando de él) explica que la prueba consiste en hacer el plato que deseen, pero impone una limitación, solo podrán optar a la inmunidad aquellos 10 concursantes que salgan antes de la despensa con todos sus ingredientes. La entrada en la despensa se convierte en una batalla...

¿A donde iba Rakel?

... empujones, carreras, nervios, e incluso un despiste nada inocente de Flipadetti que no pudo resistir la tentación de levantarle un perifollo a Rakel (pero Rakel parece que sabe defenderse).

El hermano pampero de Oriol empezó a hacer de las suyas

De esta primera criba surgieron dos víctimas, muy merecidas, porque ni siquiera hubo lucha por las últimas plazas, Richard llegó trotando a su sitio sin presión alguna y finalmente Flipadetti tocó su timbre con el codo, señal de que no se veía muy exigido. Mientras tanto, María Rosa y Eva seguían en la despensa como si tuvieran todo el tiempo del mundo. Cuando se quisieron dar cuenta, estaban cómodamente sentadas delante de un plasma y sin opciones de inmunidad.

El sprint final de Richard ni encontró oposición alguna

Pero el detalle que convirtió la prueba en una ruleta rusa llegó después, cuando ya los concursantes tenían en la cabeza un determinado plato y en sus puestos unos determinados ingredientes. La sorpresa inesperada fue que el tiempo de la prueba lo marcaría el primero que terminara, a partir de ese momento, el resto solo tendría un minuto para emplatar. De repente, todos los que hubieran optado por elaboraciones sencillas o incluso productos crudos pasaron a ser los grandes favoritos, no por su mérito, sino por la suerte de haber coincidido a posteriori con las condiciones ideales para la prueba. ¿Qué hubiera pasado si uno de los aspirantes hace un huevo frito y el resto no hace nada en absoluto?.

De repente, el gazpacho de pepino y aguacate con moluscos de Montoro se convirtió en firme candidato al triunfo

Algunos concursantes optaron por reinventar su plato para reducir el tiempo, mientras que otros prefirieron seguir con sus planes iniciales, confiando en que todos dedicaran al menos 40 o 50 minutos a la elaboración.

Esta última opción fue la escogió Flipadetti que empezó a agrandar su leyenda (que sin duda se hará gigante en las próximas semanas) perpetrando un absurdo papel de rodaballo que debería de estar penado con años de cárcel y deportación inmediata (o ambas cosas) tratándose del producto del que se trata.

Flipadetti sonríe pensando en lo qué va a hacer con ese papel cuando acabe la grabación

El primero en terminar fue Manu, un tipo gallego algo taciturno que en sus gestos recuerda un poco a nuestro querido Niceto de la última edición. Lo hizo en apenas 26 minutos y eso descolocó a no pocos de sus rivales que acabaron emplatando cosas mucho menos elaboradas de lo que pensaban o incluso inexistentes.

¿Y qué hago yo ahora en un minuto?

La galería de los horrores empieza en esta ocasión por Rakel, la makarra oficial del programa, que presentó un bonito plato negro completamente vacío. Por ello se llevó una gran bronca de Roncero (que por lo demás, estuvo muy bien en las valoraciones de los platos), que le espetó que no era digno de Top Chef  presentar un plato vacío. Creo que la bronca era merecida pero matizable, porque el error de Rakel fue empeñarse en su idea inicial y no tener cintura para variarla, pensando que iba a tener más tiempo.

Rakel, a mi me ha sobrado papel, ¿tienes algo por ahí para pasar el mal trago?

Melisa y Flipadetti presentaron sendos truños, apenas un esbozo de los platos mucho más elaborados que pretendían presentar. Sorprendentemente, roncero fue muy benévolo con ellos y se ahorró comentarios desagradables.

Setas salteadas de Melissa, como las que venden congeladas en el Lidl

También salió bastante mal parado Julio, este extraño y enigmático personaje, extremadamente nervioso, optó por un plato sencillo, sardinas con aguacate, que resultó demasiado simple para Roncero. Él dejó en el aire una frase lapidaria que no le sirvió para mucho: "la humildad mueve montañas".

Creo que veremos mas veces el plato cenicero (con lamparón de aceite)

Marcano, Tomás y Víctor pasaron por la prueba sin pena ni gloria, con platos que requerían mucha más elaboración y que quedaron en el plato muy feotes e incompletos. en cualquier caso, los tres parecen tener buenas maneras y quizás pecaron de ingenuos en esta primera prueba.

Hay que ponerle nombre a este plato cuanto antes, lo de dentro, casi mejor olvidarlo

Las mejores críticas de Roncero se las llevó Richard, y sin embargo, por usar sabores ya conocidos y quizás menos originales, se quedó fuera de la batalla final por la inmunidad. El malagueño presentó una sardina marinada y soasada sobre un ajoblanco con fruta que debía de estar buenísimo, sin embargo, es cierto que eso es de todo menos original, fruta, ajoblanco y pescado o marisco  es una combinación ganadora (y sencilla) y fue la falta de riesgo lo dejó a las puertas del triunfo.

La minúscula ración que preparó Richard, se nota que opta a estrella michelín

La inmunidad finalmente se disputó entre Manu y Montoro. El gallego, según sus propias palabras, utilizó un producto de su tierra, el bonito, lo marinó en sal, lo puso sobre un puré de aguacate y lo aliño con un aguachile de manzana y unas pipas de tomate. Las críticas de Roncero no fueron tan buenas, le achacó que, pese a que había buena intención e interesantes matices, se le había ido la mano con la acidez.

Parece ser que a más de uno se le va la mano con el ácido

El gato al agua se lo llevó Montoro, el Chayanne de los fogones, al que hay que buscarle un apodo definitivo cuanto antes, porque cada vez que pronuncio ese apellido me entran escalofríos. Tuvo la suerte de planear una elaboración sencilla que pudo de terminar. Esta claro que este tipo, que presenta una formación impresionante (en el Bulli y con Martín Berasategui) y un currículum extraño como chef privado de un multimillonario ruso, tiene recursos y buenas maneras, pero también tiene un ego que le va a dar muchísimos problemas con sus compañeros.

El plato "churretón de pintura" fue la mejor aportación de Montoro al concurso

La victoria proporcionó a Montoro la inmunidad, y en el acto de entrega del brazalete, roncero prometió al eldense, nuevas ventajas que se revelarían en la prueba grupal.

Podrás arruinar el futuro de tu equipo por tu cabezonería, si te apetece


PRUEBA GRUPAL: SI EMPEZAMOS POR HAMBURGUESAS, ESTA GENTE ACABA FRIENDO CROQUETAS CONGELADAS

Si la primera prueba exigía, además de altas dosis de suerte en la elección de los elementos, capacidad de adaptación y creatividad, la segunda, lo único que pedía era acierto en la elección del plato, un poco de organización y muchísima prisa. Sinceramente me motiva muy poco ver a estos proyectos de grandes cocineros preparando hamburguesas y albóndigas, aunque les pongan tres toneladas de foie y salsa hochimín o como se llame (que por cierto, últimamente los baos, el kimchi y la salsa hoisin parece que las regalan, porque no hay sitio medio modernito donde no te los pongan por castigo).

Rentabilizando el dron en el circuito del Jarama

Como veis en la bonita imagen cenital de arriba, la prueba se desarrolló en el circuito del Jarama, otrora escenario de grandes eventos del motor. Tras la típicas escenas de la llegada de los concursantes al lugar, llegó el momento de formar los equipos y elegir capitanes, dos de las supuestas ventajas que tenía el ganador de la prueba anterior.

Montoro optó por integrarse él mismo en un equipo con la gente que consideraba más afín, es decir, Manu, Eva, Raquel, Tomás y Julio, Además, se nombró a sí mismo jefe del equipo, y si hubiera podido nombrarse niño en el bautizo o incluso muerto en el entierro, no dudéis que lo hubiera hecho. A la larga, la decisión se demostró errónea, porque hacer a todo un equipo que se está jugando su permanencia en el progama, pasar por el aro de una persona que no se juega nada pone al programa el desenlace en bandeja (más que nada para crear mal rollito).

Los primeros problemas surgieron con el pañuelo

El equipo rival, que lucí pañuelo gris, quedó conformado por los seis restantes, Melissa, Flipadetti, Mª Rosa, Richard, Victor y Marcano. como jefe de operaciones fue nombrado Richard. Pero además, el exclusivo chef, tras conocer que su equipo dispondría de una hora para preparar un plato para cien moteros, tuvo la opción de decidir cuanto tiempo tendría el equipo rival para la misma tarea, y decidió recortarles diez minutos. Otro error, nueva ventaja que fácilmente podía volverse en su contra.

Mucha tensión no es que hubiera en este equipo, la verdad

Con tan poco tiempo por delante y con el estereotipo de motero tosco y con un hambre perruna flotando el ambiente, la elección de platos por parte de los equipos no llevó mucho tiempo.

En el equipo naranja, su líder decidió unilateralmente hacer una hamburguesa, decidió unilateralmente que llevaría foie para darle cremosidad, decidió unilateralmente que sería de 100 gramos y decidió unilateralmente meterla en un bao, un pan que se hace al vapor, muy tiernecito y con poco sabor, pero que es completamente inadecuado para un cacho de carne chorreante de 100 gramos ya que es muy poco consistente. Sus compañeros, en especial Tomás, que se estuvo muy activo durante toda la prueba, mostraron sus opiniones contrarias a su elección, el jefe los escuchó, asintió y finalmente se pasó sus opiniones por el arco del triunfo y siguió adelante con su propio criterio.

Bla, bla, bla, bla, bla, a ver si acaba este tío de darme la brasa que no le voy a hacer ni caso

Aparte de este "sutil" detalle de grandeza, el equipo se organizó bien y terminó el trabajo con prisas pero a tiempo, eso si, pudimos ver que a Montoro le gusta mandar, pero también que a personajes como Rakel no les agrada demasiado el estilo de mando del eldense, no dudó la hosca catalana en recriminar a su jefe el exceso de órdenes. Se avecinan nubarrones en próximo programas.

"Si lo puedes hacer tu, pues vas y lo haces, no mandas a nadie"

En el equipo gris, con diez minutos menos, las prisas fueron las verdaderas protagonistas. Optaron por un plato más elaborado y más laborioso, unas albóndigas en salsa de almendras. Me gustó como se organizó el equipo y el talante de Richard, sin embargo, no me gustó nada la actitud de Víctor. Se diría que al peruano afincado en Salamanca se le ha subido a la cabeza la estrella michelín y parece creerse superior a sus compañeros. Según su propia opinión, prácticamente salvó él los muebles al equipo cuando propuso añadir una guarnición adicional al plato, guarnición que, por cierto, ninguno de los comensales que salieron, mencionó como destacable en el plato.

Aunque todo el equipo trabajó bien, Melissa se mostró especialmente activa y currante

Poco antes de la cata, apareció en escena Sergi Arola, el gurú gastronómico del Lidl. Llegó en moto, vestido de cuero, pero esta vez no sacó a relucir el mal carácter de otras ocasiones y se mostró simpático y complaciente con los concursantes y con los miembros el jurado (que razón tenía Julio, la humildad mueve montañas).

Sergi Arola paree llevarse Deluxe con Roncero

Poco después llegaron los 100 moteros. Francamente no se por qué razón se presupone que el motero es un tipo rudo que come patas de jabalí medio crudas directamente del espetón, dentro del colectivo habrá de todo, desde los que van de duros y llevan el papel hasta el último extremo, hasta personas normales y corrientes capaces de comerse un lenguado a la meuniere sin despeinarse, si se les ofrece la ocasión.

Si los ángeles del infierno levantaran la cabeza...

La cata no aclaró gran cosa, ambos platos tenían defensores y detractores, aunque fue bastante generalizado el rechazo del pan bao en la hamburguesa.

El bao apenas le aguanta a Susi el primer bocado

La decisión final se alargó algo más de la cuenta porque, cuando ya sujetaban los capitanes los cuchillos, nos tuvimos que tragar el vodevil de Roncero y David (pésimos actores ambos, especialmente el catalán), preparando fingers de pollo empanados en avena con untuoso de berenjena, siete minutos mas de publicidad y una receta de Susi (nada comparable a sus legendarias pechugas calcinadas).

Todo muy natural

Por fin llegó el momento de la decisión final y, pese a su aspecto de vómito felino, las albóndigas el equipo gris se llevaron el gato (y nunca mejor dicho) al agua.

Si Samantha estuviera en Top Chef...

A partir de ahí, llegaron las más que merecidas y previsibles críticas contra la actitud y decisiones de Montoro. Fue él el que quiso acaparar todo el protagonismo desde la comodidad de no jugarse nada, fue él el que erró en las decisiones fundamentales, pero fue él el que vio la prueba de eliminación desde un cómodo sillón de orejas.

Una imagen vale más que mil palabras


PRUEBA DE ELIMINACIÓN: LO MEJOR PARA EL FINAL

La prueba de eliminación de esta semana nos reconcilió con el programa y con la cocina. Una prueba de nivel, con un buen invitado cocinando en directo, unos platos presentados a la altura de las circunstancias, y una cata ciega con valoraciones medidas y razonadas. Esperemos que en esta edición este tipo de pruebas sean las habituales, y no una anécdota como en anteriores ediciones.

Javi Estéves, el outsider de Arrabal, Sudorman y Begoña en Top Chef I, fue un invitado de lujo

Como veis, el cocinero invitado fue Javi Estévez, un viejo conocido de la primera edición del programa, en la que ocupó el quinto lugar. Tras su paso por Top Chef, Javi  inauguró su propio local, La Tasquería, especializado en casquería, que marcha viento en popa. El año pasado, con solo 32 años, obtuvo un reconocimiento importante en Madrid Fusión, el galardón como cocinero revelación del año, premio que obtuvieron en su momento chefs tan reputados como  David Muñoz o Ricard Camarena.

Javi cocinó en directo su versión del pollo en pepitoria, que incorporaba cresta de gallo y pasta wan tun, una masa de trigo y huevo extremadamente fina y que se puede preparar de muchas maneras, cocida, frita, rellena, en juliana,... Hay que decir que el emplatado no le quedó demasiado fino, pero el plato sonaba muy rico.

Después de este paso, empezó a chorrear líquido y quedó feote, la verdad

Javi tardó algo más de 34 minutos en terminar su plato, y este fue el tiempo asignado a los cinco candidatos, Eva, Julio, Manu, Rakel y Tomás, para reinterpretar, usando los mismos ingredientes (más algún otro aromático que quisieran), el plato del invitado, un reto interesante en el que ninguno de ellos patinó.

Comprobando si Flipadetti había dejado algunas hierbas en la despensa

Empezaremos el repaso a los platos de los concursantes por los más destacados. Tomás fue el primero que puso en marcha el caldo de la pepitoia, lo que le reportó un fondo muy sabroso para su plato. Con la pasta wan tun, preparó unas gyozas (ayer le dio a  este hombre por las gyozas) donde incorporó el pollo y las crestas de gallo. El sabor intenso y un buen emplatado le granjearon los mejores comentarios por parte de los jueces, lo que le llevó de vuelta al almacén, evitando el tenso momento final.

En esta prueba si que pudo plasmar su creatividad

Julio, esta inquietante mezcla entre Antono Alcántara y Massimo Bottura, fue el único que quiso probar el plato de Javi Estévez y decidió recrearlo fielmente, adicionando una combinación contrastada de especias, curry y garam masala, y el wan tun en juliana y frito a modo de nido con la cresta de gallo en su interior. El resultado fue vistoso y sabroso y la única que crítica que recibió fue que se le había ido un poco la mano en la cantidad de wan tun. En realidad, su pelusa gigante de wan tun fue el resultado de un experimento fallido, pero como dicen los jueces, hay que saber adaptarse.

Nube gigante de wan tun descargando sobre peituria oriental

En mi opinión, el plato de Rakel era el que peor aspecto tenía de los cinco. La presentación era vistosa, con una empanadilla frita y rellena del pollo y las crestas en el centro sobre el fondo de la pepitoria, pero precisamente eso era lo que fallaba, mientras que en los otros, el jugo se veía más concentrado y apetecible, en este aparecía como un caldito clarito donde flotaban trozos de huevo. Ella, que acepta regular las críticas, se defendió diciendo que lo que había puesto un consomé, pero, en mi opinión, convertir un pollo en pepitoria en un consomé de pollo es cargarte la esencia del plato.

Me imagino que la empanadilla estaría toda empapuchada

Durante la cata, ella se temió lo peor, y no paró de parlotear sobre su plato y los demás (señal de que no estaba tranquila), sin embargo, llegado el momento de la decisión, ella fue la primera sorprendida al escuchar el nombre de su plato como el tercero mejor de la prueba, lo que le reportó su permanencia en el programa una semana mas.

Además de la eliminada, el que estuvo más cerca de irse fue Manu, que después de una primera prueba exitosa, probablemente no esperaba verse en ese trance. Llamó a su plato "pollo en currytoria", e incluyó todos los ingredientes que puso Javi en versión picadita y blandurria, sin ningún contrapunto crujiente. Cometió el error de usar la pechuga del pollo y cocinarla aparte a baja temperatura. Esta cocción se hace en torno a 68 grados y, para una pechuga completa, requiere unos 50 minutos, no es de extrañar, por tanto, que en 20-22 minutos que pudo ser el tiempo máximo del que dispuso, la pechuga le quedara poco hecha, y el pollo poco hecho no es nada agradable (por mucho que diga que él se lo come así).

Buena elección el plato "cielo con nubes"

Pero el premio gordo se lo llevó Eva. Su pepitoria de azafrán y almendras tenía un aspecto suculento, sin embargo, los elementos principales no estuvieron tan acertados. Usó la pechuga del pollo, que no es la parte más jugosa y tanto la cresta de gallo, como la piel como la pasta, las puso en versión crujiente, lo cual llamó la atención del jurado que lo consideró un abuso claro de esta textura.

Pepitoria crujiente

Con cinco platos buenos sin fallos garrafales, son pequeños matices los que pueden decantar la decisión del jurado en un sentido o en otro. En este caso si que se echa de menos no poder probar los platos desde casa para poder entender mejor la decisión, en cualquier caso, fue Eva la elegida, y nos deja la sensación de promesa incumplida, esperemos que en la repesca (si la hubiera) pueda tener la oportunidad de demostrar al menos ese potencial que se le supone.

Cuanto se echaba de menos el momento recogida de cuchillos

¿Y AHORA QUÉ? PRIMERAS IMPRESIONES

Como todavía no tenemos trayectoria para comparar, trataré de plasmar en esta primera crónica la impresión que me ha causado cada concursante.

  • Flipadetti: Aunque tiene  guiños a lo Oriol, de momento al menos es un personaje agradable. No se sabe si es un genio o un tarado, pero sin duda va a dar muchísimo juego en esta edición. Lleva las críticas con sonrisas y deportividad, aunque tengo la sensación de que podemos llevarnos sorpresas en situaciones límite.
  • Julio: Debajo de esa inquietante imagen de tipo ultranervioso y pesimista, parece ser que hay un buen y concienzudo cocinero, cuando se suelte, si no lo encasillan en el personaje, puede tener recorrido.
  • Manu: Ha pasado del acariciar el éxito en la primera prueba en la que fue el más rápido, a acariciar la expulsión en la última. El gallego parece tener un alto concepto de su cocina, aunque de momento no ha destacado especialmente. Su presencia en la publicidad del programa le augura una estancia larga en el mismo.
  • Marcano: Es un tipo con reputación por su trayectoria, aunque su participación en el primer programa ha sido más bien plana. en la primera prueba se quedó corto de tiempo y en la de equipo formó parte del equipo ganador, pero su aportación (al menos la que nos mostraron) fue irrelevante.
  • María Rosa: Inédita en la primera prueba e irrelevante en el equipo ganador, fue la mujer invisible de la jornada.
  • Melissa: Ya sabemos, por su insistencia, que la cocina le sale sola, que es autodidacta y que esto es un don que dios le ha dado. Si que hemos visto que es creativa y currante, que es charlatana y algo bocazas, pero la experiencia nos dice que los autodidactas duran poco en Top Chef, supongo que a la profesión no le interesa demasiado mandar el mensaje de que cualquiera puede llegar a lo máximo sin formación.
  • Montoro: Sin duda una de las estrellas de esta edición, tanto por su trayectoria como por su carácter. Como decía uno de nuestros comentaristas, el contacto con millonarios parece haberle permeado y el mismo se cree la joya de corona. Parece tener muchos recursos y manejar con soltura todo tipo de ingredientes y técnicas, aunque puede tener problemas con sus compañeros si no cuida sus modos.
  • Rakel: Creo que puede tener serios problemas si no aprende a encajar un poco mejor las críticas. De momento, casi que solo podemos hablar de su carácter, mala señal.
  • Richard: De momento apunta maneras, aunque todavía hay que verlo en situaciones más apuradas. Su plato en la prueba inicial fue de los mejores y en la prueba grupal dirigió bien al equipo, aunque su nivel de implicación en el trabajo fue decayendo a medida que avanzaba la prueba.
  • Tomás: Sacó el mejor plato en la prueba de eliminación y sus opiniones no tenidas en cuenta en la de grupos hubieran mejorado el resultado final. Promete llegar lejos.
  • Víctor: De momento sabemos que tiene una estrella y un altísimo concepto de sí mismo, aunque no ha demostrado todavía nada. Quedamos a la expectativa, ¿será un genio o la nueva Montse?


También te gustará

35 Comentarios

  1. Javiiii, con tu permiso estreno los comentarios pegando mi rollo, ahora que tengo tiempo.

    Como tú decías, las menos de dos horas que dura el programa muy bien, pero es que empieza casi a las 23h! Sres de Antena 3, conciliar trabajo y familia es complicado, pero Vds. están haciendo imposible conciliar tv y trabajo, que vamos todos en modo zombie...
    El nivel de los concursantes me tiene en total despiste, veo cosas muy buenas y también otros que piensas "pero amo a ver...". Tampoco las pruebas han ayudado mucho, en la eliminación se vieron buenas cosas pero la prueba de exteriores...hamburguesas y albóndigas.
    Y el elenco de personajes es importante. No puedo evitar ver a Montoro y pensar en Pablo Puyol de UPA Dance (cuando llevaba el tupé largo).

    En cuanto a las pruebas: primera. No me gustó por la cuestión del tiempo condicionado a los demás: les condenaba a todos a hacer platos en crudo o con cocciones mínimas, y para una vez que les dejan libertad total de ingredientes me pareció una pena. De esta prueba, personajaco estrella Filipetti:

    - Filipetti es el hermano calatrava de Oriol

    - Filipetti calcula un 1% de agar-agar a ojo y no le sale bien. Vamos, hombre, nadie se cree que no sea un experto calculando gramaje...

    - Filipetti profana y mancilla un rodaballo para hacer un papel (???). No se sabe para qué, porque no acabó, pero algo que ver con liar unas hierbas fijo. Él igual hubiera dicho "canelón", pero ya nos entendemos.

    Total, que Filipetti apunta a personajaco de la edición, porque tampoco le hemos visto cocinar un gran qué hasta el momento.

    La segunda prueba tenía un planteamiento que permitía ver cosas pero al final, no sé, hamburguesas y albóndigas. Los capitanes, para mí, lo peor. Montoro en todo su esplendor en plan "dime, yo te escucho" para luego pasarse por el arco del triunfo lo que le estaba diciendo Tomás casi sin escucharle. A ver, que el capi es el capi, pero el paripé de "yo te escucho (pero lo que me estás diciendo me entra por un oído y me sale por el otro" sobraba. A Richard se le vio buena intención y organización, pero luego iba como pululando de un lado a otro sin hacer mucho, o al menos los planos que enseñaron se empeñaban en reflejar eso. La verdad es que lo más que se le vio es mover bandejas o remover cazuelas.

    Ah, y vi a Rakel emplatando con guantes y a Manu haciendo hamburguesas también con guantes. AAALABAAAAADO SEA FERRAN ADRIÀ. A ver si la cocina digital va pasando de moda.

    La prueba de eliminación para mí la mejor, siempre está bien ver cocinar al invitado y las elaboraciones de los concursantes estuvieron muy bien, así como la cata ciega.

    Global: la verdad, no sé. Paciencia y más cocina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Montoro en la prueba grupal fue de traca, especialmente con Rakel, que le dijo una y mil veces que pusieran el horno para hacer los panes al vapor, y el ni puñetero caso.

      Y pasó lo que tenía que pasar, los panes en crudo eran un chicle sin sabor, la mayoría de moteros lo notaron y se quejaron y pa la eliminación.

      Eliminar
    2. Ya sabes que no solo no me molesta sino que me encanta, especialmente cuando, como ayer, pegué catorce cabezazos durante el programa. en general, coincidencia plena con tu opinión, creo que Flipadeti es un personajazo, creo que la makarra (con k de Rakel) va a acabar peleada con todos, veo a tres o cuatro muy perdidos, y a otros tantos haciéndose notar desde el principio. El del collar de cuentas me inquieta, a ver por donde sale...

      Eliminar
    3. Yo lo de los guantes no lo veo. Jamie Oliver lo expuso en uno de sus programas cuando en un colegio la cocinera le echo la bronca por manosear y el le echó la bronca a ella por llevar guantes. Las manos se lavan constantemente, los guantes no. Todavía ayer tuve una visita a ikea y tuve la brillante idea de pedir un perrito. El camarero/cocinero con sus guantes me puso el perrito, incluso cogió la salchicha con una pinza... para acto seguido coger con esos mismos guantes mi dinero. Monedas! que es la cosa con mas bacterias que existe! para acto seguido seguir sirviendo con los mismos guantes.

      Eliminar
    4. Mal uso de los guantes. Debería quitárselos para cobrar.

      Eliminar
    5. Yo también lei un artículo donde decía que lo de los guantes tampoco es tan higiénico... Que mejor siempre con las manos (si se lavan, claro... estos de eso pasan un poco)

      Eliminar
  2. Ahora que lo veo publicado, se me ha ido de las manos, sorry...

    ResponderEliminar
  3. Para nada Alimaña, y creo que Javi opinará igual. (soy fan absoluta de tus comentarios)

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que este año han aprendido de la pasada edición. Más centrada en la cocina desde el principio.

    A cambio nos han salido con unas pruebas que no hay por donde cogerlas. Lo de la primera prueba se merecía un huevo frito. Lo de la segunda me resulta bastante extraño, lo de los bao ya "preparados" (a falta del dichoso vapor que le repitieron mil veces a Montoro)

    Los personajes de este año pintan bien, a mi Julio me obnubila, pase lo que pase el siempre es pesimista. Me sobra mucho Melissa pq está loquísima, un poco Bárbara pero sin la experiencia y saber hacer de esta.

    Yo ayer me hubiera cargado a Manu, pero sospecho que será uno del trio final. Pq a 700€ por anuncio de bosch (cada vez que se emite! alucinad) no lo iban a gastar en alguien que se fue en el primer programa. Me flipa que en su primer plato dijera "el plato de hoy si que tiene caracter gallego", que lo diga despues de haber hecho caldeirada en el primer programa... y un plato con bonito, pq el bonito es algo muy gallego, el bonito es típico del Cantábrico: Asturias, Cantabria y Pais Vasco, no de Galicia. Pero bueno, sabiendo que Manu llega aqui, fundamentalmente basado en una mentira, como ganador de mejor tapa de Barcelona, tapa que no creó el, si no el que era cocinero de su otro restaurante (Cera 23) pero como había que darle publicidad al nuevo que acababan de abrir (Arume) dijeron que había sido Manu el creador. Vamos que todo lo que le rodea me parece turbio y viciado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi personalmente me pareció que se tendría que haber ido Manu también. El defecto del plato de Eva era que habia abusado del crujiente y poco mas que recuerde, el punto del pollo estaba bien. De Manu dijeron que estaba la pechuga medio viva. Creo que entre dejar el pollo crudo y abusar de una textura, el fallo mas grave está claro...

      Eliminar
    2. Una pequeña corrección: El Cántabrico empieza o termina, según como se mire, en Estaca de Bares y si a los asturianos no les ha dado por reconquistar la península otra vez, diría que una pequeña parte de la costa gallega es cantábrica.Además en la costa lucense, en Burela, se encuentra uno de los puertos más importantes del Cantábrico y dónde más bonito fresco se descarga anualmente (con crisis y todo). Por lo tanto, sí es un producto típico gallego, sobretodo en el norte.

      Eliminar
    3. iba a poner exactamente lo mismo, incluyendo burela, pero te has adelantado.

      Lugo todavia es parte de Galicia, y si... en Galicia tambien se come bonito

      Un saludo

      Eliminar
  5. ¡Hola hola! Llego un poquito tarde, pro aquí estoy

    La última prueba me gustó, aunque me hubiese gustado que se hubiese quedado Eva, me parece que podría hacer buenas cosas.

    Respecto al resto del programa, pues de momento como siempre... informaciones a medias tintas, y algún cocinero con ínfulas...

    Para el plato de Victor, propongo el plato faldón! que parece el faldón de una mesa, así con mucho vuelo...

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas.

    1) Bueno, está claro que Chicote o alguien de su entorno lee este blog y se han puesto las pilas. OK, este año va a primar la cocina. Pero creo que se han pasado de frenada.

    Eliminar a la guapa catalana me parece un error. La veo entrando en la repesca con toda seguridad.

    2) Me encanta lo de flipadetti jajaja.

    3) Montoro efectivamente necesita un mote ya. Quizás el que apunta Javi está bien. Chayanne.

    4) Richard. A ver mi arma. Ya sabemos que eres de Málaga (por cierto, no es de Málaga, nació en Cataluña). Todos albergamos sentimientos patrióticos, de nuestra patria grande, o de la chica. Pero no hace falta que nos lo recuerdes cada cinco minutos.

    5) Una cosa que distingue Top chef o master chef España del de otros paises es que en los concursos foráneos la ventaja se premia. Si tu has sido el mejor en una prueba, con Ramsey no te preocupes que te verás premiado, y de verdad. Aquí no. Aquí nada es lo que parece. Si te doy diez minutos más para cocinar, vas a palmar seguro. Si te doy la ventaja de escoger a tu equipo, no te preocupes, ya te haré un tocomocho y te haré un cambio de equipos porque "un cocinero tiene que saber gestionar los imprevistos" etc...

    Esta es una tónica en España, y no creo que vaya a cambiar. Ayer, me pareció muy extraño que las hamburguesas (que por cierto estaban perfectas de punto) con foie, no vencieran a unas albondigas de dudosa pinta. Bueno, no me extrañó porque ya imaginaba lo que sucedería.

    6) Discrepo en lo del nivel. Sí que creo que han intentado subir el nivel de los cocineros, aunque no estoy tan seguro de que lo hayan logrado. Aunque esto el tiempo lo irá diciendo.

    7) Repito una idea que puse ayer en el comentario en directo. El premio es muy roñoso. 30.000 euros EN PRODUCTOS. Ojo, que esto es una novedad. Y si te los quieres gastar en arreglar tu restaurante, o en irte de viaje? Luego le suman los cuchillos, el aceite que gastes en un año y poco más y dice Chicote que valorado en 100.000 euros? no me salen las cuentas. En masterchef son 100.000 a tocateja, más el libro de recetas, que va al margen.

    seguimos comentando.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En MC a los 100.000 hay que quitarle impuestos y % de la productora (que no está mal por tres mese y medio de soportar el circo)
      Por el libro de recetas no se cobra nada. Es más, lo único que hace el ganador es posar para la foto de la portada pues está escrito de antemano por la productora.
      También regalan los electrodomésticos (lease: expeimidor, batidora, cortafiambres, etc. - 5 en total) + el horno y la placa. Eso si, de segunda mano, son los pequeños electrodemésticos utilizados en le programa. Puede que alguno te llegue roto o defectuoso. A caballo regalado...
      Más de uno se llevó bajo cuerda utensilios de cocina (cocina, cacahrritos, etc.) Vamos, que los robaron en un descuido. No fue mi caso (tonto de mi... tan malo que parecía y tan legal)
      Lo de la tarjeta de El Corte Inglés es de traca. Se asigna una cantidad diaria y se van restando días hasta fin del progaram. así, el primer exoulsado cobra toda la cantidad completa y el retso, va recibiendo según días que faltan para el fin. Los finalistas y el cuarto (pobre, que mala posisión) reciben la cantidad mínima. La cantidad es rídicula pero eso si, es una tarjeta regalo y te la puedes gastar en lo que quieras (comida, ropa, cosméticos o libros)
      Algunos, por malos, no tienen derecho ni a tarjeta ni a electrodomésticos de segunda mano... Pero, a cambio, no están atados a la productora durante dos, tres o cinco años dependiendo del caso.

      Eliminar
    2. ok. Gracias Gonzalo por los datos.

      Eliminar
  7. El defensor del concursante preseleccionadofebrero 23, 2017 8:23 p. m.

    Yo al plato que presentó el chef peruano lo llamaría "plato mantarralla" o "plato sábana tendida un día de viento" según se mire.

    El Flipadetti ese no se de qué manicomio se ha escapado, pero me va a costar defenderle. Lo que le hizo al rodaballo no tiene nombre, aunque bueno, sin probarlo me quedo con la duda, quizás sea un plato que haga en el restaurante y sí le funcione, vete a saber...

    Me encanta Rakel, ese punto de "perdona, no me vais a vacilar" tiene algo que me encanta. No creo que llegue a la final, básicamente por su perfil, ya que parece más un personaje que un concursante, pero después de que un alemán ganase top chef y que el (aparente) malo malísimo de Marc llegase a la final, me doy cuenta de que aquí puede pasar de todo, no es un programa tan predecible como Masterchef. Volviendo Rapkel, creo que es una tía original a la hora de cocinar, y esos huevos de no presentar plato frente a la opción de presentar un mamarracho es una actitud que admiro, aunque no la comparta.

    Lo de Montoro es de traca, un tío que ha escrito un manual de 90 páginas sobre lo que haría en cada prueba de top chef me produce una mezcla de admiración y miedo a partes iguales. Está claro que viene a ganar y va a jugar con estrategia todo el concurso.

    Me quedé ayer con ganas de ver cocinar a MªRosa y a la Princesa Leia, creo que son dos grandes cocineras, espero que no decepcionen. Julio Alcántara me parece un buen tío, un poco nervioso, pero a la vez con recursos, me gustaría verle llegar lejos. El chaval gallego, Manuel, tiene pinta de tener una percepción de su cocina más alta de lo que en realidad es, y si no se pone las pilas le veo siguiendo los pasos de Eva. Y hablando, de Eva, al contrario de lo que opinan algunos, sí me pareció justa su eliminación: no solo abusó del crujiente, si no que los elementos de su plato no sumaban un todo. Es una pena que se presentase este año, quizas si hubiera entrado el año pasado hubiera tenido más opciones, pero en esta edición si que se nota que han subido un poco el nivel de los concursantes.

    Como último punto añadir que a mi personalmente sí me gustó la idea del programa de ayer, recordemos que Top Chef es un reality show, no el concurso de jovenes cocineros de x sitio, y ganará el chef que más se adapte y el que más recursos tenga, y si no sabes gestionar el tiempo en una cocina profesional, no mereces ser top chef, aunque sí que molaría que Eva fuese la respescada.

    Un saludo a todos!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranqui. Que no cunda el pánico. Acabo de entrar en atresmedia y el programa se ve sin ningún requisito más que tragarse la publi. Suerte.

      Eliminar
    2. Tenías razón e-cuervo. No sé como lo miraría. He eliminado esa parte del comentario para no inducir a error al resto de personas que leen el blog. Hago un pega del resto:

      Yo ayer quedé fuera de combate al principio de la prueba grupal, así que no puedo comentar nada del programa.
      Suscribo las opiniones de los que agradecen el metraje, pero el hecho de meter publicidad por un tubo (directa, indirecta teatralizada, activa o pasiva) y el hecho de que empezase a las 22:55 en lugar de las 22:40 anunciado pues no ayuda, la verdad. Estar hasta la 1 de la mañana me parece demasiado. Seguiré la doctrina Cenicienta: a las 12 se acaba el baile.
      Lo del apodo a Montoro me parece genial. De hecho se lo comenté a mi mujer, porque en algunos planos sí que tenía un parecido más que razonable al simpático portorriqueño. Espero estar en mejor forma la semana que viene.

      El tono de Susi no le favorece nada. El exceso de agudos de su voz me sienta como a los chuchos los silbatos de baja frecuencia. NO LA SOPORTO!!

      Eliminar
    3. Txejix, me tranquilizas, me estuve quejando "en directo" del exceso de agudos de Susi y ya empezaba a pensar que soy yo, que oigo voces dentro de mi cabeza que dicen -en un tono muy muy agudo- "alginatoooo alginatooooo..."

      Ahí va otro voto a favor del apodo "Chayanne de los fogones" o "Chayannetoro" o similar.

      Y Javi, tienes razón, Chicote se nos ha quedao en na! Claro que recuerdo haberle oído decir que cuando llegaba a su casa por la noche no cocinaba jamás, que tenía una patajamón y se ponía a comer jamón. Que no es que sea malo, pero equilibrado...no mucho. Habrá corregido eso, entre otras cosas!

      Eliminar
    4. Sospecho que los agudos de Sosi son premeditados. Hace tiempo hice mis propios programas de radio y con el control de sonido hice lo que me dio la gana para sacar una voz agradable. ¿No hay ingenieros de sonido que hagan algo más que un triste controlador de sonido amateur de radio? ¿No será que nos van a publicitar sonotones?

      Eliminar
    5. Javi, por favor suprímeme a mí también si puedes el post en respuesta a e-cuervo sobre cómo subsanar su inconveniente, que al haberlo publicado sin identificarme no puedo yo, y no me gustaría que me leyera Antena 3 y se me acabara la fiesta :P

      Eliminar
  9. Hola a todos/as
    El programa de ayer lo vi, he de confesarlo, con neuronas somnolientas, y es por eso, a lo mejor, que no le puse demasiada atención a los detalles y lo vi como a saltos, sobresaltándome y despejándome con los comentarios de la macarra-chef, el inefable fliapdetti, y ese de apellido innombrable (que lo comparte con ese otro que nos pone a todos los pelos de punta al menos una vez al año, allá por el mes de mayo).

    Con respecto al innombrable (posibilidad de que ese sea el mote??) a mí me recuerda a esa gente que discute de medicina con el médico porque "tiene un pariente médico" (lease hijo, hermano...), de leyes con el abogado, etc, etc... Ya me entendeis, esos que se creen que los conocimientos se transmiten por vía genética o incluso por reacción osmótica producida por la cercanía con aquellos que los poseen.

    El innombrable, de tanto estar con hiperpijos-megamillonarios parece haber sufrido esa reacción osmótica y habla como si se limpiase el trasero (perdonadme la expresión) con billetes de 500 euros, y parece estar por encima del bien y del mal... incluso al hablar ¿no os recuerda su tonito de voz al de Tamara Falcó, la niña de Isabel Preysler? (dudo mucho que le venga de serie como a Tamara)
    En fin, la macarra-chef, el flipadetti y el pseudopijo-chef nos van a dar mucho que hablar, seguro.
    Por último, ahí va mi voto para el nombre del plato, Plato con volantes.
    Estoy deseando leer la crónica.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "esa gente que discute de medicina con el médico porque "tiene un pariente médico". Vamos, un cuñao =D

      Eliminar
  10. Jk Rowling se inspiró en Montoro cuando creó la personalidad del profesor Lockhart de Harry Potter y lcdls XD XD.

    ResponderEliminar
  11. Creo q he leido q Raquel es catalana, sino recuerdo mal es valenciana.
    Por otra parte pocos cambios ... la prueba grupal no sirve sino para mandar a la prueba de eliminación a buenos cocineros q caigan en un grupo con un jefe sobradito de ideas ... asi q seguimos con la misma estructura penalizadora.

    ResponderEliminar
  12. Yo a Montoro lo llamaría Narciso, porqué está encantado de conocerse y me juego el cuello a que cada vez que pasa delante de un espejo, se mira y guiñándose el ojo, le dice a su reflejo: ¡eres la hostia... y lo sabes!

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Melissa extraña mezcla de krusty el payaso y Ronald mcdonald...

    ResponderEliminar
  15. ¿este año no hay “los secretos de Top Chef”?

    ResponderEliminar
  16. Holaaa, yo si que llego tarde, poco más y empalmo con el programa de mañana, pero me ha sido imposible ver el final hasta hoy, y lo mismo con el blog, así que ahora que me han dejado un rato de relax ya me he puesto al día.
    Vaya por delante que me chiflan vuestros comentarios y que como tardona que he sido ya está todo dicho y requetebién dicho, sois la caña.
    Me pasa como a Txejix, que a las doce se me cierran los ojos, y hay días que no puedo con las pestañas, así que la semana pasada me rendí. Espero aguantar mañana, más que por aquello de autolesionarme viendo anuncios, por leer los comentarios del directo, que no tiene precio.
    Bueno chiquitines, esto es todo, lo dejo no me vaya a pasar como a Ali(maña), y termine escribiendo una biblia pero no tan mordaz y acertada como la suya.
    Besos a cascoporro!!!!

    ResponderEliminar
  17. En fin, tarde de narices pero quería reivindicar que la primera prueba a mi me pareció muy chula. Son muchos programas y con tres pruebas cada uno tiene que haber de todo. Son profesionales no pueden dejarles hacer lo que quieran porque no echarían a ninguno. Me pareció muy interesante que tuviesen que pensar en un tiempo para hacer un buen plato y a la vez ganar.

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe