Masterchef 3.6: El día en que Arzak casi les desmonta el chiringuito

miércoles, mayo 13, 2015

Siguen transcurriendo semanas y poco a poco van cayendo los concursantes menos carismáticos. En esta ocasión, como ya veníamos barruntando la semana pasada, le ha tocado el turno a Mireia, la sonriente murciana a la que el socialismo y la cocina le corren en paralelo por las venas.

Pero si algo ha tenido de interesante el programa de hoy ha sido poder ver a Juan Mari Arzak. Ha sido presentado como el Papa de la cocina española y la verdad es que tenía ese halo de serena tranquilidad del que ya lo tiene todo ganado y se dirige lentamente hacia el merecido retiro. Pero Arzak les ha salido un poquitín rebelde, porque con tres frases, dichas casi sin querer, ha dejado entrever que todo esto de la cocina moderna no es más que una patraña:

  1. Los ingredientes no importan, poniéndole ajo no puede estar malo.
  2. Haces una buena vinagreta y la pones sobre lo que hayas hecho, esté bueno o malo...
  3. A mi lo del emplatado no se me da bien.
Realmente parecía el sumo pontífice de la cocina

Lo que digo, tres frases sencillas dichas con espontaneidad, y que nos avisan de que a lo mejor nos estamos pasando ya con tantas espumas, sifones, esferas, kimchis o sopas minimalistas como las de la semana pasada y lo que la gente realmente quiere es disfrutar comiendo, en vez de ver cómo se divierte el que cocina. Ojo, no me malinterpretéis, el conocimiento y el uso de las técnicas (tanto las tradicionales como las modernas) enriquece el repertorio de cualquiera, pero es que a veces parece que algunos cocineros lo único que pretenden es mostrar cuanto dominan las técnicas y hacen que sus creaciones no lleguen ni a parecer comida.

Un ejemplo lo tuvimos en la prueba de equipos, donde cuatro grandes chefs propusieron un total de 12 tapas y pocas de ellas tenían un aspecto medianamente apetecible. No nos volvamos locos, modernidad y técnica, si, pero no nos olvidemos de dónde sale el sabor.



PRUEBA DE PRESIÓN: TENGO UNA CARTA PARA TI

Si llevamos semanas del tono excesivamente lacrimógeno del programa y del exceso de protagonismo que tienen en él circunstancias ajenas a la cocina, en el programa de ayer tuvimos ración y media de cada, lágrimas a mansalva y un repaso exhustivo a la historia sentimental de cada uno de los participantes.

Pablo lloró con su historia y con la de todos los demás

Puedo entender que conocer un poco la persona que hay detrás de cada concursante puede servir para empatizar más con uno o con otro, pero dar a esto 15 minutos de prime time en una cadena pública es un exceso absoluto y es absolutamente irrelevante para el desarrollo del presunto concurso de cocina que hay detrás de todo esto. No me entretendré en detalles.

La prueba se presentó como celebración del día del amor. Cada concursante recibió una carta de sus parejas o seres queridos en las que se acordaban de un plato determinado. Ese sería el plato que tendrían que preparar los concursantes.

Samantha, con pendientes para la ocasión, se unió a la fiesta lacrimógena...

...y Pepe también

Como casposo aderezo de la prueba, invitaron al plató a 11 parejas desconocidas que serían los que probarían los platos de los 11 concursantes. Su presencia fue irrelevante, dado que no participaron en ninguna decisión. Irrelevante fue también la presencia de un reputado coctelero, que se dedicó a ejecutar sus creaciones para los invitados mientras los concursantes cocinaban.

Eva no perdonó un chupitazo, después de las lágrimas

Fueron realmente benevolentes sus familiares (si realmente fueron ellos los que eligieron las recetas), porque los platos escogidos eran en general bastante sencillos de realizar, sobre todo si se supone que los han preparado muchas veces.

Así que, con la emotividad a flor de piel, con un escenario de fondo entre ñoño y casposo donde 22 desconocidos esperaban la comida ,y a los sones del tema principal de "Vacaciones en el mar", los concursantes comenzaron a preparar sus platos.

Pepe supervisa el arroz con chorizo de Víctor, no vaya a ser que le ponga poco

Sally tenía uno de los platos más laboriosos (he dicho laborioso, no difícil), una especie de Chop Suey, que la tuvo cerca de media hora cortando verduras. Acompañó la pasta con esas verduras y con pollo, pero era un plato que pedía a gritos un toque oriental, una salsa de soja, un toque picante, pero el jurado no lo encontró y en eso se centraron las críticas. No dijeron que estuviera malo, pero si que no le había sacado todo el partido posible al plato.

Una especie de "yatekomo" volcado en un plato

Después de presentarnos a su novia, Pablo reconoció que no tenía ni idea de por qué le había pedido ese plato cuando había algún otro que era mucho más especial para ellos. Y es que el plato no invitaba al lucimiento, se llamaba nido de huevo con puré de patatas y galletas de cacahuete y kikos, y desde el principio ya se vio que Pablo no iba a mejorar las espectativas ya que el puré de patatas lo hizo a batidora y ya sabemos la textura tan rara que toma el puré en cuando se hace así.

Ni el planteamiento ni la presentación (ni el sabor) fueron correctos

Llegó el momento de la cata y pasó lo que tenía que pasar, al parecer estaba muy malo, y el jurado no ahorró calificativos. Comenzó Pepe diciendo que si esto era lo que preparaba por amor, cualquiera se comía lo que preparara cuando discutían. A Pablo comenzó a caerle una lágrima mejilla abajo y fue entonces cuando Samantha sacó el bazoka: "deberías plantearte participar en un culebrón, con lo llorica que eres...". No digo que no sea cierto, llorica es, y mucho, pero no cabe duda que ellos están sacando rédito televisivo de la incontinencia lacrimal del valenciano y son los menos adecuados para criticar precisamente eso.

Impactante perfil

La carta de la pareja de Lidia llevaba un mensaje oculto, quería que preparase la carne con tomate que le preparaba su madre y que ella misma nunca le había hecho. Buen material para un buen psicólogo, sin duda. El caso es que allí saco ella de manera bastante decente el guiso, el único problema fue que, al usar lomo, con el tiempo que tuvo le quedó algo duro.

Resulta sorprendente el cambio que nos están mostrando esta mujer, ha pasado de parecer que no sabía cocinar en absoluto a resolver todas las pruebas con bastante solvencia.

El guiso de la suegra

Fidel entregó su dosis lacrimógena y de vida perra y después se enfrentó a un reto bastante sencillo, preparar un estofado de ternera con sus hierbas, sus verduras, sus patatas y su salsa espesota. Triunfo para el alicantino, que una vez más ha demostrado estar en el escalón de arriba y, como ya apuntaba Gonzalo, está experimentando un espectacular progreso (veremos si no acaba en triunfo).

De libro

Mila también se lució con un plato que dominaba a la perfección, un arroz hecho en el horno y jalonado por todas esos tropezones que tanto gustan a Pepe, costilla, morcilla,... La ración le quedó una mijilla basta, como para dos o tres como mínimo, ya que quiso utilizar un aro enorme para emplatar, pero lo más importante es que el resultado gustó a los jueces, pese a que en ojo se veía un poco compacto.

Pese a su aspecto, estaba bueno

Antonio se encontró de sopetón con un plato que si sabía hacer y que además es muy agradecido, unas carrilleras de cerdo al vino tinto con miel y romero. No le restaré méritos a mi paisano simplemente porque abunde en el tópico del graciosillo andaluz que tanto nos molesta por aquí, hay que reconocerle que tenía una pinta estupenda y que, por primera vez desde el comienzo del programa, no tuvo que disculparse durante la cata. El jurado alabó sobre todo la textura melosa que había sabido dar a esta pieza tan gelatinosa.

Por fin un plato redondo

Andrea, después de llorar, saltar y comportarse como una preadolescente hablando de su primer amor, se metió en un jardín difícil de dominar, una ensalada de tres texturas de salmón. Ya la idea parecía bastante extraña, porque combinar el mismo producto en tres texturas en una misma elaboración puede ser confuso para el que lo come. Pero es que además tampoco estuvo fina en la ejecución. Jordi lo definió como un desastre conceptual.

¿Ahumado, cocido y marinado? ¿Crudo, semi-crudo y cuqui? ¿Qué pensáis?

Con Víctor me temo que se avecina un duro, y ya muy manido debate. ¿Se debe llamar paella a cualquier arroz que se elabore en el recipiente homónimo?. Esta vez no me voy a mojar porque ya sabemos que en todo el Levante son muy sensibles con este tema y tampoco es plan de tocarle las narices a nadie. El caso es que el malagueño se dejó caer con una paella con chorizo. Antes de que el director de wikipaella mande una queja formal a las Naciones Unidas y retire su representación diplomática en Málaga, hay que decir que Víctor pidió disculpas de antemano por la aberración y se puede pensar que lo dijo un poco en broma.

Chorizo con arroz

Aquí en Andalucía somos mucho de llamar paella a cualquier arroz hecho en plano, y tampoco creo que haya que hacer un drama de ello porque nosotros somos los primeros que sabemos que no es una paella como dios manda. Pero que sepáis que un gazpacho de sandía, o de fresas no es un gazpacho de libro y aquí estamos aguantando el chaparrón de gazpachos new-age sin perder la sonrisa y sin rasgarnos las vestiduras.

En la cata, se alabo el sabor potente que le aportaba el chorizo pero sin embargo, se criticó que el arroz había quedado duro.

El plato de Carlos me pareció, junto al de Pablo, el peor de todos. Le tocó preparar un risotto, al que él llamó manchego porque llevaba ¿pisto?. Creo que Carlos no sabe hacer un risotto, lo digo porque vimos cómo media hora antes de terminar la prueba ya estaba removiendo el arroz y, teniendo en cuenta que un risotto tarda en hacerse poco más de 15 minutos, es imposible que le saliera en su punto. Si a eso sumamos que usó nata en la elaboración, el resultado se parecía más a un arroz con leche bien compacto que a un sedoso risotto.

¿Vosotros veis el pisto por alguna parte? ¿Y el risotto?

Mireia recibió la carta de su padre, porque al parecer actualmente no tiene pareja (dato fundamental para entender la idiosincrasia de su cocina). El plato elegido por su progenitor fue ternera en salsa, más o menos lo mismo que Fidel. El plato le quedó mono, aunque no entendí mucho esos tristes champiñones fuera de la salsa, pero la cata no le fue bien. La criticaron por haberse pasado con las especias (yo la entiendo porque a mi me gustan los guisos bien especiados), pero Samantha, con esa característica mirada matadora, la sentenció: "Está incomible"

Más salsa, por favor

El último en pasar fue Kevin, que tenía que preparar panacota (nata cocida en italiano), el plato más fácil de los once. Y como le pareció muy fácil, decidió innovar y en vez de nata (recuerdo panacota= nata cocida), utilizó leche de oveja, porque a él le pareció que debía de quedar bien. No es que no se pueda usar leche para hacer algo parecido a la panacota, es que no sabe a panacota, ni nos valen las mismas proporciónes de ingredientes (habría que aumentar la proporción de gelatina).

El resultado fue el esperable, sus moldes quedaron muy blandos, e incluso uno de ellos se vino completamente abajo. Un desastre muy evitable. ¿Sería que no quería ser capitán?

Blandi blub

Con todo esto, tres fueron los candidatos destacados como los mejores de la prueba, en este orden; el tercero Fidel, segunda fue Mila y Antonio fue bendecido como campeón, un hecho insólito que ni él mismo acabó de creerse.

Antonio payasea un poco tras su triunfo


¿PRUEBA DE EQUIPOS?

Para la prueba supuestamente de grupos, se trasladaron al espacio multrigastronómico Platea, situado en la Plaza de Colón de Madrid en el antiguo cines Carlos III. Se trata de un espacio de ocio inaugurado hace menos de un año y dedicado especialmente a la alta gastronomía. Tres michelinosos se encargan de la oferta de tapas, Paco Roncero (al que parece vamos a ver en Top Chef), Pepe Solla y Marcos Morán, mientras que Ramón Freixa regenta un restaurante en un piso superior. El espacio permite combinar la gastronomía con eventos relacionados con otros campos, como el que vimos en el programa, centrado en el mundo de la moda.

Cine reconvertido en espacio gourmet (trad: prepara "el taco" que hemos invertido mucho)

Para hablar de este lugar, haré mias las palabras del gran Dolandus, que suscribo desde la primera a la última (con tu  permiso, amigo):

 "Estos “espacios gastronómicos” de última moda que están surgiendo como setas, elitistas, clasistas y carísimos, que tienen por lema absurdo que la buena gastronomía es un lujo al alcance de unos pocos (más quisieran) y que lo único que hacen es recordarte que ahí antes hubo otro espacio, en este caso, esa pedazo de sala de cine que era el Carlos III, mucho más útil, feliz y mejor. Son puro artificio para snobs. Es por eso que Samantha y su “gente importante” estuvieron en su salsa, aunque yo creo que la mayoría de los chefs participantes subieron el listón de prepotencia express" (Fin de la cita)

Si este viviera en Cádiz, a los dos días todos le llamaríamos "Carajo de mar", fijo

La distribución de equipos casi nos depara una batalla de géneros, pero sólo al final, Andrea (de manera incomprensible) prefirió llevarse a su equipo a Pablo que a Lidia (prefiero tener en mi equipo a un mueble-bar atravesado en la cocina, antes que a Pablo, la verdad). En resumen, todas las mujeres - Lidia + Pablo en el equipo rojo y todos los hombre - Pablo + Lidia en el azul.

Los equipos escuchan las explicaciones del jurado

Cada equipo tendría que preparar seis tapas de dos chefs cada uno y el capitán tendría que asignar cada tapa a uno de los concursantes. Antonio se quedó con las tapas de Ramón Freixa y Pepe Solla, mientras que Mila se quedó con las de Marcos Morán y Paco Roncero.

En el equipo azul, Víctor se quedó con los conos de berberechos con mayonesa de kimchi; Fidel con ;los berberechos, ostras y algas en agridulce de pimentón, Antonio escogió los callos a la gallega; Kevin se quedó con el Ferrero de foie; Lidia lidió con los chocochurros y Carlos con la tarta de Santiago en cuchara.

Adivinad cuál es cada una

En el equipo rojo Sally preparó alcachofas con huevo de codorniz y huevas de trucha; Pablo, cóctel sólido de manzana; Andrea hizo un bocadillo crujiente de quesos asturianos; Mila se quedó con el bogavante con sopa de aceite de oliva y Mireia asumió los dos postres (por ser más sencillo), torrija caramelizada y bizcocho de remolacha, pistacho y yogur.

Pues el conjunto queda feísimo

Aunque se trataba de una prueba de equipos, cada participante se centró más en la tapa que tenía asignada, y los capitanes no se percataron de que ellos tendrían que haber cogido la tapa más fácil para realizar una mejor labor de coordinación general y apoyo a los que tuvieran tapas más complicadas.

Víctor preparó una tapa de Ramón Freixa, un tipo aparentemente simpático pero que tenía comentarios bastante venenosos. La tapa consistía en un cucurucho comestible (hecho de diossabequé) relleno de camarones crujientes y aderezado con una mayonesa de kimchi. Como diría Andrea, muy coquimono todo.

Los camarones te miran desde su cono

No era una elaboración muy compleja, y entre Jordi y Freixa se encargaron de enmendar los errores de fritura del malagueño. Esto dio tiempo a Víctor para colaborar con Kevin y Fidel en sus elaboraciones. Tanto su tapa como su actitud solidaria fueron valoradas muy positivamente por el jurado.

Por su parte, Fidel tuvo que trabajarse un plato mucho más complejo, para empezar porque tuvo que abrir una a una un buen montón de ostras (y ya sabemos por Top Chef que no es nada fácil). Trabajó a destajo, pero aun así tuvo que recibir ayuda de algunos de sus compañeros y cuando recibió la visita del chef creador de la tapa, Pepe Solla, tuvo que aguantar que le dijeran que su agridulce de pimentón parecía más un alioli.

Tu salsita es una porquería, y lo sabes

El jurado, sin embargo, valoró muy bien su trabajo, e incluso le felicitó porque le había sobrado tiempo para ayudar a otros compañeros.

Sally se curró una tapa espectacular, y no vale quitarle méritos a la dolorosa porque tornearse cien alcachofas tiene muchísimo mérito, así que, al césar lo que es del césar. Preparó una tapa espectacular sin ayuda de nadie y después de entregarla no se arrugó para colaborar con sus compañeras. Y todo eso sin derramar ni una sola lágrima (bueno al finalizar la prueba si que lloró, a moco tendido).

Esto si que parecía comida y buena

El último de la primera ronda fue Pablo, con su cóctel sólido de manzana, sin duda, la más sencilla de todas las elaboraciones. El valenciano volvió a demostrar que en cuanto se le tuerce un poco la cosa se vuelve tan torpe que todo se viene abajo (incluido él mismo). Él iba muy lento, pero estaba contento, canturreaba absurdas cancioncillas que tenían desconcertados a sus compañeros, pero como tenía tiempo, parecía tener todo controlado.

"No puedo parar, de trabajar" (cantaba el muchacho)

Pero el tiempo fue pasando, y la tranquilidad de Pablo empezo a hacer mella en Pepe, que en un momento dado se cansó y empezó a darle caña, en esta ocasión ni inmerecida ni desproporcionada. Pablo entró inmediatamente en crisis y protagonizó patéticos momentos de autodestrucción que nos recordaron al celebérrimo "quién me pone la pierna encima" de aquel primer gran hermano que todo el mundo vio (reconocedlo).

Pepe, en plena bronca

Al final, con mucha ayuda externa, su sencilla tapa salió, pero el mal trabajo realizado y el hecho de que una vez más echara balones fuera, en vez de asumir su culpa, le llevó de cabeza a la prueba de eliminación.

La segunda ronda de presentaciones comenzó con Antonio, que había elegido unos callos a la gallega pero se llevó la sorpresa de que los callos no eran tales, sino que estaban hechos de calamar.

Qué salsa más clarita

Al principio se centró mucho en su trabajo, porque después de dejar el guiso en marcha, Bordi tuvo que enmendarle la plana porque había hecho muy poca cantidad. Pero una vez que lo arregló siq ue empezó a ejercer de coordinador y llevó por delante todas las elaboraciones que había en marcha.

Cuando llegó Pepe Solla a supervisar su plato, también le dio un empujoncito, porque le chivó que el guiso necesitaba comino que él no había puesto. Total que al final el guiso quedó decente (aunque a mi me parece que un guisote de estos debe quedar bastante más espeso) y además, su labor como jefe fue salvada pese a que mencionaron su exceso de nerviosismo que le llevó por momentos a tal nivel de sudoración, que nos acordamos, y mucho, de nuestro añorado Sudorman de Top Chef.

Profundo conocimiento del comino

Mila se olvidó por completo de la capitanía, porque su plato exigía pelar y limpiar 30 bogavantes, y eso es muy duro. Puso mucho empeño en lo suyo y la tapa le quedó muy bien, pero su falta de liderazgo fue muy mal valorada por los jueces. No creo que la crítica sea excesivamente justa, al menos en esta ocasión, porque curiosamente, los que fallaron fueron los que menos supervisión necesitaban por tener las elaboraciones más fáciles, pero el jurado estimó que debía de ir a la prueba de eliminación.

Estaba tan orgullosa de su salsa, que lo llenó hasta el borde, imagino a los VIPS llenándose de caldazo sus ropitas de diseño (y me parto)

Por fin tuvo Andrea un día tranquilo. Es evidente que no tiene mimbres para ser una gran cocinera, pero cuando tiene claro lo que tiene que hacer, es muy eficaz, y en el programa de ayer lo demostró. Le salieron unos bocadillos crujientes de quesos asturianos (ay, si alguna abuela asturiana levantara la cabeza y viera esto) muy parecidos a los originales de Marcos Morán, y le sobró tiempo y disposición para ofrecerse a ayudar a quien lo necesitara. Evitó con justicia la prueba de eliminación.

¿Os imagináis pedir un bocadillo y que te pongan esto?

El último de la segunda ronda fue Kevin, que preparó los bpmbones plateados de foie, una frivolidad de Ramón Freixa que lleva foie micuit, almendra tostada, chocolate y papel plateado comestible (hecho de veteasaberquécosa). Una combinación aparentemente repulsiva, pero, doctores tiene la iglesia.

Así envuelvo yo a veces los bocadillos que le pongo a mi hija para el cole

Tuvo que aguantar Kevin, hasta dos veces, la desagradable visita del histriónico Freixa, que cocinará muy bien, pero desde luego no sabe cómo decir las cosas. El modelo no encajó nada de bien las críticas, y es comprensible, porque no fueron en absoluto constructivas ni educadas. Pero el jurado no lo pasó por alto y habló de actitud lamentable del de Tarragona, que tuvo que pedir públicamente perdón y tragarse su presencia en la prueba de eliminación.

Freixa estuvo desagradable y maleducado, mucho más que Kevin

Comenzó la ronda de postres la tarta de Santiago en cuchara de Carlos, un plato relativamente sencillo que lució muy poco al chacinero. No tuvo Carlos su tarde, lleva un par de programas muy bajo, pero parece que tiene maneras suficientes para afrontar sin problemas las pruebas de eliminación como la de esta semana a la que los jueces le abocaron.

Sinceramente, mola mucho más la tarta de Santiago normal

Después aparecieron los chocochurros de Lidia, a la que no le apetecía en absoluto tener que tragarse el olor a fritanga, pero en fin. No era algo complicado pero lo sacó muy bien y ella solita, aunque Ramón Freixa se encargó de matizar que no estaban iguales que los que ellos hacen. Si es mudo, probablemente explota y hubiera manchado los zapatos de "Carajo de mar" y compañía. No obstante, por alguna razón que desconocemos, no fue suficiente para superar esta prueba y fue condenada a la de eliminación.

Pero que conste que los míos son mejores

La peor parte la llevó Mireia, que se encargó de los postres del equipo rojo. Desde un primer momento se vio que su sifón para el bizcoho de remolacha no salía (ni se le esperaba), pero ella, en lugar de intentar repetirlo, se empeñó en esperar y esperar, hasta que llegado el momento pues no salió y se quedaron sin postre. Intentaron montar un mamarracho con los adornos, pero Pepe, con buen criterio, abortó el bochorno. Pero lo que no evitó fue una esperpéntica parodia en la que, ataviado con un cucurucho de papel, imitaba la actitud de un loco. Una vez más, ¿alguien puede decirle a este señor que ese tipo de cosas no son graciosas?

Urge una conversación seria con este hombre

Como la torrija caramelizada había salido tarde y mal, y además su ayuda en el equipo había sido muy escasa, Mireia, por méritos propio fue la sexta invitada a la prueba de eliminación.

En resumen, una prueba de equipos valorada individualmente (me parece bien) que dio como candidatos a la eliminación a Mila, Pablo, Mireia, Kevin, Carlos y Lidia


PRUEBA DE ELIMINACIÓN: COCINA DE APROVECHAMIENTO

Para la prueba final recurrieron a un clásico de Masterchef, una prueba de aprovechamiento. Cada uno de los seis candidatos se encontró con un conjunto de productos, supuestamente sobras de la prueba enterior, trozos de verduras, peladuras, recortes y restos de pescado y carne, frutas,... Además, contaron con una cesta de productos básicos, así como hierbas y especias a cascoporro. No parece que hubiera una enorme cantidad de opciones, pero seguro que se podían hacer muchas más cosas además de cocerlo todo y triturarlo en un puré o en una crema.

La mayoría optó por hacer un "potito" con los ingredientes

El gran invitado de la prueba fue el venerable Arzak. Este personaje si que me parece digno de respeto, en especial en un programa como este (mucho más que los toreros, aristócratas y cronistas sociales ante los que agachan la cabeza habitualmente). Cuando a su edad, existe un consenso tan generalizado en torno a su figura, es indudablemente porque se lo ha ganado con su trabajo. Está mayor y me temo que ya no lo veremos cocinar, pero emana sabiduría culinaria cada vez que abre la boca.

Tuvo palabras amables para Samantha, que fue su aprendiz cuando tenía 23 años (ella)

Pero centrándonos en la prueba, hay que decir que los que escaparon mejor fueron aquellos que fueron más allá del puré de verduras, los que fueron más originales e intentaron realmente buscar un protagonista en el plato y aprovechar el resto como guarnición o adorno.

Ese fue el caso de Lidia, que parece que ha entendido que si quiere llegar lejos en el programa, tiene que abandonar esa absurda batalla con Pepe y su manía de querer que cada plato sea un canto al equilibrio nutricional (siempre se pueden tomar dos platos que se complementen el uno al otro. Optó por un plato de carnaca, repescó los trozos que pudo de cerdo y ternera, los salteo en agridulce con algunas verduras, preparó una salsita de fondo y lo adornó con una vaina a la plancha. Correcto, bien trabajado el concepto de aprovechamiento y, por fin, decentemente emplatado.

Un plato un poco extraño, pero al menos supo hacer algo más que un puré

También triunfó, y ya es noticia, Pablo. Esta vez si que tuvo la calma necesaria para pensar en algo original y el acierto para no entrar en crisis catastrófica a mitad de la elaboración. Este chico no siempre ha tenido malas ideas, pero los problemas en la ejecución y su falta de confianza lo han acabado llevando al fracaso.

El protagonista de su plato fue el queso parmesano. Preparó unos tacos en los que el queso estaba en el punto justo para poder darle forma sin perder su sabor, y lo rellenó de un sencillo salteado de lomo de cerdo y hortalizas. el conjunto funcionó y los jueces así se lo hicieron ver.

Primer éxito de Pablo en una elaboración individual

Si decíamos que Carlos había estado flojito en las otras dos pruebas, no ocurrió lo mismo en la última. Éxito total del de Albacete, que en lugar de unificar todos los ingredientes supo combinarlos en distintas elaboraciones pequeñitas para sacar partido a los distintos sabores, y como le sobraba tiempo preparó, como extra, un gazpacho de sandía. Nada más ver los platos se ve que está a un nivel muy superior.

Por esto decimos que estará en la final

Los otros tres candidatos hicieron algo parecido, un puré de verduras más o menos adornado. Me parece atinado que los jueces lo calificaran de "potito", lo que no me parece tan atinado es que Kevin (siempre se ceban con los mismos) tuviera que aguantar la ridícula parodia de los jueces metiéndose la cuchara en la boca unos a otros. Son estos detalles de humillación innecesaria los que nos están haciendo odiar esta edición de Masterchef.

Cualquier día Kevin salta la mesa y coge a uno por el pescuezo

El plato de Mila era de esos que si lo ves no te pides, más que nada porque la combinación de un puré verde clarito y un caldo marrón con tres cachitos de carne no entra por el ojo. Los purés y cremas de verduras son una cosa muy socorrida para darle a los niños que no les gusta la verdura, o a personas que tienen dificultad para masticar o tragar, o para hacerlo en tu casa cuando puedes ponerle lo que quieras, pero en un programa como este, son elaboraciones que lucen bien poco, sobre todo si las presentas como base de un plato.

Ufffffffffffff

Mireia, como ya ocurriera en programas anteriores, cayó en su propia "originalidad". Decidió arriesgar (como ya ocurriera con su gazpacho caliente) y combinó en un mismo plato una crema de verduras fría con frutas y vegetales crudos y un dulce de tomate. Aunque estéticamente no le quedó nada mal, el sabor al parecer era tan malo como sonaba el planteamiento. Samantha lo calificó de repugnante.

Una pena que estuvieras tan malo, porque bonito si que estaba.

Kevin también optó por la combinación de dulce y salado y preparó un caldo de pescado (que al final resultó ser también un puré) con unos trocitos de piña, chirivía y sandía. No se me ocurre una combinación más desacertada y el jurado también lo entendió así y lo condenó al borde del precipicio.

¿Caldo de pescado con sandía y piña?

Y llegó el desenlace, y fue Mireia la elegida. cualquiera de los tres se podía haber ido pero no creo que esta vez la decisión fuera especialmente injusta. Después de su gran fracaso en la prueba de equipos, y este desastre de plato no creo que la socialista se sorprendiera mucho. Es cierto que ahora se pueden buscar excusas, que estaba en territorio pepero en plena campaña, que como no lloraba no daba juego, siendo todo ello cierto, también lo es que Mireia ha hecho muy pocos méritos para quedarse una semana más.

Mireia se despide de Mila ante la atenta mirada de Kevin


¿Y AHORA QUÉ? LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN

  • Sube Lidia, que ha pasado de ser una obsesa por la nutrición que apenas sabía cocinar, a una mujer más templada, que no deja que la pisen y saca sus pruebas con solvencia.
  • Sube Sally, su trabajo con las alcachofas fue excepcional, acorde con su rendimiento habitual.
  • Sube Fidel, al que seguimos viendo un progreso lento pero seguro. Gana posiciones para el triunfo final.
  • Sube Antonio, que por una vez ha encontrado el plato que le ha hecho brillar, y en la prueba de grupos ha sabido mantener el tipo como capitán.
  • Se mantiene Pablo, que en cierto modo compensa su desastre en la prueba de equipos con su éxito en la de eliminación.
  • Se mantiene, aunque a buen nivel, Carlos. El de Albacete parece haber aflojado un poco en los dos últimos programas, pero cuando llega el momento tira de recursos y demuestra todo su potencial.
  • Se mantiene Andrea, pero en el filo de la navaja, nula en cuanto a creatividad, sobrevive en las pruebas en las que sabe lo que tiene que hacer.
  • Se mantiene Víctor, que ha tenido un programa más o menos tranquilo con su "paella" de chorizo y su voluntariosa participación en la prueba de grupos.
  • Baja Mila, que ha tenido un programa de más a menos, buena primera prueba, mala capitanía en la segunda y pésimo plato en la de eliminación.
  • Baja Kevin, que una vez más, no dio una a derechas. Algo extraño hay en lo que nos muestran de este muchacho porque todos hablan maravillas de él, pero luego parece bastante criticón y lo que es cocinar, lo hace bastante mal.

También te gustará

64 Comentarios

  1. tapas frikis....para gente friki...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. X cierto...la pantomima de imitar dar la cuchara de potito como dándolo a un bebé...penoso...muy penoso...Kevin ocupó el puesto de sparring de Pablo..y sin embargo...sale mireia...???

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo: había que ver la mirada de Kevin mientras los 3 tenores (bueno tenores y soprano) hacían el idiota... "Spanish shame", que dicen en ingles...

      Eliminar
    3. ¿Gente friki?.

      Aleix

      Eliminar
  2. Bueno lo previsible salió Mireia ... por la prueba de eliminación parece justo, pero ... es justo que estando Pablo, Andrea y Kevin, salga la Murciana?

    Lo del karatecalloron no hay por donde cogerlo. y encima a Andrea no se le ocurre otra brillante idea que entre la nutricionistarespondona y el karatecalloron, elegir a este último para la prueba de grupos ... resultado catastrofe, este chaval es limitado no lo siguiente, no puedo la verdad con este tio. Claro que tampoco con la Cuquimodelo.

    Arzak muy sabio, que pena que al margen de las lecciones que repartió para TODOS!!! la pena es que no cocinara un poquito ... pero repartir lecciones ya dio gusto .... me acuerdo aquel programa con Pedro Subijana y todos intentando seguir la receta que el cocinaba en directo, fue una pasada.

    En fin, nos dirigimos a la final que desde el minuto uno todos sabemos el chonitoledano y doña lagrimas. Nada nuevo bajo el sol.

    Esperando la crónica de Javi que es lo mejor del programa

    ResponderEliminar
  3. El primer año los comensales votaban y el que perdía, pues a la prueba de eliminación.
    El año pasado los comensales podían decir misa que el equipo que ellos decidían, pues a la prueba de eliminación.
    Este año ya da igual lo que digan los comensales y si tu equipo pierda o gana, van los que ellos quieren, directamente, ni disimulan. Y aquí Pablo, Kevin y Lidia tienen billete fijo.

    Añadir que lo de Kevin y el puteo del avioncito total fuera de lugar, pq sinceramente, lo podían hacer también el avioncito con las sopas de la semana pasada. Que si estaba malo, pues que le digan que estaba malo....pero lo del avioncito....de verguenza ajena.

    Saludos a todos, y como siempre esperando la crónica de Javi.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todo el mundo:
    Ayer puse masterchef ya empezado y pillé el momento en que la Cuquimongui hablaba de su chorbo (creo), que se dedicaba a "optimizar la productividad en las empresas" (o sea, a echar a la gente a la puta calle). Lo quite.
    Después de ver cosas más interesantes en otros canales (léase la serie Big Bang), me entró la curiosidad (y un poco la mala conciencia por dejar a Javi solo ante el peligro), así que volví a poner Masterchef.... Pille a la cucquimongui alborozada por lo ideales que le habían salido las galletitas. Volví a quitar la 1.
    Me volvió a dar la mala conciencia y puse otra vez Masterchef para ver el resultado de la prueba en grupo...que de grupo no tenía nada, porque al final se juzgó a los concursantes individualmente. Cuando la cuqui se puso tan contenta porque se había librado de la prueba de eliminación, a punto estuve de quitarlo..pero aguanté como un jabato , por curiosidad ante la última prueba (y porque ya era seguro que no la haría la cuquimoni).
    la prueba de eliminación me gustó: me pareció interesante y original, por una vez, lo de cocinar con los restos. Sobre lo de Arzak, de acuerdo con Javi, pero además hubo otro momento glorioso, cuando le dijo a Pepe que se podía cocinar perfectamente sin carne, etc..., cuando él quería ridiculizar a la dietista (que no vegetariana...por lo visto la inteligencia de Pepe no acaba de pillar la diferencia).
    Lo de los potitos, vergonzoso y que hizo subir varios enteros la dignidad de la figura de Kevin, y eso que el chaval no parece muy simpático. Sobre si los purés (que coincido que eran la opción más facilona) estaban ricos o no, no lo podemos saber, porque no los hemos probado, así que daremos la eliminación de Mireia por buena... pero también estaba claro que esa chica iba a caer pronto. Y otros cuantos, también: está claro que llegarán a la final Sally y Carlos (no me creo que ese chico no haya trabajado en una cocina) y que la cuqui y el karganteka aguantarán bastante, porque dan juego.
    En fin, un programa más de este Mesterchef que, la verdad, cada vez me cuesta más ver. No me motiva nada, nada, nada esta edición....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estaba viendo NAVY NCIS y en un momento de publicidad puse La 1. Ya estaba Sally quejándose de que cortaba muchas verduras... lo dejé pasar y volví a ver mi serie, hasta que terminó y volví a poner La 1 (por lo menos me sale más productivo ver primero un capítulo y luego el programa, si lo termino), y fue ver las "tapas" de "alta cocina" que salieron, que uno de los equipos estaba Pablo y la cuqui, y lo quité ipsofacto.

      Este año está siendo muy, MUY penoso. Luego menos mal que voy grabando los de MasterChef Italia, que esos SI que merecen la pena en todos los sentidos.

      Eliminar
    2. Sí, yo vi el otro día un poco del de Italia y era otra coas, incluso en la puesta en escena. Y los jurados tanto del de USA como de Australia me parecen bastante mejores que aquí, aunque luego tampoco es que las pruebas sean para tirar cohetes.

      Eliminar
    3. Yo ahora me he enganchado con el MC Italia (es el único que entiendo sin subtítulos) y es una pasada la diferencia. Hay algo de mamoneo, pero todo el rato da la sensación de que toman decisiones súper razonables al juzgar los platos (entre otras cosas porque los juzgan y dicen por qué están bien o mal) y me encantan las pruebas técnicas que les ponen como cortar cebolla o patata, o separar huevos...y en cosas así sí ves quien lo hace bien y quien no...

      Eliminar
  5. Me hizo gracia un comentario de Arzak... "el que tiene hambre se lo come todo hasta el plato".

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  7. Arzak esta por encima del bien y del mal.... Le da lo mismo todo, y se lo ha ganado.
    Respecto a pepe, hace poco público una entrevista, creo que el mundo, en la vino a decir que masterchef es un reality sobre gente que cocina.

    ResponderEliminar
  8. Pues no fue un mal programa.

    Pese a la tradicional jornada de cartas familiares, (yo esperaba carreras, besos y abrazos) y que seguro que el programa grabado pasaba por el 14 de febrero del calendario, lo que trajo de nuevo abundantes lágrimas al plató, de ahí lo de las parejitas, lo importante es que pidieron a los diferentes concursantes un plato propio lo que nos mostraría un amplio abanico de elaboraciones. Interesante en principio. Más si hablamos de cocina.

    Criticable, hoy las lágrimas venían en la lista de ingredientes, el nulo aprovechamiento de un Barman dicen que de los mejores, Diego Cabrera. Se le vió deprisa y corriendo hacer un cóctel, con un muy deficiente trabajo de planos y tiempos, dando la terrible impresión de ser algo totalmente prescindible todo lo contrario a los que se debería esperar en un programa de cocina. El pobre podría haber traído hechos de casa los cócteles en un tuper y haber puesto una de esas siluetas de cartón a tamaño real de sí mismo... por supuesto con una amplia sonrisa.

    A destacar un plato de ternera de Fidel, un arroz al horno de Mila (a mi no terminó de gustarme en ojo) y una carrillera al vino tinto del sevillano que tenía una pinta excelente. Por su textura y untuosidad, una de las mejores partes tanto de la ternera, como del cerdo, las kokotxas de tierra. El familiar de Antonio le hizo medio plato con su elección bajo mi punto de vista.

    Capitanes Mila (para mi Fidel) y Antonio. Algo que en este programa debe ser algo parecido a que te realice una fimosis un doctor sereno y relajado como Pablo con dos o tres cafés de más... algo terrible.
    Equipos desequilibrados. Un equipo donde no estén Pablo y Andrea es casi estar en el cielo, por tranquilidad (Andrea y Pablo), por eficacia (Pablo), y por multitud de ...... (Pablo). Aunque Kevin también tiene tela, no hay color, el equipo azul era infinitamente superior en principio.

    El trabajo consitía en la elaboración de unas tapas para un evento donde se reunirían dos de los sectores más importantes de este país, el gastronómico y el de la moda. Dando entrada a realizaciones de cuatro grandes Chefs: Ramón Freixa, Paco Roncero, Pepe Solla y Marcos Morán, de donde los concursantes tenían que plasmar sus platos y a una diversidad de modistos, modelos y gente relacionada con uno de los puntales económicos de España.

    Me gustó (y debería ser tendencia a partir de hoy) el reparto de los trabajos en el grupo y sobre todo me gustó la valoración de los concursantes que deberían ir a la prueba de eliminación.
    Hay que decir que entre todos resaltaron Sally y Pablo con sus tapas, primus et nullus inter pares respectivamente... con Kevin a rueda de Pablo y Fidel muy cercano a Sally en el último sprint
    Andrea, Antonio y Victor pasaron a la tranquilidad de la galería más por trabajo y actitud que por sus creaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que señalar, porque sería un sacrilegio no hacerlo, la entrada de Arzak en el programa. Parecía el maestro Yoda levitando sobre el plató y al que sólo le faltó un poco de música para empequeñecer casi al nivel del ridículo a los tres jueces de este programa. Y sin hablar ni nada.
      Cuando empezó a hablar (como dice Javi en las tres frases que soltó), Jordi (Bordi, como he leído a un compañero la semana pasada jajajaja, le viene que ni pintado), Pepe y menos Samantha, creo que por cercanía al maestro, aún se difuminaron más.
      Pero hablemos de cocina...

      Como prueba: Cocina de Aprovechamiento. Imagino que fundamental en las clases medias y más en los pisos de solteros, rodríguez (es) y estudiantes. ((Por lo menos en mi caso...hago unas papas rellenas con todo lo rellenable, usando un poco el cerebro, y luego empanadas y fritas y acompañadas con un ali-óli con perejil que me ha salvado un par de vidas como si yo fuera Andrea o el Coyote del correcaminos))

      Destacar dos grandes grupos: El de los potitos/papillas del nene y el grupo de los que empiezan a crecer ya hace tiempo donde hay que resaltar por encima de nadie a la nutricionista.

      Platazos de Carlos, a otro nivel, porque hizo dos y le faltó el postre. (Este chaval creo que nos engaña. Esos emplatados no son de vendedor ambulante de chacinas como creo que empieza a pensar ya el jurado) y de Lidia.

      Lidia que cada día parece que cocina mejor, es más simpática y coñ...o, a mi me parece que hasta más guapa, desde una defensa de su cocina... porque y con Arzak delante, la defiende, es una de las concursantes a tener en cuenta, ya no sólo por el sabor de sus platos, sino por su equilibrio nutricional. Creo que mental e intelectualmente está por encima de muchos por no decir todos los de esta edición. Se podría decir que es el Emíl de esta edición y podrá no ganar, pero será como ya está siendo de lo más resaltable de esta edición de Masterchef.
      Hay que hablar de Pablo. Y aplaudir. Su plato me gustó nada más ver su idea original con el queso. Recordar que en el primer programa era uno de los más destacados y que se fue diluyendo entre lágrimas. ¿Le habrá pasado el testigo de muñequito “pin-pan-pun” a Kevin?

      Como perdedora de la noche, nuestra política murciana con un plato extraño y dicen que incomible.... (¿...?), se veía desde el gazpacho caliente, y salvo el otro día, que su nivel era muy deficiente. En la edad media se quemaron vivas a señoras en las plazas públicas por recetas menos creativas que las de esta mujer.

      Suben y mucho Lidia y Fidel.
      Se mantienen Sally y Carlos (en otra galaxia).
      Suben menos pero suben, Pablo y Antonio.
      ... el resto... carne de cañón...



      y el pobre de Kevin.
      Saludos cordiales.
      Esta vez creo que si...



      Aleix



      Eliminar
  9. Independientemente que valoraran cada trabajo de manera individual, creo que la prueba de equipos no era la más indicada para hacerla cuando los concursantes eran impares. GRAN desventaja para el equipo rojo.
    A esto se le suma que el equipo azul tuvo muuuucha ayuda por parte de Jordi: échale comino, ponle más calamar, etc....
    Y para más inri, el equipo que fuera con Pablo tenía todas las de perder.

    ResponderEliminar
  10. ^Que de comentarios ahí arriba...

    Lo primero diré que qué lástima que me perdiese a ese señor. Ha dicho verdades como la copa de un pino.
    A mi la alta cocina me ganaría si además de un plato bonito tuviese cantidad como dios manda, no esa... "porquería", que parecen algunos una aceituna dentro de un plato de más de 10 centímetros, y me muero de vergüenza (y casi de hambre en mi casa...). Y digo yo, si el programa enseña a cocinar -o lo intenta-, ¿no sería más lógico poner también platos tradicionales para que el público potencia, que es la mayoría que está en casa, pruebe a cocinar? Porque muy pocas personas en casa haría esas cosas o tendría materiales para ello. Vamos, hombre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es por mi, que creo que si, le he pedido a Javi que elimine mi primer comentario. Hay párrafos duplicados por estar haciendo varias cosas al mismo tiempo.

      Aleix

      Eliminar
    2. Ya decía yo, algunos estaban repetidos y al ser escritos por Anónimo (aunque pongas el nombre al final) termina confundiendo un poco.

      Eliminar
  11. Lo mejor de Masterchef ?? Cuando acabó y pusieron a los hermanos Torres !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a más... es irte a dormir (o dormirte a mitad y no sufrir), jajajaja.

      Eliminar
    2. Tienes más razón que un santo. Yo ayer no vi el programa entero (me refiero a Cocinados) porque se me hacía muy tarde, pero sólo con el comienzo hablando de los erizos de mar y enseñando cómo se pescan, ya aprendí y disfruté más que en todo lo que llevamos de Master Chef

      Eliminar
  12. Estaría bien ver una enorme evolución en dos o tres más y así no saber que va a pasar. Más que nada porque ya nos hacemos a la idea de que Sally y el bakala, que no recuerdo su nombre , van a ser seguramente los finalistas y ya no tiene mucha gracia la cosa.

    ResponderEliminar
  13. el etiquetado de paella de chorizo, todavía me duelen los ojos

    ResponderEliminar
  14. Yo voy a romper una lanza por Pablo ya que considero que al pobre lo están machacando y, peor aún, presentándolo como alguien a quien gritar y despreciar. Es cierto que no es buen cocinero pero lo eligieron los mismos jueces y si ven que no vale pues se le echa el primer día y ya está. No, lo mantienen para tenerlo como objeto de burla. Después, el chico es sensible y se pone a llorar cada 5 minutos, pues le machacan más xa que llore más. Además nos lo presentan como alguien que es torpe y patán, y ¿quién no lo sería si cada cosa que haces es despreciada, vapuleada e insultada? No sé vosotros pero ante este maltrato psicológico que le hace yo no podría ni romper un huevo sin ponerme histérica pensando si podré hacerlo bien o si de nuevo me gritaran. Después siempre dicen que no ayuda en la prueba de equipos y el chico puso los huevos a las alcachofas y ayudó en las tapas a Andrea. Creo que ayudó muchísimo más que otras dentro del mismo equipo!

    Sinceramente me gustaría que Pablo supiera contestar a los jueces como hace lidia o pasar de ellos como hace Kevin. Pero no es parte de su carácter y no lo hará. De hecho, creo que en el próximo programa lo pondrán junto con Kevin xa mandarlos directamente a la eliminación y divertirse un poco haciéndolos capitanes. Vergonzoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ser Pablista en cierta medida me solidarizo con él por un dato que dio ayer. Aunque no lo dijo la receta de las galletas de kikos y cacahuetes pertenece al libro de Begoña Rodrigo (ganadora de Top Chef 1). La primera vez que las hice también me pasé con el comino, igual que Karganteman. Seré tan torpe como él? Dios, creo que me voy a poner a llorar....

      Eliminar
    2. X cierto...sabe alguien que vida llevan los participantes de las dos anteriores ediciones y si alguno ha acabado cumpliendo su sueño de ser cocinero profesional? incluyendo a González que ya sabemos que suele participar en éste foro....

      espero ansioso el resto de la crónica....

      saludos.

      Eliminar
    3. Respecto a los concursantes de ediciones pasadas, esto es lo que colgaron hace unos meses en la web de MC:

      http://www.rtve.es/television/20150312/como-vida-aspirantes-despues-masterchef/1095894.shtml

      http://www.rtve.es/television/20150316/hacen-ahora-aspirantes-masterchef-2/1116423.shtml

      Eliminar
    4. Sueños hay muchos... y muy diferentes.
      En mi edición no todos querían trabajar en un restaurante, pero muchos querían estar trabajando en el mundo gastronómico (en el amplio sentido de la palabra)
      Celia tiene un canal you tube de cocina.
      Churra presenta un programa de cocina en la TV galega.
      Jorge tiene una empresa de catas y maridajes de vino.
      Cristina hace showcookings y da clases de cocina japonesa.
      Emil tiene en mente abrir un restaurante.
      Cristobal, Mateo y Vicky han pasado un año estudiando en el cordón blue. ahora comenzarán su nueva andadura: Cristobal se embarca en el crucero. a su vuelta volverá a su restaurante. Vicky quiere abrir un restaurante en Mallorca. Mateo tiene dudas.
      Lola acabó la carrera y ahora comienza sus estudios de nutrición.
      Yo publico un libro de recetas en junio. He creado un catering y cocino como chef a domicilio (gonzaloribot.com)
      En general, no esta mal, ¿no?

      Eliminar
  15. la primera parte del programa un tostón... tanta lagrima y tanta tontería!!!
    la sorpresa agradable ver Arzak un cocinero y un señor de los pies a la cabeza, aun recuerdo y recordare siempre cuando me lo encontré en las fiestas de Santo Tomas por la parte vieja de San Sebastian con 1 bandeja en cada mano regalando pinchos, de verdad, un artista!!!

    ResponderEliminar
  16. David masterchefmayo 13, 2015 6:17 p. m.

    a mí me alucino lo del friki karateka llorón cuando se ponía a cantar... no puedo parar de trabajar.

    El pavo está realmente mal.

    ResponderEliminar
  17. Pues yo lo que creo es que en el programa de ayer más de un@ se podría haber aplicado eso “de más vale callarse y parecer imbécil y hablar y confirmar que lo eres”.
    La primera prueba no la vi, de eso me libré. Ya me ha contado mi peña y he leído vuestros comentarios. Solo diré que no me creo yo mucho ese “pleno al hetero” de las cartas de amor, ahí al menos dos echaron mano de sus 80 mejores amigas.
    Con la prueba de equipos ya empezamos mal. No me gusta Platea, la Lonja del Barranco ni estos “espacios gastronómicos” de última moda que están surgiendo como setas, elitistas, clasistas y carísimos, que tienen por lema absurdo que la buena gastronomía es un lujo al alcance de unos pocos (más quisieran) y que lo único que hacen es recordarte que ahí antes hubo otro espacio, en este caso ese pedazo de sala de cine que era el Carlos III, mucho más útil, feliz y mejor. Son puro artificio para snobs. Es por eso que Samantha y su “gente importante” estuvieron en su salsa, aunque yo creo que la mayoría de los chefs participantes subieron el listón de prepotencia express. Luego la fama se la llevan los pobres modistos, pese a que muchos también tengan lo suyo (menos mal que no apareció la Gata Ruiz de Labrada esa). Lo mejor y con diferencia fue ver al bellezón de Nieves Álvarez y la lucidez de David Delfín. También estuvo bien la tapa de Sally, que por una vez aparcó a la Dolorosa y me gustó mucho la manera en que resolvió su cometido. Y reconozco que Jordi y Pepe (hoy casi que no me meto con ellos) prácticamente la clavaron con el repaso que les dieron a todos (no estuve de acuerdo con la valoración de Lydia ni con la de Kevin, yo tampoco hubiera atendido mucho al engreído de Freixas). Por lo demás, más de lo mismo: Pablo es el hijo necio de Pepe Gáfez y Mila, cuando se lo propone, es otra señora realmente insoportable.
    El reto de eliminación deparó lo mejor de la noche: grande Arzak, muy grande, uno de los animales de la cocina mundial, sabio y directo. Un soplo de cordura y coherencia frente al tufo soplagaita de la prueba anterior. Yo también opino que es norma, con muy pocas excepciones, que cuanto más genial, más humilde. Por otro lado, soy dentro de mi gilipollez algo experto en lo que ahora se conoce como “comida de aprovechamiento” y que yo siempre he llamado “cenas socorridas” (también en cocina a base de latas, como parece que se van a utilizar en la siguiente entrega), por eso me parecieron horrorosos la mayoría de los resultados (ahí había para una buena sopa de pescado, un platazo con queso y un postre digno con frutas). Salvo Carlos, Lidia y Pablo (sí, su plato en verdad fue bueno, nunca creí que iba a escribir esto), el resto mereció portazo, aunque a Mila la pobre es que le salió mal, nos puede pasar a cualquiera pues en este tipo de comidas la experiencia y la educación recibidas es un grado. No vamos a bajar el telón todas las noches y menos a sabiendas que en Masterchef la expulsión no te la juegas solo por un bodrio, como le ocurrió a Mireia. Ya dije que duraría poco pese a ser mejor que unos cuantos que se han quedado para pasto del freak show. La archenera es muy roja para este buque mediático de la España azul del chotuneo y los toros.
    Y por último, rompo un dardo (una lanza no, no exageremos) a favor de Kevin tanto por lo que he comentado del Platea como por permanecer impasible ante lo que supuestamente fue la apoteosis cómica de quienes tienen la gracia en el fondo requemao de una olla. Por lo menos se apunta al lema que he citado y no cae en los desbarres de Pablo y Andreíta.
    PD: ya veo que por aquí también os habéis hecho eco del nuevo reality “Chef busca esposa” o algo así, otro espanto que, por supuesto, solo podía recalar en el contenedor de Mediaset. Nunca olvidéis que lo peor siempre está por llegar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, Dolandus, si te tengo que hacer una ola cada día voy a acabar con agujetas!

      Venga, ahí va otra ola. OOOOOOLA.

      Eliminar
    2. No te crees el pleno hetero? Yo de los que quedan no veo a ninguno precisamente gay o lesbiana.

      Lo de Chef busca Esposa confirma nuestros mayores temores: que a la gente le gusta ver a gilipollas que hacen ruido como Carlos. Admitámoslo, gente, somos la minoría en considerar estos programas malos. A la mayoría de la audiencia les parecen chupiguays.

      Eliminar
  18. BOCHORNOSO la segunda fotografia de las tapas "de alta cocina"... ¿qué es eso...? fue verlo e ipsofacto me entró tanta vergüenza (e impotencia, gente muriéndose de hambre y estos sirven a millonadas esa mierda de cursiladas que no te llena ni un tercio del estómago) que apagué la tele y me llevé con un mosqueo a la cama. Vergüenza me da algunas -por no decir muuuuchas- de las ideas de la alta cocina.

    Y ya sigo leyendo la crónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperando a que termine del todo. A ver que tal va.

      Eliminar
  19. Esta semana me ha llamado la atención una cosa que siempre está ahí, pero en la que no suelo reparar: viendo los comentarios de Kevin en off durante la prueba de eliminación da la sensación de ser un auténtico cabrón con sus compañeros (hablando mal estos). Sin embargo, no me creo que eso sea así y me pregunto que les dirán o preguntarán desde la organización para que contesten eso que luego se emite ("Pablo es como un pintor que plagia (...)"). Y es que eso condiciona terriblemente la imagen que de esos concursantes tiene el público. De lo demás, está todo dicho. Destacar una vez más la presencia de Arzak. Para mi, junto a Martin Berasategi representan la grandeza en equilibrio con la sencillez y humildad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de que Chicote haga un programa sobre el precio de los alimentos en Thailandia sin ir a Thailandia, pero fingiendo que está allí, puedes esperarte cualquier cosa... Yo por eso he dejado de ver MC. Ya no les paso ni una más.

      Eliminar
    2. Ya te digo. Yo hago tiempo hasta que me entra el sueño y me voy a la cama. Al hilo del no-viaje de Chicote, creo que el problema no tiene que ver con haber engañado al espectador (no aporta nada al reportaje si estuvo en persona o no), sino a que la persona lo grabó le dijeron que lo utilizarían para una cosa (con unas determinadas condiciones) y lo usaron para otra (entiendo que con otras condiciones distintas) sin avisar, ni informar, ni pedir permiso, ni nada. De todas maneras, creo que Chicote debería tener cuidado con el uso que se hace de su imagen. Sin ir más lejos, en su libro de "Pesadilla en la cocina" fui a hacer anteayer una hamburguesa, y comprobé con estupor que la salsa de ketchup que viene no tiene nada que ver con la que hizo en directo en el programa en su día.

      Eliminar
    3. Recuerdo esa salsa, él habló de un ketchup personalizado para el restaurante. Qué decepción

      Eliminar
    4. Ya Txejix, que Chicote esté, o no, en Thailandia no altera el producto... Lo que molesta es que engañen. Y no sólo al espectador, sino también al reportero gráfico... En cuanto a los libros de cocina, revistas, y algún sitio más... ejem ejem... Cualquier parecido entre la receta y el resultado final es pura coincidencia.

      Eliminar
    5. Yo trato de relativizarlo un poco. Partiendo de que la mayor parte de lo que pasa en TV no es cierto (empezando por los informativos) no me llevo mal rato porque no merece la pena, aunque estoy de acuerdo contigo en que darse cuenta de como las televisiones nos ven realmente a los espectadores sí que es para mosquearse. Pensará el ladrón que todos son de su condición, es decir, indigentes intelectuales?

      Eliminar
  20. Como siempre una magnífica crónica Javi. Leyéndote no hace falta ver el programa en absoluto y cuando vi en el título que había ido Arzak estuve a punto de poner el vídeo, pero he esperado a leer tu crónica, y como cocinar, no ha cocinado, pues me ahorro el ver ni un minuto de esa bazofia.
    Me alegro de que Arzak dijese cosas tan sabias, porque evidentemente a él no lo pueden editar y luego hacer ver que ha dicho otra cosa. Estoy segura de que el chef no se lo perdonaría y no volvería al programa... y si él no vuelve, seguro que el resto de chefs tampoco.
    Me alegro de la subida de Lidia, me alegro de que Pablo tuviese mejor día, aunque fuese la prueba de eliminación. Y en cuanto a Kevin, supongo que debe ser del tipo que no entra al juego de que lo mangoneen.
    Espero que no saquen a Carlos de la final, porque es de los que más me gustaban. A parte su cocina encuentro que tiene una actitud muy positiva y su sonrisa es contagiosa... Eso sí, viendo la foto de su plato he alucinado... en serio hace eso??? A ver si va a ser un cocinero infiltrado ;)
    Saludos a todos!!!

    p.d.: te juro que jamás he visto un solo programa, de ninguna temporada, de Gran Hermano

    ResponderEliminar
  21. Buenas!

    Esta semana vi un ratito en riguroso directo y luego pasé al riguroso diferido solo y exclusivamente para ver a Arzak. Qué grande es ese hombre!

    Del programa poco puedo decir porque lo he visto fundamentalmente a través de los ojos de Javi (no hay mejor manera) pero sí quería hacer un apunte a eso que comenta Javi de la actitud de Ramón Freixa. Además de que sí, parece un tío cáustico y socarroncete, quería recordaros que él (junto con otros, pero fundamentalmente él) consiguió hacer llorar a Arrabal en TopChef 1 cual colegial al que le hubieran robado el bocata de chopped en el recreo..

    ResponderEliminar
  22. Lo primero, me encanta leer este blog y los comentarios, me ayuda a confirmar que no estoy loca acerca de lo que pienso cuando veo el programa... Gran trabajo la cronica!
    Por otra parte, y a parte de estar de acuerdo con lo que se ha dicho ya, destacar lo bochornoso de la despedida de Mireia, una concursante que no habia explotado su vida personal y que el programa no quiso desaprovechar la ocasion aunuqe fuera en la despedida porque ya se la habia eliminado... Era necesario decir que la chica no tiene pareja?? era necesario pedir publicamente una pareja para ella? realmente eso es lo que queria la concursante? no hubiera sido mas acorde preguntarle sobre como piensa continuar su dedicacion a la cocina? Porque si hhubiera ido a television a encontrar novio igual no se hubiera presentado a Masterchef (o eso creia yo, hasta ver esta edicion...) EN FIN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo, igual que cuando Eva le preguntó a Gonzalo "Oye, en la boda con tu marido..." o cuando invitó a Alberto a declararse a una chica tras el leóncomegamba. Me parece una presentadora muy desatinada; no por ignorancia, sino por malicia a veces. No entiendo por qué saca a colación algo tan personal y privado como la situación sentimental de una persona en un programa de cocina.

      Eliminar
    2. Pero malicia de patio de vecinas, tié menos gracia.... Ahora que se la ve más suelta, argggg

      Eliminar
  23. Buenas!

    Una cosa que no me cuadra en ninguno de los programas es el tiempo de realización de la prueba y su resultado y por ende como se puede, por ejemplo, pelar y cocinar 100 alcachofas o abrir y cocinar 100 ostras, o realizar un estofado o unas buenas carrilleras en tal sólo 60 minutos.... es mi opinión, vosotros que creéis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo que el reloj del plató es mágico te lo digo todo. Es un reloj maravilloso. Yo quiereo uno igual. Adelanta o atrasa según convenga. ¿Que nuestra niña mimada no ha acabado el plato? No pasa nada, se añade tiempo extra y todo solucionado. Ah, ¿Que el resto protesta pues no es justo? Lo pone en el contrato: nosotros tenemos la última palabra. ¡¡¡Ole sus huevos!!!!

      Eliminar
    2. El mismo dia del programa hice un rancho de conejo y añadí arroz... errorrrrr. Hubo un retraso de comensales de veinte minutos y aun apagando el fuego a tiempo el rancho estaba pasado. ¿Qué decir de esos arroces de MC? Parece que tengan un reloj cuántico o relativista, porque la mayoría sirven como munición para cazar perdices. La respuesta ya la sabes, Gon: diversas tomas, diversas elaboraciones, diversas valoraciones... un montaje, una postproducción, una dirección.

      Eliminar
    3. ay, las ganas que tenemos de que te despaches, Gonzalillo!

      Va a parecer un poco...uhmm...soberbio, pero lo que ha dicho alguien acerca del nivel intelectual de los concursantes es muy interesante. El programa va dirigido principalmente a un sector de la sociedad que tiene el sentimentalismo como valor en sí mismo. Emocionarse es bueno, es un valor en sí mismo por encima de, imaginemos, la constancia. De ahí que la ciencia importe poco, y lo mismo con el giro didáctico del programa que tan interesante podría ser pero que no se va a dar... No creo que haya un problema con el socialismo de Mireia (pues le han dado un cierto espacio) sino más bien con el perfil del público al que se dirigen a través de sus concursantes. (¿Quién quiere a los políticos?)

      Alguien comprometido, culto, pudoroso en lo personal o con un concepto ajustado de la dignidad no tiene cabida aquí. C'est tout. Lidia, Kevin, etc durarán hasta que duren pero nunca ganarán.


      Por otra parte, las críticas hacia la cocina michelinosa que he leído por aquí no las comparto. Es una pijada, sí, pero en manos de muchos chefs ese tipo de comida tiene sentido. Los precios michelinosos son prohibitivos en muchas ocasiones, ok; yo no puedo ir a comer ahí, pero que vaya quien pueda.

      Sin embargo, sí he podido ir a sitios un poco por debajo (por ejemplo, Samsha de Víctor Topchef) y fue una maravilla.
      Comer se convierte en un placer cercano o superior al sexual. Como puede ser una pieza de música o un cuadro.

      Criticar la alta gastronomía per sè me parece poco acertado.No obstante, el tono de reverencia con el que tratan a esta gente en el programa (además de a lo más granado de ....) sin dejarles espacio para enseñar por qué se les considera tan grandes tiene delito. No les dejan enseñar, por ejemplo, un menú completo con sus tropocientas cosillas, sino que te ponen una que te da ganas de llorar de lástima, no?

      Bueno, perdón por el rollo.

      Off the record: Las sobras de la última prueba no eran de la prueba anterior. Se agradecería que no nos dieran gato por liebre.

      Eliminar
    4. perdon por existirmayo 15, 2015 2:06 p. m.

      Pues ya queda claro. Ese nivel intelectual es el que tenemos los que estamos aqui, ya que si vemos el programa y/o leemos la cronica el sentimentalismo nos importa mas que la constancia. ! Ahi queda eso!

      Yo lo veo un rato y me entretengo, si no, no lo veria. Y leo la crónica de Javi siempre. Y yo ya era seguidora de Javi antes de masterchef y eso no prueba mas que que ya lo era, no hace de mi una intelectual de la cocin

      Eliminar
    5. Bueno, creo que generalizar en cualquier ámbito genera injusticias, y este tema de la alta cocina también. Aquí hemos alucinado viendo cocinar a Subijana, Quique Dacosta, Berasategi o Andoni Adúriz, e incluso al proio Víctor de Top Chef que mencionas, lo que cuesta más es "tragarse" algunas cosas, más relacionadas con el postrureo "foodie" (que lo hay y mucho). Espacios como Platea me parece que responden más a eso que al concepto de alta gastronomía espectacular que propones. Yo también iría a Samsha de cabeza, sin embargo no pisaría ni muerto el restaurante de la sopera minimalista de la semana pasada para que me cobre 30 € por un agúita con dos tropezones. Eso me parece un timo.

      De todos modos, por el bien de la profesión, sería genial que nos pusieran a estos superchefs en acción, seguro que muchos de ellos se ganaban nuestro respeto con mucha facilidad. si lo estamos deseando...

      Eliminar
  24. Sin permiso amigo Javi, faltaría más.

    ResponderEliminar
  25. Me escandaliza el bajo nivel general de esta edición. Pensé que lo había visto todo con el “león come gamba” pero se prometen más chapuzas del mismo tipo. Caldo de pescado con fruta? Solo pensarlo potaría mi primera papilla (o potito)
    Tengo entendido que reciben clases de cocina…me pregunto si son en “barrio sésamo”…el tema del sifón: cómo es posible que no le salga! Yo no soy profesional ni mucho menos de la cocina, pero a la primera, siguiendo unas pequeñas instrucciones “mágicamente” sale! Manolete! Si no sabes pa que te metes!
    Un poco harta también del jueguecito de la lágrima; Sally aguantó la prueba de equipos con un platazo con muchísimo trabajo pero para mí la cagó al final, cuando dijo estar “destrozada” y se echó a llorar (para salvar el culo, claro)…no sé no me gusta, no me la creo, no la veo de “verdad” y es una pena porque cocina bien, más que bien. Y lo de Pablo es de traca, no tengo palabras.
    Como siempre lo mejor de masterchef es tu crónica!!

    ResponderEliminar
  26. Hola a todos,

    que escogen a los personajes primero para el show y luego para que hagan lo que puedan lo tengo clarísimo, lo que no tengo claro es qué nivel de cocina deben tener cuando los escogen, porque algunos están en el -2.
    He llegado a pensar que les dan algunas recetas para que las vayan ensayando en la casa donde viven y luego se las hacen hacer en el programa, porque el nivel de la mayoría es bajo, bajo, bajo.
    Aún así lo veo, y me entretiene. Una de las cosas que no entiendo es que tengan a Eva González ahí, sosa, con ese tono de voz neutro que intenta mantener para que no sea andaluz pero que tampoco es español. es pañoldalús del plano.
    Creo que favoritos a finalistas claros se postulan Fidel y Carlos esta temporada, y Sally pues no sé, porque no lo está haciendo mal pero cuando le sale la vena malota se le ve el plumero.

    Y ahora disculpadme un off topic: llevo todo el día buscando cómo ver los capítulos atrasados de la segunda temporada de Cocina2, ya que en la web de rtve sólo está colgado el último ;-(, y no los encuentro por ningún sitio, sólo he encontrado el de Soria en Youtube.
    ?Alguien sabe dónde pueden verse los anteriores? qué raro que no cuelguen todos en la web como antes ;-(.
    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mandar.
      http://www.rtve.es/buscador/GoogleServlet?client=RTVE&lr=lang_es&hostfrom=www.rtve.es&tema=RTVE&hl=es&oe=latin1&q=cocina2&ie=latin1&getfields=*&output=xml_no_dtd&filter=1&ie_link=utf8&numgm=5&ulang=es&access=p&sort=date:D:L:d1&entqrm=0&entsp=a__PL_Fase_0&as_sitesearch=www.rtve.es/alacarta/videos/cocina2&site=RTVE

      Eliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe