Masterchef 3.5: Demasiado para Encina

miércoles, mayo 06, 2015

Después de todo lo que ha pasado en los cuatro primeros programas de Masterchef, resulta muy complicado no ver el programa con la escopeta cargada. Y es que ha sido mucho, actitudes chulescas que rozan el acoso, humillaciones a concursantes concretos, decisiones incomprensibles, todo un rosario de circunstancias que hacen a este programa algo muy distinto de lo que muchos esperábamos. Pero bueno, cada semana, y sin perder el sentido crítico, intentamos pasar un buen rato viendo cocinar y después, echar unas risas con los amigos en este foro.

Esta semana ha habido un poco menos de lo malo, aunque tampoco ha habido mucho de lo bueno. Hemos asistido a tres pruebas muy diferentes. La primera, que era muy sencilla de ejecución, ha supuesto un sonado fracaso para muchos de los concursantes, sin embargo, no han faltado las clásicas lágrimas de Andrea y Sally o la no menos clásica crírica ácida a Kevin y a Pablo.

10 minutos bastaron a Sally para pasar de la alegría al llanto

La segunda, ha sido una indescriptible chorrada, quizás la peor prueba de equipo que hemos visto en toda la historia del programa, adobada de supuestos momentos graciosos perpetrados por supuestos cómicos profesionales, de cuyo nombre ni quiero acordarme. Eso si, no han faltado las tradicionales decisiones arbitrarias a la hora de decidir quién iba a la prueba de eliminación.

La tercera ha sido toda una encerrona para Encina. El programa ha decidido que hasta aquí había llegado la más veterana y han diseñado una prueba muy técnica, imposible para ella (y para algún otro), y que ha acabado en su justa eliminación.

Que cosa más fea, por dios

Seguimos sin haber visto gran cosa de cocina, seguimos sin ver un plato que medio emocione al jurado y seguimos asistiendo a pruebas que buscan más que nada poner al concursante en situaciones ridículas, para forzar así el fallo más que el acierto. Al menos esta vez, la decisión final si que fue justa, cada vez nos conformamos con menos.




PRUEBA DE PRESIÓN: SI ESTE ES EL NIVEL...

Cuando entraron los concursantes al plató para hacer la primera prueba, algo había cambiado, una cinta transportadora atravesaba los puestos de trabajo. ¿Qué aparecería por allí?.

Los aceites de Masterchef, hábilmente colocados

Pero todavía tuvieron que esperar un poco los concursantes para saberlo. Primero vino la presentación de la prueba, que tuvo como invitada a la michelinosa chef gallega Beatriz Sotelo, del restaurante "A Estaación" de Coruña.

Explicando sus calditos

La invitada vino a mostrar distintos tipos de sopas que se trabajan en su retauratne, una manera de dar una vuelta de tuerca a las sopas de estilo más tradicional, tanto en el concepto como en la elaboración y en la manera en que se presenta ante el cliente. Pequeños trocitos colocados sobre el fondo del plato que posteriormente son regados por el caldo en el que se han hervido o infusionado otros elementos. Ante estos platos tan sofisticados, a mi al menos me entra la duda si al final de tanto innovar nos estamos olvidando de la principal función que debe tener la comida, que es alimentar y hacer disfrutar al que la coma. ¿Qué preferís una sopa de marisco bien surtida de "frutos del mar" o un caldito supercuqui transparentoso con dos bichos flotando en el fondo? Yo lo tengo claro.

Oiga, yo había pedido una sopa

Pero además de preparar una sopa, los concursantes tendrían que elaborar una quiche, plato clásico de la gastronomía francesa consistente en una base de masa brisa, rellena de una mezcla de huevo y nata (o leche) a la que se añaden otros componentes sólidos a elección (bacon, salmón, verduras, queso,...) y finalmente se hornea. El resultado es una tarta, generalmente salada, con un relleno suave y cremoso, una delicia de elaboración bastante sencilla

Por fin supimos la utilidad de la cinta, por allí irían saliendo los ingredientes para los platos, que los concursantes tendrían que ir cogiendo al vuelo (literalmente, porque iba tan rápida que algunos productos al llegar al final salían volando). Pero además, junto a los ingredientes, irían apareciendo objetos personales de los concursantes, ¿para qué?, pues no llegamos a entenderlo, probablemente para buscar algún efecto lacrimógeno. Pero lo cierto es que algunos concursantes, como Andrea, estaban tan concentrados en los ingredientes que ni siquiera se percataron de que pasaban por la cinta otras cosas. En esta ocasión, a esos que piden seriedad y presumen de la exigencia del programa, les salió el tiro por la culata, y fueron los propios concursantes los que demandaron algo más de seriedad.

Es normal que exijan seriedad a los concursantes...

Durante la elaboración, pudimos comprobar una vez más el escasísimo nivel de los participantes en esta edición. Una prueba con dos elaboraciones tan sencillas y tiempo suficiente para no tener apuros no puede acabar en un resultado tan decepcionante si de verdad hubieran pasado un proceso selectivo serio.

Una vez más vimos lágrimas aflorando sin necesidad de mucho esfuerzo, apenas habían pasado 10 minutos y ya estaban, primero Andrea y luego Sally, recurriendo al llanto y a la pena. Lo de Sally es de traca, cuando encuentra el muñequito de su hija se la ve feliz, exultante, pero cuando se pone delante de la cámara personal, es un torrente de lágrimas. A mi su personaje me parece falsísimo y muy preparado, ¿qué pensáis vosotros?

Pepe escucha atentamente los lamentos de Sally

Pero vayamos a los platos, que es lo que nos interesa. Como siempre, haremos un repaso de los mayores batacazos y éxitos. Y si tenemos que hablar de batacazos, no nos queda otro remedio que empezar por los dos platos de Kevin, que tuvo la habilidad de presentar una quiche que parecía una sopa y una sopa que parecía un segundo plato...

El cráter, indescriptible

Si resulta difícil de entender cómo se puede no cuajar una quiche que el único ingrediente mágico que necesita es calor, más extraño resulta aún entender qué pretendía este muchacho presentando en el fondo del plato sopero unos trozos de solomillo de ternera (que ya sabemos el precio que tiene) prácticamente crudos, de ahí no podía salir nada bueno. Eso si, el cachondeito de Jordi con la guitarra era bastante evitable y creo que a Kevin no le hizo demasiada gracia.

Vaya manera de desperdiciar un solomillo

En el lado de los batacazos tenemos que colocar esta vez la quiche de Sally. Al comienzo de la prueba, la plañidera se mostró muy feliz por tener que preparar este plato que, según ella, era facilísimo. Sin embargo, la que presentó ante los jueces estaba visiblemente quemada y le llovieron las críticas. No habíamos visto hasta ahora a Sally en la tesitura de que le pusieran la cara colorada, y ante esta nueva circunstancia descubrimos que tiene un puntito de soberbia bastante acusado. Incapaz de reconocer sus fallos comenzó a poner todo tipo de excusas, para llegar a la conclusión final de ue la culpa no había sido suya, sino del molde de silicona. ¿No recuerda este episodio al del "lemon pie" de Marina el año pasado?. Por suerte para ella, su sopa compensó algo su trirste quiche.

Churrasquiche

Tampoco tuvo su día Antonio (y ya van unos cuantos). De todos los concursantes que quedan es el que menos entendemos por qué está aquí, sinceramente parece no haber cogido una sartén en su vida. Su tortilla con pretensiones a la que llamó quiche carecía de base (al meno aparentemente) y había usado tal cantidad de cabrales que estaba incomible. 

Como tortilla no estaba tan mal

Su extrañísima sopa (mar y montaña y caribe) es todo un canto a la falta de ideas. Se limitó a meter dentro todo lo que encontró, y si el resultado no estaba tan malo, podemos considerarlo más un golpe de suerte que un acierto, porque ni él mismo era capaz de poner en pie qué había puesto en la sopa.

Intentando explicar a Pepe lo que lleva su sopa

Al menos, Antonio no se dejó machacar por las críticas de los jueces, y cuando Jordi le dijo que sería mejor que se dedicara hacerle palmas a Kevin, supo salir con cierta gracia del atolladero, quitando mucha tensión al momento.

Ninguno de los concursantes llegó a dar en el clavo con los dos platos, a Mila se le quedó cruda la masa de la quiche, a Lidia también, aunque menos, Encina falló en las proporciones e hizo una sopa del montón (quiso demostrar con su plato lo mal que comían las parturientas antiguamente, la verdad es que suena a excusa), Carlos se pasó con el cabrales, la sopa de Víctor estaba grasienta, como la de Mireia, Fidel hizo una sopa muy pesada y Andrea hizo una tortilla en vez de una quiche.

La sopa de Víctor bien merecía los calificativos que llevó la de Pablo

Pero una vez más, las mayores desconsideraciones se las llevó Pablo. Jordi va a por él y se nota. Después de pasar decentemente la cata de la quiche, Pepe probó su sopa, y antes de que los otros dos metieran la cuchara, les dijo que no la probaran, que estaba malísima, a lo que Jordi respondió: "la verdad es que no tenía la más mínima intención de hacerlo". Pues tio, si no es para probar los platos de los concursantes, no se para qué estás ahí. Absolutamente innecesario y excesivo castigo para este chaval, que aunque sea un auténtico topo en la cocina y demuestre cierto gusto por que le den caña, también necesita de vez en cuando una palmadita en la espalda y no solo zurriagazos.

 Pienso que tampoco tenía tan mala pinta como para ni siquiera probarla

Al final tuvieron que decantarse por los menos malos, que fueron; Mila, pese a que su quiche había sido bastante criticada, Fidel, por hacer la mejor quiche y Lidia, que fue la campeona, por hacer el mejor conjunto de todos. Va en claro ascenso la nutricionista, que parece que va apartando los fantasmas de su camino, ayer incluso colocó en su quiche jamón de York y Bacon (equivalentes en su mundo  a Bin Laden y Picolo) y lo hizo sin pedir perdón y al final resulta que el cambio, el domar un poco el radicalismo, le está viniendo bien.

Lidia, muy contenta por su éxito


PRUEBA DE GRUPOS: COMO CONVERTIR UNA BUENA PRUEBA EN UN ESPERPENTO

Me he propuesto no perder demasiado tiempo en describir este mamarracho de prueba, espero poder controlar la bilis y conseguirlo.

Volvemos a los publirreportajes pagados en Masterchef. Esta vez se desplazaron a Andorra para mostrarnos las bondades del hotel Hermitage Sport del porrompompero, de cinco estrellas (no Michelín), para que así pudiéramos conocer de primera mano los sitios en los que nuestros políticos, empresarios y banqueros guardan nuestro dinero y los lujos que disfrutan a nuestra costa mientras que nosotros apenas podemos permitirnos ni una pensión de mala muerte.

Impresionante escenario para una prueba

La prueba tenía un planteamiento interesante, los concursantes, divididos en tres grupos de cuatro, tendrían que atender en turnos consecutivos, el servicio de habitaciones del hotel de acuerdo con la carta que ofrecen a sus clientes. Ya digo que podría haber sido una prueba muy dinámica que refleja una situación real y que hubiera servido para ver la capacidad de coordinación y reacción de los participantes ante distintas circunstancias. Pero los lumbreras que guionizan esto, se encargaron de convertir la prueba en un vodevil, absolutamente inservible como método de selección. Para colmo ¡, el jurado puso su granito con sus arbitrarias y poco justificables decisiones.

La primera rareza fue que Lidia fue nombrada capitana de los tres equipos, es decir tendría que organizar el trabajo de todos, pero sólo podría estar presente en uno. Completamente absurdo, ¿por qué no poner un capitán en cada equipo?.

Los equipos quedaron configurados como se ve en la siguiente foto: Víctor, Andrea, Fidel y Encina en el equipo rojo, que actuó primero, Lidia, Kevin, Mireia y Carlos en el azul, que actuó en segundo lugar, y Pablo, Antonio, Mila y Sally en el blanco, que actuó el último.

El equipo blanco era, a priori, mucho más débil que los demás

¿Por qué digo que la prueba fue un vodevil?, porque lejos de querer simular una situación real, los miembros del jurado, la presentadora y un par de cómicos (o al menos, así los presentaron), contratados para la ocasión se dedicaron a pedir comandas imposibles, mal explicadas, usando distintos idiomas y con la sana intención de buscar el fallo de los concursantes.

A ver quien le dice ahora a este tío que no tiene ni un poco de gracia

Un ejemplo, el primer pedido consistió en quince hamburguesas, en distintos puntos de cocción y con distintos acompañamientos, pero sin especificar qué acompañamiento iba con cada hamburguesa. Después llegó un pedido en inglés. ¿Es necesario saber inglés para cocinar bien?. En resumen, entiendo que te puede tocar un cliente tocapelotas, pero que absolutamente todos lo sean, no es nada normal, creo que lo normal sería que el cliente intentara aclarar lo mas posible lo que desea, no que el personal tenga que extraer de un vertiginoso balbuceo qué es lo que está pidiendo.

Andrea acabó perdiendo los nervios con las comandas

El equipo rojo entró en barrena cuando Andrea empezó a ponerse nerviosa con las comandas. Fue ella la encargada de atender la comanda en inglés que coincidió con la elaboración de las quince hamburguesas. En el momento de confusión, los panes se quemaron y tuvieron que empezar de nuevo, a partir de ahí la cosa sólo pudo ir a peor...

Fidel descubre el desastre

El remate lo puso una comanda que pidió Jordi y que pidió a Andrea que se la subiera ella personalmente. La modelo se puso tan nerviosa que empezó a pegar voces a diestro y siniestro, provocando malestar entre sus compañeros.

Andrea pone cara de circunstancias ante las críticas de Jordi

El equipo azul pasó por problemas similares con las comandas, en este caso, fue Samantha la que volvió a demostrarnos su fantástico nivel de francés (no pierde ocasión de lucir currículum), mientras que Kevin hacía lo que podía para intentar entender algo de lo que decía.

A la hora de entregar la comanda, la voz cantante la llevó Eva, que no se sabe cuando es peor, cuando se hace la graciosa o cuando se pone exigente. La sevillana se dedicó a demostrar lo difícil que era comerse el sandwich que le habían traído, a base de poner caritas y poses sobreactuadas.

La española cuando besa...(aunque sea un sandwich)

El equipo blanco tuvo más suerte, porque no le tocó ninguna comanda en otro idioma, pero sin embargo le tocó a uno de los graciosillos dando una comanda absurda y colgando el teléfono sin dejar que se le anotaran correctamente.

¿se reirá este hombre cuando vea sus propios vídeos?

Pero el mayor problema para el equipo blanco no fue este, sino la presencia de Pablo. Torpe, inseguro, estorbando , yendo de lado a lado sin hacer nada. Sólo el rato que estuvo fuera llevando un pedido, supuso el alivio suficiente a sus compañeros para poder encauzar el trabajo para poder sacarlo decentemente.

Pablo recoge del suelo lo que él mismo había tirado

Lo que resulta más cargante de este muchacho no es sólo que sea torpón y poco resolutivo, es que además le encanta que le den caña. Samantha estuvo absolutamente desquiciad a durante toda la prueba, dando unas voces muy excesivas, que yo pienso que perjudicaron más al equipo que otra cosa. sin embargo, Pablo no solo no se quejaba sino que agradecía las palabras de la jueza...

Srta .Rottenmaier (en versión megapija)

Hay muchas cosas que no se entienden de esta prueba. No se entiende por qué en un concurso de cocina los ponen a hacer ensaladas, pasta y bocadillos; no se entiende por qué no intentaron hacer más real la situación, que hubiera sido mucho más divertido y clarificador; no se entiende por qué convirtieron una prueba de cocina en este extraño show de variedades que recuerda a las películas de Paco Martínez Soria y que recordaremos por mucho tiempo como la peor prueba de la historia de Masterchef; y tampoco se entiende por qué el jurado tomó algunas decisiones.

Más o menos teníamos claro que el mejor equipo había sido el blanco, y así, fue proclamado vencedor de la prueba, pero, uno de sus miembros sería condenado a la prueba de eliminación por su bajo rendimiento.

Pablo, como es lógico, se temió que él sería el elegido.

La sorpresa vino cuando no fue Pablo el castigado (así garantizamos que lo tenemos una semana más para darle caña) sino Antonio, que había pasado mucho más desapercibido y que lo único que había hecho mal era no tomar bien las comandas, unas comandas que era imposible tomar bien. Para sustituir a Antonio también tomaron una decisión polémica, salvaron otra vez a Carlos, que no había destacado especialmente. Hubiera sido mucho más justo salvar a Lidia que había solventado el complicado trabajo de liderar los tres equipos con bastante solvencia.

Una vez más, decisiones arbitrarias e insuficientemente razonadas.



PRUEBA DE ELIMINACIÓN: LA ELIMINACIÓN DE ENCINA, A HUEVO

Como ya veníamos advirtiendo, Encina iba a durar lo que quisieran desde el programa, bastaba con poner un determinado tipo de prueba, y esa prueba llegó ayer.

El invitado de la prueba fue Christian Escribà. El artista repostero, que ya es habitual en Masterchef, venía acompañado por Patricia Schmidt, que se encarga de los detalles decorativos, y presentó un huevo Fabergé suntuosamente decorado. Ni mucho menos quiero minusvalorar el trabajo de Escribà, que es espectacular en cuanto a ejecución, pero personalmente no me gustan estos diseños tan recargados.

El huevo, mas bien horterita, pero cargado de detalles

Evidentemente la prueba no consistía en imitar esto, pero era igualmente compleja. Tendrían que decorar con todo el detalle que quisieran y con todo el arte que tuvieran, un huevo de ese tamaño, ytambién, rellenar dos huevos tipo kinder con cinco elaboraciones distintas que tendrían que hacer siguiendo las recetas (que como ya sabemos no es la especialidad de Encina). En resumen, una prueba técnica y a la vez creativa, la tormento perfecta para la veterana del programa.

A desplegar la creatividad

En seguida se vio que Encina iba a ser la eliminada, porque no tardó en empezar a quejarse de que no podía seguir las recetas, de que era muy difícil, de que no podía abrir los huevos con el bisturí, y mientras tanto todos los demás, mejor o peor, iban progresando con sus elaboraciones y sus decoraciones.

Andrea, mas conocida como my sunshine butterfly, optó por un diseño de mariposas

El caso es que por lo que nos habían estado mostrando, el momento de la cata prometía ser un rosario de desastre, y la sorpresa fue que ni mucho menos el resultado fue tan desastroso.

La primera en pasar fue Lidia, que optó por una especie de Mister Potato con fondo dorado que fue bastante bien recibido por el jurado, sin embargo, sus minihuevos tenían el relleno demasiado mazacote y gustaron algo menos. No dio la sensación de que corriera peligro de eliminación.

Golden Mr Potato

Luego Eva anunció: "Fidel, al jurado le gustaría catar tus huevos". Bueno, como broma para adolescente de bragueta caliente pudo resultar un momento simpático, lo que sucede es que la broma se repitió y repitió hasta el hartazgo y hasta el mejor manjar tomado en grandes dosis acaba por cansarte. No tuvo su noche la sevillana.

Fidel confirmó que está en alza (ya estamos viendo el progreso que nos anunció Gonzalo) y se curró unas decoraciones bastante más elaboradas que los demás. Además, sus huevo kinder gustaron mucho al maestro Escribà (y por supuesto también a los jurados), todo un éxito para Fidel, que empieza a decantarse claramente como el tercero en discordia.

Escribà mira de soslayo como Jordi manipula los huevos corta los dulces de Fidel 
(uff, que rebuscado)

Después llegó el turno de Antonio. Para él no fue una prueba tan difícil, su falta de conocimiento se ve compensada si tiene una receta por delante. La decoración de su huevo grande era una copia de la de Andrea, que desde el primer momento se había decantado por las mariposas, y aunque Pepe lo insinuó no llegó a desenmascararlo por completo. Sus huevos rellenos estaban bastante bien, aunque olvidó el pequeño detalle de poner chocolate en la mouse de chocolate, pero pudo mirar con cierta tranquilidad el resto de la cata.

Mariposas, perlitas, flores y Lacasitos. Qué cuqui ¿no?

A continuación, turno para Víctor, al que le dieron fuerte y flojo. Comenzaron por el huevo grande que llevaba un florón del tamaño de la provincia de Soria y un grosor de chuletón de Ávila. Además, sólo había usado fondant, y unos lacasitos y, como veis, de una forma bastante poco sutil. Para colmo, los pequeñitos estaban fatal, con las elaboraciones muy mal resueltas. Víctor salió con la sensación de que se iba a la calle.

A la altura del león come gamba, mi hija lo hace mucho mejor

Llegó el turno de Andrea, que presentó su huevo con mariposas y nos explicó que era porque su novio la llama "my sunshine butterfly". En el universo paralelo de gominolas donde vive esta señorita, esta circunstancia justifica la creación de un nuevo orden mundial en torno a la mariposa, por lo visto. Su huevo decorado no era nada del otro mundo, pero al menos los pequeñitos si que estaban bien hechos. Como ya ocurriera con la mandarina del otro día, Andrea ha demostrado que a la hora de seguir una receta, es minuciosa y la lleva a buen fin.

My cuqui butterfly egg and his two little twins

Si hubo un gran triunfador en esta prueba,ese fue Kevin, por fin un poco de satisfacción para el hosco modelo que hasta el momento sólo había recibido palos y mas palos. Su huevo grande tenía un adecoración algo más currada, y los pequeñitos fueron los que más gustaron a Escribà. Salvación garantizada.

Las perlitas fueron muy valoradas por el jurado, yo las veo bastante chunguillas

Llegó el turno de Encina y se confirmó el desastre que se había ido fraguando durante las dos horas que duró la prueba. Los huevos pequeñitos estaban fatal, con trozos del relleno completamente duros y otros muy líquidos. Pero es que en el grande, que no requería ninguna elaboración, no hizo prácticamente nada, y acabó presentando algo difícil de describir en el que apenas se veían algunas intenciones de hacer algo creativo; un fondo verde mal pintado, unas hileras de chocolate, mal aplicado y cuatro lacasitos puestos sin ningúna gracia.

WTF

Por último, pasó Mireia, que aprovechó la prueba para mostrar su rendida admiración por el partido al que pertenece y confesar que la cocina le pone tanto como asistir a un acto de Felipe González o Pedro Sánchez. Tengo que hacer una gran esfuerzo por cobtenerme, símplemente diré que aquí el que no corre vuela y cómo se nota que ya van llegando las elecciones...

Así que Mireia se dedicó a hacer campaña electoral en la decoración del huevo y lo llenó de rosas rojas de esas que hace años simbolizaban la idea de cambio y que hoy, ya marchitas, comparten hábitat (creo que en Andorra o Suiza) con una par de gaviotas que dejaron de volar hace mucho tiempo.

Pero volviendo a la prueba, gustó en general el trabajo de Mireia, en especial el relleno de los huevitos, en el que los jueces destacaron la buena definiciñon de las capas y lo acertado de las elaboraciones.

Extraño jardín de rosas

La eliminación de Encina no sorprendió a nadie, y la que menos a ella misma que se fue con deportividad, agradecida a todo el mundo el poder haber vivido una experiencia que sin duda no merecía, ni por cualidades ni por perfil, porque, evidentemente, el futuro de Encina está en su propia cocina, nunca en la de un restaurante.


¿Y AHORA QUÉ? LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN

  • Sube Fidel, al que ya no vemos casi fallar y, por progreso, va ganando muchos enteros.
  • Sube Lidia, más tranquila y fuera del papel de supervillana se la ve más cómoda, aunuqe pienso que su cocina tampoco le va a dar para mucho más.
  • Sube algo Kevin, que al menos esta vez se llevó un alegrón en la prueba final.
  • Sube un poquito Mireia, que pasó un programa mucho más tranquilo, aunque su escaso perfil televisivo puede suponer su pronta eliminación.
  • Se mantienen Carlos y Sally, que aunque no tuvieron su mejor día, se saben muy superiores al resto.
  • Se mantiene Mila, que promete quedarse en los programas previos a la final.
  • Se mantiene Andrea, en su universo paralelo
  • Bajan Antonio y Pablo, que siguen sin dar una a derechas y no se sabe qué están haciendo a estas alturas en el programa.
  • Baja mucho Víctor, que en un día horrible, tuvo la suerte de que Encina se abandonó, si no, ya no estaría en el programa




También te gustará

89 Comentarios

  1. Lo que hizo encina era un huevo come lacasitos...

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo ya la teoría de que Pablo es un sadomasoquista que le gusta que le humillen y le dominen psicológicamente. Yo creo que en el fondo le ponía burro tener ahi a Samantha pegándole gritos xD

    ResponderEliminar
  3. ¿Tan horrible fue? Al final me fui a dormir.
    ¿Qué cómicos salieron o qué invitados fueron? Estaba leyendo los comentarios del directo y se ve que tocaron mucho las narices...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, he pasado un momento el programa de ayer dónde estaban los cómicos, Luis Larrodera y Xavier Deltell. En su línea de cómicos, a mi me gustan desde luego (ya sea por los programas suyos (en el caso del presentador) o en algunos de puro humor, como el caso del segundo), tal vez los han cogido adrede para tocar las narices con su clásico humor, porque ellos no tenían ni idea de como se estaba llevando a cabo el programa ni sabían que sucedía tras las cocinas de los platos que estaban pidiendo.

      Lo he mirado todo deprisa, así que no sé si salían más, pero vamos, su tónica habitual de cómicos españoles (será que estoy acostumbradísima a ellos), aunque Eva si que me parecía tocando las narices de lo poco que he visto.

      Eliminar
    2. Eva esta de capa caída, ya sobraba, ahora sobra y es una prepotente.

      los comicos ayer estaban para lo que estaban, no se si hay clientes así ... pero vamos facilitar las comandas no lo hacían. Yo no se como será la gente, pero yo cuando he pedido desde una habitación no lo digo como si fuera un Mercedes Honda, ni farfullo, ni balbuceo ..

      Eliminar
  4. Bueno nada que objetar a la expulsión de Encina ... no pinta nada en este programa si la finalidad es que los tres finalistas se formen y hagan una carrera en este mundo ... ahora bien que a estas alturas de programa siga el karateca lloron, el sevillano que no se le entiende ni jota, la cuquimodelo y el malagueño es digno de que iker jimenez haga cuanto menos un estudio minucioso sobre ello ...

    lo de la prueba de grupos no tienen nombre, es un despiporre, arbitraria injusta y no se cuantas cosas mas ...

    vale que gane un grupo, de los tres, el blanco y azul se podrían salvar. Pero si la selección de los que pasan a la prueba de eliminación se lleva a cabo por el doble criterio, perdedores de la prueba, mas casos puntuales ... no se porque se selecciona solo al sevillano y no al karateka lloron, vale el sevillano no cogió bien las comandas, pero es que era imposible tomarlas bien cuando alguien te cuelga y no sabes lo que te dice, sin embargo se salva al karateka llorón que se pasó la prueba incordiando, paseando, vamos menos trabajar hizo de todo ... ayer me daba hasta grima verlo.

    Lo de la cuquimodelo no llega al extremo del karateka pero por el estilo, el caso que ya estaba en la prueba de eliminación dado el desastre de su grupo. Me gustaría saber el criterio para salvar al choni toledano.

    La ultima prueba era demasiado para Encina, era evidente que este programa le venía grande para eso no hacía falta esperar 4 programas, al minuto del primero ya se sabía que estaba en la calle cuando el jurado quisiera.

    Con lo que lo que ya sabemos estos no son los mejores entre 15000, deben ser los mejores de esos 15 mil en historias melodramáticas, chistosos, llorones, torpones, etc ...

    siempre nos quedará este Blog, gracias a su creador.

    ResponderEliminar
  5. La prueba de ayer de grupos no había por donde cogerla. Estoy de acuerdo que la peor prueba de las tres ediciones. Además el desarrollo de la prueba pésimo. Los jueces gritando, puteando a los concursantes, intentando hacer situaciones cómicas que daban verguenza ajena.... yo me quedo con tres detalles.
    Uno son los gritos de Jordi sin sentido y alguno mientras estaba hablando Lidia, sumado a que se inventa una llamada.
    Dos, Eva preguntado como se come el sandwich y después diciendo que se lo come como le da la gana.
    Y tres, el pedido vacile de Deltell que colgaba y después le cae la bronca al otro por cogerlo mal y a la eliminación.
    Anexo. Momento huevos de Eva, "Kevin enseña los huevos" "Pablo pon tus huevos en la mesa" .... humor de jardín de infancia.
    Aún bueno que siempre podemos venir al día siguiente a este blog a reírnos un poco.

    ResponderEliminar
  6. Quién ganó la última prueba?
    A mi la segunda prueba me puso de los nervios, me pareció una fantochada el ir tocando los huevos . Tal vez una de las llamadas la podrían poner difícil pero las 3 no , no le veo la gracia y menos al famoso ,este imitador , colgando el teléfono y pidiendo tonterías que encima ni se iba a comer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y luego hablan del consumo responsable, y lo que sobre para bancos de alimento y tal ... que me dicen de pedir en exceso para luego tirarlo a la basura?

      Eliminar
    2. Y lo mismo en la primera prueba, que todo lo que cae de la cinta... A la basura habrá ido.

      Eliminar
    3. exacto, tambien lo de a cinta... a la basura... una burla, creo que por eso si deberian de ustedes los espanoles hacer un boycott!

      Eliminar
    4. Gabster, yo haría este boicot: llamar a uno de los restaurantes de los jueces o meterme allí y empezar a decir sandeces en alemán (también parloteo un poco en ruso e italiano), salto de un idioma a otro en menos que canta un gallo. De momento, mi boicot es no ver este programa y descojonarme con las crónicas de Javi y los que comentáis.

      Eliminar
  7. Lo de pedir en exceso en la segunda prueba no le pareció nada bien. Siempre diciendo lo de que el proveedor de alimentos donará el sobrante, y piden 15 hamburguesas?? 15 sándwich VIP??? Venga hombre...... Y luego se demostró lo que todos sabíamos. Que de idiomas en España justitos....... En fin. Lo mejor de la noche, el blog de Javi y sus comentarios en directo..... Espero la crónica!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que este programa es MasterChef no MasterLanguages.... no tienen por qué saber idiomas sino cocinar. El problema es que esto segundo tampoco lo hacen muy allá

      Eliminar
  8. Aguanté durante 5 minutos la patochada del hotel.

    A ver, sólo por hacer referencia a la primera comanda: pide 15 hamburguesas, 5 muy hechas, las otras al punto, 7 con cebolla...vale, pero cuáles son las de la cebolla, las muy hechas? las "al punto"? mitad y mitad? si las comandas no tenían ni pies ni cabeza...qué idiotez

    ResponderEliminar
  9. Buenos Días,
    Me vais a perdonar pero a mí los "caldibaches" que trajo la chef michelinosa ....más que apetecer, dan grima! Mas de una vez les han puteado a los concursantes por servir sopa aguada....vamos hombre! y a saber el precio de la carta...
    Por otro lado tenemos a Eva que cada programa la soporto menos. No sé si la aguanto menos cuando va de graciosa o cuando va de borde....
    La prueba de grupo una payasada, es verdad que no hemos visto ningún plato buenisimo pero es que tampoco les dejan hacerlos. Siempre andan incordiandolos con una cosa o con la otra.
    Y por último el momento Sally la listilla cuando dijo que la quiche estaba chupada y luego no le salió la masa...por chulilla :-)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y ese tiznajo de plancton por la cara? Sólo con eso ya triplica el precio del plato sin aportar nada. Como se entere Sosoman...

      Eliminar
  10. Creo que la idea de la prueba de grupo no era mala y hasta ahora no me doy cuenta de haberla visto: una dinámica normal de un restaurante, donde hay una carta y la clientela pide platos de la carta. Ahí es donde se ve qué chefs son capaces de cocinar, distribuir tareas, improvisar, etc. Era diferente a las consabidas pruebas de hacer platos iguales para más o menos comensales.

    Pero aunque el planteamiento de la prueba era bueno, como suele suceder en el programa, la ejecución (y no digo la de los concursantes, que también) fue mala. Con las comandas arbitrarias, chistes malos, gritos sin sentido, etc. Se han cargado una buena prueba.

    Rafita

    ResponderEliminar
  11. Bueno, pues al final me dio pereza tragarme el programa entero, solo vi un trozo de la absurdez de la prueba de grupos y fue suficiente para querer matar a Pablo Karateka-chef por pesado..¿.que hacía corriendo como un idiota de un sitio a otro de la cocina sin hacer nada?
    Y otra cosa.....¿no lo notáis muy pelota y "servil"?, me puso nerviosisma ayer.
    La cuqui tonta tampoco entiendo que hace ahí, tiene que haber un montón de gente que sabe cocinar mucho mejor que ella y que se han quedado en su casa sin entrar en el programa.
    Por lo menos si supiesen cocinar se les podría perdonar alguna tontería, pero es que no saben!
    Acabe leyendo los comentarios en directo que es lo mejor y leeré la crónica de Javi. Ya no soporto al jurado ni a Eva, ¿Qué son: graciosillos, bordes o cocineros?
    En fin, que estoy siguiendo Masterchef Italia y los concursantes están a años luz y por supuesto el jurado.
    Decicidamente este Masterchef es penoso, con lo enganchada que estuve a la primera edición. .....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Masterchef de Estados Unidos, Australia, Canadá e Italia les da mil patadas millones de veces a España... =S

      Eliminar
    2. Hay de todo, no te creas.

      Eliminar
    3. Recuerdo un Masterchef Australia, no se si el del año pasado, donde había una prueba de mariscos al final de un gran espigón... y la prueba era de 1º de Chiringuito de Matalascañas.

      Aleix

      Eliminar
    4. A mí me pasa también que he tenido que dejar de ver este bodrio de MC España porque es insoportable, sin embargo, no puedo pasar sin la crónica de Javi y los comentarios...adicta...estos días empecé a ver masterchef usa y flipé, me pareció una pasada, todo el rato cocina, cocina y cocina...vaya diferencia!! Pero no he encontrado subtitulada más que la 1ª temporada (ni siquiera entera), ¿¿¿alguien sabe por favorrrrrr dónde se pueden encontrar más de MC USA, Australia o alguno otro así subtitulados??? Mil gracias!!!

      Eliminar
    5. https://www.youtube.com/watch?v=Tg88PTFzjHY&list=PL4_EKf5VoF-N9eHPPZMdrK6nPzGD8EGzQ

      Aleix

      Eliminar
    6. https://www.youtube.com/channel/UCpxHfL2Irz5HSWRMGAcIkEA

      Aleix

      Eliminar
    7. https://www.youtube.com/channel/UChDw9yV8FOomUi3GwyV17PA

      Eliminar
    8. Etc... Jejejejejej...

      Eliminar
  12. Lo peor anoche fue reirse de "los andaluces" y el ticker de 24 Horas que se coló con noticias relacionadas con el PSOE justamente cuando estaban hablando de que a la concejala le gustaban las "rosas rojas" (del PSOE)

    ResponderEliminar
  13. Ummmm. Programa sorprendente el de ayer.
    Una primera prueba para chavales entre 8 y 12 años y una prueba de eliminación para cuartos de final de Topchef. Sorprende esa diferencia conceptual entre pruebas. Como nexo un vodevil vergonzoso en lugar de una prueba por equipos.

    La primera prueba, consistía en una sopa (con ingredientes a elegir) y una quiche (una especie de tarta salada que los franceses venden como suya, como no, pero que es origen alemán, Küchen).
    Fallos que se observaron nada más empezar a parpadear es que los concursantes, dado su pésimo por no decir nulo nivel, echaban el queso (con la variedad de sabores que tienen algunos muy fuertes) como si fuera el cemento en una hormigonera...
    Resultado: Aquello tenía que oler a algo bastante cercano a piés y salvo Fidel, a nadie se le ocurrió construir la salsa de la quiche para que el queso forme parte del plato sin que aquello fuera como una una gran flauta de Hamelin.
    Me gustó mucho la nutricionista a la que veo cada vez más suelta e incluso simpática.

    Como contrapunto a una prueba de Masterchef Junior, se trajeron a una chef que se puso a jugar a las casitas (recuerdo a mis hermanas) dado el tamaño de sus sopitas, más propias a ser ingeridas por vía intravenosa o en grageas que con cuchara según se vió las dosis (no digo plato) de cada una de sus muestras.

    Pues de esta prueba cercana al nivel de párvulos, (y me niego a comentar nada de la cinta transportadoras por higiene psicológica), pasamos a una prueba grupal sacada del metraje de una película parecida a El Guateque, donde Jordi Cruz hacía de Peter Sellers y donde Samantha seguro que se fumó algo de tres estrellas Michelín junto a Eva antes de empezar a hablarnos en un francés fluido (casi líquido diría Kevin).
    No hablo de los tres invitados del programa (Dertell y sus compinches) por respeto a sus familias.
    Me gustó de nuevo la nutricionista y, pese que al final la aprobaron con un 5 raspado, fue a la prueba de eliminación (yo la hubiera cambiado, como a Carlos, por el sevillano (colorado estoy aún, soy ídem y no me refiero a colorado) cuyo espectáculo de aprendiz de Gila fue penoso. Ni se le ocurrió (ni a nadie) que la línea del servicio de habitaciones es bidireccional... en fín... pero vimos cocina (bueno... bocadillos).
    La prueba, hablando de prueba propiamente dicha, me gustó, hizo que pequeños equipos de cuatro miembros interactuaran desde la recepción de la comanda de los platos a su entrega en las habitaciones, haciendo que tuvieran que elaborar diferentes platos sobre la marcha con variaciones , anulaciones, ampliaciones, etc de la comanda original, para dificultar un punto más la prueba. Aquí se vió, primero que el equipo de Sally fue un claro vencedor (quizás porque el karateka estuvo más en el ascensor que en cocinas) y segundo, que dado la hiperactividad inicial de los actores principales y secundarios de nuestra película cómica, estaban un poquito desfondados en el tercer turno cosa que ayudó a Sally también.
    La tercera prueba, la prueba de eliminación, fue muy difícil, el huevo de Fabergé de chocolate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que trajeron Escribá y la chavala brasileña fueron como para acojonar a los finalistas de Topchef y el resultado fue mejor de lo que se esperaba (incluida el coyote Andrea).
      Me gustó más que ninguno el de Kevin aunque en general, el resultado fue para mí sorprendente. Perdió Encina justamente y ya se sabía (incluso ella) que en cuanto la cosa derivara en un plato de diferentes elaboraciones y técnicas modernas, estaría fuera. Se marchó con bastante elegancia.
      La prueba me gustó bastante, (la que hubiera formado aquí Victor de Topchef ehhhh… jeje) aunque difícil.
      En resumen, Me gustó el día. Primera prueba sencillita aunque necesaria, (un cocinero debe saber hacer una sopa). Segunda prueba interesante en cuanto a concepto aunque muy mal resuelta por producción (tres habitaciones con clientes reales nos hubieran divertido creo que muchísimo) y una prueba de eliminación bastante complicada y muy atractiva donde además de cocinar, primaba la estética del plato.
      Hay que resaltar que los jueces, salvo en sus papeles estelares, estuvieron más discretos que en otras ocasiones, Eva pasó más desapercibida y que la opinión Jurado/Espectador estuvo más acorde que en ningún programa de este año. (Como dicen en la guardería: Un puntito verde para el nene).
      Se mantienen muy arriba Carlos y Sally, suben bastante Kevin, Lidia, la nutricionista y Fidel. El resto ..... extras y figurantes salvo Mila a la cual se le ve para varios programas más.

      PD.- La política murciana, socialista por si alguien no lo sabe ya, si se dejara de campaña para las municipales y autonómicas y cocinara, no lo haría mal del todo, gazpachos calientes mediante. Me sale una sonrisa sobre lo que se diría en este foro si un pepero/pepera, estuviera hablando todo el santo día de Aznar y Rajoy como esta señora.... ardería Troya y comarcas limítrofes.

      Saludos.

      Aleix


      Eliminar
  14. No sé si será la primera vez que se escribe en este blog, pero decir que esas sopitas daban más pena que hambre... ¿a nadie más le parece que la alta cocina es muy... minimalista...? Es decir, comidita del tamaño de una pelota de tenis en un plato gigantesco... a mi eso me da mucha pena y hasta rabia. ¿Queremos comer o hacer picassos? ¡Y luego con lo que costará todo ese minimalismo para comer nada!

    Como dice en la entrada, parece que se olvidan de dar de comer y el disfrute del plato y pasan la mayor parte del tiempo "innovando" y emplatando para que quede "cuqui y mono" a que se centren en hacer un plato decente. Es que luego es ver el tipo de platos que hacen en MasterChef (Estados Unidos, Canadá, Italia y Australia) y en esos se me cae la baba, sin embargo en este programa me dan pena y el hambre no surge. Los otros aún me dan ganas de ponerme a cocinar. Con España no me apetece ni entrar en la cocina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo pongo arriba, cocina en grageas... vergonzoso.

      Aleix

      Eliminar
    2. A mí me da vergüenza que la michelinosa sea gallega (los gallegos cocinamos platos generosos y no nos gusta dejar a nadie con hambre) y haga esos platitos. A este paso, veremos los platos a través de un microscopio. Si eso lo hace un concursante o un cocinero sin renombre, lo ponen "pingando". Como es la señorita michelinosa, ni mu, que es tendencia. Se puede hacer un plato que resulte atractivo a la vista (y resto de sentidos) y pueda llenar el estómago de cada comensal, pero a esta señora se le ha ido la pinza. Será de las típicas que copian cualquier idea y que considera que lo suyo es mejor. Hay muchos "locos" en hostelería atontados con estrellitas michelín y chorradas varias. A mí me gusta que el cliente disfrute con su plato y no tenga necesidad de comprarse luego un bocadillo. Se puede hacer cocina minimalista sin parecer tonto. Esta ha sobrepasado el límite.

      Eliminar
    3. No es por dar publicidad, pero yo suelo ir bastante a un restaurante italiano llamado La Tagliatella. Los platos son enormes, muy llenos en contenido, no son excesivamente caros y sin embargo te despiertan todos los sentidos y están buenísimos, y lo que es mejor, me alivian el hambre. No necesitan tener una decoración super cuqui-monosa para que me entre a la vista.

      Si, yo creo lo mismo que tu (el segundo Anónimo, que como no tenéis nick...), que hay demasiada tontería con el "minimalismo" de la alta cocina y sus tonterías de "innovar" (de hecho en la primera edición ya me apetecía apagar la tele porque no me daba hambre, aún así la disfruté, pero tela había para rato) y de las estrellitas michelín que empiezan a darme bastante vergüenza...

      Eliminar
  15. Del programa de ayer tengo sentimientos encontrados.

    La primera prueba y la prueba de eliminación, las hubiera intercambiado. Me pareció demasiado heavy para una prueba de eliminación. Claro que si el objetivo era quitarse a Encina de enmedio estuvieron acertados. Más acertados habrían estado si no hubiera entrado en el programa, porque si el objetivo que persigue el concurso, según los jueces, es que haya gente que pueda iniciar una carrera como cocinero (por su pasión, evolución,etc y todas esas milongas que nos dicen), pues Encina ahí no pintaba mucho. No tanto por la edad, sino por la actitud. Ella no estaba muy predispuesta a aprender.

    La prueba de grupos me gustó el planteamiento inicial: atender las comandas de los clientes del hotel. Me parecía interesante que vivieran la tensión de una cocina real, con carta y clientes. Lo que no me pareció tan bien fue el desarrollo. Una auténtica mamarachada (como diría Jordi). La imagen que dieron del hotel spa estupendo este (5 estrellas como recordaba Samantha todo el rato) es penosa gastronómicamente hablando. No me podía creer que un resort así solo tuviera en su carta sandwiches, platos de pasta, ensaladas y hamburguesas como si fuera un VIPS cualquiera. He mirado en su web en internet, y efectivamente tienen varios restaurantes de postín en el complejo, algunos michelinosos. Vamos que sandwiches no hacen no. Eso lo dejan para el room service (el servicio de habitaciones de toda la vida).

    Esta semana ha subido un montón de puntos Fidel. Y también Lidia. Parece que ha abandonado por completo la cruzada anti-panceta y chorizo, chica lista.
    No me gusta Sally. Me parece el ejemplo claro de alguien que parece pero no es. Parece que cocina bien, pero luego no cocina tanto ni tan bien. Se trae muy aprendido de casa muchas cosas más allá de recetas memorizadas.

    Cada día aguanto menos a la cuqui-moni-butterfly-Andrea. En serio osea, no se que en mundo de Yupi vive esta muchacha, pero en una cocina profesional se la comen con patatas el primer día entrando con esa actitud flower power supercuqui. Bueno, lo mismo es que ella quiere cocinar con Tarta de Fresa y sus amigas, que son cuquis ellas. O hacer el cursillo de Wilton y abrir una tienda para hacer tartas cuquimonis. Para eso no hay que ir a Masterchef. Conozco gente que tiene sus negocios de respostería de manera brillante y super creativa.

    Jordi va descaradamente a por Pablo. Su estrategia de querer provocarle ya asquea. Mucho.

    Samantha con ese peinado a lo princesa Leia en el episodio V (http://ediciongeek.com/wp-content/uploads/2013/03/ws_StarWars_V-_Princess_Leia_1280x960-610x457.jpg) sacó un genio que madre mía. Como a los de su catering les dirija así, que estress. Al principio creía que siempre en las pruebas de grupo estaban Pepe y Jordi por la cosa de las gracietas que hacen cuando se enfrentan. A ver si el motivo real va a ser que si ponen a Samantha les llueven las críticas por el trato con los concursantes.

    Eva ayer me pareció una borde de cuidado. Sobraba completamente su actitud ante Kevin.
    Al igual que sobraban las tonterias de los chistes con huevos.
    Les salió mal la jugada con eso y con los objetos personales de los concursantes. Tanto pedirles seriedad a los concursantes, pues mira, es lo que os devuelven, seriedad ante vuestras bromitas infantiloides mamarachas (por seguir citando a Jordi).

    Javi, deseando leer tu crónica completa!



    ResponderEliminar
  16. El nivel de los concursantes es proporcionalmente inverso a la cantidad de queso que tenían los Quiche elaborados.

    Si esto es lo mejor que había en el casting, como sería lo peor ... o esto es lo peor, y dejaron la flor y nata?

    ResponderEliminar
  17. Beatriz, mucha estrellita Michelín y mucha chorrada, pero los gallegos nos caracterizamos por elaborar platos llenos, no mini-versiones de platos. Déjate de tanta carallada y empieza a cocinar platos de verdad, con un poco de alma. Lo que hiciste la noche anterior es un insulto a la gastronomía. Parece que cuando os dan una estrellita o alguna chorrada, os volvéis un poco tontos.
    Un saludo a Javi.

    ResponderEliminar
  18. ¿Cómo fue la frase de Antonio sobre enseñarle Kevin lo que son unos huevos de verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que le iba a enseñar a él y a Samantha lo que era un hombre de verdad.

      Aluciflipa xD

      Eliminar
  19. Si Sally, Encina y Andreíta comepollo se ponen a trabajar en hostelería, les bajan los humos desde el primer día y las ponen en la calle. Espero que nunca se dediquen a esto, porque van a por ellas (compañeros y jefes). Ningún hostelero se merece semejante compañía.

    ResponderEliminar
  20. Ayer tenía la corazonada de que echarían a la cuqui-moni, debido a que le dedicaron más atención que a otros concursantes, aunque sigo dándole dos programas de vida (como mucho). Su rollo chupi-guay me resulta cansino e insufrible, lo mismo que los dramones de Sally.
    Prueba de grupos: Interesante para ver como se desenvolvían en una situación cuasi-real. Cagada: meter a dos tíos sin gracia a hacer el payaso con pedidos sin sentido y/o en otro idioma. Samantha ya sabemos que habla francés a la perfección, como todas las niñas bien de su época. No creo que sea cuestión de hacer alardes cada vez que se presenta la ocasión.
    En la prueba de eliminación no se cansaron de repetir la dificultad del plato y en general casi todos lo hicieron razonablemente bien. Joder, ¿y luego no saben hacer una sopa?


    Por cierto, no busquéis al Yeti. Lo despellejó Samantha y lo llevó anoche como abrigo.

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos/as: ayer no vi el programa y creo que salí ganando, por lo que parece... Solo espero leer entera la tronchante crónica de Javi, y, de paso , enterarme de la diferencia entre un huevo Fabergé de chocolate y una mona de Pascua de las de toda la vida. Aparte del colorante alimentario, claro...

    ResponderEliminar
  22. Cinco razones por las que no debí haber visto anoche Masterchef:

    1) Festival del Humor: el programa podría haberse subtitulado “Los Cocineros”, pero en homenaje a “Los Bingueros” o “Los Enérgeticos” por el bochorno y vergüenza ajena de algunas situaciones que, se supone, fueron graciosas. Absurdo, ridículo y, lo que es peor, hecho por gente que, en su mayoría, tienen de gracia lo que yo de cura.

    2) Programa-tubérculo: por el patatero nivel de unos concursantes de nulo talento, escaso entusiasmo y grandes egos. Solo Carlos, Fidel, Mila, la archenera y (oh sorpresa) Kevin Costner de Jesús en la tercera prueba, tuvieron algún destello, el resto incluida la Macarena (que salió además cabreada y respondona) deberían haber ido directos a la prueba de eliminación. Joder, que un quiche lorraine y una sopa improvisada es de parvulario y fue un auténtico desastre aun reconociendo que lo de la cintita tuvo delito. La segunda prueba, pese al interesante planteamiento de cómo enfrentarse a los caprichos pijorros, más que trepidante resultó una payasada con unos resultados espantosos, ni en el peor zulo te ponen unos bocadillos y unas hamburguesas tan horribles. ¿Y se indignaron tanto con el Potter por lo del león-come-gamba? Lo de Andorra sí que fue un insulto a la inteligencia del espectador (otro mensaje subliminal del “arriba España” del invento: el catalán, idioma oficial del país, vetado). La tercera prueba mejoró un pelín aunque tuvo el mismo regusto agrio a parodia barata. La expulsión de Encina (que parecía sacada del lado oscuro de Los Fogones Tradicionales) muy merecida, aunque Víctor no le fue a la zaga. ¿Y quedan por llegar las pruebas más duras de Masterchef? Pues entonces lo de anoche fue solo el comienzo.

    3) Los invitados: de los cocineros (los de verdad) por supuesto no hablo, aunque no soy adicto a las creaciones de Escribá (las encuentro algo horteras) ni a los platos desangelados con lupa y tan clarificados hasta la transparencia que casi ni se ven. Hablo de los de la segunda prueba, la vanguardia vamos de la comedia española, especialmente Luis Roderas (¿hay algo peor que este señor?). La guinda (o guindilla) fue que lo pusieran junto a Eva la Siniestra, que ya sabemos que se le da mucho mejor la estupidez que las gracietas.

    4) Pablo y la flower-power: nos quejamos (yo el primero) del trato a los concursantes pero estos dos son hostiables y no solo a nivel culinario (él peor que ella). Cada aspirante está muy en su papel a nivel personal (la Macarena, el pobre Fidel, la sociata, el miarma graciosete, la seca, la madrastra, el superficial) pero lo de estos dos clama al cielo. De Andreíta tirando de Tamara Falcó abusaron hasta la náusea, y el karganteka, como decís algunos, es la octava plaga de Egipto. Destroza todo lo que toca. Tengo que reconocer, eso sí, que lo único divertido anoche fue el guarrazo del miarma provocado por él. Cosas como esta le salvaron de un reto que hubiera sido su expulsión. Repito: estirarán de estos dos lo más que puedan.

    5) Estereotipos para fans: o la elección de aspirantes masculinos cuya percha es casi siempre inversamente proporcional a sus dotes en los fogones: en la segunda edición no sucedió, en la primera solo con Noé y en parte con Efrén, pero en esta tercera ha sido muy descarado un casting que, más que sparrings e historias de superación, lo que busca es aliñar la vista de gran parte de la audiencia femenina y masculina (momento piscina, que se repetirá y con menos disimulo).

    PD: soy masoquista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolandus, te hago la ola.

      Eliminar
    2. Tranquilo, todos somos masoquistas aquí :D

      Eliminar
    3. Te hago otra ola!
      Yo soy otro masoquista que estaba viendo el programa pensando "de verdad que no puedo dedicar mi tiempo a algo mejor?". Entré en bucle y el final descubrí que sí, que podía ir a dormir a las 12, que ya es tarde para ser prime time. En fin... una pena ver como el programa es mas rancio, casposo y de menos nivel culinario que la 1a o la 2a temporada. Vaya, muy dificil de tragar.
      Suerte de tus crónicas Javi, aunque la próxima semana igual solo leo la crónica sin ver el programa.

      A parte estan los valores. Qué valores están transmitiendo en la tele publica???? Humiliar a quien no lo hace bien, sin ningun comentario constructivo? Despilfarrar comida que pide un comico que no tiene gracia? Recordais algun comentario constructivo?

      Eliminar
    4. Acabé ayer como multitarea. Cuando ya me importa un pimiento la publi porque no sigo un hilo narrativo inexistente, ni me interesan los diálogos llenos de profundidad, ni unas recetas de primero de la Señorita Pepis, ni un huevo rococó de chocolate pintamonas(fabergé los habría mandado a Siberia a...) es que con el blog abierto el programa es algo entre comentarios y tareas pendientes. Ni les cojo los spoilers. La app de los huevos se cuelga y ocupa espacio para no ser operativa ni práctica... pues borrada. El juguete ya no gusta: los actores han dejado de ser los concursantes-comparsas. ¿A quién puede interesar el desenlace de este montaje? No tenemos cocina, no tenemos aprendices, no tenemos cocineros. ¿Qué más da quién gana?

      Eliminar
    5. Totalmente de acuerdo, si ninguno sabe cocinar y además prácticamente todos son insoportablemente repelentes...¿a quién le interesa seguirlo? ¿qué más da quién gane...?

      Eliminar
    6. Pues desgraciadamente, parece que aun porrón de gente a juzgar por las audiencias xD

      Eliminar
  23. Acabo de ver la última prueba que lo grabé anoche para irme a dormir y la verdad es que tienen nula imaginación. Además creo que poniendo empeño en mostrar algo bonito con el huevo grande, ya bastaba para salvarse sin importar los dos pequeños y la mayoría de huevos eran horribles .

    ResponderEliminar
  24. Samantha, que alguien te pase un Trankimazín o que te lo pase tu padre. Resultas cargante, histriónica y pesada. Ya no cuela tu papelito.

    ResponderEliminar
  25. Lo de Antonio fue de traca, ¿que culpa tenía el de que el supuesto huesped que llamaba se reia en su cara?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él mismo lo dijo, que sentía como si lo estuvieran vacilando. Y es que lo estaban vacilando.

      Eliminar
    2. Pues yo si hubiese sido el, en el momento que le mandan a la prueba de eliminación hubiese dejado claro eso, porque se pasó el "humorista" ese

      Eliminar
  26. Pues yo me alegro de la expulsión de Encina. No me parecía el protótipo adecuado de "señora mayor entrañable" de las otras ediciones. Y además, ya estaba harta de sus gracietas sin gracia, como la de la semana pasada con la mandarina "que le habían cambiado" y la dichosa sopa de parturienta. Pero lo peor, los tratos de favor por parte del jurado. Anoche Kevin usó solomillo para hacer la sopa y casi se le crucifica; que si eso es pecado mortal, que si nunca se pone solomillo en un plato de cuchara, etc. ¡Y Encina había hecho lo mismo!Pero, ¿alguién dijo algo? Ni mú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Hacía programas que deseaba que Encina se fuera. Sin ganas de aprender, sin gracia y nada entrañable, no como las dos abuelitas de las otras ediciones. Para mi no aportaba nada, excepto que supongo que así alguna abuelita miraría al programa. Seguro que lo tienen super estudiado según perfil de audiencia.

      Eliminar
  27. Veo que ninguno ha comentado lo mejor del programa de ayer:

    "Mi novio me habla ingles. Me llama "mai chocho baterflai".

    Hasta en el pijerio somos casposos.... que pais por dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo que entendí fue 'my social butterfly'. Incontinencia verbal, la de esta muchacha. Todo muy cuqui-moni pero ya es el segundo programa en que la veo perder los papeles gritando sin tino.
      Indescriptible lo de Pablo. No lloró, y casi que no sé si fue peor.

      Eliminar
  28. Tipo de incógnitomayo 06, 2015 11:50 p. m.

    No he visto el programa porque me pillaba trabajando. ¿Quien hizo el huevo de dinosaurio con perlitas de colores? Lo que está encima del "Qué feo, por dios".

    ResponderEliminar
  29. Aaains qué bien vuestros comments por dior! Loejpr del chou. Quería sólo apuntar dos cosas:
    Pal que no sabe francés el frenchi de Samantha (alias cuquimoni VIEJA) es potable, de POTAR. Pal que sabe es regulero ero ero, en las últimas dos décadas has pisao la francofonía menos que el mayordomo de Ferrero Rocher.
    2. El tema Eva extrarradio disfrazada de jet set andorrana o almorrana (humor superlativo el suyo de los huevos) da mucha grima. Ahora entiendo por qué el torerío aristocrático se avergüensah de ellah.
    Pucherito

    ResponderEliminar
  30. Dolandius +1000
    Pucherito

    ResponderEliminar
  31. Javi, lo del universo de gominolas es sublime. Me caen las lágrimas a chorreon

    ResponderEliminar
  32. Javi, nunca dejes de hacer estas crónicas. Por Twitter ponen el programa por las nubes y las audiencias siguen subiendo. ¡Somos el último reducto crítico que queda! D:

    ResponderEliminar
  33. HOLA, no me parecio un programa tan feo o mlao. A excepcion de la prueba de equipos. Cuando vi que la comanda era de 15 hambuerguesa y 30 sanduches. dije: Que mal. Eso no es ni siquiera real, no les dan ni chance de por lo menos intentar hacer un buen trabajjo. Eso no me gusta, por que aunque el tonton de JORDI se llene la boca diciendo que es un programa serio y que se va a cocinar, pues claramente se ve que es un juego! nada mas! y un juego no sano, sino manipuladicismo, con unos malos... los jueces y unos buenos , los pobres aspirantes.

    ESO no me gusto, no me gusto los gritos de JORDI CRUZ a Lidia.

    que pena, antes no le habia congido tanto asco, pero ayer con la prueba de equipos, pues me dio asquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo. En el bar donde voy a ver el futbol, solo tienen una señora en la cocina. En los 15 minutos de descanso, de allí salen más de cincuenta hamburguesas, sandwichs y bocatas. Y bien hechos. Si entre cuatro personas no son capaces de sacar unos 15 sandwichs, que ciencia no tiene ninguna, apaga y vámonos.

      Son una manga de inútiles. Esos están ahí para salir por la tele, que cocina no han visto una en su vida salvo en las revistas de decoración. No creo que sea tan difícil cortar dos rebanadas de pan más o menos parejas, o saber contar, leches. Tan complicado es hacer cuatro de ellas bien pasadas, y otras tantas sin cebolla?. Solo era cuestión de tener la comanda delante a la hora de montarlas.

      Eliminar
  34. Desde el momento en que se escucha: "Pero los que tienen la última palabra son ..." sabes que todo está amañado y que es una farsa.
    Si al menos nos ofreciesen un programa coherente y divertido pues lo agauntaríamos pero ver a la presentadora (nosotros la llamábamos "medianeurona") hacerse la graciosa, la exigente y la elegante, produce arcadas. Esta señorita sobra y su papel no sirve de nada.
    ¡Qué graciosos los guionistas en la prueba de equipos! Podrían meterse la gracia por dónde amargan los pepinos.
    Un programa arbitrario, absurdo y falso. No hay por dónde cogerlo. Con estas actuaciones nos demuestran que esto es un tongo. (la salvación de Carlos fue, de nuevo, arbitraria y bochornosa. ¿xq no otro? ¿Alguna duda de que junto con Fidel estará en la final?)
    Lo peor es que tiene mucha audiencia y que el público adora estas estupideces. Y si funciona en twitter es xq ellos mismos retroalimentan el monstruo (los concursantes son su mayor arma publicitaria además de que tienen varios "agitadores" profesionales ocntratados para animar el cotarro) Y no olvidemos que twitter no sirve para nada. Yo fuí trending topic nacional varias veces y dime tu de que sirve la cosa. Lo unico para lo que sirve twitter es para que la productora obtenga más publicidad. Cuanto más twittea la gente, mayor beneficio para Shine.
    Es un programa pensado para ganar dinero y esto, hay que reconocerlo, lo estan haciendo a manos llenas.
    x cierto, ¿Sólo existe un pastelero en España? ¡Qué coñazo este señor! Otro que por lo que se ve chupa del bote.
    La semana que viene, caras desconocidas: freixa, roncero, solla .... Bieeeeen, toda la pandilla reunida. Todos a sacar partido. ¡Vamos a ver si pillamos algo!
    Como dice Carlos Capel (crítico gastronómico de El País) con este abuso de espumas, tierras y aires, se ha olvidado la auténtica cocina, por eso, hay mucho chef mediocre que busca salida como chef mediático pues su cocina no da má de sí. No puedo estar más de acuerdo.
    un saludo a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay una cosa en la que tengo que discrepar. Por mí, Escribà como si va cada día al programa, y también los otros pasteleros que han salido (uno la semana pasada, sin ir más lejos), Freixa, Roncero...todos ellos. Y ojalá les den más cancha, les pongan a explicar cosas y a cocinar, como a Subijana la pasada edición, que fue lo mejor de todo Masterchef con muchísima diferencia. Si están ahí, será que al menos saben hacer una quiche y un caldo, más allá del marketing del que puedan o no servirse. Lo que no tengo necesidad es de ver hoteles de lujo, pobres imitaciones de Punset y dramas personales de los concursantes (involuntariamente o porque tienen el modo Diva ON).

      Eliminar
    2. Hola, Gonzalo. Oye, cuando puedas hablar, sería interesante que nos contaras como se hace el casting. Bueno, como se hizo en tu edición, que en esta lo han cambiado. Yo es que el primer programa me lo salto siempre, que me aburre, pero creo recordar que la mega prueba se traía la comida de casa (imagino que en los castings locales sería igual). Y en la segunda, se cocinaba un plato en el set.

      Es que me da toda la impresión de que en el primer casting, la gente no cocina ella. Pillan algo de un catering, o de un familiar que cocine bien, etc. Y la que hacen en el estudio, se habrán pasado el tiempo entre un casting y otro aprendiendo a cocinar un solo plato.

      Lo comento porque haciendo memoria, recuerdo a Clara, que en la prueba del pollo relleno dijo a cámara que ella no había guisado un pollo nunca, que su madre no la dejaba. Pero en la prueba del casting, en el estudio, creo recordar que presentara una pechuga de pato. Vamos, no te deja tu mamá guisar un pollo, pero si un pato?.

      Es que creo que de ahí nace todo el desastre que vemos aquí.

      Eliminar
    3. alberto,
      yo aterricé en Madrid el día anterior a mi primera prueba presencial. Yo cociné en directo. Fui de los pocos, poquísimos, que cocinamos en directo... y casi todos los que cocinamos en directo pasamos a la siguiente fase. Cociné un mar y montaña mejicano. Básicamente cociné lo que encontré en la nevera de mi madre (todavía a día de hoy me echa en cara que me llevé una merluza a la tele) Cociné caliente y frío en directo, ole mis huevos, arriesgando desde el primer día. Eso si, había gente que sacaba platos de la tartera de alucinar.
      En el segundo casting (macro prueba en barcelona) yo viajé un día antes a Barna. Me quedé en casa de un amigo. Esa tarde hice la compra. Me levanté a las cinco de la mañana para cocinar un plató árabe que quería estuviese caliente. Acabé de emplatar en la calle. Tras seis horas de grabación el plato estaba frío como un témpano pero me dieron la cuchara. A pesar de estar frío estaba rico y voló puesse lo comieron el resto de aspirantes. Alguno que otro presentaba alguna tarta que parecía profesional.
      En el tercer casting (prueba final) todo el mundo cocina en directo. En este no hay escapatoria, aunque todo está ya decidido. No estuve muy acertado (mezclaba dulce y salado en una combinación difícil) A Pepe le espantó la mezcla de sabores. Recibí la primera bronca por parte de Pepe. Samantha me dió un sí pues dijo que alguien que era capaz de colgar su trabajo en otro país merecía una oportunidad. Jordi elogió mi atravimiento y la combinación de sabores, que le pareció traveida y diferente. Él me dió el voto decisivo.
      Yo no sé los demás, pero yo sí cociné mis platos

      Eliminar
    4. Alimaña,
      yo también prefieroq ue vengan chefs a publireportajes... pero el señor Escribá, hasta ahora, no ha cocinado nada y lo único que nos trae son sus "espantosas" creaciones. Esto es un publireportaje encubierto. Es una pena que vengan tantos chefs de renomber para nada. Lo de Subijana fue un visto y no visto. Lástima pues ha sido el mejor momento de MC.

      Eliminar
    5. Gracias, Gonzalo. Ojo, que no te estoy acusando de no hacerlo, eh. Pero a mí me daba la impresión de que como tú dices, mucha respostería profesional y alguna cosa de catering. Bueno, yo voy a tirarte un poco más de la lengua.. contesta hasta donde puedas. Queda claro que en la prueba en estudio cocinas si o si. Pero dices que ahí ya estaba todo decicido?. Entonces... Bueno, lo que imaginaba más o menos. Salvo algunos casos, llegan ya ahí con la entrada en la mano sin haber cocinado un plato. Es que no saber hacer una triste kiche clama al cielo. Ahora se explican muchas cosas.

      De todas maneras, es difícil, eh. Tal vez deberían meter otra más en el medio, o como en el USA que pasan treinta creo la prueba de estudio y aun así tienen dos más, la de las cebollas y los huevos, y van eliminando gente. Quizá así no se te cuela nadie con una tarta de confitería.

      Gracias, muy amable.

      Eliminar
  35. Mucha tela la prueba de grupos, me daría para escribir un libro simplemente fijándome en los detalles:
    - ¿Necesidad de un cocinero de saber inglés/francés en un talent show de cocina en España? ¿Habrán hecho una comanda en español en algún masterchef USA o UK por ejemplo?
    - El "humorista" diciéndole a Antonio que no le entiende con el acento catalán más cerrado que podía. Pero si Antonio no le entiende a él (entre otras cosas, porque le está vacilando de gratis) ALA, A LA PRUEBA DE ELIMINACIÓN.
    - Eva, de verdad, quédate en tu casa. Ya lo dijo Lidia, "No creo que sea muy difícil separar el sandwich para comérselo...". Lidia +10.
    - Karganteca no da pié con bola desde que el mundo es mundo, pero a Bordi (o Jordi) se le debe de haber caducado el abono del gimnasio y lo salvan de la eliminación porque necesita un saco de boxeo para los pogramas.
    - Qué bien habla francés la Somantha (de palos). Debería aprovechar sus cualidades y pirarse una temporadita a Francia, o a Canadá, o a algún sitio donde la única habilidad culinaria que te exijan sea gritar que los platos te queden cuquimonos (que para cocinar todavía no la hemos visto).
    Ay Marteschef, qué (dis)gustos me das! Gracias por la crónica Javi! eres un grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaajaaaa!!!!....Bordi!!! Me encantaaaa!!! jajajajajajajajajajaaaa

      Eliminar
  36. Otra cosa que me parece que deberían corregir son las expresiones de éxtasis cuando aparece algún cocinero invitado. Me juego un pie a que muchos de los que ponen cara de haber sido testigos de una aparición mariana no tienen ni puta idea ni de quien es el susodicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaajajaaja... eso lo he pensado yo muchas veces

      Eliminar
    2. efecto dominó. Como fue el susodicho al primer programa, y los concursantes hicieron oooh, los de la segunda edición pensaron "oh, este es importante, que lo vuelven a traer para nosotros", asi que un oooohjhhh mas grande. En esta tercera edición, lo mismo. Y así.

      Eliminar
    3. Cualquier día nos sorprenden con un orgasmo en directo.

      Eliminar
  37. Javi, me hago una clara idea de lo que fue el programa leyendo tu crónica (fantástica, como siempre) y algunos de los comentarios. Por lo que veo la cosa fue un pelín mejor, aunque no mucho... Al menos no soltaron más perlas como las de la semana pasada.
    Lo de la quiche, tiene delito, pero lo que no entiendo es porqué últimamente les da por ponerles a hacer dos elaboraciones en cada prueba... no pueden hacer una, reducir el tiempo, y así reducir también el metraje del programa??
    No sé cómo sería de técnica la última prueba, pero para estas elaboraciones les dan receta... en serio Encina no puede seguir una receta simplmente leyéndola y ejecutando?? Si otros concursantes por los que no se da un duro son capaces... ella, que lleva toda su vida cocinando, no puede hacerlo??? Que he ido a su perfil y esta mujer no es un ama de casa de las de antes, que es lo que se podría pensar por su imagen.

    ResponderEliminar
  38. Se me ha ocurrido que a lo mejor MarterChof mejoraría si se estableciera un sistema de puntuación como el de Master Chef Junior, y así, quien lo hace bien en una prueba, aunque sea la de eliminación, vería recompensado su trabajo, además de que, como el resultado final sería la suma de todo lo obtenido en las diferentes pruebas a lo largo del programa, había menos espacio para las decisiones arbitrarias (por no decir el tongo descarado)... claro, que, bien pensado (o mal pensado) igual es de lo que se trata, precisamente, que llegue a la final quien quiere la producción del programa, lo merezca o no... Ingenuo de mí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es manipulable, porque el montaje permite varias tomas con puntuaciones distintas y en función de pasar a uno o a otro concursante.

      Eliminar
  39. Queria destacar algo que ha pasado desapercibido. En la prueba de la Quiche vimos dos actitudes muy diferentes a la hora de enfrentarse a una crítica muy parecida.
    A Sally le dijeron que su Quiche estaba quemada y mala y empezó a poner excusas "es que nunca he cocinado en moldes de silicona, es que esta semana estoy de bajon porque echo de menos a mi hija...". En la misma prueba, a Carlos le dijeron que su quiche estaba incomestible y Jordi la rompió delante suya ¿La actitud del concursante? Probar la quiche para acabar reconociendo con naturalidad que estaba mala a rabiar. Cero excusas.

    Creo que por eso son más benévolos con unos que con otros. Pablo es Mister excusas y por eso le meten tanta caña. Los concursantes que reconocen sus erorres abiertamente suelen caer más en gracia en el jurado.

    ¿Como lo veis vosotros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que Sally pone excusas a la mínima que falla (y muy tontas) y no le dijeron nada. Además, quemó la quiche, y no le dijeron tanto como a la chica de la semana pasada, que se fue sin merecerlo, creo yo.

      Me pareceque el jurado tiene favoritos y concursantes, y ellos lo saben, así que saben hasta donde pueden estirar cada uno.

      Eliminar
    2. Veo que Sally no ha sufrido lo suficiente en la vida y se cree que le deben un trato preferente por algo con lo que nos encontramos todos alguna vez. Soy hijo de emigrantes y parte de mi familia fue a Argentina durante muchos años, con una mano delante y otra, detrás. Mi abuelo, mis padres y yo, de sol a sol, con una familia que mantener y ahorrando para volver a España. Hemos construido nuestro propio negocio, tras muchos años de esfuerzo. Si algo sale mal, no echamos balones fuera, miramos todos nuestros errores para solucionarlos. Sally es una niña mimada que no se sabe buscar la vida y va con una historia lacrimógena a los demás, no sabe aceptar sus errores y no le interesa aprender. Le interesa que le saquen las castañas del fuego. Sin embargo, Carlos no hace lo mismo. Veo a tres lloricas (Sally, laAndreabutterfly y Pablo) que no saben hacer la O con un canuto y necesitan buscar excusas y dar trabajo a los fabricantes de Kleenex. Estos no duran un día en ningún negocio.

      Eliminar
  40. Cocinar Con-Amol :
    http://www.vertele.com/noticias/chef-busca-esposa-el-nuevo-reality-que-se-cuece-en-mediaset/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso puede explicar que Telecinco cancele Robin Food, presentado por David de Jorge. De traca si Bacterio o MacPeña participan.

      http://www.elcorreo.com/bizkaia/culturas/tv/201505/09/robin-food-caduca-20150508212049.html

      Eliminar
  41. Pues a mi Robin Food me gusta mucho, si lo cambian por esta mierda estamos apañados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta Robin Food, pero sobre todo cuando invita a Ibán Yarza, que este viernes se va a marcar unos molletes antequeranos :-)

      Eliminar
  42. Un apunte al margen de Master Chef.
    McPeña ha sacado nueva hamburguesa para McDonald's! No se como le irá en su restaurante, pero al menos ha sacado de Top Chef un contrato publicitario.
    Un saludo,
    Patricia

    ResponderEliminar
  43. No pude ver el programa ese día, gracias por la crónica, súper divertida.

    Me he quedado ojiplática al ver los quiches que hace la peña... Desde luego, es uno de los platos que aprendí a hacer de jovencita, el famoso quiche Lorraine y el que siempre le hago a mi marido cuando vuelve de viaje, de espinacas y champiñones...Me atrevería a decir que me sale muy rico y me sorprende ver esta gente que ha presentado esa bazofia de quiches, cuando son bastante fáciles de elaborar, no?

    En fin.. Javi...también me ha encantado la comparación que haces con las rosas socialistas y las gaviotas peperas viviendo en Andorra o Suiza...buenísimo!!!!

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe