Masterchef 2.8: Naufragio culinario en O Grove

jueves, junio 05, 2014

Quizás no haya sorprendido a mucha gente, dada la trayectoria que estaban llevando los concursantes en el programa, pero hoy hemos vivido la prueba más lamentable que se ha visto desde el comienzo de Masterchef el año pasado, un patinazo en toda regla que fue adquiriendo dimensiones épicas a medida que avanzaba la prueba.

Y el batacazo ha tenido lugar en la localidad pontevedresa de O grove. En un lugar donde la gente ama y teme al mar a partes iguales, se ha producido un naufragio, pero esta vez ha sido culinario. Los equipos no han tenido la aptitud para sacar adelante un menú de 2 platos (sin postre), pero lo peor del caso es que ni siquiera han tenido la actitud. Un equipo descabezado y otro con un jefe inexperto y desquiciado han sido incapaces de sacar todos los platos, y después de una hora esperando, algunos comensales se han ido sin comer parte del menú.

Pero el naufragio no sólo ha sido fruto de la falta de pericia de los concursantes, en gran medida se lo debemos al extraño modo en que la organización decidió formar los equipos, dando toda la ventaja de elección al ganador de la primera prueba y sacando posteriormente a la mitad de cada equipo de la cocina.

Migas de empanada, servidas por el equipo rojo


El resultado de la jugada han sido dos equipos con muy pocos cocineros para el trabajo que había que hacer y forzadamente desequilibrados. Por una parte Marina y Celia, la primera tan inoperante y timorata como siempre sacó un caldo claro con dos mejillones que parecía recién salido de un sobre y la segunda, prepotente y pretenciosa como siempre, acabó sacando migas de empanada.

Por la otra parte, Emil, Vicky y Mateo tampoco se entendieron. Mateo no ejerció de capitán, tomó decisiones equivocadas y los otros dos, que cuando no son capitanes se vuelven mudos, tampoco supieron enmendar dichos desatinos. Sus resultados fueron unos mejillones a la marinera de aspecto lamentable, mini raciones de empanada semivacía y, en el peor de los casos, nada para varios de los comensales.


LA CAJA MISTERIOSA: POR FIN UNA PRUEBA LIBRE

Por fin vimos esa prueba que llevábamos semanas pidiendo, una prueba libre con una sola premisa, tendrían que usar forzosamente en el plato hebras de azafrán. Esta vez si que podríamos comprobar lo que cada uno lleva dentro y cómo se manejan cuando no hay casi nada que condicione ni la elección ni la elaboración de los platos.

El azafrán, protagonista de esta caja misteriosa

Como maestro de ceremonias se trajeron esta vez a Eneko Atxa, cocinero joven pero que ya acumula tres estrellas Michelin en su mochila. Un tipo serio y pausado que, sin embargo, se mostró amable, colaborador y cercano a los concursantes, que quiso colaborar y supo valorar lo bueno y lo malo sin humillar a los participantes, justo lo contrario que otras estrellitas que hemos visto pasar por aquí pavoneándose y derramando su arrogancia sobre todos.

Eneko Atxa, este si que es un crack, no El Greco ese

Lo primero que llamó la atención en esta prueba fue la decisión de Celia en el supermercado. Habiendo infinidad de bichos ya muertos, nuestra vegana sospechosa se decanta por prácticamente el único que había que sacrificar, la langosta. Puedo entender que resulte un producto seductor por su calidad, pero, sinceramente, tampoco el resto de lo que había en la despensa es que fuera malo y se hubiera ahorrado el mal trago. 

Se me ocurren tres posibles razones detrás de esto, que Celia tuviera la necesidad de lanzar un mensaje al jurado, que todo estuviera guionizado o que en realidad, a esta chica le va la marcha...

Celia clava el cuchillo 5 cm en la tabla al liquidar a la langosta

Luego vino todo el ritual del sacrificio, la solemnidad, la cara de angustia, pero no creáis que le tembló el pulso, puntillazo certero, cabeza por la mitad y a otra cosa.

Pero vayamos a los platos. En general el nivel fue bajo. Con la premisa de que un buen producto hace un buen plato, algunos de los concursantes naufragaron en sus pretenciosos intentos de hacer algo original. Otros, se pasaron de simples y ni siquiera fueron capaces de darle el punto a unas patatas guisadas o a un arroz. Sólo se salvaron dos, y además fueron los únicos platos decentes que aparecieron en toda la noche.

La espuma desespumada que presentó Marina

Y empezando por los triunfadores, el más destacado fue Mateo, que ya auguraba su éxito cuando al acabar se marcaba este curioso y extraño bailecito...

No, no seré yo el que lo diga...

El benjamín del concurso optó por una sopa de rape y marisco inspirada en una receta de su abuela. Como seguía lesionado, contó con la inestimable ayuda de Milagrosa para limpiar el pescado, y el chico lo bordó, tanto en presentación como en sabor, por que el bueno de Eneko disfrutó como un enano con el plato.

Platazo, un poco grande la ración, por sacarle un defecto

Después vino la inevitable llamada al lagrimeo, en este caso liderada por Jordi. Que si tu abuela estaría orgullosa, que si te llevas la satisfacción de haber mostrado a España un plato de tu familia. La lágrima fácil afloró sin demora...

José David flotando en el ambiente

El segundo triunfador de la noche fue Cristobita, y este triunfo, además fue doble, porque le sirvió tanto para llenarse de moral como para salvarse de la prueba de eliminación, ya que no volvimos a verle cocinando.

Pero no todo fueron alegrías para el granadino, antes de la cata tuvo (y tuvimos) que aguantar la versión más zafia de Pepe. Probablemente fuera porque se dirigía a Cristóbal y lo considera un paleto, pero le soltó lo siguiente: "Eres más guarro que la Alfonsa, que hacía figuras de mierda y se comía la cabeza" (No me imagino a Pepe diciéndole a Marina, "eres más guarra que la Alfonsa", la verdad). No conozco en qué ambientes se mueve Pepe, pero no me cabe en la cabeza en qué situación podría yo soltar semejante perla y no sentirme inmediatamente abochornado. No me considero especialmente delicado y aguanto bien a todo tipo de personas, pero usar esa expresión en presencia de comida me parece cuanto menos de dudoso gusto.

Esta cara se le quedó a Gonzalo

El éxito de Cristóbal fue la sencillez. Presentó una sopa de pescado hecha con un caldo de cabracho, langostinos, y cangrejos, a los que, por cierto, liquidó de un puñetazo. Si a eso añadimos una cantidad moderada de azafrán, el éxito es casi seguro (y desde luego, nada complicado)

Un poco bastito (ito, ito) si que es el muchacho, esto si que es hacer crack

Emil propuso una idea interesante, un arroz seco acompañado de un ali-oli hecho con aceite infusionado (ya se que no existe esta palabra, pero nos entendemos) con azafrán, pero levantó tantas expectativas en el chef invitado que al final el resultado resultó algo decepcionante.

Emil, aguanta el chaparrón, "tienes condiciones, pero no las desarrollas"

En el limbo del "ni fu fi fa" quedaron Celia, Cristina y Gonzalo. La vegana hizo una sopa ramplona, Cristina no le encontró el punto al arroz y Gonzalo, el presunto gourmet, puso tanto azafrán a su arroz, que al parecer estaba incomible.

En el lado negativo destacaron y decepcionaron Milagrosa, Vicky y Marina. Las dos primeras siguieron una estrategia similar, hacer un guiso sencillito y tradicional con el azafrán incorporado, pero sin correr riesgos....

Vicky, con algunos problemas durante la elaboración

Las dos cometieron un error imperdonable, dejaron las patatas demasiado crudas en sus guisos. ¿Es normal que una persona que se presenta a un concurso como este no sea capaz de dejar las patatas medio blandas? ¿En la escuela San Jacobo no le enseñan nada más que pamplinas de espumas y esferificaciones y se olvidan de cosas básicas como estas? Alucino.

Gonzalo, a lo suyo

Pero la que se fue "calentita" de esta prueba fue Marina. La rubia malvada pretendió rizar el rizo con una sofisticada preparación que incluía una espuma de patatas al azafrán con aceite de cítricos. Y cuando tu la escuchas hablar, pues parece que la tía se va a salir cocinando, pero luego le sale cada churro...

Y esta vez, aunque se apasionó mas de la cuenta y las formas resultaron algo desagradables, tengo que darle la razón a Jordi. Si no se puede hacer una espuma porque no hay nata, pues no se hace, mucho mejor es eso, que perpetrar esa especie de batido de patata que presentó Cruela. Efectivamente la soberbia de Marina está llevándola a idear unos platos tan pretenciosos que fracasan desde el concepto. Para mi, hoy por hoy, es candidata firme a la próxima eliminación.

Jordi machacó a Marina, "esto es una porquería"


PRUEBA DE EQUIPOS: LA ODISEA DE O GROVE

Y llegó el momento clave del programa de ayer, el momento en que desde la organización lograron dar una vuelta de tuerca más a la manipulación y al desatino en pos de un espectáculo basado en el inevitable fracaso y en la rabieta que monta el jurado posteriormente a cuenta de dicho fracaso.

Para la prueba se trasladaron al puerto de O Grove en la provincia de Pontevedra, donde se concentra la mayor producción mundial de mejillones (en esta ocasión el NODO quiso hacer hincapié en nuestro potencial pesquero). Los participantes se hicieron a la mar para capturar el producto, pero muy cerquita de la costa y en una costa muy resguardada, por lo que no vimos las escenas de vómitos y palideces que disfrutamos el año pasado (me hubiera gustado ver a Marina y a Gonzalo reducidos a la categoría de vulgares mortales).

¡Qué falta de glamour!

Después, se trasladaron al restaurante Pepe Vieira, regentado por el michelinoso Xosé Torres Cannas, para la prueba propiamente dicha. Y antes de entrar, en el propio jardín, comenzó el despropósito.

Y el despropósito consistió en una manera absolutamente kafkiana de formar los equipos y de organizarlos posteriormente. Mateo, como ganador de la primera prueba, no sólo dispondría de un miembro más en su equipo, además, dispondría de otras muchas ventajas que en seguida describiremos. Y ocurrió lo que tenía que ocurrir, salieron dos equipos totalmente desequilibrados y Mateo concentró en el equipo rival todos las enemistades ya consolidadas en capítulos anteriores.

El equipo rojo, listo para ir al matadero

Por si eso no fuera suficiente ventaja, el jurado anunció que dos miembros de cada equipo tendrían que hacer el servicio de sala y que la calidad del mismo se valoraría como parte importante de la prueba. Mateo de nuevo distribuyó roles en ambos equipos, dejando en la cocina rival a Celia y a Marina y en la propia a él mismo, Emil y Vicky.

Pero no contentos con eso, también eligió Mateo al capitán del equipo rival, optando, como es lógico, por el escurridizo Gonzalo, que delante de la cámara, aprovechó para dar un par de tiritos a Mateo y pavonearse de haber sido elegido porque Mateo lo considera el enemigo a batir...

Gonzalo, glosando la figura de Mateo

Es la cuarta vez desde que comenzó el programa que algunos concursantes se "libran" de cocinar y, curiosamente, las cuatro veces le ha tocado a Cristobita, primero de baboso ante las modelos, después limpiando urinarios junto a Gonzalo, luego de paleto con el pijo de apellido impronunciable y esta vez de camarero. A lo mejor no soy demasiado mal pensado si me pasa por la cabeza que esto no es casualidad y les gusta más Cristóbal como generador de situaciones cómicas que como cocinero (pero no creo, qué mal pensado soy). Quizás, acaben haciendo Mastermaitre, quien sabe....

Pero como no era aún suficiente ventaja para Mateo, también le dejaron decidir entre las dos opciones de menú previstas, por una parte empanada de mejillones y sopa de mejillones y por la otra, empanada de mejillones (el regreso) y mejillones a la marinera. Mateo se quedó con el segundo menú y dejó al equipo de Gonzalo con el primero.


Encuentra las siete diferencias

Por tanto, la organización de la prueba quedaba así, cada equipo de cocina, uno de dos personas y otro de tres, tendría que preparar dos platos para 60 personas, uno en 90 minutos y el otro en 120, mientras tanto, los otros dos miembros de cada equipo prepararían todo el servicio de sala, desde barrer, hasta poner los manteles, descorchar el vino o poner los centros de mesa.

Samantha, alecciona a los cuatro camareros sobre centros de mesa

Y visto lo visto, la organización se salió con la suya, porque creo que es prácticamente imposible gestionar ese menú para 60 con tan solo 3 personas y mucho menos con dos (y aún menos si son Celia y Marina). Habría que haber sido un experimentado mago de la organización para haber sacado algo decente en el tiempo asignado. 

Una vez más, el escenario estaba montado, un nuevo fracaso estrepitoso para dar bola a que los jueces se cebaran en los participantes. No se que tipo de clausula anti-fugas habrán firmado estos tipos, pero yo estoy allí y me marcho.

Marina y Celia optaron por servir primero la sopa de mejillones y fue la vegana la que llevó el peso de la elaboración. No se si es que no escucha o es que ella es así, pero después de que le dijeran en la prueba anterior que su sopa de marisco era insustancial, va y prepara otra aún peor.

Sopa de Caldo clarucho con dos mejillones, de Celia

Celia estuvo muy perdida desde el principio (en realidad lleva semanas perdida) y exasperantemente lenta, preguntaba absolutamente todo a Marina, que poco a poco se iba creciendo. Sin embargo, Cruela tampoco tuvo su día. No se apresuró con la empanada, sin darse cuenta de que la masa necesitaba 10 minutos de reposo y 40 mas de cocción. Además, metió la pata muchísimo a la hora de preparar la masa, cuando le preguntó Pepe cómo la iba a hacer, dijo que le iba a poner 600 gramos de harina y ¡300 gramos de mantequilla! (la masa de empanada no lleva mantequilla), proporción parecida a la que se usa para hacer brioches, es decir, una masa absolutamente inmanejable con el rodillo de pegajosa que es. Así, salió diciendo que no podía estirar la masa...¡no te j...!

Marina, trabajando el relleno de la empanada (muy patriótico, eso si)

Mientras tanto en la sala, los candidatos reconvertidos en camareros salieron disfrazados como cachorros de las juventudes hitlerianas, pelo engominado y repeinado, ropa negra y brazalete identificativo del equipo. Gonzalito estaba para comérselo...

¿Esto era necesario?

Allí que vimos a Cristóbal y a Milagrosa barriendo la sala, preparando los platos y haciéndose un liazo con los manteles, y a Gonzalo y Cristina haciendo lo propio, aunque en este caso, el lío se lo armó Gonzalo con el sacacorchos, y eso que presume de estar curtido en el mundo del lujo ¿qué pasa que a este tipo siempre hay alguien que le abre las botellas?

Gonzalo intenta sin éxito descorchar una botella

En el otro equipo de cocina, dejaron toda la responsabilidad a Mateo, y éste se equivocó al decidir sacar la empanada antes que los mejillones a la marinera. Pero lo curioso fue que nadie le discutió la decisión y se limitaron a criticarlo a sus espaldas. 

Mateo calculó mal el tiempo de la empanada (o más bien, no sabía cuanto tiempo había que hornearla) y cuando ya era inevitable el fracaso, decidió usar los mejillones que ya estaban dentro de la empanada para hacerlos a la marinera, añadiéndoles simplemente la salsa por encima.

Cambalache de mejillones

El resultado fue el esperable, como dijo Jordi, para salvar un plato, arruinaron los dos. Sacaron unos mejillones a la marinera con un aspecto lamentable y hechos de prisa y corriendo sin ningún mimo. Mientras tanto, Celia sacaba su cutre-sopa, eso si,bastante antes que ellos.

A mi por lo menos no me atraen nada y además se habían pasado con el ajo

Pero después del basurón que presentaron como primero, el remate vino con el segundo. A los dos les faltó muchísimo tiempo, pero al equipo de Mateo le faltó además masa y relleno.

En el equipo rojo de Celia y Marina (recordemos, la empanada brioche) los principales problemas llegaron a la hora de emplatar, porque en el momento de sacarla de la bandeja para ir cortando las raciones en caliente, Marina rompió la empanada y se desmoronó. La soberbia toma a veces caminos insospechados y convierte la frustración en rabia ante la evidencia del fracaso. Al final sacaron unas raciones bastante pequeñas, pero al menos pudieron recomponer un trozo para cada uno.

El momento en el que Marina se carga su empanada

El equipo azul, por su parte, entró en barrena. La empanada, huérfana de mejillones, quedó prácticamente sin relleno y las críticas al capitán por parte de sus propios compañeros, de los jueces y hasta de Cristóbal, que pasaba por allí, eran algo más que un rumor. Para colmo de males, Mateo no calculó bien las porciones (o mejor dicho, no pudo, porque si hubieran sido más pequeñas podrían considerarse migajas) y hubo unos pocos comensales que no la cataron, con el consiguiente bochorno general.

En-pan-nada del equipo azul

Pero si sorprendente fue todo lo anterior, aún más lo fue la decisión de los jueces. Cuando ya todos esperábamos una prueba de eliminación con los nueve candidatos, resulta que salvan a los camareros. Premio por no cocinar, absurdo e inmerecido, tenían que haber apechugado con el destino de su equipo, y si los dos merecían ir a la eliminación, tendrían que haber ido los nueve concursantes.

Mateo se come las uñas ante las críticas que arreciaban

Ni siquiera me molestaré en comentar el asunto de las filloas. Ellos son capaces de cocinar, abroncar y meter presión todo a la vez. Si mencionaré que deberían cuestionarse la aptitud de Eva como actriz cómica, porque la escenita presuntamente graciosa del robo de las filloas ...


PRUEBA DE ELIMINACIÓN: CONFIANDO EN QUE OTRO LO HAGA PEOR

Para la prueba de eliminación, se volvieron a traer una vaca viva al plató, y el animal, que es eso, un animal, no dudó en soltar un buen cargamento de excrementos delante de la mesa de la cata. Tanto hablar de alta cocina y restaurantes con estrella Michelin y cinco minutos antes de cocinar ocurre esto en la cocina. ¿Qué diría Chicote de este asunto?

Esto se les escapó del guión

Después vino el extraño episodio del guante. Pepe intentó picar a Marina para ver si tocaba su vena más pija, pero esta, dándoselas de campechana reconoció haber introducido su brazo entero en el culo de sus caballos para extraer algún tapón. Esos son los problemas de los ricos, que los purasangre también tienen cólicos. Mis mascotas, dos tortugas, un pececito y unos 50 insectos palo, no tienen esos problemas, o por lo menos, no hay que solucionarlos de esa manera...

La prueba en si consistió en elaborar platos con casquería, y la elección de los cortes fue aparentemente azarosa, al extraer las piezas de una vaca de mentira que se trajeron para sustituir a la viva.

La vaca troquelada tenía sorpresas en sus interior

La peor parada fue Celia, que casualidad, a la que tocaron en suerte las criadillas, el hígado fue para Emil, los riñones para Mateo, los callos para Marina y las mollejas para Vicky. Para acompañar la casquería debían preparar una menestra de verduras. Además, la única condición era que tenían que usar en la elaboración un pequeño electrodoméstico que les había tocado en suerte...

Marina, exprimiendo tomates como si fueran naranjas

Y una vez más, la prueba fue bochornosamente mala. En esta ocasión, ninguno de los cinco platos llegó ni siquiera al aprobado raso, y alguno de ellos, por presentación y sabor dejaron a sus autores a la altura del betún.

Truño Riñones en dos texturas, la presentación de Mateo, insuperable

Marina en seguida se jactó de su buena suerte, porque según ella le salen muy bien los callos (según Vicky, no), pero no tardó en darse cuenta de que los callos eran el ingrediente trampa, porque en 75 minutos es imposible lavarlos, cortarlos, escaldarlos y guisarlos y encima sacarlos medio tiernos. 

No es Marina santo de mi devoción, pero es indudable que nadie merece una encerrona como esa. Se están acostumbrando a poner pruebas, no ya justas de tiempo, sino absolutamente imposibles y lo peor del caso es que encima luego le echan unos broncazos a los autores...

Pero no fue esa la única piedra en el camino de Marina, Gonzalo, desde la grada, encabezaba su club de fans...

Gonzalo, como vemos, ha normalizado su relación con Marina

La preparación que eligió fue lo más raro del mundo, de modo que al final le quedaron una especie de callos con tomate, al parecer bastante durillos y con un gusto más bien raro...

Callos con tomate, si Paco Roncero viera esto

Emil buscó algo más tradicional, quiso hacer el hígado encebollado, pero no dio con el punto del hígado que le quedó demasiado crudo y terroso al masticar... Pero donde no acertó desde luego, fue en el nombre del plato...

Higado - higadae - higadorum 

En la menestra se dio una situación curiosa y supongo que guionizada. Pepe quiso atacar a Emil diciéndole que cómo se comía su menestra y montó uno de sus numeritos con comida saliéndole de la boca y líquido chorreándole por la barbilla...


...Pero Emil, lejos de achicarse, defendió a capa y espada que su menestra debía comerse con palillos, y así, retándose con la mirada mantuvieron cada uno su postura sin dar su brazo a torcer.


Vicky tuvo uno de sus días más flojos. Se vio a la carnicera como desganada y sin imaginación para sacar partido a la prueba. 

Durante la elaboración, una vez más, vimos a Jordi en el papel de seductor que está adoptando en esta edición, y también vimos que Vicky ya está un poquito harta del tema...


Fue la que se lució más en la presentación, pero sus platos, al parecer, tenían errores de bulto en la elaboración y esto fue muy criticado por el jurado, Su defensa fue que a ella le gusta comer más basto, que intenta ser pija y no le sale. 

Chicle de mollejas sobre cama de cebollas y topping de berros

Jugó con el peligro Mateo, y dudo muchísimo que lo que hizo estuviera mejor que lo de Celia. Como tenía una picadora, penso en hacer los riñones en dos texturas, enteros o picados, pero, ¡oooh, sorpresa!, los riñones, como son blanditos no se picaron, se hicieron puré y en vez de descartar esa pasta de aspecto lamentable (recuerdo que el paté se hace con hígado, no con riñones), la adaptó y dijo que había hecho un paté...

Puré de riñones, mmmmmm

Para colmo de males, preparó una menestra con mucho jamón y se pasó cocinándolo por lo que quedó como una piedra. No desaprovechó Jordi la oportunidad de hacerle un poco de sangre con uno de sus numeritos...

Mateo prueba sus piedras de jamón

Y una vez más el candidato eliminado estaba clarísimo, fue Celia. En ningún momento supo que hacer con las criadillas, las coció, las cortó, las volvió a cocer y las salteó con cebolla. el resultado salta a la vista, un plato para nada apetecible, que estaba aún peor de sabor.

Vaya nivelazo

Después reconoció no haber hecho nunca una menestra. Manda cojones, una vegana que no sabe hacer menestra, espero que las ensalada, al menos, las domine. Con todos estos datos en la mano, la elección estuvo clara...

Celia se despide de Pepe, pero a Pepe no le gusta que le toquen...(sonrisa forzada, jeje)

Fue entonces cuando nos enteramos de que esta tía no está en sus cabales, dice haber dejado un trabajo fijo de siete años y medio en un hospital para entrar en Masterchef y dedicarse a la cocina (al parecer quiere hacer un catering de pasteles veganos), y digo yo, tal y como estamos ¿es normal que una tía que no tiene ni idea de cocinar haga esto?. Si esto es culpa de su guía espiritual, con amigos como ese, quien necesita enemigos...

Yo quiero quedarme, pero es que no puedo

Celia enfiló la puerta, pero en su memoria quedará grabada a fuego una última frase que venía desde el graderío: "Celia, eres una crack"



¿Y AHORA QUÉ? LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN
  • Esta semana sólo sube Cristóbal, que en su único plato de la noche estuvo muy atinado, y le salió redondo
  • Se mantienen Gonzalo y Emil, que si bien no brillaron, tampoco chirriaron demasiado
  • Se mantiene Samantha, que se va asentando en su papel más moderado y amable.
  • Bajan Milagrosa y Cristina, a las que seguimos esperando, pero el crédito se va agotando
  • Baja, y mucho, Vicky a la que parecen habérsele agotado las ideas
  • Baja Marina, tan convencida de que su cocina es la mejor que resulta difícil pensar que cambie
  • Baja Mateo que tuvo otra vez una jornada aciaga (y van tres seguidas)
  • Bajan aún más Pepe y Jordi, que enpiezan a resultar absolutamente insufribles


OTROS ENLACES QUE QUIZÁS TE INTERESEN


También te gustará

49 Comentarios

  1. Esta edición de Masterchef me hace sentirme impotente.Anoche viendo como se manejaban en el restsurante, me acorde de la Alicia de Lewis Carroll.Si me hubiese sido posible, hubiera atravesado la pantalla del televisor para sacar adelante esas empanadas. Con los buenos mejillones que tenían y el churro que hicieron. Con lo fácil de hacer y agradecidas que son las empanadas.No me explico como se puede ir a un concurso de cocina con esa falta de conocimientos de base y de pericia ; y eso que durante la semana reciben clases y tienen todo el tiempo del mundo para leer de cocina. Ayer había algunos concursantes que no habían usado nunca el azafrán en hebras, ¡increíble! , para quienes presumen de cocinar con éxito para familiares y amigos. Yo no me atrevería a ir así a un concurso de cocina, me daría vergüenza. Y eso que no salgo de la cocina y siempre estoy experimentando con cosas nuevas y leyendo todo lo que cae en mis manos. Me queda mucho por aprender.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego corberó, lástima de programa, ¿Que hacen entre programa y programa? Desde luego no les enseñan estrategias de tiempo, ni de técnicas, ni de control de nervios. El programa juega al despiste, y es imposible cocinar para 60 entre dos personas solamente, No me gusta este gran hermano en la cocina, a los jueces me gustaria a mi verlos cocinando unos zarajos, matando al cordero primero y presentando tan exquisito bocado en 75 minutos. Ya está bien de prepotencia y de ridiculizar a estos concursantes que no fueron elegidos precisamente por sus conocimientos, sino por sus carencias. Lastima de concurso manipulado y desperdiciado, mis felicitaciones a todos los concursantes, por aguantar a estos señores que no les enseñan a manejar tiempos. La cocina es otra cosa, es imposible cocinar algo que no se ha visto nunca, ¿ que será lo próximo? unos caracoles en 10 minutos, desde luego no existe la cocina pija ni la cocina de pueblo, existe la buena cocina, como tampoco existen concursos en los que no se respetan los formatos de un programa a otro. MASTER MANIPULACION..desde la mancha esta es mi opinion.

    ResponderEliminar
  3. Un par de apuntes, con permiso:
    1- Eneko Atxa es un hacha... (vale, ya sé que es un chiste malo). pero es un hombre encantador, en eso estaremos todos de acuerdo.
    2- Lo de O Grove ha sido vergonzoso, se mire por donde se mire. Cada vez es más evidente que este año han ido a elegir a los concursantes más ñapas... Por lo menos el criterio para decidir quien pasaba a la eliminación ha sido justo.
    3- Estaba claro que la ajusticiada de hoy iba a ser la vegana. Lo que no entiendo es qué hacía esa chica en este concurso: vale que no supiera cocinar laas criadillas (yo tampoco), pero es que no sabía ni hacer una menestra! ¡Una menestra vegana, quiero decir!
    4- Los comentarios y refranes del señor Pepe me han sobrado. El acervo popular no siempre es oportuno, cuando se trata de un programa de cocina. Ya bastante vomitivos parecen algunos platos
    Lo siento, han sido cuatro cosas y no dos. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Rafa dijo:
    Voy a hacer también unos apuntes:
    1. En la prueba grupal era muy difícil que les diera tiempo a hacer unas buenas empanadas, que tienen que estar 40 minutos en el horno y 20 minutos reposando. Aparte la preparación y limpieza de los mejillones, el sofrito... Es casi imposible que se haga (bien) en hora y media. Téoricamente en el rato de horno era cuando había que preparar los mejillones en sopa o a la marinera. Es muy difícil para dos o tres personas elaborar eso para sesenta comensales. Igualmente inciden en que los platos de guisos tienen que estar tiempo haciendo "chof-chof" (ayer con los callos)... pero no les dan tiempo material para hacerlos. En cualquier caso, los platos de mejillones fueron todos desastrosos.
    2. Si el concurso es de cocina... ¿qué hacen cocineros sirviendo platos ? Está bien que conozcan la gestión integral de un restaurante, pero que gracias a ello se libre de la nominación, pues no.
    3. El jurado: en esta edición cada vez me parecen más sobreactuados Pepe y Jordi en sus facetas de gracioso y guaperas y más natural Samantha. Ayer me pareció que Jordi con Marina se pasó un poco (comentarios como esos se le podían haber hecho a otros concursantes). En la prueba por equipos a Mateo se le dieron muchas más prerrogativas que a otros capitanes. Por cierto, que él también tiene sus estrategias para el concurso.
    4. La realización: sin ánimo de hacer spoiler ya se veía por los planos quien iba a marcharse en la prueba de eliminación. Ayer casi no incluyó planos de comentarios de los concursantes salvados en la prueba de eliminación.
    5. Concursantes: en todo el programa sólo se vieron dos buenos platos: el de Cristobita y el de Mateo. Cristobita ya no volvió a cocinar y Mateo naufragó en la prueba de equipos y fue de los peores en la prueba de eliminación. O sea que el resto, ni fu ni fa. Por lo menos en algunos casos se vio cierto ánimo de hacer platos con elaboración o presentación más creativa (Emil en el primero, Vicky en la eliminación, Marina con su espuma no espumada o los callos con tomate...).

    ResponderEliminar
  5. A mí también me parece muy fuerte que no sepan hacer una buena empanada o un caldo de pescado, pero no es justo poner a dos personas a cocinar dos platos para 60 comensales. Es que no da tiempo físico, es algo imposible y por lo que deberían haber pedido perdón, sobre todo cuando Jordi dijo que hacía falta unos 40 minutos de horno para la empanada. Cómo cuadra todo entonces?
    En fin, yo veía a Marina en la calle, iban a por ella a muerte, pero Celia desde luego...yo no he cocinado casquería en mi vida, pero tampoco me he presentado a Masterchef, jeje. La pobre es que no tiene ninguna base, como dice un comentarista, ni una buena menestra...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Yo...yo...ya ni para hacer bromas estoy, en serio, menudo programita.

    Ayer tuvimos de todo: incompetencia de los candidatos, pruebas concebidas para acabar en debacle y escarnio sensacionalista por parte del jurado. He llegado a la conclusión de que, además de primar los perfiles personales sobre los culinarios en la elección de candidatos, parte de la "gracia" de este programa es provocar que, sí o sí, fracasen estrepitosamente. Supongo que da más juego eso que decirle a alguien "oye, tu sopa está de vicio". Eso si, tendrán que hacer un lavado de cara brutal con los finalistas, porque si no parecerá que el programa lo gana un pakete.

    Me decepcionó muchísimo la prueba libre, supongo que en esas condiciones todos esperábamos que se soltaran la melena e hicieran buenísimos platos, pero vaya, al menos pudimos ver y oír a Atxa, que sin duda fue lo mejor. Y Cristobal, que resulta que cuando quiere, cocina. Y Celia, que perpetró una matanza de Texas con la pobre langosta.

    La prueba de O'Grove estaba maravillosamente pensada para provocar el caos así que, aunque los candidatos no estuvieron a la altura, la responsabilidad yo la traspaso enteramente al programa. Sólo limpiando mejillones ya te pueden salir canas! Con dos o tres personas en cocina, era imposible. Por cierto, punto negativo para el servicio de sala del equipo rojo. Para Gonzalo porque él, que está tan acostumbrado a ir a restaurantes de lujo (no como la plebe, pobres de nosotros) lo iba a petar como camarero. Baja, Modesto, que sube Gonzalo. Y para Cristina porque le faltó tiempo para ir por las mesas diciendo que la empanada del equipo azul iba con retraso. Dedícate a lo tuyo... Claro que esos peinados a lo internado suizo de los años 40 igual les trastornaron la cabeza...era necesario ponerles esa pinta a todos ellos??

    Ah, casi me mondo de risa en la prueba de eliminación, cuando intentaron pinchar a Marina con lo del guante. Ella se rebota e intenta reivindicar su sencillez diciendo que ha usado esos guantes con sus caballos, cuando han tenido cólicos. Claro, sencillísimo lo de los caballos. Yo debo ser una persona muy poco sencilla, porque no tengo caballos...ni un yate...ni un apartamento en Marbella...

    Javi, como siempre, lo mejor del programa va a ser tu crónica.

    ResponderEliminar
  7. Por favor...
    que no se pierda la esencia de la primera edición : menos bromas por el guión, broncas, más cocina.
    que vaya gente que sepa cocinar decentemente: en un guiso común, se les queda la patata dura, vamos...sin comentarios
    que si los concursantes son estos y no saben más : pues denles más tiempo, para que por lo menos cocinen tranquilos..
    que a algunos de ellos les expliquen que están en un programa, que va de cocinar bien, para seguir semana a semana y no de usar estrategias y argucias para conseguir que no te echen.

    ResponderEliminar
  8. Llevo semanas leyendo tus crónicas, y sinceramente, las espero con más ilusión que el programa! Esta edición me está decepcionando muchísimo.
    No repetiré lo que todos pensáis (los concursantes elegidos por sus profesiones exóticas y perfiles que encajan con roles y edades determinadas; el nivel de cocina es lo de menos; etc).
    Creo que la prueba de exteriores de ayer estaba diseñada así para generar la catástrofe que generó, porque dudo mucho que ni Jordi ni Pepe, como cocineros que son, hubieran decidido ellos el escaso tiempo que les dieron a los concursantes. En eso se nota cada vez más que son unas marionetas en manos de la productora del programa. Les deben pagar mucha pasta para venderse así. Ellos hacen su papel, y punto. Pero ellos saben que ni con 2 o 3 personas se podía sacar ese menú en ese tiempo. Esto es cocina, no clase de milagros, como bien apuntó Emil.

    El tema de dejar a dos de cada equipo para ejercer de camareros, a mí ya me superó. ¿esto es Master Chef o Master Maître? encima Jordi Cruz se lo echó en cara en la valoración final. Es la segunda vez esta edición que los aspirantes tienen que hacer "trabajos" no relacionados con la cocina. Menos mal que esta vez no les pusieron a limpiar los baños... Alucinante. ¿Qué será lo próximo?

    El concurso este año parece que lo patrocina en la sombra algún producto de limpieza, porque madre mía que tostón con el que son muy sucios y dejan las mesas fatal... El siguiente anuncio de KH-7 fijo que lo protagoniza alguien de Master Chef.

    Lo tienen realmente difícil para remontar la "calidad" de los concursantes. Los que lleguen a la final ya pueden haber mejorado y mucho. En caso contrario va a ser penoso comparar sus menús con los que elaboraron los finalistas de la edición pasada, o sin ir más lejos, los del Master Chef Junior. Que tenían más aptitudes y actitudes para la cocina que estos.

    He leido en otro blog que Emil abandona el concurso, cansado de la manipulación. Espero que la noticia no sea cierta y que sea un bulo.

    En general es una edición muy floja, incluso en la cobertura online que le está dando TVE en su web, el año pasado colgaban más clases y masterclass. Este año debe ser que quieren que nos apuntemos a la escuela de cocina online que han montado los jueces... De la cual dejan caer publicidad como quien no quiere la cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos dejarís el link a ese blog? Me gustaría leer lo que ponen. Gracias!

      Eliminar
    2. Me sumo a la petición: adónde has leído que Emil se larga?!? Dinos tus fuentes! La verdad es que me extrañaría bastante (es realizador de anuncios de televisión, vamos, que sabe bastante de qué va el medio televisivo)

      Eliminar
    3. Por eso me extraña a mí también, si algo no le debe ir de nuevas a Emil es la manipulación televisiva

      Eliminar
    4. Yo también he visto ese comentario sobre Emil... entre eso y que en su twitter el otro día comentando el programa puso algo como "Lorena nos veremos en la repesca" pues suena mal... Podéis ver el comentario en su twitter, y lo del otro blog, está en los comentarios de esta entrada (sobre el tongo en el macrocasting), el comentario es del el del día 14 de abril, por un tal Master_Choff. En la parte de Celia ha "acertado"... Esperemos que lo de Emil no sea verdad!!

      http://www.elsaberculinario.com/2014/02/nuevo-tongo-macrocasting-masterchef-2-edicion.html

      Copio-pego el comentario:

      "MASTER_CHOFF14 de abril de 2014, 21:42

      Fijaros lo que os voy a decir...... Insisto que todo fue un tongo con premeditación. Jordi, Samantha y Pepe son meros monigotes y les soplan por el "pinganillo" que deben decir y a quién deben echar.
      Pidéis pensar que lo que os digo, es un comentario de un resentido pero os suelto alguna primicia para que os déis cuenta que no miento:

      1- La vegana ya la han mandado para casita. Yan no da juego y se pasaba todo el día llorando.

      2- A EMIL, de lo an inflado los huevos de tanto mamoneo y manipulación, los ha mandado a tomar por el c _ _ o y ha hecho las maletas y se ha marchado para casa.

      Cuando pasen unas 6-7 semanas, veréis lo que os digo.

      ESTO ES UNN GRAN HERMANO ENTRE FOGONES."

      Eliminar
    5. Hombre, adivinar que iban a mandar a Celia a casita difícil no era.

      Eliminar
    6. Bueno, yo creo que nos la agarramos un poco con papel de fumar. Efectivamente, ES un reality y el guión manda, nunca nadie lo ha negado. Para aprender a cocinar ya está Arguinaño o el Cuines de TV3, por no decir que en Youtube tenéis colgados los Con las manos en la masa. MC es un programa donde se somete a presión a los participantes mediante una actividad que resulta vistosa porque está de moda. El espectador medio, entre el que me encuentro, se divierte viendo cómo la cagan y se desmoronan o actúan de manera excéntrica. Es un programa de entretenimiento un punto morboso y que nunca ha pretendido ser didáctico. El punto salvaje de Pepe me encanta, y creo que la corrección política nos está llevando hasta extremos bastante tontunos. Aquí, en general, nos reímos abiertamente de la gente, y eso se refleja en el programa porque es algo socialmente aceptado. Aunque acepto el potencial cateto de la situación, prefiero esa espontaneidad y mala leche a la circunspección británica.

      Eliminar
    7. Estaría contigo si nos vendiesen el programa comoun reality, pero es que lo venden como lo más de la alta cocina. Y encima venden el producto de su escuela. A mí si me dicen, es gran hermano pero cocinando, pues ya me atengo a las consecuencias y no lo veo, porque nunca he visto gran hermano porque es un formato que no me va en absoluto... Ese es el gran problema de España, que nos reimos demasiado de todo. Una cosa es tener sentido del humor y otra lo que hacemos nosotros, que de tanto humor rayamos la falta de educación.

      Eliminar
    8. Estoy totalmente de acuerdo con Aisha. Ver precisamente como humillan y se burlan de un concursante delante de toda España no es precisamente algo que me causé demasiada gracia. Además es eso, que estamos ante un concurso de cocina, en el que se elige al mejor cocinero. Si hubiera querido ver un sálvame donde insultan y desprecian a sus participantes, ya estaría viendo telecinco. Ojalá alguno de los jueces fuese como el invitado de esta semana. Eneko se comporto de manera correcta y educada, animando a los concursantes e interesándose por las ideas de Emil, aunque luego le saliera rana. E incluso el italiano de la semana pasada era más gracioso y simpáticon que cualquiera de los tres que tenemos!

      Eliminar
    9. Estoy completamente de acuerdo con Aisha, si esto se anunciara como el supervivientes o el gran hermano de la cocina, no me molestaría en verlo. Es indudablemente un concurso y la competitividad en las pruebas le añade picante, pero si por algo nos gustó este concurso el año pasado fue porque se alternaban éxitos y fracasos y se veía a la legua el progreso de los concursantes. Fue bonito ver palmar a José David, reconozco que disfruté, pero mucho más emocionante fue el ravioli invertido de Clara, el de calabacín de Eva, el prograso de Fabián o el triunfo de José Manuel. Yo optaría por un formato más parecido al Australiano, donde se compitiera pero también se aprendieran cosas, en un ambiente bien distinto al de los programas de recetas tradicionales.

      Mostraría al público las clases semanales (un extracto) y intentaría que en las pruebas se pusiera en práctica lo aprendido (el concurso sería como una especie de examen de aprovechamiento), de este modo, algunos la cagarían, pero seguro que no todos. Con el formato actual creo que se le está haciendo un flaco favor a la escuela San Jacobo. ¿Quién va a apuntarse a ese presunto templo del saber culinario viendo lo que aprenden estos concursantes?

      Eliminar
    10. Totalmente de acuerdo contigo Javi! El Masterchef Junior estaba ideado con más lógica que la versión adulta. Les dieron clases a todos los niños sobre cosas que luego les salieron en las pruebas. Me ví todos los videos que colgaron de las clases :) Aunque luego pasaran semanas o meses hasta que emplearon esos conocimientos, por lo menos tenían de dónde sacar. Por la edición anterior creía que con los adultos hacían lo mismo, que les daban clases de cosas ( pasta, paella, etc.) y luego en algún momento lo tendrían que aplicar. Este año no me queda tan claro que sea así... :(

      Eliminar
  9. Pues si Emil abandona el concurso que es el único que sabe cocinar apaga y vámonos...
    Lo de este año es tan lamentable que me da pereza hasta comentarlo. Ayer incluso me dormí y no llegué a ver la prueba final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que Emil sabe cocinar? Entonces tú si que no tienes ni idea de cocina...

      Eliminar
  10. Yo por ahora solo voy a decir una cosa. Mila....que??? #DecepciónTotal
    Patricia

    ResponderEliminar
  11. ¿Sabéis si las cabezas pensantes de la productora son las mismas que en la primera edición? Es que el concepto de programa es totalmente diferente, es como ver esas comedias americanas que emulan grandes peliculas previas, ridiculizándolas. Ayer ya rizaron el rizo con las puestas en escena del melodrama de Mateo, la cólera de Jordi o la presentadora hablando con una vaca de cartón, por no hablar de que pintaba una vaca, viva o de cartón en el programa!!!

    ResponderEliminar
  12. Dentro de que la prueba por equipos fue un desastre, con dos o tres personas en cocina, en el tiempo que les dieron, ni de coña te sacas sesenta raciones de mejillones y de empanada. Estaba pensado para que hubiera desastre seguro.

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que Emil va a ganar el concurso fácil... si acaso vicky pero por lo que estoy viendo ya ni ella.
    Jordi se nota que siente lo de la crema por la cara que pone, yo creo que ya son demasiados errores (el plástico en el huevo, por ejemplo) que a él le molestan mucho. La segunda prueba yo esque ni la habría comentado, no voy a comprender nunca en qué se están basando desde el programa 2 para hacer los equipos, ni para tomar sus decisiones, lo veo totalmente arbitrario (aparte, si a mi me ponen esa comida que no tengo ni para empezar -yo soy más de cachopos ;)- y encima me quedo sin probar un plato...en fin). Y en la tercera prueba, lo de que una vegana no haya hecho en su vida una menestra a mí no me encaja, qué queréis que os diga. Pero sigo sin saber qué criterio siguen para eliminar a alguien: si las mollejas de vicky eran chicle, lo de mateo no se podía comer, ¿a santo de qué echan a Celia? Yo veo que han sido errores similares, la una hierve la que no tiene que hervir, la otra no hierve lo que tendría que hervir; un despropósito. Y no me digáis que lo que hace pepe con las criadillas... si presenta eso Celia le dan palos por todos laos igualmente, y él lo presenta como la cosa más sencilla y buena del mundo.
    PD: La escenita de eva al final de la segunda prueba yendo a comer como si no hubiera un mañana sobra, no?

    ResponderEliminar
  14. Yo he visto el programa hoy juevers por la tarde. Para qué perder horas de sueño para esto?
    1ª prueba: eso es todo lo que saben hacer cuando llevan tantas semanas cocinando en El San Jacobo, como si no hubiese un mañana? Que se despiertan y en lugar de desayunar café están preparando callos? Además, sabían que había prueba de casquería, porque sino, de qué están esta semana cocinando callos?
    En fin, que tuvimos los dos mejores platos, uno de ellos proviniendo de quien no se esperaba y momento melodramático por parte de Mateo.
    Jordi puede tuene razón, pero las cosas hay formas de decirlas. Y algunas formas te hacen perder la razón totalmente. Pero bueno, así dejan ver el lado real de los chefs de cocina en su ambiente diario. Que como ya comenté, algunos dan la impresión de que la cocina es un lugar de buen rollo, y la verdad es que es todo lo contrario.
    2ª prueba: O como presentar de forma grandilocuente un fiasco programado. La prueba estaba diseñada para fallar sí o sí! Aunque yo pensaba que iban a ir todos a la prueba de eliminación. Y lo que no me vale es que 4 personas se salven por el hecho de no cocinar... no es justo!!
    3ª prueba: si no das tiempo para cocinar unos callos como Dios manda... no pongas callos!!! Me parece muy mal que se presenten pruebas con alimentos que no pueden estar cocinados en el tiempo que se da. Una cosa es que Marina hubiese escogido callos viéndolos y sabiendo del tiempo de que dispone. Pero a ciegas??? Otra vez no me parece justo!
    Lo de la vaca en plató y luego Eva hablando con la vaca de cartón... no comment!!!
    Pero una cosa que me dejó muy ojiplática es que la Celia, con la que está cayendo en España, deja un trabajo fijo de 7 años y medio en un hospital... para presentarse a Máster Chef!!! y encima la tía no tiene ni idea de cocinar!!! Pero esta mujer piensa con el cerebro??? En serio???
    Hace unos días viendo el telediario de TVE, Pepe decía que esta edición habrían muchas sorpresas.... Pues como la sorpresa no sea que se declara desierta la plaza de Máster Chef por incompetencia de los concursantes... o que se presenta la virgen de Lourdes en plató y les hace un apaño a todos... yo no sé qué sorpresas vamos a ver. Aunque realmente sorprendente es que se presenten candidatos a un programa de alta cocina y que no sepan cocinar... en fin... que tengo unas ganas locas de que acabe esta edición y que veo el programa para poder comentar aquí con conocimiento de causa.
    Saludos a todos

    p.d.: has puesto "El éxito de Gonzalo" y tendrías que ser "El éxito de Cristóbal" ;)

    ResponderEliminar
  15. Más apuntes que se me ocurren, con permiso:
    1- La tal Celia no sé si será vegana o no, pero sí que tiene unas ganas de dar la nota que no veas. Por eso eligió la langosta (o se lo sugirieron: para montar el numerito sacrificial. Luego está lo de que había dejado un trabajo fijo donde llevaba no sé cuanto tiempo para ir a Masterchef... ¿eso se lo cree alguien? ¿o la tía es tan tonta que es capaz de hacerlo? A no ser que piense que masterchef es como el Gran Hermano y luego se va a forrar haciendo bolos por platós y discotecas y saliendo en Interviú. En fin...
    2- La prueba de grupo estaba totalmente amañada. O, por lo menos, preparada para conducirlos al desastre. Así se explica la selección tan rara que se hizo de los grupos, porque sabían que al final, los que se quedaran en la cocina iban a pifiarla y acabarían en la prueba final.
    3- Insisto en la nauseabunda bastez del sr. Pepe. Una cosa es ser campechano y hombre del pueblo, en plan Juan Carlos y otra ser un bastorro de tres pares de narices. ¡Que es un programa de cocina, hombre! Para más inri, en el programa posterior a Masterchef, Cocina2, los gemelos Torrres se fueron a un pueblo bien pueblo, Las Pedroñeras, y los lugareños que salieron dieron todo un ejemplo de naturalidad, elegancia y saber estar ante las cámaras. Las comparaciones con Masterchef fueron odiosas.
    Gracias por aguantarme otro rato. Saluditos.

    ResponderEliminar
  16. Vicky se va a ir la semana próxima, o eso es lo que se deduce del spoiler de Comando Actualidad. Si es que este año ni los guionistas se salvan...

    ResponderEliminar
  17. Me he mosqueado con la posible huída de Emil y tras buscar como un loco sólo me sale un blog que denuncia con pelos y señales el casting de Masterchef como un tongazo de aúpa: elsaberculinario.com de febrero al poner "nuevo tongo" me deja bastante informado de la raíz de los males de MasterChef2. Con estas mimbres querían hacer un cesto... y que supiera cocinar. Pues vaya bodrio que les ha salido...

    ResponderEliminar
  18. Si todo lo que están poniendo por arriba es cierto, apaga y vámonos.
    Estos días he estado viendo la primera edición de masterchef usa (me faltan ver un par de episodios) y menuda diferencia. Un programa dura 42 minutos y se lo pasan, prácticamente entero, cocinando. No como aquí, que de 2 horas cocinan menos de media, y encima mal. En fin, cada miércoles me acuesto más decepcionado. Menos mal que el jueves leo tu blog y me animo.
    Eso sí, la vergüenza ajena que sentí viendo a Eva hablando con la vaca de mentira, aún no se me ha pasado jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en todo contigo, Adri. A mí también me decepciona cada vez más el programa y a veces me doy cuenta de que no le estoy prestando ni atención entre otras cosas también por la vergüenza ajena... y sí, lo mejor es la crónica de Javi que lo explica todo de maravilla, lo borda, vaya. :-)
      Un saludo.

      Eliminar
  19. Antes de que lo olvide, permitidme un nuevo comentario:
    Para mí también lo mejor de este MasterChef, y del anterior Top Chef, son las entrada con que nos deleita Javi y los comentarios de todos vosotros. De hecho, creo que yo también lo veo para poder luego entrar aquí con algún conocimiento de causa.
    ¡¡¡Gracias!!!

    ResponderEliminar
  20. Hola a todos. Estoy de acuerdo con vosotros en que lo mejor de MasterChef2 es esta crónica y los comentarios. Yo tengo una teoría sobre Celia: ni vegana, ni sabe nada de cocina, ni radioterapeuta; creo que es una actriz profesional (un "topo" o se está promocionando?)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues no me parece una teoría descabellada visto lo visto

      Eliminar
    2. Me da a mí que algo de razón tienes! Esta chica tiene un blog donde se publicita como "Asesoría nutricional, Coaching nutricional, Shiatsu"...
      Así que la promo gratuita que le va a traer esto de Masterchef le va a venir genial

      Eliminar
    3. Pues después de haberla visto en el programa y la facilidad con la que dejó de lado su supuesto veganismo, me lo pensaría muy pero que muy bien antes de pedirle consejo nutricional en algo. Considero que xa ser coach de cualquier ámbito necesitas al menos transmitir cierto equilibrio emocional y honestidad y las vibraciones que me da esta chica es hacia el lado totalmente contrario.

      Eliminar
  21. Me alegro que se haya adoptado oficialmente la denominación de Escuela El San Jacobo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es genial... jajajajaja

      Eliminar
    2. Al paso que vamos el año que viene esto no lo va a querer patrocinar ni la Escuela El San Jacobo, porque les desprestigia, así que tomarán el relevo "BurgerKing", el bar de carretera "La Fritanga Alegre" (carretera de Villacochinos, km12, junto al cactus) o la Escuela Internacional de Cocina Almax.

      Eliminar
    3. Eso. y poner de director a Borja el de Top Chef

      Eliminar
  22. Le pega completamente, jajaja. Si no fuera por estas crónicas.....lo mejor del programa, sin duda

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias a todos, aunque elaborar las crónicas lleva su tiempo, no está pagado el buen rato que se pasa aquí

    ResponderEliminar
  24. Hola majetes,

    Aunque es mi primer comentario, he leído todas las crónicas, desde aquella primera con tan equivocado título (15 aspirantes con potencial, o algo así...)

    Soy profesional de la restauración y sólo quería comentar que la prueba de O Grove es absolutamente factible, tiempo y personal suficiente... Eso si, falta absoluta de profesionalidad, planificación, habilidad y talento. Pero de verdad, se puede hacer y de hecho se hacen cosas similares en ese tiempo en miles de restaurantes del mundo diariamente.

    El problema, como ya sabéis, es que los concursantes (no son otra cosa) son malos a rabiar. El caso de Celia es particularmente patético: no sabe cocinar, no sabe comer y, lo que es peor, no sabe organizarse, no sólo en la cocina, sino en su vida. Porque dejar un trabajo fijo, como están las cosas, para montar un catering (?) de pastelería vegana sin leche ni huevos ni miel...) y, además creerse que el camino para ello era participar en Masterchef... No se le ha ocurrido hacer antes un plan de negocio o un estudio de mercado? Se cree que le van a comprar los pasteles esos por su cara bonita? Que la chavala no es fea, pero después de su paso por el programa se ha cargado también su futuro sentimental. A ver quien podría enamorarse de ella sabiendo lo que sabemos... Cristóbal es un crack, como el Greco, inventor del fútbol, y como cualquiera que se crucé en su camino. Buen chaval, campechano (o campestre, más bien), pero cocinero mediocre. Gonzalo, Marina y Emil quizás podrían ser grandes cocineros (el quizás es muy quizás) pero no saben tratar a la gente, su soberbia les hunde. Sólo Emil tiene pinta de ser capaz de aprender un poco a controlarla, pero, de todos modos, son demasiado mayores para cambiar de profesión a estas alturas. Me duele decirlo, porque yo también estoy en los 4X, pero con la cantidad de buenos cocineros jóvenes que vienen detrás, quien querría apostar por un cuarentón sin experiencia previa? Vicky podría ser buena, pero su complejo de clase le impide progresar. Pobrecita, me cae bien, pero sus limitaciones son sociales y personales, se siente inferior y se equivoca: la alta cocina no es un estrato social, no hay más que ver a Pepe o a Adria, o a tantos otros. Milagrosa y Cristina no han demostrado nada porque tienen nada que demostrar.

    Dicho esto, me quedo con Mateo, el único que, sin ser un gran chef, puede progresar, mejorar y, con trabajo y tiempo, llegar a ser un profesional (que no una estrella).

    El casting es un desastre, es cierto, pero como profesional del sector os digo: nadie que realmente quiera ser un chef profesional y tengo algo de talento se metería jamás en algo así. Hay escuelas y restaurantes muy buenos en España donde aprender y salir de allí con un trabajo digno y buenas perspectivas. Ningún restaurante de prestigio contrataría jamás a un cocinero porque ha ganado (o participado) en un concurso de la tele. Así qué es normal que sólo se presenten al casting personajes sin talento, demasiado vagos o soberbios para aceptar hacer el recorrido tradicional que te lleva de la calle a los fogones. La gente que ama la cocina, la respeta, sabe que es sacrificio, trabajo y muuuuchas horas, no pasar un casting y ganar un concurso.

    Un último apunte, para acabar: me parto entero cuando sale Eva la graciosa en el programa diciendo aquello de "si quieres hacer en tu casa las recetas del programa de hoy, compra la revista Masterchef" jajajaja pero quien va a querer hacer esas porquerías en su casa? El único motivo que se me ocurre es que hayas invitado a tus mayores enemigos o quieras cortar con tu
    Pareja y el único modo que te queda por probar (infalible! eso si) sea invitarla a comer estas delicias de nuestros queridos concursantes de Masterchef....

    En fin, yo sigo viendo el programa y apoyandolo porque me recuerda constantemente lo importante que es para nuestro negoció un buen cocinero, con estudios y experiencia, lo difícil que es y como no todo el mundo puede serlo.

    Un abrazo y felicidades por este magnífico blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo salvo en tu apreciación sobre el condicionante edad para cambiar de actividad profesional. Ese planteamiento es muy hispano, pero creo que del todo equivocado. Creo que es posible emprender diferentes aventuras a lo largo de tu vida y culminar alguna o todas con éxito, relativo o absoluto y negar esa posibilidad, cuanto menos, resulta algo deprimente.

      Eliminar
    2. Hola y bienvenido a nuestro rinconcito. Me ha gustado mucho contar con la opinión de un profesional, porque es cierto que cuesta hacerse a la idea de cómo es realmente la organización de un restaurante. Estoy de acuerdo en que la prueba de O Grove era factible, pero teniendo experiencia y un alto grado de organización. Con esta panda de merluzos es imposible porque no se paran ni cinco minutos a organizar, todas las decisiones son fruto de la improvisación o del capricho del capitán (porque los demás eluden toda responsabilidad).

      Por otra parte, nadie se cree que la mayoría de estos concursantes realmente sueñen con montar un restaurante, como si no hubiera ya suficientes restaurantes malos llevados por personal no profesional.

      Por lo demás, comparto plenamente tu opinión.

      Un saludo

      Eliminar
  25. Tu honesta valoración y tus reflexiones aportan mucho al espíritu crítico de los que pasamos por este lugar y aumentan mi punto de mala uva para no dejarme manipular por la mano que mece(la cuna)este programa. Añado un punto a las valoraciones: cada persona que se plantea salir en televisión tiene un puntito de ego al saberse observada, todo lo contrario de tener miedo escénico. Esto añadido a un sentido del ridículo nulo nos da un reality en el que sólo eres carne de cámara teledirigida desde arriba hasta que te cortan porque te han exprimido y no das más audiencia. ¿Programa de cocina? ¡¡Anda ya!!

    ResponderEliminar
  26. Hola otra vez, Javi y compañía:
    Quería preguntaros si vistéis ayer en Tele5 la serie "El chiringuito de Pepe? La serie no es para tirar cohetes, pero tuvo algún momento genial, como ver a Jesús Bonilla montando un plato combinado en plan "cocina de autor". Y la parodia del principio de este tipo de cocineros, con Santi Millán explicando que había descubierto que a los condimentos les encanta la música clásica fue genial....
    Bueno, reconozco que vi la serie sobre todo porque el otoño pasado estuve en Peñíscola justo cuando estaban montando el decorado en la playa y me gustó ver qué habían hecho allí. Pero la serie promete, de verdad.
    Un saludo a todos/as

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo vi, y coincido contigo en que no es para tirar cohetes, repite muchos tópicos de series españolas tipo doctor Mateo, tio estirado, vecina buenorra, un par de niños, entorno chocante para el personaje protagonista... Pero es verdad que se puede sacar punta a muchas situaciones y es cierto que el momento emplatado del combinado estuvo genial. Como a mi hija le gusta supongo que veré alguno, ya iremos comentando....

      Eliminar
  27. Hoy entrevista digital a Jordi Cruz en El País, ¿le preguntarán por el nivel "mantil" de los concursantes?

    http://www.elpais.com/edigitales/entrevista.html?encuentro=10958

    ResponderEliminar
  28. Mi profesor de esquí trabaja también de cámara de series y fue a filmar la prueba de O'Grove. Mientras la cámara no grababa, los chefs estaban ayudando a los concursantes a sacar el plato. Por tanto, aunque la prueba estuviera manipulada, el desastre no hubiera variado tanto (en mi opinión) como si los 9 hubieran cocinado.

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe