Masterchef 4.3: El indulto del bogavante que salvó a Esmeralda

jueves, abril 21, 2016

Pocos daban un duro por Esmeralda cuando presentó ante el jurado dos cigalas enteras cubiertas con una especie de fango al que llamó salsa thai, sobre todo teniendo en cuenta que había optado por las cigalas, descartando un impresionante bogavante (más concretamente bogavanta) de 2 kg.

Tan incomprensible elección se fundamentó en algo que Esmeralda explicó con suma sencillez, es una criatura de la naturaleza que además iba a ser madre, por tanto, si podía devolverla, la devolvía.

Esmeralda presenta el programa "adopta una bogavanta"

No sabemos hasta que punto este aplastante y emotivo razonamiento conmovió al jurado o fue la madre naturaleza la que devolvió el detalle a Esmeralda, el hecho es que cuando todos esperábamos escuchar su nombre, escuchamos el de Salva. Quizás las ,mentes pensantes de este programa hayan decidido que una concursante que regala amor y devuelve bogavantes es demasiado buena como para largarla a las primeras de cambio y pueden seguir explotando su candidez una o dos semanas más.

Como era previsible, Emilia abandonó en la primera prueba, se montó el dramón, y su lugar fue ocupado en la segunda por Dania, la concursante que ten enfadada se mostraba el primer día por la falta de criterio del jurado. Ahora no se veía tan enfadada, pero que no se engañe, no creo que dure mucho porque eso sería reconocer que el casting inicial estaba mal hecho. Demasiada mundana humildad para los tres tenores.


PRUEBA DE INMUNIDAD: ¿CURA DE HUMILDAD?

Curioso planteamiento el de esta primera prueba del programa de ayer, ponemos una prueba de alta complejidad técnica en el segundo programa para que los concursantes hagan un churro y así hacerles ver que en realidad son unos mantas que tienen muchísimo que aprender. Lo que el jurado calificó como una "cura de humildad",

Xantana, agar-agar, maltodextrina, obulato, al menos enriquecimos nuestro vocabulario

El autor del plato a imitar, que actuó como maestro de ceremonias de la prueba, no era otro que Carlos, campeón de la última edición del programa, cuya misión principal parecía ser mostrar al mundo que su paso por Masterchef lo había convertido en un trasunto de Joan Roca gracias, más que nada, a los sabios consejos del tridente que de esta manera han sabido modelar tan tosca materia prima.

Eva, pelazo al viento, sopla en la cara de Carlos

Siendo completamente sincero, tengo que decir que no me gustó nada el plato que presentó Carlos, y entiendo que si un plato similar lo hubiera presentado un concursante, hubiera sido calificado por el jurado como batiburrillo pretencioso, un amasijo de técnicas e ingredientes puestas sin ningún sentido para intentar demostrar lo mucho que sabe.

No me gustó nada la actitud del propio Carlos (aunque entiendo que forma parte del guión que le dieron), muy crítico y poco empático con concursantes que se enfrentaban,, en la mayoría de los casos, por pirmera vez a una prueba de este estilo. Para explicar este fenómeno sólo encuentro dos explicaciones, o este tío se ha venido arriba y ha olvidado que las técnicas son un recurso y no un fin, o le han dicho desde el programa que preparara un plato que incluyera cuantas más técnicas e ingredientes raros mejor (me decanto por la segunda opción).

Puso caritas, hizo críticas devastadoras y llegó a sacarse comida de la boca. Cuánto hemos cambiado

El plato en cuestión incluía hasta siete elaboraciones diferentes:
  • Un escabeche tradicional hecho con el jugo de la carcasa de una codorniz y "mejorado" con cítricos, cardamomo, pimienta rosa y licuado de zanahoria, colado y texturizado con xantana, vamos, lo típico que se marca uno cuando llega del trabajo y tus hijos te esperan con cara de buitre famélico.
Esta pasta rojiza, en concreto
  • Las pechugas de la codorniz confitadas al vacío durante 6 minutos a 65 grados, alternativamente se podían incluir amigdalas de ñu cocinadas con tu propio calor corporal durante 38 segundos y marcadas después en una plancha vietnamita.
  • Un gel con forma de cagarruta del wasap hecho con rúcula escaldada, agua y un poco de almendra.

Parecidos razonables

  • Una emulsión de ajo negro y teriyaki., hábilmente colocado en el fondo del plato en modo salpicadura.
  • Las típicas maltomigas que solemos hacernos todos para ver una peli con la familia, con maltodextrina, harina de tapioca, aceitunas secadas en el microondas y tomate liofilizado (que si por mano del diablo no te queda, siempre puedes liofilizarlo tu mismo).
Si alguno no vale para la cocina, a lo mejor lo ficha el cártel de Cali
  • Una gelatina de remolacha hecha con agua, azúcar, zumo de remolacha y agar-agar.
  • Un crujiente hecho con obulato (que suena a píldora hormonal), unas obleas ultrafinas de almidón, caramelo neutro y camarones. Yo soy mucho del obulato, en mi casa nunca falta, puede faltar la leche o el pan, pero el obulato, jamás, jamás.
Calcinato de obulato de José Luis

Durante la elaboración vimos una situación que ya se ha dado muchas veces en este programa cuando varios concursantes preparan lo mismo y a la vez. Raquel, la más robusta de las gemelas, denunció a voz en grito el robo de sus pechugas. Finalmente aparecieron detrás de una máquina y la sangre no llegó al río, porque Raquel ya había prometido venganza.

Justo antes de la cata de los platos apareció Bordi, al que sinceramente no habíamos echado de menos, y lo hizo en todo su esplendor porque no dejó títere con cabeza. La cata se hizo en grupos de tres y los primeros en pasar fueron Reichel, David y Virginia.

El dúo cómico estuvo cojo durante media hora

Rachel, fue la que atinó mejor con la estética del plato, su presentación se parecía muchísimo a la de Carlos y fue una buena manera de predisponer al jurado en su favor. La prueba del plato confirmó esa primera impresión positiva y supuso el primer alegrón del programa para la valenciana. Pese a la dificultad, la prueba empezaba bien.

Echo de menos una mayor abundancia de obulato

Daniel presentó su pechuga entera sobre un bonito charco naranja con unas estrellas dibujadas con una especie de fango negro y rodeadas de diversos elementos distribuidos así de manera distraída, tres camarones por aquí, un semifundido de remolacha por allá, dos zanahorias baby en este otro lado, unos gránulos verdosos en las esquinas...Carlos empezó a poner caritas y fue Pepe el que se encargó de destrozarlo al calificarlo de guarrada.

El obulato, ninguneado por Daniel

La misma suerte corrió Virginia, y no hay más que ver su plato para entenderlo. Omitió el obulato, la gelatina aparecía en forma de gotas, su escabeche le quedó muy espeso, muy feo y con poco sabor, ni el gel de rúcula ni la emulsión de ajo negro tenían consistencia y anadió, de su cosecha, unas lascas e cebolla. Al menos Pepe tuvo la delicadeza de decirle que el escabeche le hubiera salido bien haciéndolo con tranquilidad en casa, ¿podría ser un atisbo de empatía.

No sin mi obulato

Después llegó el turno a Pablo, Raquel y José Luis. El gallego se está aficionado a presentar sus bichos crudos, esta vez fue la codorniz la que aleteaba aun en el plato, probablemente huyendo del escozor que le producía el exceso de acidez del escabeche. Samantha sentenció, con buen criterio, algo que ya apuntamos la semana pasada, no se puede querer hacer alta cocina sin dominar la tradicional.

Semivivo de codorniz en chapapote

Raquel, hizo las codornices a su manera, y al parecer, estaban malísimas, pero como había protagonizado el incidente de las pechugas y Samantha estaba en modo picaresco-traviesilla, se limitó a alargar la broma, y en vez de machacar el plato se limitó a decir: "esperábamos más de tus pechugas".

José Luis empieza a ser un poco cansino con su personaje rural, tanto, que da la impresión de que se imita un poco a sí mismo, como si el acentuar el personaje le permitiera durar más en el programa. Empezó diciendo que las maltomigas parecían leche en polvo para corderos y terminó llamando bechamel al escabeche. La espontaneidad es buena, pero si lo que ofrece este personaje es esto, es difícil que podamos discernir su cocina.

Nadie habló de su plato, ni del olvidado obulato

Entonces entró en escena Bordi en estado puro. La primera en pasar por su rodillo fue Rocío, que ingenuamente pensó que lo había hecho muy bien. Su primer error fue llamar a Jordi por su nombre, lo cual no entiendo porque le enfada tantísimo, es una batalla pueril que habla más de sus complejos que de sus virtudes. A partir de ahí la machacó y acabó diciéndole que después de pasar un año y medio en El Bulli no tenía derecho a presentar esa porquería. Un borde, vamos.

Lejos de beneficiarle, lo del Bulli está siendo una losa para ella

La siguiente víctima fue Pablo, al que le afeó su risa, y no lo entiendo, porque es evidente que el talante de este hombre es así, risueño, y si no le ha cambiado el semblante tras dos semanas tocándole las narices con su ruptura sentimental, no creo que se vaya a cabrear por fallar un plato. Para colmo, vimos a Carlos sumarse al sainete, llegando a escupir uno de los componentes del plato.

No me gusta nada la actitud sumisa y pelotil de Esmeralda, aunque de momento parece que no le ha ido mal. Se presenta delante del jurado, antes de escuchar su opinión, se adelanta poniendo a parir su propia creación y finalmente reconoce que es una ofensa presentar un plato así.

Esmeralda se adelantó para evitar las tarascadas de Bordi

El desastroso plato que presentó Ángel y que Carlos calificó como pequeña chapuza, fue el preámbulo del anunciado momento de la noche. A los sones de una música melodramática Emilia anuncia que no quiere seguir en el programa y alude falta de fuerzas y dolores. Se desatan las lágrimas en sus rivales y para darle aún más patetismo a la situación, entre sollozos, pide perdón por el plato. El cuadro se completa en la despedida, cuando desnuda sus problemas familiares delante de millones de espectadores.

Manolo, ven a por mi

Cada vez entendemos menos por qué meten este tipo de concursantes que sólo aportan estos momentos dramáticos al programa y que, por manidos, empiezan a resultar incluso antipáticos. Nos gustaría mucho más que entrara gente que tenga algo más de ambición por aprender y competir, esto da mucho el cante.

Como si tal cosa, pasaron al plato de Frodo, quizás tuvo suerte se ser el siguiente después del disgusto, porque el plato era muy flojo y salió relativamente indemne.

A Natalia le está beneficiando, aunque ella no lo propicie, la marea favorable que le proporciona su físico, pero resulta patético ver una y otra vez cómo, cada uno a su manera, Pepe, Jordi y, en este caso, también Carlos babean delante de la rusa, que se esfuerza una y otra vez en demostrar que no quiere sacar partido de esto.

Su plato fue bastante bien calificado por el jurado, pero en la arenga final Bordi se vino muy arriba pidiendo a Natalia que tuviera un poco de mala leche (cosa que ella no entendió, por cierto)

¿Mala leche? ¿por qué?

El último en pasar fue Salva, un gran conocedor teórico de los aspectos técnicos de la cocina. En esta ocasión, si que fue capaz de sacar un plato decente, al menos comparado con la media. Bordi parecía que ya había gastado todo su veneno y alabó la intención y la ejecución del plato.

Llegó el momento de la decisión, que se dilucidó entre tres candidatos, Reichel, Natalia y Salva, y el gato al agua se lo llevó la primera. Muy meritoria la victoria de la valenciana en una prueba tan difícil, lo que la descubre como una posible candidata a llegar muy lejos.

La ermitaña recibió el nuevo pin de inmunidad con los brazos abiertos


PRUEBA GRUPAL: ¿QUÉ TIENEN QUE VER LOS HOBBITS CON EL EJÉRCITO?

Cuando Eva, todavía en plató, anunció a los concursantes que la prueba grupal se iba a celebrar en un lugar mágico digno de ser habitado por hobbits, Daniel el gnomo se mesó su barba mientras que el gesto de su cara mostraba clara aprobación, ¿qué mejor lugar que un hayedo para sentirse como en casa y triunfar en la prueba?. Lo que no calculó el hipster onubense es que lo del hayedo era el hilo argumental (muy mal traído, por cierto) para llevarnos a donde nos acaban arrastrando todos los años, a una instalación militar, concretamente a la de la UME en Torrejón de Ardoz.

Esta imagen puso fin a cualquier atisbo de magia en la prueba grupal

Lo siguiente fue muy lamentable. 24 horas después, aun soy incapaz de encontrar una razón que justifique que Samantha apareciera correteando cual alegre fauno por el hayedo de Montejo, con cara (y actitud) de haberse fumado lo de ella y lo de Oriol. No es que no tenga nada que ver con la cocina, es que no tenía relación alguna con nada de lo que vimos después.

¡Aflojarme un poco el moño, que no puedo ni pestañear!

Si raro fue esto, peor fue lo siguiente. el dúo cómico nos mostró una de esas actuaciones estelares a las que nos tienen acostumbrados y que hacen que el trabajo de formación y entrenamiento de las unidades militares parezca un jueguecito de niños grandes con metralletas.

Por cierto, desde aquí, todo mi respeto por el trabajo que realizan estas y otras unidades del ejército. Ni yo ni los comentaristas habituales somos personas insensibles que odian irracionalmente todo lo que suene a militar, ya hemos explicado muchas veces que lo que molesta es la reiteración en la atención a ciertos colectivos que curiosamente en otros tiempos representaban los valores fundamentales de la patria y la invisibilidad total de otros cuya labor es tan importante en la sociedad (o mas). No somos tan malos, nos enorgullece que haya personas colaborando para salvar vidas en grandes catástrofes o intentando pacificar zonas en conflicto, pero de la misma manera que nos enorgullece que haya médicos, profesores e incluso políticos anónimos que en el ejercicio de su profesión mejoran la vida de los demás.

Yo personalmente creo que esta banalización del trabajo de estas unidades hace más mal que bien a su imagen, pero bueno, si año tras año siguen prestándose, por algo será.

Este perro encontró a Bordi entre escombros, pena que no lo encontrara untado en panceta

Y, entre tanto, estaba pendiente la celebración de una prueba grupal, y como siempre, lo primero fue la división de los equipo. Raichel fue, en esta ocasión la que se encargó de elegirlos y, obviamente, enroló en su equipo, el rojo, a los que ella pensaba más fuertes; Pablo, Salva, Juan, Natalia, David y Ángel. El equipo azul quedó conformado por Virginia, que fue elegida capitana, Esmeralda, Rocío, Raquel, José Luis y Daniel, aunque quedó un delantal sin dueño a la espera de la incorporación de un nuevo concursante.

En principio parecía mucho más fuerte

Mención especial al atuendo de Eva en esta prueba, no sabemos si iba de presentadora de circo o directamente había repescado el disfraz de Sgt. Peppers del baúl de los recuerdos. Juzgar vosotros mismos...

¡I am the walrus!

La prueba en si misma consistía en cuatro elaboraciones en formato cóctel por equipo, platos muy sencillos, pero con una dificultad inesperada, tendrían que hacer 200 raciones de cada uno de los cuatro platos (200 tíos fuertes, según Samantha)

Al equipo rojo de Reichel le tocó preparar vasitos de crudités de verduras con crema de queso, cucuruchos de cazón en adobo, chupa-chups de pato al horno con mojo y mousse de chocolate blanco y mango; al equipo azul le tocó en suerte un vasito de gazpacho de remolacha, crujiente de pez limón con holandesa gratinada, brochetitas de presa ibérica y cup cakes de arándanos.

Todo sencillísimo, único problema, la cantidad

Una sorpresa en esta prueba fue que por cada equipo se decidieron dos personas que se encargarían de los postres, Esmeralda y Rocío en el azul y David y Salva en el rojo, y esos cuatro pasarían la prueba cocinando solos sin poder consultar nada con el resto del equipo.

Esmeralda y Rocío, sumisión y rebeldía, un cóctel imposible

Al poco de iniciarse la prueba, se produjo el esperado ingreso de una nueva concursante. Tengo que reconocer que esta vez se han superado a ellos mismos, porque meter en el programa a la que se quejó en el casting de que era un pucherazo, me parece una jugada magistralmente retorcida. Así que Dania, la teleoperadora sevillana fue la elegida, y sin apenas tiempo para saludar a sus compañeros, se puso a trabajar.

Teníamos un hipster, ahora una emo, ¿para cuando un otaku?

En términos generales, se organizó mucho mejor el equipo azul, teóricamente más débil que el rojo, Virginia distribuyó el trabajo con buen criterio, mientras que Reichel, muy tranquila por su inmunidad, ni organizó bien ni supo adaptarse y resolver las dificultades que iban surgiendo.

Los chupa-chups de alitas de pato, una pesadilla para Reichel

La diferencia empezó a vislumbrarse en el primer plato. El equipo azul tenía que preparar un gazpacho de remolacha, una receta que, conociendo las proporciones, no tiene ninguna dificultad, consiste en batir todos los ingredientes juntos, afinar el conjunto para que quede suave y añadirle en el momento de servir unas gotas de salsa picante para darle un toque original. 

Del plato se encargó Virginia, la capitana, y, aunque hubo algunos titubeos con las cantidades, el plato salió perfectamente a tiempo y gustó a los comensales.

Sobria presentación, pero suficiente

El equipo rojo tenía un plato no menos fácil, crudités de verduras con crema de queso. La elaboración consiste básicamente en preparar la crema calentando nata y fundiendo el queso en ella y limpiar y cortar unos bastones de verduras crudas. Ni siquiera la cantidad es excusa para lo que sacaron.

Esto mucha cocina no tiene

Los encargados de este plato fueron Ángel y Pablo y naufragaron completamente. Dejaron la crema de queso para demasiado tarde y fueron incapaces de enfriar suficiente cantidad a tiempo, por lo que muchos de los vasitos no llevaban nada más que la verdura. Además, en la segunda tanda había zanahorias que no habían sido ni siquiera lavadas, por lo que conservaban aun tierra. El veredicto de los militares fue de rechazo unánime.

Tensión y prisas en el momento de emplatar

De segundo plato ambos equipos tenían pescado frito. El equipo azul debía presentar unos daditos de pez limón con salsa holandesa gratinada. Daniel puso esmero en limpiar, cortar y freir todo el pescado, mientras que Dania se encargó, en principio, de la salsa holandesa pero José Luis tomó el relevo cuando el brazo de la díscola teleoperadora no dio para más.

El resultado final fue más bien discreto, pero al menos salió a tiempo y tenía, al parecer, buen sabor. El pescado no tenía mucha pinta de estar crujiente y la salsa holandesa, que debe ser fina y untuosa, resultó muy espesa en ojo, lo que revelaba que faltaba algo de grasa en la emulsión. El gratinado final no lo vimos por ninguna parte.

¿Mejillón de plástico? Te echamos de menos, plato ostra

Juan fue el encargado de preparar los cucuruchos de cazón en adobo del equipo rojo. En un principio falló en el cálculo de la cantidad de adobo que necesitaba para las raciones que tenía que preparar y corregirlo le costó ir corto de tiempo el resto de la prueba. La consecuencia de todo esto fue que la fritura se hizo rápìdo y mal, y el pescado quedó excesivamente grasiento.

No se sabe si es pescado, nuggets de pollo o incluso un helado

En el tercer plato es donde vimos una diferencia grande en cuanto a dificultad, porque mientras que el equipo azul tuvo que preparar unas brochetas de presa ibérica en las que el trabajo consistía básicamente en cortar, pinchar y pasar por la plancha las brochetas, al equipo rojo le tocó convertir 200 alitas de pato en otros tantos chupa-chups que luego tendrían que hornear y salsear con mojo, un trabajo mucho más complicado y minucioso.

Muy tarde, Jordi intenta explicar la técnica a Reichel y Natalia

José Luís se encargó de las brochetas, y la única dificultad que tuvo fue que, al tener que gestionar tanta cantidad, alguna se le pasó de tostado y Pepe se encargó de retirarlas. Pero esta tapa era una apuesta segura, muy torpe habría que ser para que eso no estuviera bueno, así que los militares las valoraron muy positivamente y el equipo azul pudo celebrar que habían superado en tiempo y sin problemas la parte salada de la prueba.

Después de un vasito de gazpacho, tres verduritas y dos cachitos de pescado, esto fue un triunfo

Los chupa-chups fueron, sin embrago, una auténtica pesadilla. llegó un momento en que fue muy evidente que no había tiempo para hacer tantos, por lo que decidieron freír en vez de hornear y hacer las alitas enteras en versión "palote" en vez de hacerlas en modo chupa-chups. Con las prisas, las alitas se pusieron en aceite frío y en enormes cantidades, por lo que es evidente que la fritura salió fatal.

Al menos pudieron sacar una para la foto

El emplatado se completó con un poco de salsa de naranja. A los comensales se presentó una mezcla de chupa-chups y alas enteras en estado de momificación avanzado, duros como piedras que algunos de los comensales ni si quiera fueron capaces de identificar como carne. En el segundo turno, la cosa fue a peor, ya que estaban hechas por fueras pero completamente crudas por dentro, por lo que Jordi, al descubrirlo, paró el servicio e impidió que se siguieran sirviendo.

Oye, la cantina abre hoy, ¿verdad?

La capitana tuvo entonces la brillante idea de freír el resto de las alitas en contra del mandato de Jordi. El catalán, que no estaba para desafíos, hizo presa en Reichel y en tono muy airado le mostró su malestar por su desobediencia. Por un momento pensamos que esto podría haberle costado la pérdida de la inmunidad.

Llegó la hora de los postres y descubrimos que ambos fueron un desastre, y la verdad, me cuesta entender por qué. En el equipo rojo, los encargados fueron Salva y David. Su mousse de chocolate blanco y mango contaba con una dificultad técnica importante para ese volumen de material, la consistencia adecuada se consigue con temperaturas muy bajas y no se yo si contaban con le infraestructura necesaria para conseguirlo.

Samantha intenta poner las pilas a David, que esta vez no se reía tanto

El resultado fue desastroso, un caldito de mango con otro caldito de chocolate blanco por encima, sin ninguna consistencia y sin la temperatura adecuada. Malo seguro que no estaba, pero el aspecto distaba mucho de ser el deseable.

Mar de de batido de mango con escupitajo de chocolate blanco

El postre del equipo azul, ejecutado pos Rocío y Esmeralda, eran unas magdalenas tuneadas con una cremita y arándanos. Otro desastre. Tuvieron problemas con la temperatura del horno y la primera tanda de magdalenas hubo que tirarlas, esto provocó que ya el tiempo les apretara mucho y que no afinaran en la elaboración del frosting. 

Pese a la buena voluntad que demostró Rocío, no hubo buen entendimiento

El resultado final fue muy desafortunado, y ambas veían venir lo que se les venía encima, aunque quizás, no podían imaginar cual iba a ser el veredicto del jurado-

¿Postre o ensaladilla?

Llegó el momentos de las valoraciones y de la decisión. La opinión del jurado fue muy favorable al equipo azul, decantando claramente la balanza, pero sin embargo, si que criticaron mucho las magdalenas de Esme y Rocío. La catalana no dudo en aducir los problemas de funcionamiento del horno, pero cuando Esmeralda fue preguntada al respecto, salio su faceta sumisa y se doblegó a al decisión de los jueces, dejando a su compañera  con el culo al aire.

Sumisión e incredulidad, una imagen vale más que mil palabras

Por unos instantes, y creo que con cierta lógica, Rocío abandonó el talante zen que había mantenido durante toda la jornada y mostró su incomprensión ante la actitud de su compañera, y no fue la única, la capitana también se posicionó en favor de Rocío, lo cual fue, a la larga, muy importante.

La decisión final, escenificada a modo de manguerazo sobre diana gigante, fue la esperada, el equipo rojo a la prueba de eliminación. Pero cuando el equipo azul celebraba en modo piña el triunfo, un hábil giro de manguera les hizo ver que había algo más, y ese algo era que las dos reposteras acompañarían al equipo rojo en la temida prueba final.

Los azules celebran el triunfo mientras el chorro se acerca a su diana


PRUEBA DE ELIMINACIÓN: TENACITAS, VERDADERA TRIUNFADORA DE LA PRUEBA

De vuelta al plató, ocho eran los concursantes que se enfrentaban a la prueba de eliminación, los seis del equipo rojo (excluyendo a su indultada capitana), Pablo, Juan, Salva, Natalia, David y Ángel, pas las reposteras del rojo, Rocío y Esmeralda. Pero, como ya ocurriera la semana pasada, dieron la oportunidad a la capitana de uno de los equipos (en esta ocasión el ganador) de salvar a uno de los candidatos. Es mala costumbre esta de meter un elemento arbitrario en el destino de los concursantes, parece enteramente que lo que quieren es buscar polémica, pero ya sabemos que eso es ser muy mal pensado.

Virginia, la capitana, no tardó mucho en decidirse, optçó por desagraviar a Rocío por el trabajo que había hacho en la prueba grupal, que según ella no se le había reconocido. Bofetada sin mano para Esmeralda que a estas alturas todavía no había iniciado aun su proceso de fusión con la madre Tierra.

El peluquero de Samantha también peina a Rocío

Llegó el momento de descubrir la caja sorpresa, y esta vez la sorpresa fue mayúscula, porque tal como la abrieron empezaron a caer bichos de las mesas. Se trataba de una colección de diversos crusáceos en versión viva; cigalas, cangrejos, buey de mar, gambas, camarones, un bogavante (o bogavanta)... Un producto de primera calidad y 60 minutos para hacer lo que quisieran (eso si, con una despensa tan limitada que faltaban productos tan socorridos como el arroz o la harina).

Natalia no llevó bien que los bichos se movieran

Esta vez si, tenemos que felicitar al programa por incluir en la postproducción interesantes rótulos en los que se mostraban los tiempos de cocción de estos crustáceos. La función didáctica de este tipo de programas, y más en una tele pública, es algo que venimos reclamando desde que empezó la primera edición, esperemos que no sea algo puntual y de aquí en adelante aprendamos mucho más.

Como es habitual, repasaremos el trabajo de los concursantes en el orden que pasaron por la cata. La primera fue Natalia. Es innegable que la rusa es muy guapa, pero ya empieza a resultar cansino que cada vez que mueva una pestaña haya alguien del jurado o de sus compañeros que nos lo recuerde o le pida el teléfono, como si toda su existencia tuviera que reducirse a posar y a encajar piropos. Menos mal que parece tener criterio en la cocina y se lleva bien con sus compañeros (aunque Ángel, en el confesionario, se encargó de avisarnos de que no todo es tan bonito y en la casa no hace absolutamente nada).

Pepe se volvió a transmutar en Paco Martínez Soria y pidió el teléfono a Natalia

Natalia se inspiró en el suquet catalán para preparar una crema sabrosa, que hizo con un caldo potente de marisco, texturizado con patata, sobre el que colocó unos camarones a la plancha, y una rodaja de pan tostado con un poco de aceite de oliva. Inteligente su elección, un plato sencillo pero bien ejecutado que complació al jurado (que ya parecía bastante complacido antes de probar el plato) y la llevó hasta el siguiente programa.

Ante el bajo nivel reinante, lo sencillo acaba siendo una apuesta segura

Llegó el turno de David, y hay que decir que el cántabro, que tanto había destacado la semana anterior, esta semana ha mostrado una cara muy diferente, con platos poco pensados y mal ejecutados. Optó por algo parecido a lo de Natalia, un caldo hecho con las cabezas y las cáscaras del mariscos, convertido en crema por adición de patata y zanahoria, sobre el que colocó un trozo 
de cigala y un poco de mayonesa aromatizada.

A priori, yo no le veía tan mala pinta

El puré fue calificado de insulso, cosa que debemos creernos porque nosotros no probamos los platos, pero si que choca un poco más un comentario de Jordi sobre la proporcionalidad de ingredientes. Se quejó el airado chef de que había mucha crema para tan poca cigala, pero basta comparar el plato de David con el de Natalia para certificar que si alguno de los dos venía escasito de chicha era el de la rusa. En cualquier caso, David se fue calentito y tuvo que ser consolado por Natalia, aun así, su sonrisa seguía ahí.

Qué guapa es la jodía (me he dejado llevar), y además, qué sensible

El plato de Salva fue un auténtico desastre, no ya en la ejecución, sino desde el propio concepto. Su idea era hacer una ensalada original de bogavante y añadirle, para darle un toque divertido, una tortilla de camarones encima, pero cometió varios errores garrafales que le acabarían costando muy caros.

La cocción muy excesiva del bogavante se consideró sacrilegio

La base del plato consistía en un cuscús hecho con romanesco, una hoja de endivia, algo de col lombarda, otros elementos de origen vegetal de difícil identificación y alguna que otra cagarruta del wasap. Sobre esa base había un buen trozo de bogavante muy sobrecocido y sin ningún tipo de aliño, quizás los montoncitos verdes fueran algún tipo de mahonesa que, como se ve en la imagen, quedó intacta en el plato.

Estaría seco, pero el bogavante no lo perdonaron

Pero lo peor que hizo Salva fue no darse cuenta de que si su idea inicial de poner una tortillita de camarones era irrealizable, no debía chapucearla de otra manera. Esto es como el que va a comprar una lavadora y se acaba trayendo a casa un sofá. La chapuza fue tremenda, tomó una loncha de pan de molde, la aplastó, la frió en aceitazo y le colocó encima dos gambas y tres camarones (y cuatro montoncitos verdes).

Tapar un trozo de cola de bogavante con una loncha de pan bimbo frita es mucho

El jurado lo destrozó, desde la idea hasta la ejecución. La cara de Salva era todo un poema y solo le salió la voz del cuerpo cuando lo llamaron pretencioso (que lo fue). Me remito a mi comentario del plato de Natalia, en estas primeras pruebas de eliminación, ante el bajo nivel, lo sencillo y conocido es un valor seguro.

Salva un segundo antes de escupirle en el ojo a Bordi

Turno para Juan, el joven hobbit sevillano. Su primera intención fue preparar un arroz con bogavante, pero ante la falta del cereal, se decidió por una fasta fresca con marisco. Nuevamente el tema de la sencillez, es un plato que no puede estar malo en la vida, salvo que hagas mal la pasta, y pese a su colorido de roscón de reyes y su bastísima estética, el jurado le dio al menos el aprobado raspado.

Sequillo mas bien ¿no?

Esmeralda protagonizó el momento de la noche. Tras momentos de intensa meditación y sesudas reflexiones, decidió perdonarle la vida a la bogavanta, que según parece iba a ser madre. Lo más inquietante del tema es el argumentario de Esme, "es una criatura de la madre naturaleza y ha costado mucho esfuerzo traerla hasta la Tierra", ¿perdón?, ¿desde donde habéis traído a la bogavanta? ¿desde Raticulín? ¿la habéis traído a la pata coja? ¿no será uno de esos seres extraterrestres que llevan en sus entrañas clones humanos que luego nos sustituyen? Sinceramente, por precaución más que nada, creo que deberíamos hacernos ese arrocito con ella.

Hasta para ser bogavante hay que tener suerte

Así que se quedó con dos cigalas, y en 60 minutos, después de tanta reflexión, solo le dio para hacerlas a la plancha y tirarlespor encima una salsita supuestamente thai. Pepe hizo una de sus cerdadas con la cabeza de una de ellas y Bordi las calificó como cigalas en el fango. Ella, otra vez en modo sumisa, poco menos que agradeció las críticas y se marchó a esperar lo que parecía su inevitable destino.

Se ve que estas vinieron por su cuenta a la Tierra

Pablo, el inusual gallego, ejerció esta vez de tal y tuvo el acierto de dar en su plato muchísimo protagonismo al producto estrella, eso si, todavía estoy intentando descifrar cual era el sutilísimo chiste que incluía en el nombre del plato.

Su elaboración tenía como base un puré de patata y remolacha aderezado con el jugo de las cigalas, y sobre el puré colocó un buen trozo de cigala marcada a la plancha. Otra vez la sencillez trajo las buenas críticas del jurado y la salvación de Pablo.

Se le olvidó limpiar el plato...

El último en pasar fue Ángel, que tampoco tuvo su noche. Intentó hacer algo que conocía, un carpacio, pero en vez de hacerlo de gambas, lo hizo de cigalas, que al parecer, así en crudo son mucho más insulsas. Adornó su plato con unas lonchas blandurrias de boniato y otros elementos sin sentido y puso en bandeja al jurado una severa crítica.

De lo menos apetecible de la noche

Llegado el momento de la decisión final, el jurado ahorró, primero a Natalia y Pablo, y después a Juan y David, el mal trago del momento eliminación, que quedó restringido a tres candidatos, Salva, Esmeralda y Ángel.

Yo pensé que iba a ser Esmeralda, pero me parece igualmente justa la eliminación de Salva, que además respeta un par de criterios que suelen ser muy importantes para el programa, la cuota de género y la capacidad de propiciar situaciones rocambolescas.

"Ha sido como un tiro en el estómago", dijo Pablo de la eliminación de Salva

Pero Salva no se fue solo, se llevó en su regazo a tenacitas y, no se a vosotros, pero a mi me ilusiona pensar que de verdad la ha atendido durante su maternidad y después ha acompañado a toda la familia bogavante a su feliz reencuentro con el inmenso océano de la madre Tierra.

In memoriam. TENACITAS 


¿Y AHORA QUÉ? LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN
  • Sube Natalia, que fue capaz de destacar en las dos pruebas individuales y no dar demasiado el cante en la grupal.
  • Sube Reichel, que pese a hacer una capitanía lamentable, fue la gran triunfadora de la difícil prueba inicial.
  • Sube un poco Pablo, que esta semana ha encontrado en no complicarse demasiado la vida su tabla de salvación. Su humor surrealista le ayudará a mantenerse en pantalla.
  • Sube un poquito Juan, que sin arriesgar mucho, parece sacar las pruebas con más solvencia que la media.
  • Se mantiene josé Luis, que además de balbucear algo parecido a un lenguaje oral, es capaz de preparar algunas cosas con buena intención. Su personaje, además, es muy del gusto del duo humorístico, por lo que es mirado con buenos ojos.
  • Se mantiene Dania, en el anonimato, es un melón por calar.
  • Se mantienen las gemelas, que en la prueba individual sacaron sendos churros, pero que fueron el alma del equipo en la prueba grupal que ganaron.
  • Se mantiene Daniel el gnomo en un discreto segundo plano del que no le conviene mucho salir, porque parece tener muchas carencias.
  • Baja ligeramente Rocío, que naufragó en la prueba inicial y en la de grupo. Sólo la intervención de Virginia la salvó de la prueba de eliminación. Muy de agradecer su talante conciliador.
  • Baja David, que después de ser lo más destacado del programa anterior, en esta ocasión se dedicó solamente a dar palos de ciego, y lógicamente no acertó.
  • Baja Esmeralda, pese a su valorable sensibilidad con la vida animal, en lo culinario anduvo muy floja, tanto en las pruebas individuales como en la de grupo, no creo que aguante más de dos semanas.
  • Baja Ángel, absolutamente incapaz de construir nada decente en ninguna de las pruebas. Se ve desbordado en cada prueba. Tiene pinta de durar poco.

También te gustará

106 Comentarios

  1. Primer abandono voluntario lo llaman.
    Entonces, ¿lo que hizo Juanma en MC1, pasando de cocinar y comiendose el queso qué fue? ¿Abdución extraterrestre?
    ¿De verdad piensan que nos vamos a tragar que Churra no sabe cortar una cebolla para hacer una sopa? Ah, claro que tuvo un vahido.
    ¿Todavía alguien se cree que yo salí obligado? Lo mío no fue abandono, fue consecuencia de mi nula participación en el programa. ¿?
    Primer abandono voluntario lo llaman. Ya no saben que contar para justificar los portazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siguen pensando que somos tontos y nos lo tragamos todo... la culpa es nuestra, por verlo... Es la conclusión a la que he llegado.
      Lo de ayer fue esperpéntico, y eso que sólo llegue hasta la hora de las brujas y me largué a dormir porque ya no podía más de puro aburrimiento.

      Eliminar
    2. Raro es que no haya un abandono masivo o que alguien no coja del cuello a alguien.

      Eliminar
    3. Bueno, al menos somos capaces de sacarle la punta a un programa malo y sacar de él unos ratitos realmente buenos

      Eliminar
  2. Habiendo desertado este año de seguir el programa, seguiré esperando con gozo las geniales reviews de Javi y vuestros comentarios, que eso sí que da sabor a la vida.

    Mientras Javi va desarrollando lo que pasara anoche, no puedo evitar comentaros que en la cuenta de twitter de los fans de Emil ( @EmilMchef2) han colgado un proyecto de nuestro querido y admirado Emil Samper,en el que va con pequeños minichefs "descubriendo" cosas de la comida y de dónde viene para todos aquellos que, como yo, nos dejó hechizados con su habilidad. Según parece cada semana habrá uno nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permaneceremos atentos, muchas gracias por la información

      Eliminar
  3. La venganza del bogavante, porque lo que hizo Salva con el bicharraco no tiene nombre, destrozar semejante miura del mar, recocerlo, olvidarse de la cabeza y usar una pequeña porción estropajosa de recocida. Para eso, pilla dos cígalas. Como el friega platos y ese horror de carpaccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los hubiera echado a los dos, y a Esmeralda también para que no se perdieran por el camino

      Eliminar
  4. Javi, despelleja bien el chow que se montaron entre la primera y segunda prueba: el rescate de Frodi sin águilas, Pepe el cabal y la it girl del hayedo. Qué rato más vergonzoso. ¿Esto tiene cabida en algún otro Masterchef internacional?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el de USA montan algunos shows pero bastante más cortos y discretos, son más apariciones estelares de los jueces que shows lamentables como este

      Eliminar
  5. La semana pasada no pude ver el programa, leí tu estupenda crónica, y luego lo vi en TVE a la carta.
    A pesar de conocer los acontecimientos se me hizo más llevadero.
    Ayer si pude ver el programa....y me fui a dormir cuando empezaron con la charlotada militar.
    Vaya tostón de programa !, como diría el gran Ibañez, en Mortadelo y Filemón, el guionista debía ser el Sr. Tedio Plómez Sopor.
    Hasta donde pude aguantar , la previsible renuncia de la Sra. Mayor.Es un despropósito, como lo fué en programas anteriores, meter en calzador a la quota 3a edad. Con todos los respetos del mundo a esta señora le estaba grande el programa.
    En fin haré la táctica de leer las graciosas crónicas de este blog.
    Gracias Javi !!!!
    Oriol

    ResponderEliminar
  6. Después de lo de anoche, y con legaña en ojo todavía, me siento capaz de ponerme en versión new age y pensar que fué el karma el que salvó a Esmeralda...

    Su "buena acción" de aceptar la decisión del jurado con humildad, hizo que el universo conjurase a su favor y la librase de la maldición del arroz, y eso que ella "sollozaba" pidiendo al universo encontrar el arroz en el almacén, pero el universo la "premió"; en el almacén no había arroz. Después, al salvar a la bogavanta,y permitir que tuviese hijitos en el futuro, hizo que el karma la librase de la expulsión gracias a que habían platos peores (los otros consursantes seguro que se habían portado mal y por eso tenían el karma de culo)

    Vale, tras salir de la ducha, paso de la versión kármica. Así que pienso que no se la expulsó por varios motivos (libres de todo misticismo):

    -Esmeralda, como dice Javi, es un personaje todavía por explotar, capaz todavía de dar espectáculo.

    -La paridad, que se ha seguido rigurosamente en anteriores ediciones, hacía previsible la expulsión de un varón, ya que la semana pasada expulsaron a la atleta. (Vease también, se va la abuelita, entra una chica)
    Me arriego por esto a pronosticar el ganador... una mujer (el año pasado ganó hombre)... me decanto por la rusa, mona, modosita y con historia lacrimógena detrás, o la del pelo rosa, con más personalidad y un cierto aire cateto, estilo Viky (o como se escriba).

    Lo mejor de ayer, los comentarios en directo. Qué puntería en las predicciones!! Sobre todo la Javi, pronosticando la entrada de la chica esta (la protestona, Denia? , Dalia? ¿?) Lo que me lleva a hacer una "profunda reflexión": ¿Javi y los comentaristas son super-super-listos o es que masterchef se repite más que el allioli y es incapaz de sorprendernos?

    Por ultimo, y para aquellos que aún creen en el karma. Estoy convencida que la pobre bogavanta no ha vuelto al mar para ser mamá, sino que habrá acabado dentro de alguna cazuela y, seguro, seguro, que la olla no es la de ningún comedor social.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta a tu pregunta es fácil, cada vez esto se vuelve más previsible, y además los comentaristas de este blog tienen un nivelazo, como ya sabes (o eso o es que tenemos contactos en las altas esferas...)

      Eliminar
  7. Después del ver el programa hasta las tantanas.....me quedó la duda de por qué se fue Emilia,donde vio ella su inferioridad culinaria... si total, la rusa hizo en la eliminatoria una puré de patatas con marisco y triunfó!!
    Y otra cosa..el plato de Carlos, es feo de narices, de sabor supongo que estaría genial.pero feo es un rato, con esas moñiguitas verdes buffffffff.....por lo que los concursantes solo podían hacer cosas más feas aún, como así fue, los concursantes hicieron lo que de ellos se esperaban, para ser justos, tendría que haber salvado la prueba, el plato más feo y menos apetecible...

    un saludo Javi y sigo tu crónica...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo en lo del plato de Carlos, eso lo hace un concursante y lo destrozan. A mi personalmente no me desagradaba tanto la estética como la evidente falta de conexión entre las elaboraciones, era más un despliegue técnico que un plato de comida

      Eliminar
  8. Como de costumbre, yo aguanté anoche hasta la evaluación de la primera prueba pero ya pude ver unos detalles de nuestro consurso favorito que mucha tela. A saber:

    - ¿Cómo se le ocurre a Rocío llamar a Jordi por su nombre? En los primeros programas parecía que la bordería había bajado un poquito con respecto al incidente del león-come-gamba pero de eso nada, los tres tenores son cada vez más villanos. Imagínate que en vez de un juzgado de la inquisición tuvieran a 3 chefs dispuestos a compartir sabiduría y enseñar a los demás... qué locura! parecería un concurso de cocina en vez de un reality!

    - Me alegro de que la pobre Emilia se pirara, pero me pareció un poco demasiado reality el que tuvieran que sacar temas personales de ella y su familia ¿se tenía que enterar "toda españa" de lo mal que lo ha pasado esta mujer en la vida y por qué? De nuevo, si se hubieran saltado eso y la hubiesen sacado haciendo mutis por el foro o con una despedida bonita y correcta, habría parecido hasta un concurso "serio".

    - ¿Podrían haber sobrado más los minutos de paripé en los que los chefs evaluaban el plato de Carlos? El nuevo chef tampoco estuvo muy fino y no perdió ripio para echarle fichas a Natalia pero bueno, a la chavala la han puesto allí por algo y habrá que aprovechar sus minutillos en antena :/

    - El acoso y derribo que tienen los chefs con Jose Luís y su garrulez es de traca, y más en una primera prueba de un tercer programa ¿es que ese hombre venía muy subido de casa y había que bajarle los humos? ¿se le ha olvidado a Pepe de dónde salió él?

    Enfin, al final nos queda este blog y echarnos unas risas con el despropósito este que llaman talent show culinario.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo del garrulismo de José Luis, pero es que a él le va la marcha también, se ve que trae bien aprendido lo de representar un papel.

      Eliminar
  9. Yo este año sigo una nueva "política interna de visionado" que consiste en aguantar lo que pueda el directo haciendo coña con los demás presentes y, después, pasar cuatro pueblos de ver el resto del programa y enterarme por la crónica, así que lo que diga va a estar necesariamente incompleto.

    Pero hasta donde vi: no hay quien les entienda...o sí. A ver, ponen una primera prueba de replicar un plato que lo único medio normal que tenía era eso, el plato. Nosecuántos ingredientes, nosecuántas técnicas, obulatos, dextromaltosas, pikachus y estegosaurus, lo que queráis. Muy lógico para un segundo programa. Pero claro, había que lucir a Carlos y demostrar que es un cocinero total. Pro no por Carlos, no, sino para colgarse ellos la medalla del cocinerazo que han formado. Yyyya,...vale.

    Como prueba me pareció una escabechina, por más que sea evidente que les dieron unas instrucciones más o menos detalladas de cómo se hacía la receta. O eso, o esta gente tiene que dejar la cocina y meterse en el gremio de la adivinación y la premonición parapsicológica.

    En cuanto a Emilia, lo siento, era el típico personaje entrañable de "tú qué haces aquí". Ya no es un tema ni de cocina: os acordáis el año pasado en una prueba de exteriores cómo los concursantes bajaban esquiando? Esas carreras a supermercado? Ese todo? Desde el punto de vista físico ya me parece un error meter concursante de según qué edades. Y si quieres representación de esa franja, lo entiendo, pero entonces replantea el concurso para que la condición física ni ayude ni perjudique (es necesario verlos correr como pollos sin cabeza?).

    La segunda prueba poco puedo decir porque sólo aguanté hasta que el desastre asomaba ya las orejas. Y de la UME diré menos, que ayer me llegaron a decir que mi madre me encontró en un cubo de basura (juas!!!!). Pero vaya, el planteamiento me pareció parecido al de la primera prueba: 200 raciones, un montón de elaboraciones cuquimonas y mucha gente (probablemente) pasando hambre a montones. Una prueba concebida para generar caos, desconcierto y grandes chefs diciendo "si no me pongo yo la chaquetilla esto no sale...".

    En cuanto al bogavantagate, que no vi, espero que en futuros programas nos enseñen unas fotos de la bogavanta de retorno a su hogar acompañada de su numerosa y feliz prole. ¿No?

    Resumen: cocina, como siempre, poca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del troll de anoche fue... no, no digo nada, que eso sería darle importancia a los desvaríos de un descerebrado

      Para tí y el resto de aludidos, os envío un abrazo de mi parte y mi deseo de seguir leyendo vuestros agudos comentarios, hechos desde el respeto y la libertad

      Eliminar
    2. AlimañaChef yo sigo tu misma política... Llegué hasta el chorretazo de la manguera a las dianas y porque estaba recogiendo unas cosas, sino ni eso llego a ver.
      Estoy deseando que Javi me cuente lo de los bogavantes porque no pienso verlo en diferido... paso!
      En cuanto al troll de anoche... ni caso!

      Eliminar
    3. Creo que el troll al final nos lo quedamos en versión moderada

      Eliminar
  10. Hola, es un concurso que de una manera u otra si te gusta la cocina, engancha, dejando a parte las triquiñuelas.
    Me encanta leer la cronica de javi y todos los que escribís. Yo ayer
    me rei bastante, parece que stos concursantes tienen la lagrima aparcada; y se rien bastante, motivo que al jurado no les hace gracia y eso me ha gustado
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. El defensor del concursante (descaradamente) preseleccionadoabril 21, 2016 2:10 p. m.

    Al igual que Javi me dió un poco de razón la semana pasada, esta semana me toca a mí: el nivel de algunos aspirantes es de vergüenza, y me da igual que Salva tenga muchos conocimientos, porque si los tuviera, no habría hecho eso con el bogavante. Creo que cada vez va quedando claro quién cocina bien y quien sobra en el programa, y espero que se deshagan de todos los frikis, ya que es una pena que el talento de personas como Rocío o Natalia sea eclipsado por las cagadas de Esmeralda o Ángel. Lo único salvable es que el cocinero amateur medio no se puede permitir un producto tan caro como el de la eliminación, pero bien podrían saber un mínimo de cangrejos o gambas.

    Un apunte: cómo es posible que en una prueba de marisco no haya arroz pero si haya pasta? Son ganas de tocar los huevos porque vaya tela.

    Respecto al abandono de Emilia tengo el corazón dividido: por una parte no me parece mal que en un concurso de cocina se vea un perfil de señora mayor que prepara la comida del domingo, pero por otra no tiene sentido exigirle hacer las mismas pruebas físicas que a los jóvenes.

    No sé si me da a mí la impresión o es de verdad así, pero noto al programa más comedido: Dania siendo repescada, Samantha dando su brazo a torcer frente al comentario de Rocío... Da la impresión de que quieren dar imagen del concurso limpio, lo que demuestra una vez más que cuando el río suena, agua lleva.

    Otra cosa más, si alguien se mira los vídeos de masterchef US temporada 6 verá que las pruebas son UN CALCO a las de ese, ni siquiera le añadimos un toque personal, es lo mismo: desde los cangrejos, al maiz, a la prueba de las neveras, la del flambeado (semana que viene), etc.

    Solo espero que Natalia llegue lejos porque su sonrisa y su buena cocina fueron lo que me quitó la rabia que tenía por dentro al ver a estos merluzs cocinar.

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos de los que nombras responden a estereotipos sociales que fijaron en la primera edición y quieren seguir repitiendo en las cocinas (la madurita salerosa, los yogurines, los dramones, los/as buenorros/as, los frikis). Si solo se ciñeran al nivel, Ángel o Emilia, por ejemplo, ni siquiera hubieran tenido opciones desde un primer momento.

      Eliminar
    2. El comentario de los jueces, al evaluar la primera prueba, fue que habían pedido una elaboración costosa en el tercer programa ya que era una cura de humildad y consideraban que este año había mucho nivel. ¿ lo cualo ?
      Oriol

      Eliminar
    3. En lugar de US, de donde deberían copiar es de Masterchef Australia, un programa con pruebas mucho más originales, en el que se ve a los jueces semanalmente arremangándose y cocinar, y con un ambiente entre los concursantes muchísimo más sano. Da mucha envidia.

      Eliminar
  12. Anoche cuando dejé de verlo y por tanto de postear en este bendito blog, hubo gente que se cabreó bastante por los comentarios que algunos hicimos sobre la milicia. Por mi parte, no es que dijera nada en contra, sino que dejaba de verlo simplemente. Aun así no quiero que se malinterprete. Reconozco que me gustan poco los uniformes, menos las sotanas y nada los trajes de luces, pero no estoy en contra ni tampoco me molesta que aparezca en este programa. De hecho, es bastante preferible a los momentos de humor Bertín-Esteso que se marca la plantilla. Lo que me exaspera es que solo parece que existan monasterios, soldados y toreros en un espacio PÚBLICO que solo parece reflejar una España profunda que no es ni por asomo representativa de toda una población. Más bien al contrario. Espero que haya quedado claro y si hay resquemor aquí van mis disculpas, a mí no me duelen prendas y menos por tonterías como esta. Aquí estamos para echar el rato.

    Respecto a la edición de ayer, poco o nada puedo opinar viendo solo una parte. El doble combo Emilia-Salva ya lo adelantasteis algunos. Respecto a los aspirantes espantá-vetados-invisibles, Juanma de MC1 simplemente pasaba por allí y con los rifirafes de Gonzalo y Marina de MC2 vieron la ocasión ideal de salvamizar el asunto. MC3 y ahora este continúan el invento. Lo de Emil y Clara, dentro y fuera del programa, sí ha tenido mucho delito porque tenían una gran valía en las cocinas. De todas formas yo creo que esto acabará como eso de "entre todos lo mataron y solito se murió" aunque de momento por la audiencia fiel (muy fiel desde luego) parece que aguanta el tirón.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dolandus y compañía, coincido contigo en todo tu comentario, aquí creo que nunca nos hemos metido con el ejército de un modo distinto al que lo hemos hecho con los ilustres invitados, sean arquitectos, médicos o jubilados. Creo que el aire cansino y casposo del que tanto nos quejamos se lo fabrica el propio programa, hecho que en absoluto nos des legítima a la hora de dar nuestra educada y muy respetable opinión, trolls y demás seres repugnantes aparte.
      Volviendo al hilo del programa y a lo que comentáis y comentamos anoche, yo sigo sin explicarme ciertas cosas, lo del nivel de cocina es algo chirriante, yo no digo que haya que entrar con una formación digna de una estrella michelin, pero de ahí a no saber cocinar marisco ( vamos que eran cangrejos, cígalas, bogavantes y bueyes de mar), que soy la primera en reconocer que semejantes piezas no entran en mi cocina más que nada porque no me caben en los bolsillos, ya me entendéis, pero igualmente os digo que me he hinchado a comer cualquiera de esos especímenes en su versión low cost, que en cualquier supermercado grande de vez en cuando ofertas haberlas haylas. Con esto a que voy, a usar una metáfora que ya he usado antes pero creo que nos va al pelo, decir que nunca se ha cocinado con esos u otros ingredientes es como ir a un triatlón y salir llorando cual concursante de masterchef porque no sabes nadar o montar en bici. Señores es un concurso de cocina que va por su cuarta edición, que nos venden una selección de veinte mil aspirantes y no me puedo creer que por muy amateur que seas no sepas cocinar dulces o mariscos.
      Por supuesto que en lo que acabo de decir no entran elementos como el obulato ese las maltodextrinas y otras lindezas similares que comprendo que la mayoría de la gente no las conozca.
      En fin, ya os he aburrido, sigo esperando con ansia el resumen de Javi, como siempre, lo mejor del programa.
      Saludos a todos!

      Eliminar
    2. Pero Conchi!!! Qué eso de no tener obulato y maltodextrina?? Si tendrían que ocupar el mismo sitio que la sal y la pimienta!!! :P jajaajaja
      Estoy totalmente de acuerdo contigo ;)
      Saludos!

      Eliminar
    3. es cierto, estoy avergonzada, ahora mismo voy al ultramarinos de la Tía Rigoberta en el pueblo, que tiene al estantería llena de malodextrinas y obulatos, agar-agar y xantanas y me pienso preparar una cena con todo eso que váis a flipar.
      PD: si el próximo miércoles no me véis por el blog, avisar a los GEOS, o a la UME para que me rescaten...que por mucho que diga el troll fijo que me rescatan, eso si he sobrevivido al brebaje, jajajajaja

      Eliminar
  13. Bueno, hoy no he podido ponerme aun con la crónica, el trabajo me lo ha impedido, así que voy a irme poniendo que va siendo hora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vamos a tener que invitar a bogavante :P jaajaja

      Eliminar
    2. Divertidísima crónica lo que has escrito hasta ahora, estoy deseando la crónica del rescate de Bordi.
      Cierto!!! La cagarruta es idéntica al mojón verde, seguro que es su primo marciano.
      Una curiosidad de esas que tanto te gustan. La cagarruta es en realidad un helado de chocolate, eso es lo que pretendió crear su autor pero está claro que ese día no andaba muy fino... o que la mayoría no sabemos apreciar su arte, ;-)

      Eliminar
  14. Respecto de la pechugate.....la culpable fue la "buena" de Esmeralda...que como quien no quiere la cosa, quitó la pechuga y la dejó FUERA...eso si, con su vocecilla que nadie escuchó, dijo que quitaba la pechuga (se vio de pasada en el programa) ...y a los gritos de la gemela reclamando su pechuga..la "buena" de Esmeralda, no oyó nada en sus mundos de yupi.

    ResponderEliminar
  15. El bogavante que salvó a Esmeralda, lo suyo sería bautizarlo como Quasimodo. Por cierto, la susodicha, Esme, me suena muchísimo, ¿no ha participado en algún otro reality, casting etc?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora que lo dices, es verdad, a mí su cara también me suena

      Eliminar
  16. Hola, cocinillas. Anoche un avatar mío se puso maleducado: si hubiera algún problema legal, recuerdo que mi ip no se trolea aunque intente suplantarme. Creo que Master Chef necesita un cambio de guionista y de realización. Quizá si externalizaran el cásting le darían un impulso que ahora no tiene. La amplitud de medios con que cuenta no se nota en las cocinas de cámping individuales de inducción con las que pretenden cocinar para doscientos en poco más de tres horas. Lo del roner de anoche es de juzgado de guardia o nos están vendiendo un cliché de paleto en un futuro estrella michelín. Es pronto para hacer quinielas, porque luego nos venden la burra de la "evolución", pero este año nadie cocina un pimiento. ¿Como calificar el comportamiento borde del jurado? -Acoso profesional con escarnio público-
    Echo en falta un seguimiento de clases de cocina a los concursantes; así nos evitaríamos mucha vergüenza ajena. Con permiso de Javi. Ofrezco al troll de anoche que se sume al grupo si pule un poco su agresividad hacia terceras personal y centre su análisis en los aspectos que tratamos sobre Master Chef. Entiendo que yo bordeo el alambre de lo políticamente correcto, pero con ironía y buen humor. Entiendo que es un aire que respiro en cada uno de los que comentamos aquí, un aire que me hace volver. Gracias por vuestra complicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apruebo tu moción, y además no sería el primero. De todos modos el troll, desde la primera palabra, cantó de plano, cualquier cosa menos la sutil y fina ironía que tu destilas. Tengo que felicitaros a todos los que con ese mismo ingenio que destiláis en vuestros comentarios conseguisteis aburrir al muchacho.

      Eliminar
    2. A lo mejor hizo caso a ConchiGF y se fue a ver Transporter2

      Eliminar
    3. Yo creo que tiene envidia de nuestra locuacidad a la hora de comentar en directo, a la par que una terrible vena marujona-voyeuril que le impidió cambiar de canal y de blog, nos seguirá (dando por saco) leyendo y seguro que intentará ponernos a caldo de nuevo...hasta que se aburra. Yo confieso que anoche al ver el nombre de e-cuervo y semejante ordinariez escrita iba a ponerte que si te habías tomado un actimel caducado. Me di cuenta enseguida de qye era el troll....pero vamos que soy un poco lentorra a veces para pillar a esos seres rarunos que suplantan identidades.

      Eliminar
    4. Confieso que el actimel caducado me habría sentado fatal: estoy con alergia desconocida a algún lácteo(quizá lactosa) desde que un roscón de reyes en mal estado me pusiera tan cerca de la jaula de los leopardos que si me meto dentro ni la madre que los parió me diferenciaba de ellos. El comentario de las 23:58 destila resentimiento de género y de lugar. Un curso de risoterapia con examen final le vendría bien...

      Eliminar
    5. No quiero ni imaginarte digievolucionado en leopardo, válgame Dior...cuídate y pásate a la leche de almendras que para mí es un vicio imperdonable, me acabo de tomar un vaso lleno de esa delicia granizada....mmmm. Por cierto, yo creo que él troll suspende ese examen fijo, porque lo que es sentido del humor.....menos diez, como al chinchón .

      Eliminar
    6. No, me fui a dormir. La de Transporter la tengo muy vista.

      Eliminar
    7. Yo creo que si el troll sigue por aquí igual le cogemos cariño y nos lo quedamos, como Esmeralda al bicho ese embarazado...

      Eliminar
    8. Siempre y cuando no me deis a un comedor social o sirva de almuerzo al equipo de producción del programa. El miércoles que viene espero que el programa empiece con Esmeralda soltando al bicho en la playa en un bonito atardecer y ver como el bogavante se aleja a poner sus huevos en la mar salá.

      Eliminar
    9. No les des ideas, que estos son capaces...la bogavanta en la cubierta del Princesa del Pacífico con la música de Vacaciones en el mar de fondo...seguramente no es el retorno al mar que tenía en mente Esmeralda, pero fijo que la bogavanta lo prefiere.

      Eliminar
  17. A mi lo que me pareció fatal fue que bordi le dijera "Como me dijisteis?? ah! perdón su alteza pero quien demonios se cree que es bordi es un alzado de mierda cada día me cae peor, porque después en la otra prueba Pablo de dijo bordi y no paso nada, se ve que la traen contra Rocio, la van a hacer la mala del programa, y en una a dos semanas a la calle, pero primero habrá que humillarla en televisión nacional.

    ResponderEliminar
  18. Lo de la chaqueta de Eva-mi tocaya- ... aunque parezca mentira o ridiculo, es tendencia este año, es de lo más cool, in, it girl o como quiera decirse estar a la "última" (en español castizo) por lo que el año que viene veremos ese tipo de chaqueta a cascoporro. A los gurús de la moda se les puede discutir o cuestionar tanto como a una estrella Michelin.....pero no nos quitan de echar unas risas.
    Saludos a todos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Los militares se prestan porque nobles queda otra. El programa pide su presencia y el Ministerio les dice "vosotros para allá". Son unos mandados y no se pueden negar. Eso si, despues de la primera temporada ya han aprendido a ir almorzados a la grabación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto viene desde las más altas instancias gubernamentales ....un lumbreras decide que hay q promocionar el ejercito o acercar el ejercito al ciudadano-lo q en principio es buena idea- ....y TVE-el brazo ejecutor- lo hace de la forma más casposa.
      un despropósito total..considerando que esta unidad , la UME, es de reciente creación, no ha existido toda la vida en el ejercito, no es como la infantería, por poner un ejemplo.......algo que no destacan y q es importante para entender esta unidad y su fin, por qué?? adivine ud. quien creó esta unidad........
      mejor hablemos de cocina....o de la chaqueta de la presentadora.

      Eliminar
    2. La materialización del proyecto fue con el Gobierno de Zp. Pero ya antes con Aznar se estudio crear una Unidad de este tipo. Sea como fuere la verdad que fue buena idea tener algo así preparado para incendios, catástrofes, etc y que revaloriza la imagen del Ejercito

      Eliminar
    3. Al final lo que queda en la retina es un ridículo teatrillo perpetrado por los 3 chef tomando como excusa a la UME q hace de comparsa.
      Flaco favor al ejército por parte de TVE.

      Eliminar
    4. Al final creo que la gente sabe discernir el papel de unos y otros, de los "payasetes" Pepe y Bordi al de los pobres militares cobayas. Al final si el Ministerio les sigue mandando a Masterchef es porque creo que la gente se solidariza con el hambre y rato de espera que pasan los pobres soldados para comer cuatro mierdecillas intragables en forma de catering

      Eliminar
    5. Totalmente de acuerdo Eva, esa es la direccío de la mayoria de las críticas y no el colectivo en sí.

      Eliminar
    6. uy, estoy haciendo pruebas y no ha salido el nombre.
      Conchi GF

      Eliminar
    7. A lo mejor es para que después de los desastres perpetrados por nuestros queridos masterchefs aprendan a valorar más la comida de cuartel que les ponen a diario, jijijiji

      Patricia

      Eliminar
    8. Si se trata de revalorizar la comida d cuartel entonces los siguientes 'comensales-victimas' podrian ser los de los comedores universitarios o un colegio mayor, en Salamanca o Granada....o en Alcala de Henares ya q estamos con Cervantes.
      Pobres universitarios.....

      Eliminar
    9. No infravaloremos a los estudiantes: yo he visto en el tablón de anuncios de un CMU un bistec de ternera(¿?) clavado con chinchetas con el título "te lo comerás tú, guapo" no se sabe si dirigido al cocinero o al director.

      Eliminar
    10. Me gustaría saber si los responsables del programa tendrían el suficiente valor para poner a l@s excelentísim@s que suelen venir un cucurucho de cazón en adobo y un cupcake mal hecho. ¿No suele ser el dedicado al ejército uno de los primeros programas? Me parece que llevan al extremo eso de que un soldado está para dar su vida... aunque sea intoxicado.

      Eliminar
    11. No olvidemos al casi-concursante de Top Chef que era cocinero militar y cocinaba como los ángeles. :)

      Eliminar
    12. Os olvidais del sufrido personal de guardia en hospitales. !Qué gratos recuerdos de las cenas en las noches de guardia como MIR¡

      Mi plato favorito: Mortadela empanada (Os lo juro por snoopy, rodaja finita de mortadela rebozada con pan rallado y mucho, mucho aceite con sabor a refrito) Sabroso y saludable. Puaj

      Eliminar
    13. Por lo menos estabas en el sitio indicado...jejeje

      Eliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos.
    Noche rarísima... y mucho que comentar.
    Lo primero, y ante tanto comentario sobre un troll, me metí en los comentarios en directo y lo hallé en el hayedo jejeje... quizás es lo que buscaba Samantha o lo que perseguía el perro de la UME.

    En una ocasión, sois testigos y con el mismo tema, escribí un comentario (creo que más comedido y con mejor sintaxis), donde expresé mi desacuerdo con algo que leí, Se me explicó y lo acepté. Lo que es inadmisible son las formas del comentario "Anónimo" del otro día. Me han gustado mucho las palabras de Dolandus y de Javi e incluso entiendo el hartazgo que provoca la reiteración de perfiles y el machaconeo de ver lo mismo una temporada tras otra.
    En cuanto a lo que se vió en el programa y como decía el padre de Julio Iglesias, raaaaarooo, raaaarooo.

    1º.- No entiendo como después de tres temporadas enteras, viendo lo que vemos, nos quieren vender el alto nivel culinario de los participantes de este año. Quitando a la Agente Forestal, a la preciosa Natalia y (con matices) el cántabro risueño y el gallego, el resto son carne de cañón que saldrán casi en orden alfabético.
    Respecto a la prueba, (un plato por el que yo no pagaría un euro), me pareció un bofetón sin manos al orgullo de los participantes. El plato en sí, más químico que culinario, roza la memez de la alta cocina donde prima el dibujo y el conjunto de texturas aunque no haya nada para llevarse a la boca. Quisiera ver a Carlos o a Jordi - (No me llames Jordi. Llámame Chef que me lo he ganado, ¡¡¡ Jawohl, herr Jorge!!!)- llevando malodextrinas, obulatos, agar-agar y xantanas en bolsitas y para tener que ir a un evento, pasar por un aeropuerto... salta hasta la alarma hasta del microondas.
    Resultado... Sólo Reichel, Natalia y ummmm, Salva, parece que jugaron con el quimicefa de pequeños. El resto sin comentarios.

    2º.- Tema Emilia... No Comment. Ella entró, el programa la dejó entrar, ella se va. Adios. Punto.
    Se me agotaron las reservas de paciencia lacrimógena el año pasado. Además, mejor papel creo que va a hacer Dania.

    3º.- Tema Samantha en el hayedo. Nu sé. No entendí nada. Y menos esa carita como si se hubiera aliñado el cuerpo con especias o le hubieran desatascado los bajos. Y aún entendí menos su relación con la UME.

    ... Aleix...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 4º.- Tema Jordi entre los escombros. -(No me llames Jordi. Llámame Chef que me lo he ganado, ¡¡¡ Jawohl, herr Jorge!!!).
      Otra memez inexplicable. Si hubieran sabido los pobres de la UME, lo que luego iban a comer, estaba Jordi - (No me llames Jordi. Llámame Chef que me lo he ganado, ¡¡¡ Jawohl, herr Jorge!!!), todavía allí, quizás en compañía de mi chino y su cuchara. Otra, (una más) pérdida de tiempo en el programa.

      5º.- Prueba de Grupos. Lo típico, sigue la maldición del inmune. El menú era más de cátering de comida de empresa que de alta cocina. ¿Era su elaboración lo que mantenía la mirada perdida de Samantha en el hayedo?.
      A resaltar que los pobres militares, se fueron seguro con más hambre que con el que llegaron y que me apuesto cualquier cosa apuestable a que hubo fabada de desagravio con dos bollos por cabeza nada más que desapareció la última cámara.
      Ganó como era de esperar el grupo que no llevaba a la inmune que hizo un papel desastroso en la prueba. Incluso Jordi clavó el último clavo del ataud con el tema alitas. - (No me llames Jordi. Llámame Chef que me lo he ganado, ¡¡¡ Jawohl, herr Jorge!!!).
      6º.- Prueba de Eliminación. Marisco. Todo muy raro. Incluso Esmeralda sacó en pantalla un Bogavante al que seguro hay que ponerle un collar para que haga pipí en el parque.
      Entiendo que tal y como están las cosas, haya productos que nuestra cocina haya visto poco o nada. Pero con un mínimo nivel esperable en los concursantes, se esperaba que no se viera lo que se vió y por lo que hubieran sonreído el mismísimo Torquemada o Mengele.
      La mejor, Natalia (también cocinando) y uno de nuestros teóricos, creo que “Bing”, a la calle.

      Espero poco de los próximos programas, nivel para hacer un huevo frito con puntillitas y poco más.
      Imagino que seguiré viéndolo entre resoplidos para divertirme luego aquí leyendo y comentando.
      Saludos.

      Aleix.

      Eliminar
    2. Con puntillitas? Eso no lo he trabajado nunca, dirán. Esa no es mi cocina!, dirán.

      Eliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Me hicieron gracia dos frases de Bordi en la prueba por equipos:
    (A Reichel) "Voy a coger tu inmunidad y me la voy a fumar"
    (A David) "No hagas el marrano, Barbas"
    Hay que reconocerlo, JC estuvo sembrado, la verdad

    ResponderEliminar
  24. No te suelo comentar, pero no lo puedo dejar pasar....Como me rio mientras leo. Me encanta como escribes.

    ResponderEliminar
  25. Hola a Todos! Esto ya parece una Telenovela mexicana, el hecho de mantener a Esmeralda en el programa (cuando debió salir) es para crear un conflicto con Rocío, luego del choque que tuvieron en el transcurso del evento. En el caso de Emilia, no entiendo porque la producción insiste en incluir a participantes con problemas de salud, deberían primero hacer una revisión médica a las personas para ver si están aptos para aguantar la presión física y psicológica de este tipo de programas de TV. La bella Natalia se ve que tiene talento en la cocina y pudiera ser una de las finalistas de esta temporada de Masterchef España 4, el jurado no debería verla como una pieza decorativa sino como alguien con mucho futuro dentro del mundo gastronómico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta claro que los productores del programa decidieron dejar a Esmeralda para darle tensión al programa en su enfrentamiento con Rocío y utilizaron el pretexto de la "Bogabanta" para salvarle. Por otra parte me parece exagerado decir que la rusa es una gran cocinera y tiene futuro como chef. Todavía falta mucho programa y veremos que pasara.
      Iñigo Escalante
      Bilbao

      Eliminar
    2. Ostras que razón llevas!! Llevo rato pensando "que hace ahí esmeralda??" ahora que lo dices lo entiendo... Está para liarla con Rocío!! Es que he visto dos capítulos seguidos y se ve que me sube el nivel de estupidez. Ahora lo entiendo todo...
      A mi tanta humildad como que me sobrepasa, una cosa es humildad y otra lamer traseros, que pedante!!
      Yo la echaba y le montaba una piscifactoría para que sea feliz criando vogavantes/as ecológicos que luego soltará en el mar cuando vaya a la playa...

      Eliminar
  26. La actitud de los jueces cada vez es más impresentable, pero es que además, ahora, hasta Samantha se dedica a hacer chascarrillos burdos y repetitivos con los polvos y las pechugas. De patio de colegio. Y, para no quedarse atrás, la pésima presentadora Eva González haciendo comentarios supuestamente graciosos o tan faltones como el que les soltó a los concursantes tras la primera prueba ("y cuanto más lejos de aquí, mejor..."). ¿Quién se cree que es esta chica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que Samantha hable de sexo de esa manera me produce la misma incomodidad y vergüenza ajena que cuando mi madre cuenta chistes verdes delante de toda la familia

      Eliminar
    2. Ella no es nada ahí para hablar así, cuando les dijo "cuanto mas lejos mejor" me dieron ganas de darle una bofetada! No entiendo que hace ahí la verdad, si se ve que de cocina no entiende y no hace falta un presentador. Pero claro, el que a buen Bordi se arrima...

      Eliminar
  27. Hola a todos... Intentaré explicarme porque yo el tema de Esmeralda y el bogavante, lo veo de otra manera. Tan de otra que he vuelto a ver el vídeo por si se me había escapado algo. No voy a defender la actitud sumisa que, aunque parece que es lo que busca el jurado, me repatea. Supongo que hay un término medio entre agachar la cabeza como un avestruz y comerse a los jueces por los pies. Dicho esto, me parece que el "incidente" con la bogavante no es para tanto. Creo que lo que esta mujer trató de explicar es que había costado esfuerzo traerla a tierra... desde el mar... y que era una pena desperdiciar/matar a un bicho de dos kilos para poner una miajita en el plato. Os recuerdo que su idea inicial era hacer un arroz con bogavante, donde emplear TODO el bogavante, pero no encontró arroz... Añado sólo (y después de un segundo visionado) que me parece que lo del sexo del bogavante (y su estado de gestación) es un comentario a cámara sin relación con su peculiar manera de entenderse con el mundo y el cosmos. Un comentario que a mí me parece hasta entrañable. En fin, es mi humilde opinión del "incidente bogavanta". Saludos y, como siempre, gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Yo también lo entendí igual que tú.

      Eliminar
    2. Estoy totalmente de acuerdo. Esmeralda desde el primer momento quería cocinar un arroz con bogavante, y seguro que lo hubiera bordado, de hecho tener esos mariscos y no disponer de arroz entre los ingredientes son ganas de tocar las narices. Lo demás es puro postureo.

      Eliminar
    3. yo tambien lo entendi igual que tu

      Eliminar
  28. Una cosa, estooo...
    ¿Existe la profesión de sexador de bogavantes? ¿Esa es la profesión de Esmeralda?
    ... otra cosa, perdonadme mi ignorancia pero ¿Las bogavantas se emabarazan? ¿Cuanto dura el embarazo de una bogavanta? ¿Se detecta el embarazo de las bogavantas con la prueba de la rana?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gran Luis Aragonés tenía un amigo que decía ser sexador de pollos. Vete tú a saber...

      Eliminar
    2. Pues ya por curiosidad me he informado y los huevos se quedan pegados en la barriga de la hembra, lo que no sé es si se aprecia a simple vista. Ah! La puesta de huevos es entre 10-12 meses después de la cópula así que esa bogavanta se merece su año de inmunidad, que le pongan el pin de reichel!

      Eliminar
  29. Antes de acabar de ver el programa (ufff, que pereza) y comentarlo se me ocurre que, vistas las dotes adivinatorias de Javi, podríamos hacer un pronóstico sobre posibles finalistas. A Frodo y Natalia los veo entre los 4 primeros (visto lo visto hasta ahora no he arriesgado ni una cagarrutilla de whatsapp).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, son monos, dóciles y manipulables así que sirven como marionetas para la final. Por ese razonamiento Rocío no llega ni de coña por contestona y rebelde aunque la dejaran bastante porque da juego. Luego casi al final la quitan de en medio (ay pobre Emil, como lo echo de menos)

      Eliminar
  30. el programa es cada vez mas aburrido, fin.

    ResponderEliminar
  31. Como siempre una gran crónica para un dudoso programa! Si sigue mereciendo la pena es por este blog, básicamente!

    Si os parece que lo de la abuela ha sido lacrimógeno, esperaos a cuando echen a una de las gemes y la otra se quede! Eso si será SalvameChef y lo demás tonterías!

    ResponderEliminar
  32. Pura crítica destructiva que no aporta nada bueno, Esta es una característica principal de los españoles, por eso estan tan jodidos como estan con esa mentalidad tan pobre.

    Pancho Castro
    Guadalajara-México

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás, y sin ánimo de ofender, deberías aprender a diferenciar la crítica destructiva de la ironía y el sentido del humor (tienen más fondo constructivo que destructivo)

      Saludos

      Mª Luisa
      València-Comunitat Valenciana-España-Unión Europea-Europa-Planeta Tierra-Sistema Solar-Vía Láctea-Universo

      Eliminar
    2. Opino lo mismo que mluisa

      Saludos

      Aisha
      Barcelona-Catalunya-España-pero-viviendo-en-Rotterdam-Holanda-Europa-Planeta-Tierra-Sistema-Solar-Vía Láctea-Universo :)

      Eliminar
    3. A lo mejor estoy equivocado, pero esto es un blog donde cada uno opina libremente sobre lo que le parece en programa. Esto se hace, como apuntan MLuisa y Aisha con humor e ironía la mayoría de las veces. También hay cosas que no nos gustan y lo comentamos. Por cierto, creo que olvidas (o quizá no hayas seguido todas las entradas de este blog, que merece la pena, y mucho) que de vez en cuando se apuntan cosas positivas (las menos, por desgracia) e incluso sugerencias. El único objetivo es pasar un rato divertido opinando sobre un programa de TV que tras empezar como un talent show de cocina, ha derivado peligrosamente hacia el reality puro y duro.

      Eliminar
  33. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  34. La verdad que esta semana me ha cogido con bajón de MC. El programa me pareció aburrido. Seguí las dos primeras pruebas básicamente para comentar en el directo aquí en el blog. Y del tema bogavante y la conclusión del programa me he enterado por Javi.
    La verdad, lo único interesante del programa de esta semana ha sido leeros a vosotros... hasta ha tenido "su punto de gracia" el troll... Al menos más que MC.
    La semana que viene no sé si estaré por aquí porque mañana me voy para Barcelona a visitar a la family que aquí los niños tienen vacaciones.
    Si no se encarta nada el miércoles, pues igual nos leemos :)
    Saludos a todos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, vienes un día antes y pillas Sant Jordi. Aunque siendo sábado había que ir con lanzallamas...

      Disfruta de las vacatas y bienvenida!

      Eliminar
  35. Hola a todos, soy un fiel seguidor del blog y quería dar mi opinión. Creo que la campaña "vamos a echar a Esmeralda", orquestada por el programa, ya está en marcha. Todos sois escépticos con la legalidad y transparencia del programa, pero habéis sucumbido ante esta campaña. ¿De verdad os creéis lo que habéis visto?, ¿No estáis siendo manipulados para que vuestra opinión apunte en una dirección?, ¿De verdad creéis como decís alguno que Esmeralda no cocina nada?.

    Si analizáis éste tercer programa (también en los anteriores), desde la primera prueba podéis comprobar cómo a Esmeralda no la dan bola en el cocinado, sólo ensalzan sus gestos y comentarios puntuales, encasillándola en el perfil que les interesa. Se puede apreciar en su cara y tono de voz, que no se encuentra bien y, lejos de interesarse por su estado, lo obvian. Evidentemente, en ese estado, en el plato de Carlos pocos sabores y aromas podía detectar, excepto los puramente visuales y táctiles, pero eso no se tiene en cuenta, ni lo mencionan. Sin embargo lo de otros lo ensalzan, que casualidad que por ejemplo lo que hace Natalia todo está bien, lo tiene todo: guapa, humilde y buena cocinera. Si queremos ser críticos, habría que leer un poco más allá de lo que vemos en pantalla.

    En la segunda prueba, la de equipos, Esmeralda es obligada a trabajar con Rocío, a sabiendas que eran incompatibles. ¿Orquestado?. Que cada uno piense lo que quiera, pero ¿por qué entra el refuerzo Dania, después de que han repartido las tareas? Y además, ¿por qué Dania y no cualquiera de los otros 14 finalistas?, bueno, este es otro debate. Esmeralda intenta trabajar y ser fiel a las órdenes de Samanta de España, pero Rocío pasa totalmente de hacerlo. Durante la prueba lo único que vemos, son los cortes de los comentarios irónicos de Rocío y Esmeralda intentando marcar pautas sin conseguirlo. Aun así terminaron de hacer todos los postres, no como el equipo rojo. Entiendo totalmente que terminara "hasta los c..." de ella, y en la valoración final asumiera la crítica con dignidad. Por cierto, no hubo ningún corte con las opiniones de los comensales respecto al cup-cake, ¿realmente no gustaron, o ya estaba escrito el final?

    Y por último, la prueba eliminatoria, con Virginia salvando a Rocío porque había sacado la prueba, buen argumento, sí señor, y Samanta de España, diciendo que estaba de acuerdo con la decisión, ecuánime como ninguna, cuando Rocío no la había hecho ni caso. Como ya alguien ha comentado, Esmeralda buscaba el arroz para hacer un "arroz con bogavante", pero no lo encontró (extraño que no haya este ingrediente), teniendo que improvisar sobre la marcha. Hubo más concursantes que no utilizaron el bogavante, pero la atención se centró en que Esmeralda "indultó" al bogavante, flagrante delito, incluso se remarcó por parte del jurado, cuando podrían haber ensalzado el "respeto al producto" tan instaurado en cocina, que es lo que entiendo que quiso transmitir Esmeralda. Pero interesa vender la candidez, el amor por la Madre Tierra y el Universo… ¿Podremos ver cocinar a Esmeralda? Me temo que la suerte está echada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante argumento, hay que estar pendiente de esto, a ver si entre todos podemos desenmascarar todas las tretas del programa

      Eliminar
    2. No tengo ninguna duda de que a Esmeralda le han hecho quedar peor de lo que tocaba (con un matiz que luego diré), porque que nos enseñan lo que quieren para que pensemos lo que les interesa está clarísimo desde la primera edición.

      En el enfrentamiento con Rocío, personalmente no puedo ponerme del lado de Rocío. El rollo este de "me ha dejado con el culo al aire"...bueno, mira, es que en ese pozo se metió ella sola. En lugar de argumentar con un poco de serenidad que, efectivamente, habían tenido un problema con el horno, se lanzó a degüello, con muy pocas formas, y encima pretendió meterle a Esmeralda en un pollo que se había buscado ella sola. Si va de guerrera, que apechugue con las consecuencias y deje a los demás hacer su guerra.

      Dicho lo cual y volviendo al inicio, lo de siempre: que nos muestras las cosas sesgadas etc etc...de acuerdo, pero que hay cosas que son difícilmente manipulables, también. Lo cierto es que en la prueba de eliminación Esmeralda presentó una pedazo de ñapa de plato consistente en dos cigalas enteras con su cáscara y todo y una salsa por encima (que podía estar de lujo, pero ya) y eso no es muy manipulable. Fue casi como que le pidieran una paella y presentara el arroz aún metido en el paquete...

      Eliminar
    3. Efectivamente el plato con las dos cigalas puede ser infumable, o no, ya que ¿como podemos saber que era mejor el de Natalia? Natalia presentó una crema de patata con aroma a marisco (que ella misma dijo que sabía poco a marisco), cuatro "camarotes" y una tosta de pan, y lo pusieron por las nubes. Vuelvo a insistir en que es fácil ensalzar algo que no podemos probar y basarse en lo puramente visual, o viceversa. Pensando en el respeto al producto, destrozar algo como esas cigalas, para hacer un carpaccio o una crema es una barbaridad y a lo mejor es más coherente lo que hizo Esmeralda. Lo dicho, como no lo hemos probado no podemos opinar, por lo que pueden dirigir nuestro pensamiento en la dirección que quieran. Tenemos que ser hábiles a la hora de analizar el desarrollo del programa. Considero que Esmeralda es una víctima más.

      Eliminar
    4. Es triste pensar que creer a los jueces de MC se ha convertido en un acto de fe, pero ya son demasiados indicios (en todas las ediciones) como para pensar que Anónimo no anda desencaminado.

      Eliminar
  36. Pues con el tema de que faltara el arroz en la despensa yo tampoco lo veo tan mal como vosotros. Si hubieran puesto el arroz, el 90% de los concursantes quizás hubiera tirado al tan famoso y resultón arroz con bogavante. Al quitar el arroz hizo que se estrujaran los sesos y buscaran una alternativa para hacer con marisco. Y a la vista está que casi ninguno estuvo a la altura de la situación....

    Bonus track: Nadie dice nada del tono de llamada de Bordi???? Ojiplática me quedé, jajajajajaja.

    Un saludo,
    Patricia

    ResponderEliminar
  37. Lo único relevante del capítulo de ayer en Masterchef fue la salida de Esmeralda, salio quien tenía que salir, le habían regalado una semana más en el programa, la verdad no se quien le dijo a esa Señora que sabia cocinar, como es posible que ni flambear sabe, algo tan sencillo como eso y se hizo un desastre, no veía a sus compañeros como lo hacían. Pobre Esmeralda. De resto, me encanto el liderazgo de Rocío, muy bien por ella, manejó el grupo a la perfección y ganó sobrado el equipo azul. Al Bordi se le salia la baba por Natalia (Y a quien no) y no se que pueda suceder allí entre ellos dos a futuro.

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. Felicidades por esta crónica, Javi, una de tus mejores hazañas. Ni dudo, además, que el obulato jamás, jamás, falte en tu casa. De algo hay que dar de comer a los buitres famélicos que nos esperan en casa...

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe