Masterchef 3.3: La lágrima como tendencia

miércoles, abril 22, 2015

Qué bien aprendida traen la lección los aspirantes de este año y como abusan de ello los regidores de este programa. Está muy claro, por encima de cocinar bien (e incluso de cocinar, a secas) está tener historias escabrosas que contar y sacar la lágrima a pasear a la primera de cambio. Lágrima al ser criticado, lágrima al ganar, lágrima al perder, lágrima cuando me pongo nerviosa, lágrima cuando me echan y finalmente la versión más surrealista, lágrima cuando me nombran.

Sally promete espectáculo, aporta dramón peronal + lágrima ultrafácil (finalista fija)

Aparte de las lágrimas, poca chicha que sacar del programa de hoy. Una primera prueba en la que hemos conocido a los hijos de Samantha y Pepe y al sobrino de Jordi, una prueba grupal en la que los guionistas han demostrado que andan muy cortitos de ideas (la historia de duros moteros llevando tarteritas a los médicos como homenaje no había por donde cogerla) y una prueba de eliminación en la que han dedicado más tiempo a la subasta de los productos que a la propia competición.

Quemando rueda para entregar a tiempo las tarteritas

Llama mucho la atención el hecho de que los jueces parece que van muy de revoluciones, están con el reproche despiadado a flor de piel y tanta insistencia en humillar al que se equivoca y en "ganarse" el respeto de los concursantes a fuerza de imponer un "si, chef" que a muchos no les sale espontáneamente resultan ciertamente sobreactuados. En este caso, el principal damnificado fue Pablo, que tras deconstruir un león come gamba, fue obligado a tragarse una patata cruda entera en plan hamster, entre las risas de los divertidos miembros del jurado. Muy desagradable de ver y muy lamentable de contar, son actitudes intolerables en cualquier ámbito, que, en otro contexto podrían bordear el acoso (no deja de ser un abuso de una posición dominante). A lo mejor es que están entrenando para el campamento de Masterchef y necesitan imponer esa disciplina casi militar que estamos observando.

"Ya no me pasa". El hamster Pablo, intentando meter para dentro la patata cruda




PRUEBA DE PRESIÓN: LOS NIÑOS A ESCENA

Esta primera prueba del programa resultó muy difícil de entender. En principio parecieron querer dar protagonismo a los niños, hijos y sobrino de los miembros del jurado, pero luego, y de una manera tremendamente forzada, se sacaron de la manga a los hermanos Torres, que hicieron el paripé un rato para acabar haciendo publicidad no disimulada de su programa.

Los "Torres Gemelos" fueron ningunea-2

Pues eso, como ya habían avisado, en esta primera prueba el jurado habitual estuvo en la sala anexa disfrutando de las evoluciones de sus retoños, los verdaderos protagonistas. La hija de Samantha, el hijo de Pepe y el sobrino de Jordi aparecieron carcaterizados como los auténticos miembros del jurado y se dedicaron a imitar sus principales tics ante la divertida mirada de todos.

La verdad es que dan el pego bastante bien...

...y ellos se partían el pecho con los niños

Pero la realidad es que, de tanto imitar y no dejarlos ser ellos mismos, acabaron resultando bastante cargantes, y eso que los chiquillos lo hacían bien. Estuvo divertido el paseillo por las cocinas mientras los concursantes estaban trabajando, pero la pre-cata se la podían haber ahorrado perfectamente y haber ido directamente a la cata real donde realmente se acabaron las bromas.

Encina no dejó que el mini-Jordi le vacilara

Pero volviendo a la prueba en si, por allí aparecieron los hermanos Torres para demostrar que lo de la semana pasada con Quique Dacosta fue sólo un espejismo. Presentaron sus extrañas interpretaciones de varios platos tradicionales, un cocido, un bocata de jamón y unos espárragos con mayonesa (por cierto, que Eva señaló en este punto que no todo el mundo está capacitado para abrir una lata de espárragos, a lo que Encina le respondió con mucha cintura: "sobre todo si es manco").

Uff, lo del cocido es difícil de creer

Esta presentación sirvió como excusa para retar a los concursantes a preparar tres reinterpretaciones en formato tapa de los platos que ellos quisieran. El resto del tiempo que duró la prueba, los Torres deambularon como almas en pena entre los concursantes y los niños y al final hicieron aquello que habían venido a hacer, promocionar su programa en esta misma cadena. (Un poquito más de publicidad, vamos)

De las labores de elaboración de los platos poco podemos decir, porque se centraron tanto en mostrarnos a los niños recitando su repetitivo guión y a sus padres y tío partiéndose el pecho en la sala anexa que apenas pudimos pillar nada, si a esto sumamos que había 42 platos en ejecución, el seguimiento se hace complicado. Así que pasaremos directamente a la cata-escarnio público.

A los niños los vimos mucho y a los concursantes, poco (la niña es clavada a la madre)

Cinco fueron los elegidos para la gloria, los que fueron llamados para que sus platos fueran sometidos a cata pública, todos ellos acudieron a la mesa con la ilusión de poder ser capitanes de la prueba de equipo, pero lo que no sabían, ingenuos que son, es que dos de ellos iban a ser machacados y humillados por el jurado tal como lo fuera Alberto la semana anterior.

El primero en pasar fue Víctor, al que habían llamado la atención por moldear una bola de ensaladilla con las manos para darle forma de albóndiga, lo que nos hizo sospechar que podía ser despellejado. Pero, sorprendentemente, el jurado alabó bastante sus intentos de ser creativo y su poco apetecible albondigón manoseado de ensaladilla rusa pasó de pronto del infierno al cielo.

Pues a mi me sigue pareciendo muy malo

El siguiente en mostrar sus creaciones fue Kevin, ese que todos dicen que cocina fantásticamente. Lo más destacable de sus tapas fue una extraña mezcla de fritanga a la que llamó pescadito frito "fish & chips" y lo peor de todo, su versión del bocadillo de calamares que incluía calamar, queso y en ves de pan dos tacos de tocinaco de un dedo de gordos.

Vaya tela...

Hat trick de proteínas, a la nutricionista le dió un síncope en ese momento

De acuerdo totalmente con el jurado en que los platos, y en especial el falso bocadillo de calamares, eran un truño del tamaño de Ohio, pero hacer al muchacho que se comiera el tocinaco medio crudo ahí a palo seco, me parece tan humillante que no puedo entender cómo una cadena pública se puede permitir estos lujos. Obligar a una persona a hacer algo en contra de su voluntad, aunque sea mayor de edad y tenga firmado lo que tenga firmado, es un abuso de posición dominante por parte del jurado, al que todos obedecen como corderitos como si les fuesen a eliminar si no lo hacen. Además, este tipo de conductas, mostradas como normales en programas como este, pueden ser muy malinterpretadas y llevadas a otros ámbitos donde pueden ser muy dañinas para la persona que las sufran (en el patio de un colegio, en una oficina o en la intimidad de un domicilio, por ejemplo)

Kevin, obligado a rumiar el tocinaco

Mas suerte tuvieron Carlos y Sally, los dos grandes aspirantes hasta el momento , que se salvaron de las críticas del jurado y pasaron con nota alta esta primera prueba. Ambos parecen saber cocinar, pero a ella le veo mucha más ambición por competir y ganar. Tiene muy bien estudiado lo que quiere el programa (no creo que sea casualidad la similitud estética entre su crema de espinacas y espárragos y el cocido que hizo Pepe hace dos temporadas) y combina a a la perfección golpes de efecto culinarios como este con historias dramáticas y arranques de llanto emocionado.

Uno de los platos de Sally, muy parecido al cocido que preparó Pepe en MC1

Pero el premio gordo se lo llevó Pablo. El José David en versión pokemon evolucionado, perpetró, entre otras lindezas, unos tolondrones de patata cruda que pretendían ser su versión de la tortilla española y que hubiera firmado el mismísimo Alberto.

Cabeza de león come gamba con la parte de arriba tostadita

Insisto en el mismo argumento que con Kevin. El plato era lamentable, y si esto fuera de verdad un concurso de cocina con 15 aspirantes seleccionados de entre 15000 por ser los mejores, podría entender que hubiera críticas durísimas. Pero como el casting es lo que es, cada uno hace lo que puede dentro de sus capacidades, que en algunos casos son escasísimas, y si salen bodrios como este, tan culpable es el que lo ejecuta como el que lo ha puesto ahí descartando a candidatos mejores para sacar tajada de un determinado perfil.

Por eso, aunque este muchacho tenga un perfil de llorica y la dignidad la lleve arrastrando por el suelo, hacerle comer entre risas, esa patataza cruda e incomible vuelve a ser una humillación intolerable que denigra al jurado a niveles impensables. Si lo que presenta el candidato está malo, crudo o incomible, critícalo, incluso hazlo a conciencia, puedes hasta expulsar al candidato si lo crees oportuno, no hay ninguna necesidad de humillarlo. Si resulta desagradable ver a personas sufrir a causa de lo que hacen otras, más aún lo es ver a estas otras disfrutar de la humillación del primero.

Cabeza agachada, ojos cerrados, la viva imagen de la humillación

Después de esto, el resultado era lo de menos. Ganó Sally, seguida de Víctor, y ellos fueron los capitanes en la prueba de equipos, pero la proclamación de Sally como ganadora de la prueba sólo sirvió para que presenciáramos un nuevo episodio de emocionada llantina, seguido de conmovedora historia, igualmente lacrimógena.


PRUEBA DE GRUPO: TOCANDO FONDO

Si una prueba fue esperpéntica en el programa de ayer, esa fue la prueba grupal, que llevó al equipo del programa a Alcalá de Henares. Cabe pensar que en vísperas de la entrega del Premio Cervantes y en Alcalá de Henares, la hilazón de la prueba sería literaria. Nada más lejos de la realidad, a los lumbreras que guionizan esto se les ocurrió hacer un homenaje a los profesionales de la sanidad, pero tuvieron que irse a Guadalajara para que los de Madrid no los corrieran a gorrazos, esos mismos que llenaron las calles durante meses para intentar evitar la privatización y la degradación de los servicios públicos de salud, esos mismos que fueron ignorados un día si y otro también por la misma cadena que pretende "homenajearlos". No hay palabras.

Sally, como campeona de la prueba tuvo el privilegio de elegir su equipo, pero....

Pero vayamos a la formación de equipos que luego abundaremos en el homenaje. La campeona de la prueba anterior, tuvo la ventaja de poder elegir a su equipo, y escogió a Carlos, Encina, Lydia, Raquel, Mireia y Kevin. Pero como en este programa son así de graciosos, la ventaja se tornó perjuicio cuando obligaron a los capitanes a cambiar los delantales. Y digo yo. ¿no es de cachondeo que ganes una prueba individual y, a capricho del jurado, la ventaja se vuelva perjuicio?

Momento intercambio

El presunto homenaje consistía en preparar un menú por equipo para un grupo de profesionales sanitarios, pero éstos estarían divididos en dos grupos. En la cantina del hospital estarían los pringaos, los que están al pie del cañón y en su puesto de trabajo (no vaya a ser que pierdan un minuto de más); en una lujosa sala de parador, con manteles de tela y vajilla buena estarían los importantes, las eminencias, esos que, por estar donde están, "merecen" un trato distinto al del resto de los mortales. Ahí si que vinieron los de Madrid, ahí no había riesgo de que sacaran los pies del plato. ¿A alguien le extraña que se use tanto últimamente la palabra "casta"?.

Masterchef desde sus inicios representa lo más rancio de los valores de nuestra sociedad, una España de curas, toreros y VIPS, que rinde pleitesía a los que pertenecen a ciertos grupos sociales sin valorar en absoluto los méritos personales o profesionales de unos u otros, una España anticuada y servil con la que no me identifico y a la que no quiero pertenecer.

Las eminencias se saludan entre ellos

Para hacer aun más patente la diferencia entre unos y otros, la comida de los curritos sería empaquetada en cutres recipientes de plástico e introducidas en unas tarteritas muy cuquimonas para su transporte.

A esto lo llamaron "emplatar"

Pero ¿a quién avisamos para el transporte?. Pues no se les ocurrió nada más absurdo e inconexo que llamar a un grupo de moteros. ¿Alguien puede explicar qué relación existe entre los moteros, los profesionales sanitarios y el transporte de mercancías?. Es que no lo acabo de pillar. Además, mucho ecoembes de las narices a todas horas y usan envases de plástico desechables y los transportan de dos en dos. Hay que cuidar ese postureo ecologista, que da un poquitín el cante.

Eh, colega, yo ya he cargado mis dos tarteritas

Pues con esta perspectiva comenzó la prueba. El grupo rojo finalmente liderado por Víctor y completado con Carlos, Encina, Lydia, Raquel, Kevin y Mireia se encargó de preparar sopa de ajo con marisco y unas rosquillas de Alcalá , mientras que el azul que lideraba Sally preparó una ensalada de ahumados y canelones. Tuvieron que preparar una primera remesa de 80 raciones para cargar en las motos, y ya con más tranquilidad, una segunda remesa bien presentada para las eminencias.

Este era el reto del equipo rojo

La decisión de la victoria en esta prueba no se fraguo tanto en el resultado final de los platos como en la dinámica de trabajo. Mientras que en el equipo rojo todos trabajaron a buen ritmo y superaron bien las dificultades que fueron surgiendo, en el equipo azul todo fueron problemas, desde el retraso en los platos, hasta el exceso de tranquilidad de varios de sus miembros.

La primera parte de la prueba fue resuelta con más o menos solvencia por ambos equipos. Se vivieron momentos de prisas y nervios, pero los platos al final llegaron, se empaquetaron y se montaron en las motos como estaba previsto.

Pero en la segunda mitad se evidenciaron graves problemas de coordinación en el equipo azul. Cuando faltaban pocos minutos para servir la ensalada de las eminencias, Pepe advirtió que nadie se estaba ocupando de ello, así que deprisa y corriendo se pusieron a emplatar las 80 raciones correspondientes.

La falta de espacio obligó al equipo azul a emplatar bajo la mesa

También salieron a la luz ciertos problemas logísticos. La organización no había habilitado suficiente espacio para el emplatado y algunas de las ensaladas fueron aliñadas literalmente debajo de la mesa porque sobre ella no había ni un milímetro aprovechable.

La consecuencia de este retraso considerable fue un cambio en el orden de los primeros platos, y fue la sopa de ajo y marisco del equipo rojo la que entró en primer lugar. Ya sabemos que en estas ocasiones, los comensales, que a fin de cuenta vienen invitados, no son excesivamente duros, y la sopa pasó con bastante buena nota por los paladares de tan selecta concurrencia.

Aunque la pinta era deplorable, dicen que no estaba mala

Mientras tanto, una parte del equipo azul preparaba frenéticamente las ensaladas, pero Fidel y Andrea, a cierta distancia conversaban de lo bonito que era trabajar con tranquilidad mientras que pintaban con bechamel los canelones como si fuera un cuadro. Esta conversación llegó a oídos de Pepe que acudió raudo a abroncar a Andrea. La modelo chiquiimona se vino abajo y, como no, fue presa del llanto. Fidel intentó animarla, pero solo Jordi "todo mono" consiguió devolver la sonrisa a la cara de Andrea.

Fidel intenta consolar a la desdibujada Andrea

Por fin salieron las ensaladas, emplatadas de cualquier manera y aliñadas cada cual de un modo distinto, pero salieron. Sin embargo los comensales fueron bastante más cabroncetes con este plato y en general gustó bastante poco por su falta de aliño.

Así de cerca no se ve tan mal

Pero no habían terminado los problemas en el equipo azul. Para hacer los canelones, habían cocido la pasta demasiado pronto, de modo que a partir de un determinado momento las placas empezaron a secarse y a pegarse unas a otras. Muchos fueron los que intentaron despegarlas, pero la situación era cada vez peor, hasta que llegó un punto en que se hizo necesario cocer una nueva remesa de placas.

Intentando despegar

Al final el resultado fue muy poco vistoso, con unos canelones bastante deformes y un emplatado muy cutre. Hubo división de opiniones entre el público, perio más o menos existía la coincidencia en que estaban buenos de sabor pero un poco secos.

....y este es el que escogieron para la foto, imaginaros el resto

El plato más agradecido fue el postre, las rosquillas que elaboró el equipo rojo. Un plato sencillito y resultón, al cual incluso tuvieron tiempo de añadir una filigrana de chocolate que no estaba prevista. Fueron muy bien acogidas por los comensales, todo un triunfo.

Pienso que el equipo rojo tuvo ventaja con este plato

Con lo ocurrido, el resultado final estaba más que cantado. El equipo rojo, el que lideraba Víctor ganó la prueba, y el equipo rojo de Sally se las vería en la prueba de eliminación. Nueva llantina, en este caso, otra vez Andrea.

Fidel se muestra muy atento a cualquier movimiento de Andrea


PRUEBA DE ELIMINACIÓN: ¿QUIÉN DA MAS?

La prueba de eliminación introdujo una variable nueva, algo extraño y positivo después de 2 ediciones de Masterchef y otras dos de Top Chef. Se trató de una subasta entre los candidatos de los productos principales para elaborar sus platos, pero no arriesgaban dinero, sino que al pujar renunciaban a parte de su tiempo.

Pepe, con las manos en la maza

Podía haber sido una idea interesante, sobre todo si hubieran estado a la vista todos los productos desde el principio, pero como se iban desvelando a medida que se subastaban, las pujas fueron bastante conservadoras, intentando asegurar algún producto parea así evitar una sorpresa de última hora.

Antonio por poco le saca el hígado a Fidel

Después de la subasta, la distribución de productos entre los concursantes fue así: Mila se quedó con una bandeja de fideos, Sally con un cuenco de "carillas", Fidel pescó el hígado de ternera en dura pugna con Antonio, Andrea prácticamente se abalanzó sonre el brócoli, Sara optó por la caballa, Antonio por unos chuletones imponentes, aunque sólo se quedó con 25 minutos para cocinarlo, y el llorica, se quedó con lo que quedaba, un cazón que descompuso al valenciano.

Fue presentado como un exótico tiburón, pero el cazón es un pescado muy habitual

Sara fue la primera en pasar por el severo ojo del jurado. Para su elaboración se decidió por dar una cocción muy suave a la caballa, a la plancha sólo por un lado y aderezarla por el otro con una vinagreta de frambuesas, unos chips de alcachofa y unas verduritas.

Uff, ese lomo crudo con esa especie de mermelada por encima...

El veredicto estuvo acorde con el aspecto del plato, no gustó nada. era un plato insulso en el que no se había sacado partido a un producto de calidad como este.

Después llegó el turno de Antonio, quizás el que tenía el producto más sencillo, el chuletón. Lo primero que hizo el sevillano fue destrozar la pieza en pequeños fragmentos, los cocinó mucho más de lo necesario. Después, acompañó esos "corazones de chuletón" con unas patatitas muy normales, de modo que cuando se puso ante el jurado, ya sabía que lo iban a poner a parir.

Yo pido un chuletón y me ponen esto y le monto al cocinero un "leóncomegamba"

La opinión del jurado fue la esperable, que si has destrozado el producto, que si esto tendrías que haberlo hecho de esta manera, todo ello mientras Antonio pedía disculpas por el mamarracho perpetrado. Después de dos concursante, dos fracasos.

Antonio, certero en el análisis

La primera alegría vino con Sally, que se marcó un plato muy bien resuelto con un producto poco vistoso como son las carillas. Presentó un estofado con muy buena pinta, que además alegró con una salsa criolla para aquel que le guste meterle un poco de chispa al guiso. La valoración del jurado fue muy buena y se ganó su continuidad en el concurso.

Pepe probó la salsa criolla así, a pelo

Fidel arriesgó muy poco y preparó su hígado de ternera de la manera más conocida, encebollado, aunque el lo acompañó de chips de ajo y ajos tiernos. Para empezar, la pinta del plato no era muy apetecible, pero sobre todo, Samantha reveló que se había equivocado al cocinar el hígado media hora antes del emplatado en vez de hacerlo al final. Pero pese a todo, el jurado valoró positivamente su intención y Fidel pudo respirar tranquilo.

Veo el hígado con incrustaciones negruzcas

Por fin llegó el turno de Andrea, que traía como argumento una cosa muy extraña a la que llamó "iglú de brócoli y coliflor". Una plasta amorfa de brócoli, coliflor y kilo y medio de queso que no había por donde cogerlo.

Muy cerca del nivel del león de marras

Más caña para Andrea. Se habló de producto maltratado y Jordi la advirtió de que estaba en la cuerda floja. A partir de ahí se multiplicaron los planos de Andrea, para que así pudiéramos "disfrutar" de la angustia de la modelo.

Pablo lo tuvo difícil porque no conocía el producto y sabía que había hecho una porquería de plato, sin embargo siempre es bueno saber que uno cuenta con las palabras de animo de los compañeros para afrontar estos momentos...

Kevin lideraba a los hinchas

El cazón es un pez cartilaginoso muy sabroso, con una carne deliciosa que absorbe muy bien los sabores en líquido, por eso se prepara muchas veces en adobo o marinado. Pablo se equivocó al cubrirlo de especias, porque el pescado no toma el sabor de la misma manera.

Después vino un nuevo episodio esperpéntico, Pepe tomó la cabeza del pescado y trató de imitar las habilidades de José Luís Moreno mientras movía la boca al cadáver del animal. Y luego hablan de respetar el producto.

¿Nunca te han dicho que con la comida no se juega?

Por fin, llegó el turno de Mila que había apostado fuerte por un producto humilde como los fideos. Se marcó unos buenos fideos con verdura que levantaron buenos comentarios del jurado. Junto con Sally y Fidel, ya se veía salvada.

Solo con verduras, consiguió defender el plato

Tras la deliberación, Sally y Mila fueron decretadas como las mejores e inmediatamente se incorporaron al balcón. De los cinco restantes, dos fueron salvados apelando a sus posibilidades de evolución futura, Fidel y Andrea.

Andrea y Fidel respiran en el momento de su salvación

De los tres que quedaban, Pablo, Antonio y Sara, cualquiera podía haber sido el elegido, pero optaron por Sara no sabemos muy bien por qué. Da la sensación que, de los tres, era la que más posibilidades de un futuro en el mundo de la cocina, pero parece que han pesado en la decisión otras razones más relacionadas con el juego que pueden dar delante de la cámara.

Sara, antes de la decisión, ya lo vía venir

El programa terminó de la misma manera que se había desarrollado, con un festival de lágrimas a troche y moche, una costumbre que se va convirtiendo en tendencia semana tras semana y que amenaza con convertirse en el factor que acabe con este programa, que de concurso de cocina se va poco a poco convirtiendo en un reality show de libro.

...y la semana que viene...carajazo


¿Y AHORA QUÉ? LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN

Seguimos sin tener aun demasiados elementos de juicio para juzgar estos concursantes, aunque tras dos programas, las primeras impresiones apuntan a que el nivel es mucho más bajo que en las ediciones anteriores:

  • Sube Sally, cuya combinación de competitividad, drama, preparación del personaje y preparación concienzuda del concurso la convierte en la principal candidata.
  • Sube Víctor, cuyo buen hacer en la primera prueba ha mejorado la penosa impresión inicial.
  • Sube Mila, que defendió con un buen plato su presencia en la prueba de eliminación.
  • Sube Encina, cuya solvencia en la cocina tradicional le dará para sobrevivir varios programas, pero que será liquidada con espumas o esferificaciones cuando la productora lo estime oportuno.
  • Se mantienen Carlos, Lydia, Mireia y Raquel, que pasaron de puntillas por el programa y no nos dieron más pistas de su posible rendimiento.
  • Se mantiene Fidel, pero en un nivel muy bajito, porque su hígado encebollado no estuvo a la altura, aunque al menos intentó algo. Sus infinitas penurias lo hacen carne de salvación.
  • Baja Andrea, que después del episodio del pollo crudo empeoró aún más su rendimiento con su incomprensible destrozo de brócoli a la que llamó iglú.
  • Baja Kevin, que independientemente de que no mereciera la humillación hizo ese intolerable engendro triproteico que intentaba emular el bocata de calamares.
  • Baja Pablo, el llorica que empezó mal cn sus Torres Kío de patata cruda y terminó peor, con su incapacidad para sacar algo decente del cazón.
  • Y baja, y mucho, Antonio, que empieza a encasillarse en el ya tan manido papel de graciosillo andaluz que tantísimo nos molesta a los propios andaluces. Su atentado contra tan noble chuletón debería tener pena de cárcel o como mínimo, expulsión sumarísima.



También te gustará

110 Comentarios

  1. Hola! Llevo un tiempo leyendo tus crónicas pero no me había animado a comentar aún jaja.
    Muy decepcionado con esta edición. Lo del #leoncomegamba tenía su gracia, pero esto ya no hay por donde cogerlo.

    Los concursantes tienen un nivel muy bajo en todas las pruebas. Salvo de la quema a Sally, que apuntaba maneras desde el casting, aunque es insufriblemente llorona y me da a mí que muy lista (viene con la lección aprendida de casa); y a Carlos, que no trago su pose de cani pero al menos no lo he visto meterse con nadie y parece que tiene maña.
    Pablo es ya el saco de boxeo oficial, el pringado del programa. Aunque es llorón hasta rozar lo exagerado (quién sabe si es alguna estrategia, con esa realización cualquiera sabe), despierta mis simpatías cada vez que veo a alguna arpía desde la barrera haciendo burlas o críticas, especialmente cuando no han demostrado gran cosa y tienen la suerte de caer en grupos ganadores (¿verdad, Kevin?). Aunque definitivamente, un programa como este no es para alguien en apariencia tan blandito. El momento hámster ha sido patético y tremendamente incómodo de ver. Yo como espectador no quiero ser cómplice de eso. ¿Este chico no tiene dignidad o qué? Yo les habría escupido la patata a la cara.

    En este programa se ha notado como nunca la aportación de cosas completamente bobas. Directamente se ríen de los concursantes. Primero con lo de los niños, que han estado forzadísimos y repelentes. Luego la puñalada trapera del cambio de equipos (vale, esto igual puede dar algo de emoción a la cosa, sería demasiada ventaja si no). Cómo crean malos rollos entre los concursantes. ¡Eso no es competitividad! Es simplemente ganas de crear morbo. La subasta sí fue interesante, pero sinceramente, no aporta nada desde el punto de vista culinario. Otra cosa sería si los ingredientes estuvieran descubiertos desde el principio, pero claro...
    Me pareció muy injusta la eliminación de Sara. Creo que ante tres platos malos, se quedaron con los dos peores simplemente porque a Pablo y al andaluz les queda mecha todavía. Ella no la había pifiado tanto como los otros dos. Pablo era el que tenía que haberse ido, pero también es cierto que lo tuvo más difícil (que apuro da este hombre, habla más que un sacamuelas, serás mi favorito pero eres de un cargante a veces, hijo...).

    El adelanto de la semana que viene, con eso de los jueces sacando a los concursantes de la cama, no es nada prometedor. Qué será lo siguiente, ¿ver cómo hacen un mar y montaña bajo las sábanas? Ja.
    Una cosa es reirse de lo estrambótico de algunas situaciones, pero se llega ya a unos puntos de tensión y absurdo que resulta desagradable. Los jueces están este año en un plan que resulta directamente sonrojante. Me estoy planteando dejar de verlo y seguir en su lugar tus excelentes crónicas, seguro que al menos con ellas sí paso un buen rato. Perdón por el tochillo, pero este episodio no me ha gustado nada, al menos el anterior me dejó en la cama con una sonrisa.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

  2. Excepto la lacrimogena Sally y destellos del choni de Toledo ... que tienen toda la pinta de que van a ser los dos finalistas, lo demás no se salva ni el tato .... y eso que yo escuché decirle a Pepe que los concursantes de este año elevaban el nivel de años anteriores ... creo que no especificó si se refería al ámbito de la cocina o del drama.
    Anoche echaron a una de las menos malas de todos los platos cocinados ... porque había gente para echar directamente ... se quedaron con el gracioso sevillano que la verdad yo no entiendo ni jota de lo que dice y el insufrible karateka valenciano, que es tan patético que uno piensa si esta actuando o es así de verdad ... no puedo con este tío. Uno destrozó un chuleton y el otro un pequeño tiburón ....
    Vale lo del tiburón puede pasar no saber cortarlo y tal ... coño pero no se ha comido nunca un cazón en adobo? ... y lo del sevillano .... con el hermoso chuleton que le había tocado en la prueba ... es para decirle directamente coge los cuchillos y vete ... pero a tomar por saco!!!
    Claro que el Valenciano ya antes de esta prueba de eliminación tenía que estar camino de carabanchel ... por presentar en la prueba creativa una patata cruda como plato de cocina .... me da que quería coger las de villadiego como su paisano ‪#‎leoncomegamba‬ .... y por hacer el patético una vez mas en la prueba por equipos ... él, el sevillano y la insufrible modelo barcelonesa ... los tres se lo tomaban con santa paciencia el cocinar 80 ensaladitas (sin entrar en la precariedad de medios del programa, que no habilitaron mesas para dejar los platos que hasta en el suelo los ponían para aliñarlas ... esta ultima, la modelo, se marcó un iglú (telita con los nombres que ponen a sus platos) de brocoli y coliflor que era para darle cera!! no estaba crudo como el pollo de la semana pasada pero vamos un plato a la misma altura ...
    los demás concursantes ... ni chicha ni limoná ....kevin, sigue con su inquina hacía el karateca, y tiene visos de ganar el premio al repelente niño vicente ... la protesica dental ... na de na .... la señora mayor ... sigue por sus fueros .... la nutricionista sin pena ni gloria .... Mila ... Mireia ... Victor ... y bueno el otro que tenía que estar en la puñetera calle el tal Fidel .... la verdad que ayer el jurado fue bueno con este tipo ... supongo que hay que mantenerlo en el programa, en fin no alcanzo a imaginar como era el rancho que comían en el ejercito cuando el estaba en las cocinas pero si estaba a la altura del chamuscado hígado encebollado de ayer, era como para dejarlo a merced de los marroquíes ... tal cual dejó Franco a los saharauis en la marcha verde.
    Ayer era para echar directamente a Antonio el sevillano, a Pablete el lloreras y a Fidel ... no por maltratar el producto ... mas que nada por no tener ni puñetera idea.
    Lo del jurado este año tela ... han entrado en el juego de la productora, y en vez de comportarse con la seriedad y respeto que reclaman a los concursantes, están a la altura de ellos, no cocinando pero si en comportamiento, humillando hasta el extremo de hacer comerse una patata cruda a un concursante. De juzgado de guardia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi marido es actualmente militar y cuando van de maniobras va destinado a la cocina. De normal, no, no tienen muchos medios para hacer comida decente, pero se las apañan porque es lo que hay, como toca, y así se están entrenando. A parte, la mayoría del resto de comidas en la base creo recordar que lo contratan todo de una empresa civil, y siempre me ha dicho que está asqueroso todo, aunque con contadas excepciones (y según el, menos mal que fuera de su base hay algún bar para comer algo decente).

      Pero si, a mi también me pareció alucinante que echaran a Sara y no antes a Pablo, al sevillano (al que yo tampoco entiendo nada de nada cuando habla, debe de hablar en un idioma nuevo), Fidel o a la modelo llorona de Andrea, que tiene tela también... iglú de brócoli dice... menudo pastajo.

      Yo también pienso que Pablo está jugando a un papel, como dijo uno de los concursantes (¿Kevin?), porque a mi no me parece ni normal. Además, ¿como un karateka que tiene que prepararse también emocionalmente esté prácticamente llorando a cada minuto...? No lo entiendo. Si le das una patada sin querer o le haces una llave qué, ¿se echará a llorar también para evitar que le hagas pupita al muchacho...? Pero el momento de hacerle comer la patata cruda me pareció terriblemente humillante y exagerado. Si tuviese dignidad, aunque ellos sean los jueces, diría NO, me da igual que ellos me lo digan. O a lo mejor en el contrato está en que las humillaciones son gratuitas y tienen que ser sumisos, pero vamos, que es una vergüenza enorme.

      Eliminar
  3. Creo que debió irse Andrea. Es la niña mimada, la protegida y no merece para nada estar ahí. Qué plato era "eso"?? La pinta era vomitiva, literalmente, parecía vómito.
    Los niños que pintaban? Para que fueron? Repelentes y cargantes al máximo
    Los moteros pintaban aun menos
    Llevarlos a la ciudad de las letras a homenajear médicos no lo veo, ko normal hubiese sido homenajear escritores catedráticos y profesores de letras no?
    Sigo echando en falta que se decida por los votos de los comensales, sería mas justo y tendría mas sentido dar de comer a decenas de personas. Pero claro así no se puede manipular.
    La final será choni versus sudamericana. Está cantado. Puede que hasta dejen a Andrea un poquito más.
    Sara no merecía irse pero ya que sacaron que es lesbiana y no hay nada más que sacar a relucir, ni dramas ni nada que aprovechar pues a la calle!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos olvidemos que solo enseñaron a "la crême de la crême" del mundo de la medicina (pura caspa como decían algunos ayer en el directo), pero de los auxiliares o enfermeros mejor que se queden fuera de plano.
      Los moteros pintaban cero o nada (para eso usar una ambulancia... o hacerlo al lado del hospital dónde hay que llevar la comida... ah, no, que no podemos juntar a la gente que está ahí con "la caspa" de lo más alto del mundo de la medicina en españa...) en la prueba, y me dio mucha vergüenza.

      Muy de acuerdo en que deberían de haber homenajeado a escritores y profesores de letras.

      Eliminar
    2. De acuerdo que llevarlos a Alcala ... previa se sepa el premio cervantes ... no casa con los médicos y si con escritores ...

      Respecto a la prueba de eliminación, es un bodrio tal como esta planteada, voten los comensales o voten los jurados ... lo normal sería valoraciones individuales .... pues del grupo azul debieron salvar a Mila, y Sara porque curraron a destajo .... penaliza tener vagos en tu equipo ... o por lo menos una valoración ponderada mitad valoración grupal a cargo comensales mitad individual a cargo jueces ... pero tal esta así caer en un grupo con la modelo o el karateca lloron, esta destinado a la prueba de eliminación.

      Eliminar
    3. Sospecho que, por as críticas que hubo en la edición anterior a esa ansia elitista de masterchef (y sobre todo de Samantha, que se ve que tiene querencia hacia la clase alta), lo que van a hacer esta vez es un modelo dual: clase de tropa por un lado y elite dirigente por el otro.... Por ejemplo, soldaos en un comedor y oficiales en otro, en ese plan...

      Eliminar
    4. Lo cual es todavía más vomitivo pirque acentúa más el clasismo impeeante....televisión 'pública', en fin.

      Eliminar
  4. Buenas a todos!
    A mi lo de los minichefs me ha parecido simpático, al menos se rompió por un momento la monotonía. No hay que olvidar que esto es un show. Por un momento pensaba que serian ellos los que decidieran los mejores platos (visto lo visto, fácilmente podrían haberle dejado ese papel), pero menos mal que fueron los jueces los que hicieron la cata.

    La primera prueba es que no la entendieron??? Vi pocas interpretaciones. Después de 2 ediciones más la junior ya podían llevar pensado algún plato de este tipo. Y lo de Kevin me resultó de lo más desagradable, mucho más que lo de la patata cruda. Si que es verdad que poner un medio kilo de tocino a modo de pan no es de tener muchas luces, pero hacérselo comer??? Puaj. Eso sí, Kevin aguantó el tirón muy estoicamente. Ya lleva 2 semanas seguidas...

    Pablo es cargante en oído y se hace muy inaguantable. La semana pasada conocimos la historia de su tío moribundo y esta semana hemos sabido que salio de un coma. La semana que viene otro emocionante capítulo: "Llorar en tiempos revueltos"
    Lo triste del asunto es que no veo que destaque nadie a nivel cocina. Los veo muy limitados a todos. Me daba la sensación de que había más nivel en la versión junior y además eran menos prepotentes, contestones y sabidillos. En fin, habrá que esperar.

    Recordando un comentario del año pasado: PROPONGO que impongan una sanción a los concursantes cuando digan 3 diminutivos seguidos en la misma frase: que les quiten un ingrediente o que tengan que cocinar con un trigre de bengala mirándolos o saltando a la pata coja alrededor de un círculo de fuego. Qué pegajoso se hace lo de un lomito de merlucita, con gambitas, ajitos y verduritas. De mis oiditos sale sangrecita durante un ratito. Stop please.

    Un saludo
    Patricia

    ResponderEliminar
  5. Yo estuve en directo y fue indescriptible como me hicieron sentir de avergonzada. Tanto llanto, tanta lágrima y tanta tontería no puede ser bueno. Casi todo lo que opino están en los comentarios del directo, pero esperaré a ver terminada la crónica para seguir comentando.

    ResponderEliminar
  6. Me parece REPUGNANTE el comentario de Jordi haciendo alusión a la guillotina con cestas incluidas. Creo que ya se han rebasado todas las líneas rojas en este programa. En el próximo hará alusión a las cámaras de gas, de Gas Natural por supuesto, la publi descarada que no falte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Reina de Corazones estaría orgullosa.

      Eliminar
  7. Buenos dias! Vaya programita de ayer...lo mejor como siempre, leer cocinarconciencia :-). ¡Por favor Eva Gonzalez fuera yaaaaaa....y sin repesca!

    ResponderEliminar
  8. Se les está escapando de las manos el programa de Masterchef. Alguna cosa que ayer me sobrepaso como: ¿No se supone que para elegir capitanes cogen los cinco mejores platos? Porque a Pablo y Kevin los sacáron para humillarlos. Una cosas es seriedad en el trato y la otra es, tú no me contestes gracioso que te crujo pero yo contigo hago las bromas que me de la gana. Dudo yo que Jordi si a Encina se le atreva a ponerse en ese tono, por que la señora coge y le mete el tocino por las orejas.
    Otros dos apuntes, primero se echa mucho de menos los votos de los comensales, pq si no para que cocinan para tantas personas? y segundo el plato de Sara de ayer ni de lejos era el peor, el iglú no había por donde cogerlo, el rebozado era lamentable y el chuletón... era un sacrilegio que o yo no lo ví pero ni se molestaron en probar. En fin.

    ResponderEliminar
  9. Dos Masterchef y dos TopChef leyendo tu blog Javi y por fin me decido hoy a participar en los comentarios. Intentaré no extenderme mucho aunque tras el programa de ayer no sé yo si lo conseguiré.

    Partiendo de la base de que MasterChef es un concurso (me lo repito a mi misma durante los últimos programas) me parece que se les está yendo un poco de las manos. Esto es un programa de cocina, ¿no? Porque aquí la cocina va perdiendo importancia programa tras programa.Ya en la edición del año pasado hubo momentos para olvidar pero el camino por el que parece que se han metido este año no tiene nombre… Creo que tendrían que replanteárselo.

    ¿Los jueces están para valorar los platos de un modo didáctico, para orientar a los ‘’aspirantes’’ o para abalanzarse sobre ellos como perros de presa a la mínima que ven una oportunidad? Entiendo que quieran buscar el morbo, el ‘’trending topic’’ tan de moda ahora (si no eres trending topic no eres nada), pero ¿de verdad merece la pena? Tengo que decir que yo no he visto Masterchef de otros países pero ¿es ese el espíritu del programa? Porque yo creía que la cocina estaba por encima del show aquí. Eso era lo que lo hacía atractivo para mi.
    Este año, casi me siento en el sofá con una porra para ver a quién van a humillar cada noche.

    En cuanto a los aspirantes, tengo tendencia a adelantarme así que intentaré no precipitarme. Pero, sinceramente, ¿soy yo la única que no ve nivel por ningún sitio este año? Salvo Sally, que tiene pinta de ser la ‘’mala malísima’' de la edición o Carlos (¿?), los demás no terminan de convencerme ninguno… Creo que han flojeado un poco en el casting. Mención aparte para mi es el caso de Pablo aka Pablito aka Gandhi aka Jose David 2.0 evolucionado como un Pokemon ;) No sé si verdaderamente es así (de pusilánime) o es un papel pero YA aburre y sólo llevamos tres programas…. (Sujeto mi lengua aquí que no me quiero desatar).

    Voy a esperar a ver que nos deparan los siguientes programas pero tiene toda la pinta de que vamos a seguir viendo espectáculo tras espectáculo a cada cual mas lamentable.

    Felicitaciones a Javi por las crónicas porque no hay ninguna que no me haya sacado una sonrisa! Leer este blog llega a ser mejor incluso que ver el programa!

    Claudia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tras haber visto todos los Master Chef USA, el de Canadá y los de Australia, te puedo decir que no son nada, pero para nada, así... (yo lo sospeché cuando dijeron que iban a hacer ese programa aquí en España... "seguro que buscarán el morbo y arruinarán la idea del programa" y así ha sido). Por lo menos en estos nunca vi nada de morbo... algún concursante con rencillas sobre otro, alguno con más mala leche que otro, pero ante todo siempre estaba la cocina por delante, los chefs siempre explicaban y daban consejos sobre cocina (y lo que más me gustaban eran los platos, en vez de tanta pijería y minimalismo había de todo), y en el caso de MCAustralia, las "masterclass" las emitían haciendo que fueran también capítulos del mismo programa, era una delicia ver esa edición.

      Si no las has visto te las recomiendo. Sé que Cosmo las emite de vez en cuando, aunque a malas puedes intentar buscarlas en alguna parte de internet (no sé dónde, es lo malo).

      Eliminar
    2. Dos Masterchef y dos TopChef???? quienes son??? y yo sin enterarme!!!

      Eliminar
    3. Diría que es una mera elisión: "Después de estar dos ediciones de masterchef y dos ediciones de topchef leyendo tu blog..."

      Eliminar
    4. Ufff pues si habeis visto el de Usa, no podeís decirme que no les dan cera. Tienen de jueces a Ramsey, Joe Bastiani y un gordito que no recuerdo ahora su nombre, pero es el más suave. Pero Gordon y Bastiani, esos si que no se cortan un pelo. Ahí hay rencillas, peleas, mala leche de los jueces en general, vamos, que vuelan los cuchillos sin protección. Y a mí me encanta.

      Y a mí no me pareció mal lo de la patata. Que narices, es lo que el tipo ha puesto en el plato para que se lo coman otros. Ni tan siquiera se le ocurrió probarla antes?. Pues solo estaba comiendo lo que el le puso a otro. Como decían ayer en el directo comentando, a más de algún cocinero le hubiese hecho yo comer lo que me puso en el plato, a ver si lo tragaba. Y es que además el lloricas es tonto. Estaba pasando un mal trago, nunca mejor dicho, y no se le ocurre otra cosa que decir que la tortilla no estaba mal. Pues hala, toma dos tazas ya que estaba rica, según tu.

      A mí me pareció bien expulsada la chica, en la primera prueba ya había quemado miserablemente algo en la sartén, y decía que estaba "tostadito". Yo entiendo a los jueces un poco. Eso estaba más requemao que Pocholo en una mina, y la tipa don erre que erre. Callate la boca, que no tenías defensa ninguna ante tal estropicio. El del chuletón, para darle una patada en los mismísimos, que destrozo. Y al lloricas si que le doy margen. Hizo un desastre con el cazón, pero en su descargo hay que decir que no es un plato típico de toda la geografía española (yo nunca lo he probado) y tenía más dificultad por lo "poco común" que era el producto.

      Algunos momentos de Bastianich, también es juez en Mc italia.

      https://www.youtube.com/watch?v=jhgwMw1Paf8

      Estos de Ramsey


      https://www.youtube.com/watch?v=BEijTeJ2BIQ

      Y no te digo nada de las puñaladas traseras que se dan los aspirantes. Ahí si que no hay piedad ni cuartel. Y a mi me encanta juer. Disfruto como un gorrino.


      Eliminar
  10. ¿Chicha? Ni pa un tizón de pan sin sal. Queda visto y comprobado que en 5 minutos de Canal Cocina (incluyendo hasta a Silvia Marey) hay más sentido y coherencia gastronómica que en un programa entero de Masterchef. Y no me refiero solo a los aspirantes. Por el momento no me equivocaba cuando dije el año pasado que esto no podía más que ir a peor (oh, incrédulos) porque la edición 3 y 1/3 no solo es más truño y rrrrrancia que la anterior, sino que el nivel de los aspirantes es incluso más bajo. O será que yo a estas alturas ya vislumbraba el oasis de Emil y por ahora no, Carlos y Sally algo pero ni de lejos, habrá que darles más programas... si sobrevivimos a ellos. Anoche desde luego hubo tres hitazos freaks a recordar:
    - Los mini yo: para invocar a Herodes o consultar a Juan y Medio para posibles fichajes. Es un horror que los niños sean carne de espectáculo televisivo más allá de los programas infantiles y la verdad es que tampoco soy muy fan de estos (qué daño ha hecho Teresa Rabal) pero progenitores y productoras no paran de explotar las vetas más repelentes y de paso dejar secuelas. La palma anoche se la llevó la Barriguitas de Samantha, que más que a Alma Obregón parece que imitaba a Ana Obregón.
    - La Rottenmeyer de Manresa: ¿por qué en ediciones foráneas de Masterchef nos resbalan las broncas del jurado a concursantes mucho mejores y aquí nos indignamos por las que les echan a cuatro mataos? Pues porque las de fuera las echan cuatro señores que saben unir contudencia con temple y que saben separar la línea de la bofetá sin mano de la de la humillación facilona, no como aquí, que tenemos al sobrino avinagrao de Pilar Eyre con ganas de repartir collejas a la salida de la cocina porque para eso tiene estrellas michelín pa repartir (solo en las estrellas ya los michelines eh, que pa eso se petó tremennnndo) y los volantes de su mandil son de canela sobredorá. Espero que no siga el mismo camino de Ego Arola, que pensaba igual y se escalfó.
    - Jugamos a médicos: el homenaje a la sanidad española (Eva ha reculado, solo nombro en plató a los médicos y luego ha incluido a todo el personal sanitario porque la piña de enfermeras, ats, celadores, etc le han dicho de todo menos bonita) hubiera sido de todo menos el colmo de los colmos si no se hubiera hecho en un medio que antes fue público y ahora es un engendro cómplice que no emite las incensantes protestas de la Marea Blanca frente a un gobierno que apuesta por privatizar y por reducir al máximo a ese mismo personal. Lo de Castilla La Mancha fue de traca, como muy bien dijeron anoche en twitter los únicos platos que entran en las urgencias manchegas son los de Masterchef.
    Y ahora me voy a casa de la vecina a agradecerle sus recetas y a seguir espolvoreando virus por ahí. Abur gente.
    PD: es de suponer que la línea seguida tras las primeras expulsiones cambiará sí o sí ya que Kevin y Pablo (snif, snif) son dos de los sparrings preferidos del personal y los van a seguir espoleando tanto como puedan o el invento les deje.

    ResponderEliminar
  11. Yo comento un poco en la línea de lo que estais diciendo. Me aficioné a MasterChef porque no entiendo mucho de cocina y me parecía interesante la de cosas que se pueden hacer. Pero ya el año pasado, con el pucherazo a Emil y las salidas de tono de Gonzalo ya me empezó a mosquear, y este año ya directamente me parece repugnante la humillación continua del jurado a los concursantes.

    Estoy de acuerdo en que haya un jurado duro, pero ser duro y extremadamente exigente no tiene por qué venir de la malo de la mala educación, la prepotencia y el escarnio humillante desde una posición de poder. Desde la posición de espectador, me resultó entre incómodo e insultante el hacer comer al concursante la patata cruda y luego ponerle a hablar con la cabeza del tiburón; el uso de los niños repelentes imitando amaneramientos y gestos de adultos en lugar de dejarles ser niños; la bronca por el "terrible" pecado de poner antes la sopa que la ensalada ( cuando si la bruja de Samanta no hubiera dicho nada ni los comensales se hubieran dado cuenta que era algo tan "malo" ); los momentos casposo-estamentales de poner a un grupo de doctores selectos en un entorno de lujo ( entrevistando solo a mujeres ) pero luego a los del día a día y otro personal sanitario los ponen todos arrejuntados allí en la sala del hospital con un tapperware cutre... Por cierto, con tanto coñazo como dan con el reciclaje y el cuidado del medio ambiente, ¿ de verdad es la mejor opción para el medio ambiente el envío de la comida mediante un montón de moteros en lugar de una furgoneta ?

    En fin, seguiré leyendo las opiniones de Cocinar con Ciencia, que lo descubrí con Emil y me gusta mucho, pero creo que del programa me bajo ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo contigo, opino lo mismo.

      Por cierto, en algunos restaurantes no es raro tomar ensalada después del entrante o el primer plato... suelo ir a un italiano bastante bueno que tras los entrantes en los platos principales hay ensaladas, y no pasa nada... (mi madre se pidió una de hecho), ¿por qué esa exageración? A veces me pone Samantha de los nervios.

      Eliminar
    2. La gente fisna y distinguida no lo hace así.

      Eliminar
  12. Yo tengo la sensación de que Shine Iberia está exprimiento Master Chef al máximo, este año hay elecciones, saben que va a haber cambio de gobierno, y que el nuevo que entre va a mandar Master Chef a freir esparragos, por eso, saben que en esta edición tienen que exprimir al máximo la gallina de los huevos de oro, que si el campamento, la web, el aceite masterchef, etc.

    Ya es cantosa la propaganda, que si el aceite de oliva masterchef, que si propaganda a ECOEMBES, que si "los valores patrios", este programa es una vergüenza, una injuria, un insulto a la cocina, ELLOS si que son un insulto a la cocina y no el leoncomegamba. Ojito, y lo peor de todo, en una TV pública pagada por todos.

    Esta edición asquea el intento de superioridad de una pseudo-élite gastronómica que se cree con autoridad suficiente como para humillar o hasta hacer ingerir un plato a un concursante aún a riesgo de poner en riesgo su salud. Ya es demasiado, anoche sólo vi un pedazo y mi madre, que estaba también viendo el programa, sentía asco de la prepotencia y chulería de Jordi, sobrepasada en excesos.

    En redes sociales, y tras lo acontecido con el leon come gamba, se pide el boicot a Shine Iberia y masterchef, yo pido que se apoye este boicot, a ver si los precarios resultados de audiencia les hacen ver que esa no es forma de hacer televisión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría comentar tu tercer párrafo. Ese pobre chico al que el jurado obliga a ingerir un plato aún a riesgo de poner en riesgo su salud, es el mismo que ha tenido la desfachatez de presentar a la cata un plato que pone en riesgo la salud de cualquiera que lo coma. Aunque comerse una patata poco hecha no creo que le haga mal a nadie.

      Otra cosa es el caballerete que presenta (para que lo pruebe el jurado, repito) unos trozos de tocino como tapas de bocadillo, ese si que pone en riesgo la salud de cualquiera, mis arterias lloraban al ver como se comía lo que pretendía que comieran otros.

      No nos volvamos locos (eso ya lo han hecho ellos), los cocineros DEBEN probar sus platos. ¿Qué es eso de sacar platos incomestibles hasta la nausea y luego llorar porque me han hecho probarlo? Esa gente lo mismo pretende tener un restaurante en el futuro. ¿Pagarías por una bomba de colesterol o por una piedra también llamada patata?

      Eliminar
    2. Lo de que se coman sus platos ... no lo veo mal ... al fin y al cabo lo hicieron para que lo probasen los jurados, porque no se lo pueden comer ellos y valoren su creación? .... lo que me molesta del jurado no es eso, sino su predisposición al chiste facil, y a meterse con el concursante.

      Eliminar
    3. A mí no me parece mal que le hagan probar un plato incomible. Lo que me parece mal es que si, precisamente, es incomible, se lo hagan tragar hasta el final, con evidente mofa y escarnio. Si está malo, se le da a probar para que se de cuenta de su error y ya está. pero una cosa es probar y otra engullir.

      Eliminar
    4. Y el momento "Ahora di Pamplona"? Llego a ser yo y les escupo los tropezones de patata encima...
      Fue un momento un poco bochornoso, la verdad.

      Eliminar
  13. Un placer leer las crónicas, como siempre. El programa de ayer, además de encadenar sinsentidos (como el homenaje inconexo Universidad de Alcalá-personal médico separado por rangos-moteros), fue muy aburrido. Quiero decir, creo que tras la edición pasada, como espectadores nos resulta tan evidente el guion preestablecido, el montaje final facilón y llorica, que ni siquiera podemos ver lo que pretendía ser en su momento un “talent show” como un mero programa de entretenimiento. Porque esto no entretiene, avergüenza. Sería interesante ver el tiempo del programa (en minutos) destinado a la cocina de verdad con respecto a todo el marco artificioso que precede a las pruebas.

    Pero aun así, esa falta de coherencia podría tragarse mejor si al menos hubiese, en primer lugar, un buen trabajo de cásting. Yo cocino fatal, pero ¿de verdad no hay nadie que sepa cocinar mejor que un hígado encebollado hecho con prisas o que en noventa minutos solo sepa rebozar –y mal- un cazón? Supongo que cuando aún persisten en basar las expulsiones en una más que evidente falta de rigor es porque la estrategia funciona en datos de audiencia. Después de lo de Emil, esperaba que hubiese cambiado o que, por lo menos, disimulasen mejor. ¿Cómo es posible que expulsen a Sara cuando el pollo de Andrea de la semana pasada estaba igualmente crudo pero menos elaborado? Eso Ramsay lo hubiese solucionado con un THAT’S F***ING RAW, y a la calle (Ah, los americanos) Y ese pobre chuletón.

    Por encima de todo eso, lo más decepcionante este año son los jueces. “Te vamos a pulir”, son los nuevos Miguel Ángel de la escultura gastronómica.

    PD. ¿Ensalada y canelones, en serio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, no se si es mi mente y tal, pero ¿estaban pintando la bechamel con una brocha sobre los canelones en una especie de bañera?...

      Aleix

      Eliminar
  14. Imaginar a Pablo a cuatro patas vestido de cuero y recibiendo azotes en las nalgas con una fusta fue lo que se me pasó ayer por la cabeza al ver semejante humillación. ¿Es que este hombre no conoce la palabra DIGNIDAD?¿Qué pensarán sus allegados cuando le vean? A estas alturas del partido del jurado no espero absolutamente nada.
    He visto la mayoría del programa hoy antes de entrar a ver la crónica. No soy demasiado avispado pero cuando vi a los 3 candidatos a marcharse no tuve ninguna duda. Yo, personalmente, habría expulsado al chico sevillano (me fastidia estar leyendo subtítulos continuamente cuando habla y además me parece un poco pasota. Me parece que la chica se lo habría tomado más en serio y le habría podido sacar más partido a su paso por el programa. Por otro lado, conozco menos el cazón que el chuletón, por eso habría salvado a Pablo (por eso y por salvar de morir ahogados en lágrimas a sus compañeros)).
    Sólo añadir que Sally me parece una mala de culebrón, aunque es la única que ha demostrado que sabe cocinar algo. Carlos es una incógnita, parece que los platos le salen improvisando y por casualidad pero todos están bien ¿misterio?. Del resto hasta ahora, nada. No me extiendo más. Todos los comentarios van en el mismo sentido y no quiero repetirlos.

    ResponderEliminar
  15. Me uno a la indignación popular y a la alabanza de tus crónicas, Javi. Marteschef (dislexia provocada porque lo ponen los martes) se está convirtiendo en un GHVIP "culinario", básicamente porque la gente va allí a poner el culo para que los chefs les fustiguen, como bien dice Txejix.
    Muy injusta la salida de Sara, pero muy esperada a la vez: los que se dedican a la edición del programa (tarea loable donde las haya) dan suficientes pistas como para que a los 2 minutos de la prueba de eliminación se sepa ya de sobra quién sale, independientemente de las bazofias que presenten los demás. Que cocina en crudo porque no se atreve a guisar, los dichosos ceviches... Habría que repasar las bazofias del sevillano (al que yo sí entiendo por ser andaluz, pero que ojalá no entendiera porque para lo que dice...) o de la "modelo" chiquimona, que a ésta última también le mola cocinar en crudo (véase el pajarito de la semana pasada).
    En fin, cada vez más salseo y menos cocina, pero yo me desorino con las crónicas y los comentarios así que... LARGA VIDA A MARTESCHEF!

    ResponderEliminar
  16. Hola: estaba intentando aguardar al final de la crónica para hacer mis comentarios, pero, como me suele ocurrir, no puedo resistirme más. Con permiso, hay van algunas ideas sueltas, dispares y poco coherentes:
    1- El programa, un tostón. Y no lo digo por sus elemeneos extra-culinarios, que parece que van a comerse a la cocina propiamente dicha, sino precisamente por la parte culinaria. La primera prueba, previsible y aburrida(y terrorífica, viendo lo que perpetraban algunos7as), la segunda, previsible y más aburrida , y la última, algo más original, por aquello de la subasta (aunque se hizo un momento algo largo), pero tampoco demasiado interesante. Lo del cazón lo perdonaría porque el karateca llorón es de Valencia (por cierto,¿a qué se debe la gran cantidad de valencianos en esta edición? ¿Cosas de la audiencia?), y es normal, hasta cierto punto, que no sepa cocinarlo, pero lo del chuletón no tiene perdón de Dios... Ni lo de brócoli, ya que estamos...
    2- Lo de los niños tuvo su gracia... los primeros 20 segundos. después, era una gracieta previsible, supongo que más que nada para divertir a sus progenitores y señor tío, más que porque a la audiencia pudiera gustarle la broma.
    3- El ambiente de la prueba, una vez más, delirante. Si ya era raro eso de los moteros llevando las tarteritas a los médicos, lo que no es admisible es lo de separar a la clase de tropa del hospital de todas esas eminencias que le llenaban la boca (gustosamente, por lo que parece) a la señora Samantha. ya puestos, que no se corten y hagan un programa en el que tengan que cocinar delicatessen para algunos grandes de España reunidos en un cortijo andaluz y un gazpachillo aguado para los jornaleros que estén vareando aceitunas. A éstos les puede llevar el rancho una cofradía de penitentes de semana Santa, con sus capuchas y velones.
    3- Está claro que hay un par de favoritos ya para la final y el resto de los concursantes son morralla, que irán cayendo antes o después según su capacidad para generar espectáculo...lagrimógeno, quiero decir. A Pablo el karateca-economista (?)-llorón le auguro una larga permanencia, por ejemplo...incluso puede que mejore algo y cuando empiece a concebir esperanzas de llegar a la final, ZASCA! cabeza al cesto y a por otro.... A doña Encina, la dulce abuelita borde, se la quitarán de encima encargándole un plato deconstruido con mucho ronner y nitrógeno y esferificaciones.... es carne de cañón... y así todos7as.
    4- En mi opinión, llegarán a la final Sally, que tiene ambición y parece que sabe cocinar (de hecho, creo recordar que dijo que había trabajado con una cocinera, o algo así, ¿no?...ya, vamos, otra aficionada, como Vicky...) y Carlos el cani, que me resulta bastante más listo de lo que parece a simple vista...de hecho, fijaos en la manera tan hábil que tiene de hacerle la rosca al jurado, haciendo como que reconoce sus errores entre risas... aparte que tampoco parece ser el que peor cocina.
    5- Lo de echar a Sara tal vez fuera justo, porque no hemos probado su plato de caballa.come .frambuesa, pero me da a mí que estaba sentenciada en cuanto los jurados se pusieron a comentar el magnífico producto que tenía, etc.... ya podía haber hecho que la caballa resucitase y se pusiera a dar brincos, que no la salvaba ni el tato.
    6-Por último, la actitud prepotente y borde del jurado, que parece ir a más, es inadmisible. Lo de la semana pasada ya lo fue, pero bueno, admitimos friki llorón como concursante, pero o de hacerle comer la tortilla dura a Pablo el karateca no tuvo tampoco mucha gracia: se le da aprobar y punto y si está incomible, le expulsas. ¿No fueron ellos, lumbreras de la gastronomía, los que escogieron a esta tropa entre 15000 aspirantes? Pues a apechugar con lo elegido. Su labor es cocinar,mal o bien, y la del jurado probar y decidir, no al revés.

    ResponderEliminar
  17. A mi el programa me aburrió soberanamente, hasta me quede dormida en el sillón y ya pase de acabar de verlo.
    Las pruebas las veo aburridas, no hay nada que destaque de cocina, no me llaman la atención los platos de ningún concursante...
    También soy de las que me he tragado todas las ediciones de Masterchef Usa, Australia (me encanta este), y ahora he empezado el de Italia. No hay color con el nuestro!, ni en cocina, ni en lo que saben los concursantes ni el el jurado.
    Por mucho que Gordon y Bastianich se pasen, no les veo la prepotencia y chulería de Jordi por ejemplo, que empezó en la primera edición cayendome bien, pero ahora lo veo demasiado subidito.
    Lo que comentó Samantha de comensales "distinguidos"....por favoooor. ..
    En fin, que lo que empezó como un programa interesante ha degenerado totalmente para mi.
    Así que seguiré esperando la crónica de Javi porque visto lo visto es lo único que vale la pena.
    Eso y leer los comentarios, los del directo son la monda!

    ResponderEliminar
  18. Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que comentais; programas aburridos, exceso de culebrón-reality, prepotencia y malas formas del jurado, poco nivel de cocina... nada que añadir.
    ¿Que para qué escribo un comentario si es lo mismo que ya se ha dicho? Pues, por una tonta casualidad.
    El otro día, hablando con alguien de mi familia del programa, le dije ¿el karateca ese no te suena de algo? A lo que siguió una explosión de risas (reconozco que soy fatal para recordar las caras)... pues claro que sí, si toda la familia se parece... ¿¿??
    Es familia de X... (digamos que es alguien al que conozco mucho por vía contralateral)
    Asi que, por supuesto, me lancé como un buitre carroñero a preguntar (lo confieso, algo de morbo si me va, sorry...) Por lo que procedo a continuación a compartir con vosotros lo que he averiguado ; )

    - La historia del anillo es absolutamente cierta: Uno de sus tíos era cocinero, muy querido entre sus sobrinos, y repartió, al no tener hijos, algunas de sus pertenencias entre ellos antes de fallecer.
    - No me dan explicaciones a lo del llanto que, como ya habeis comentado, parece raro tanta falta de autocontrol en alguien dedicado a las artes marciales, auque me dicen que es así, que de hacer un papelón nada.
    - Insisto en preguntar porqué llora tanto y me dicen que "no saben porqué" pero saben que lo está pasando mal.

    (De esto último yo deduzco que la grabación del programa sigue aún en curso y que Pablo va a durar unos cuantos programas más) Insisto, esto es pura elucubración mía.

    Saludos a todos y gracias a Javi como siempre. Si no fuera por leer después tus crónicas no me apetecería nada continuar viendo este programa, que se está convirtiendo en algo intragable (como las patatas y los pollos crudos, los iglús de coliflor cuquimonis y los pescaditos con verduritas salteaditos con aceitito de masterchef)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé si el karateka es así de natural o se lo hace,pero visto que ha sido uno de los humillados por la prepotencia de los jueces de este concurso (el otro, aunque menos, fue el tal Kevin), me solidarizo con él y le convierto desde ya en uno de mis favoritos, a la espera de la humillación aún mayor de otro concursante

      Eliminar
    2. Si algún día tenés la oportunidad de verlo a Pablo o algún conocido suyo, decile que... Esta tremendamente bueno!!! :) :) Acá en Argentina tiene una fan... Saludos.

      Eliminar
  19. Vista tanta humillación y falta de respeto a los concursantes (como ya habéis dicho, échales o critícales, pero no les hundas o les obligues a comerse algo repugnante como es el tocino), ¿no pensáis que el año pasado las "faltas de actitud para participar con lo propuesto por el programa" de Gonzalo, podrían ir por aquí? Es decir, puede que él no quisiera participar de estas humillaciones y por eso se fuera...no lo sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo digo pirncipalmente porque estas actitudes son un claro maltrato, similar al visto en Top Chef 1, pero esta vez viene de mano de la propia "autoridad" del programa. No nos olvidemos de que en España llevamos años luchando contra el maltrato, el bullying, moving étc, y esto se asemeja bastante a todo ello.

      Eliminar
    2. Toda la razon! Es BULLYING! vamos mal en el mundo que estas cosas se vean en television. :(

      Eliminar
  20. Otra cosa! Extrano a EMIL! EMIL donde andas? Dondes estas?

    ResponderEliminar
  21. ¿A que se debe que cocinen tres platos en la prueba inicial? visto que difícilmente son capaces de presentar uno en condiciones, tres no es ponerles una trampa para luego el cachondeo con ellos?

    ResponderEliminar
  22. Una cosa que se me ha olvidado comentar antes (como de costumbre, también): los gemelos Torres irían a hacerse publicidad, de acuerdo, peo visto su programa y MasterChef (o Top Chef, o cualquier otro de cocina en la televisión española actual), es que no hay color: son como el día y la noche

    ResponderEliminar
  23. Ayer sentí vergüenza ajena cuando vi al jurado denigrando a Pablo y riéndose a carcajadas mientras le hacían tragar sus "Torres Kio" de patata cruda. Me recordó a los tiempos de las novatadas en la mili. Penoso. Igual que me pareció correcto el cabreo de la semana anterior con Alberto (ya no haré más comentarios sobre esto porque parezco yo el malo de la película), esta semana me ha parecido totalmente fuera de lugar el acoso a Pablo,

    Otra cosa que también me llamó la atención fue durante la prueba de eliminación. ¿Por qué el jurado reprocha constantemente a los concursantes su falta de creatividad y originalidad cuando presentan un plato al viejo estilo y sin embargo cada propuesta que hacían entre ellos sobre los productos de la "subasta" carecía de cualquier viso de modernismo? (ese chuletón vuelta y vuelta; el cazón, frito -yo me quedé un poco flipado cuando vi esas rodajas con toda su piel de escualo-...) Hay cosas que no entiendo.

    Esperamos tus crónicas con ansia, Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi, las Torres Kio del karateka llorón, me recordaron un chiste....
      - (El hijo).- Papá he mirado el significado de mi nombre en Wikipedia y significa bloque de piedra de gran tamaño, compuesto de un solo elemento realizado por el hombre, que los ha tallado como monumentos y extraído de las canteras desde la antigüedad.
      - (el padre).- Tu eres tonto, Manolito.

      Aleix

      Eliminar
  24. Hola!
    Buen dia: Primero q nada déjenme comentarles que es la primera vez q opino en este blog. Pero ya me he leído las crónicas de las ediciones pasadas. A pesar de que las vi en este año (obviamente repetidas) me llamo mucho la atención el programa y me entretenía aprendiendo de la gastronomía española ya que yo soy de México. Bueno pero para lo q he escrito es para dar mi opinión sobre el programa de ayer, no se si fue injusta la salida de Sara, pero si teng claro que la que debió salir fue Andrea, primero un pollo crudo y luego con sy iglú. O Pablo con sus lloriqueos, que no supo tratar el producto. Y pues la vdd si difiero con algunos de ustedes a mi si me pareció q le dieran a probar la patata cruda a Pablo, por que como dicen los jueces ellos son los clientes y en ningún restaurante t dan a comer una patata cruda y si lo hacen, haces que quien lo cocino lo pruebe para q vea su error, en cuanto a lo demás estoy de acuerdo con todos los comentarios.
    Otra cosa no se si han podido ver pero en el twitter hacen quedar a Lidia como la mala del cuento, diciendo que ella cree que no es justo q Pablo y el otro chico se hallan quedado, cuando ella en realidad dijo otra cosa. Me parece que están haciendo lo mismo que con Emil. Pero bueno conforme vaya avanzando el programa veremos que es lo pasa. Saludos y abrazos a todos desde Monterrey, N.L, México ��

    ResponderEliminar
  25. Como este programa me ha aburrido soberanamente, sólo me fijo en las chorradas. Ahí va una:

    En la puja, cuando sale el hígado, Pepe dice "precio de salida, 30 minutos". Unos segundos de silencio...y salta Fidel "35!". Muy bien, campeón, acabas de regalar 5 minutos pujando contra nadie. Así nos va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaajaja... yo sí me di cuenta... Yo pensé que igual no había entendido cómo funciona una subasta.

      Eliminar
  26. Y nadie se dio cuenta de que el supuesto súper chef Pepe, que pide respeto hacía su profesión, no muestra respeto hacía la audiencia hablando con la boca llena, cada vez que habla después de catar un plato lo hace con la boca llena. Es asqueroso verle la comida en un carrillo mientras habla.
    Javi, muy bueno tu blog, lo mejor del programa.

    ResponderEliminar
  27. El programa de ayer fue un "plof" de principio a fin... Pruebas aburridas, mucho momento lacrimógeno, bien por tensión, por nervios en la prueba, por llámalo X motivo,...

    Los escenarios subrealistas

    La prueba final, con lo de la subasta un truño. Si pensaban ser originales a la hora de ponérselo difícil pues no creo que acertaran mucho. Duró más la subasta que el tiempo de prueba.

    Y la actitud de los jueces, patética. El respeto que tanto pide Jordi, hay que ganárselo. El respeto no se impone. Esto lo sabemos bien los que nos dedicamos a la docencia. Tu no puedes imponerles a tus alumnos que te respeten si tu no les respetas a ellos. Y el jurado de Masterchef no les respeta. Se mofa, les humilla, les rebaja, incluso lleva a la casi amenaza de consecuencias fatales si siguen en determinadas actitudes.
    No he trabajado en ninguna cocina profesional. No se si es normal que en un restaurante de postín, donde hay un chef de renombre al resto de cocineros les traten así, con ese aire casi militar, de servidumbre y sumisión. De ser cierto que ese es el ambiente que hay en una cocina profesional, por mucho que ame la cocina, ni loca me cambio a ejercer esa profesión, aunque fuera mi gran pasión.

    Basta ya de trabajo en los que para poder llegar a ser algo, poder avanzar, tienes que soportar humillaciones, zancadillas, favoritismos, endogamia, y ser el pelota del jefe. Somos un país de pandereta! Y de verguenza. Porque por desgracia, siguen existiendo muchos trabajos en los que todo esto que he dicho se ve como algo normal...

    Espero que en el siguiente programa el enfoque sea algo mejor, porque me da a mí que este año lo voy a ver poco... Prefiero mil veces las crónicas de Javi que el programa.

    Gracias por el blog Javi!

    ResponderEliminar
  28. Pura mamada este programa... resulta INCREIBLE que se presten "figuras" para ser copartícipes de un guión de folletín hecho concurso. ¿porqué no se dejan de mamadas y de insultar y usar la "ignorancia" como método de comunicación. Si, ajá 1500 aspirantes y pasa el científico loco sin ser detenido y echado en el primer casting.... ¿más a propósito? El Abac se quedará vacío después de esto o solo irá gente que esté de acuerdo en que Jordi y compañía se burlen del público y del cliente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También sería gracioso (aunque saldría un pco caaro, supongo...) que alguien fuera al Abac, dijera que un plato nol e gusta e hiciera salir a Jordi a comérselo delante de todo el mundo...¿creéis que nuestro juez lo aceptaría?

      Eliminar
  29. No hay ni un corazón que valga la penaabril 23, 2015 4:21 a. m.

    CITO DE TU PLUMA: Masterchef desde sus inicios representa lo más rancio de los valores de nuestra sociedad, una España de curas, toreros y VIPS, que rinde pleitesía a los que pertenecen a ciertos grupos sociales sin valorar en absoluto los méritos personales o profesionales de unos u otros, una España anticuada y servil con la que no me identifico y a la que no quiero pertenecer. Fin de la cita.

    Eres bienvenido es mi país. Lo que vemos de España es precisamente eso, que entre más los ultrajen más agachan la cabeza. La cultura del miedo y el "PODER" que apesta a la peor cloaca, con todo respeto a gente como tú, esto que ocurre en España es lo mismo que ocurre donde mandan a "combatir" a su ejército.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummmmm... creo que todo se mueve así en todos sitios... como elite y casta también puede definirse así una casta universitaria, un grupo de alumnos ideológicamente definidos apoyados y defendidos por unos Departamentos a los que la política tiene más importancia que los conocimientos.
      Y hablo como ex-miembro de unos de los Consejos de Alumnos de la Hispalense ( uno de los que tristemente trajo los créditos a las carreras universitarias, visto el resultado).
      Cada cual tiene su punto de vista lógicamente, pero creo que es un matiz sin importancia del programa. Un ejemplo, en contra de lo dicho, el día de la pesca de los atunes.
      No obstante, me gustaría que fuera la prueba grupal como en el programa de los Hnos Torres, haciéndose mucho más hincapié en el producto, tipos de productos, zona de producción, características del productor, épocas de recogida, recolección, etc... aunque no se si sería ya Masterchef o si sería permitido por la productora.

      Aleix

      Eliminar
  30. El programa fue totalmente soporífero, pero bueno, vamos a comentar, que para eso venimos y además Javi se da el curro de amenizarnos los cafés :)
    Los Torres me parecen fantásticos, y eso que no he visto ninguno de sus programas, pero seguro que es de agradecer encontrar cocina en un programa que dice que va de eso.
    Los niños me resultaron repelentes y cargantes... Quiero creer que es porque interpretaron al pie de la letra el papel que les habían pedido y no porque sean así en la realidad.
    Parte de la culpa de que los platos no salgan bien es de producción y/o el jurado. En un aprueba de presión, cómo les metes a hacer tres platos en el que necesiten darles la vuelta y usar la imaginación???
    Por cierto, porqué en esta edición sólo les dejan coger productos que estén en la isla central?? En cada prueba Eva lo recalca... "sólo podéis coger los productos que estén en la isla central"!! Y si lo que necesitas no está ahí?? Te fastidias???
    En cuanto a las humillaciones a los concursantes. Es verdad que igual deberían catar lo que han cocinado, para que se den cuenta del error... pero hacerle meter una torre Kio en la boca así, a palo seco, o un mazacote de tocino (que por cierto, en pantalla del portátil parecía una babosa) y hacérselo comer, me pareció algo fuera de lugar y además algo deplorable viniendo de una TV pública. Estoy de acuerdo contigo Javi en que esas cosas luego se pueden extrapolar a la vida cotidiana, y entonces tendríamos acoso, humillación y maltrato. Pero lo que aún me pareció peor es cuando Pablo pidió agua y encima se rieron de él... yo no he estado en la mili, ni en un colegio mayor, pero vamos eso sería digno de ser explicado como novatada humillante... Pero ahí estan, productora y jurado haciendo lo que les da la gana y encima poniéndolo en televisión para escarnio público... Creo que no hemos evolucionado mucho desde el circo romano.... Y luego viene Samantha pidiendo respeto y diciendo que los llamen chef... jaajaajajajaajaja... en serio??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba de grupo... Ya me pareció de traca lo de que se vayan a Alcalá de Henares, y nos hablen de escritores para luego decir que van a homenajear a los médicos, enfermeros y auxiliares (todos esos a los que tienen cosidos a recortes, que por cierto, yo soy ellos y no me vendo por un tupper de MC, aprovecho para soltar la puya); para que encima luego me saquen las motos. Treinta harleys para llevar fiambreras???? Y después les dan la vara a los concursantes con el reciclaje??? Yo soy el concursante y me vienen con lo del vidrio después de las motos y le digo que se pague la carga del móvil para selfies con lo que les haya sobrado de gasolina.... En fin... España y la TV pública!!
      De la prueba grupal hay varias cosas que me llamaron la atención:
      1- La pesadez en repetirnos que el plato era de Ana Luna, que no digo yo que la niña no tenga mérito, pero con que me lo digan una vez tengo bastante.
      2- Que todos los comensales dijeran que las gambas mejor peladas, pero incluso en el plato de muestra las gambas iban con cáscara... La verdad que yo me pregunté cómo iban a hacer los comensales para pelar las gambas de una sopa.
      3- La de rato que se pegaron removiendo la escarola... pero qué pensaban?? que estaban en una sesión de spa lechuguera??
      4- Que viésemos como Mila (creo que era la encargada del hervir el canelón) ponía primero los canelones encima de un trapito, y separados unos de otros...pero luego nos enfocan un colador con todos los canelones apelotonados y pegados unos con otros.
      De la prueba de grupos no estoy de acuerdo conque el equipo rojo tuviera ventaja con el menú... Sally pudo haberlo escogido pero decidió que prefería el otro... creo que no se dio cuenta de que hacer canelones puede ser complicado.
      Para mí mereció ganar el equipo rojo.
      Prueba de eliminación... Salvo a Sally, Mila (creo que se llama la de los fideos) y Pablo (al que le doy el beneficio de no mandarlo a su casa porque aunque yo conozco el cazón, y he oído lo de cazón en adobo, jamás lo he comido, o lo he visto), a los demás los mandaba a todos a su casita.
      Sara se mereció ser expulsada??? Pues bueno, depende de si te gusta el pescado poco hecho y con una salsa por encima que parecía que estaba desangrándose... pero así en ojo antes me como el pescado de Sara que el vómito de Andrea... y mira que me gustan las verduras!!
      Los momentos lacrimógenos me cargan... Soy una persona emotiva y puedo comprender las lágrimas de emoción en ciertos momentos, las de rabia, las de felicidad... pero tanta lloro ya me carga, ni mi hija con 3 años llora tanto!!
      Ah, otra cosa que quería comentar de la prueba de eliminación... esa prueba no se la han inventado en MC, es un querer copiar la idea del programa Cutthroat Kitchen (Sabotaje en la cocina en España).
      Nos vemos la semana que viene, aunque sólo viendo lo de despertar a los concursantes y levantarlos de la cama ya se me quitan las ganas de verlo.
      Saludos a todos!!!

      Eliminar
    2. Hola, Aisha: sólo quería reiterar lo bueno que, en mi opinión, es el programa de los Torres. te recomiendo que lo busques en la red y veas alguno. Explican un montón de cosas sobre el producto elegido en cada programa, se relacionan con la gente que trata habitualmente con ese producto, son graciosos y simpáticos sin resultar cargantes ni forzar situaciones , reinventan las formas tradicionales de cocinar el producto elegido y sobre todo ¡cocinan! Algo que parece cada vez más difícil de ver en estos concursos de cocina de ahora... Lo único que no se entiende es cómo TVE pone un programa tan bueno y tan bien hecho a esos horarios imposibles (por suerte, también lo dan en algún canal de la TDT...aunque no recuerdo en cual)

      Eliminar
    3. Lo malo del programa de los Hnos Torres, Cocina2, es que es después de Masterchef. Casi a la hora de los juegos de ruletas. Y que si ves el programa, mandas a Masterchef al cajón de los recuerdos. Creo que de ahí la hora del programa.

      Aleix

      Eliminar
    4. coincido en todo ... especialmente en lo de hacer cocinar tres platos en la primera prueba, con productos limitados ... ya van dos programas ... si son limitaditos y encima tres platos ... apaga y vamonos

      Eliminar
    5. Tomo nota!!... buscaré el programa en el "A la carta" o por la red, que al final todo se encuentra ;)

      Eliminar
    6. A mí lo de Ana Luna también me pareció exagerado. Que muy bien que la niña hiciera ese plato, que no será sencillo, pero lo repitieron como si hubiera descubierto América!

      Eliminar
    7. Aisha, respecto a los productos de la despensa ya lo comenté en el post anterior. Ellos seleccionan los productos y tu debes adaptarte a su elección. Si lo que tu quieres no está, improvisas y arreando que es gerundio. En mi cometario de más abajo hay más notas sobre esto.

      Eliminar
    8. Ya, lo leí Gonzalo, pero es que en otras ediciones no lo decían, por eso me llama la atención tanta insistencia. Además, si sólo se pueden usar los productos de la isla central, para qué ponen tremendo almacén lleno de cosas?

      Eliminar
    9. Hace tiempo ponían un programa con Jose Andrés (Me encanta!) que recorría España buscando el producto desde el origen, hablando con la gente y cocinando recetas con estos ingredientes. Estaba hecho para EEUU, porque el hablaba en inglés pero estaba traducido al español. Lo de los hermanos Torres es algo similiar.

      Y coincido con vosotros, los horarios son la repera patatera. Que cuando hay fútbol caigo rendida antes del primer acto. Por eso me piqué a ver programas como "El Ministerio del Tiempo"...acaba a las 23.15! La hora justa para irse a la cama la gente que como yo, madrugamos bastante.

      Un saludo,
      Patricia

      Eliminar
    10. De acuerdo con todos vuestros comentarios. Lo del reciclaje, no tiene palabras. Todo es postureo. Los Torres, Aisha, muy bien! (a tenerlos en cuenta!) y sobre la España Rancia, totalmente de acuerdo con todos. Las humillaciones, bulling etc.. me parecen lo peor. La burla nunca es didáctica. Y el respeto no se exige con dos palabras...se gana con la admiración.

      Eliminar
  31. Sin duda ya sabíamos que Masterchef 2 bajo el indice un 80% pero Masterchef 3 lo ha bajado un 200%, cada programa mas que veo ya se que quiero verlo solo para reírme de las payasadas que están haciendo en el programa (esas cosas sin sentido como lo de los moteros, ojo que de los concursantes no me rió ni un pelo, son conejos de indias, hasta en muchas ocasiones siento lastima de como juegan con su futuro).

    Ya no es dejar de verlo para bajarle audiencia, seguramente sean capazes de hacer hasta 10 ediciones sin problemas, pero ya tengo una cosa clara, la proxima edicion de Top Chef la veo, que nunca la he visto y merece la pena darle una oportunidad.

    ResponderEliminar
  32. ¿Es tan complicado coger el guión de cualquier versión de Masterchef internacional y copiarla? Yo no sigo la edición australiana, ni colombiana, ni norteamericana... Supongo que no sería muy difícil implantar las mismas pruebas y los mismos criterios.

    Cambiando de tema: acabo de ver la noticia, por si pudiera interesar: Paco Roncero nuevo miembro del jurado de Top Chef.

    http://www.elcorreo.com/alava/culturas/tv/201504/23/paco-roncero-nuevo-jurado-20150422225146.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, ya me había hecho la ilusión de fuera Susi la substituida, pero también tonta de mí, no podían dejar un jurado con tres hombres... en fin!!

      Eliminar
    2. Seguirá la lágrima en ojo. Que mal lo pasaría Susi en Masterchef, se iba a deshidratar.

      Eliminar
  33. ... Uffff... En fin.

    El programa cada día se desinfla un poquito más y este martes estuve casi tentado de ver la serie de antena 3 que veré este finde.
    Lo primero que hay que decir es que ya tenemos mimbres para valorar a los concursantes de este año y comentar que salvo Salli, Carlos y, un poco menos, Encina y Mila, el nivel es inferior a los dos Masterchef Junior que hemos visto hasta ahora. (Emil creo que hasta se aburriría terriblemente). Lo peor no es que no sepan cocinar como profesionales, es que se ve la falta de base visto los engendros que han salido en estos dos programas.... gazpachos calientes, el pollo de Andrea que aún movía el pobre las alas en el plato, el leoncomegambas de 1º de Párvulos ... eso tan indescriptible que hizo Andrea (van dos) con el brócoli y el queso, la caballa con mermelada, ... joder, casi todos...
    Lo segundo es que (y a falta de toque de diana del próximo martes, como haya un toque de corneta como música de fondo, pido la cuenta y dejo el programa), este año el jurado está un poco pasado de rosca de tiquismiquis y no sé se van a terminar diciendo "si Chef" o cuadrándose y pasando revista de limpieza de cuchillos y otros enseres (esta semana viendo el programa me han dado ganas de cortarme el pelo).
    Y como tercero, no se si ser un poco machista y pensar que Eva no estaba todavía de nuevo con su torero al estar grabado el programa, porque hasta ahora se la ve como un poco borde y ácida... como si le faltaran dos o tres sesiones de suspiros y gemidos (con perdón a l@s ofendid@s).
    En relación al programa en sí...
    a).- Los niños de la primera prueba innecesarios (tipo guiñoles de canal +).
    b).- Prueba grupal mal concebida. No puede verse a estas alturas dos grupos tan dispares entre profesionales médicos, unos al pie del cañón (en el que todos podemos reconocernos más o menos) y un grupo de gurús médicos del tipo notarios y de los que te facturan hasta la sonrisa de "adiós buenas tardes". Y no hablo de la idiotez de ganar la primera prueba... que importancia tiene ser el ganador de la prueba de presión (modo ironía/sarcasmo on).
    c).- Subasta bien concebida como idea pero creo que más idónea para una prueba de presión. O mal traída para un segundo programa, mejor para poner para cuando quedaran los tres o cuatro cocineros que realmente hay.

    En cuanto al resultado y a la expulsión, (la caballa con mermelada de frambuesa no es uno de mis desayunos preferidos), la expulsión es técnicamente justa ... aunque creo que, visto lo visto, y no me atrevo de escribir cocinado, se debería haber expulsado a Andrea y haber pasado un poco la mano a Sara. Hubiera sido un punto psicosocial a favor de unos jueces y un programa que cada día van a menos.

    Si tenemos en cuenta el Masterchef/Reallity paralelo, Kevin sigue en alza como maruja criticona de este año, el karateka cada día me tiene más despistado (creo que su sensei era Boris Izaguirre) y si en Topchef la estrella era el plato-concha, aquí creo que van a ser unas botas katiuskas o un chubasquero como sigan las lágrimas (estamos en el segundo programa).
    Nada más... de cocina poco hasta ahora... ver como el sevillano parte unos chuletones de foto en trozos y en contra de la dirección de las fibras musculares (eso endurece el resultado como pecado adicional), un plato de hígado bastante mediocre y creo que chamuscado como el pollo de Sosi, un cazón que pedía a gritos un adobo o una salsa (verde, al vino blanco, entre muchas), ..... y un triste etc.

    Hasta ahora, decepción absoluta.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD.- Creo que veré uno mas.

      Aleix.

      Eliminar
  34. Es lo que tiene mezclar churras con merinas. Sale este bodrio que cada día es más insufrible. Es un lástima. Pero bueno, vamos al grano:

    Contestando a Aisha: sólo pueden coger los ingredientes de las islas centrales, que han sido previamente seleccionados por ellos. Si eres listo y pillo, en un descuido de la presentadora o el cámara, agarras un producto del decorado. Si te pillan luego y eres Vicky o MatPollo no pasa nada, pero como seas Gonzalo o Cristina o Emil, te cae una bronca de mil pares de narices.

    El programa un coñazo. Lo he tenido que ver a trozos. En cuanto salieron los niños apagué la tele y me marché a la cama a leer, que es mucho más entretenido. Me salté la primera parte que me pareció un tostón. La prueba grupal un despropósito. No añadiré más sobre la mezcla de Cervantes, marea blanca, moteros y la rancia España de MC, pues ya lo habéis dicho todo. Apesta a clasismo, a rancia España, a pasado. Al igual que Javi no quiero me asocien con esa imagen.
    De esta prueba salvo las rosquillas que, la verdad, tenían una pinta estupenda. Los canelones no había por donde cogerlos. La ensalada ni fu ni fa. Y la sopa, sin probarla no puedo opinar. En muchos restaurantes tailandeses te sirven la sopa Tom Yam Kung con las gambas sin pelar. Así que no es una cosa que me chirríe.

    La idea de la subasta viene de Sabotaje en la Cocina pero es buena. El problema es que Pepe es un soso y que estaba mal planteada desde su inicio. Con un poco de picardía se sabía que el último producto sería la guinda del pastel. Cantaba a la legua. Para mi lo interesante hubiese sido dar a todos la misma cesta. Es decir, cada uno tendría un ingrediente principal distinto pero todos la misma cesta de productos. Ahí si se hubiese visto la adaptación de unos y otros a SU producto. Y esto pasa en todas las pruebas, cada cual elige lo que quiere y hace lo que le viene en gana. Si os fijáis, las mejores pruebas, en las que podemos comparar las aptitudes de unos y otros, son las pruebas libres pero todos con el mismo producto.
    Respecto a los platos:
    Muy bien Sally y Mila. Buenos platos, buenos resultados. Yo me comería esos fideos y esas carillas.
    Fidel y su hígado, comparado con el resto, salvables. Estaba frio, si, pero al menos no lo destrozó.
    El chuletón de Antonio de delito. Mal cortado, mal trabajado y mal resuelto.
    El cazón de karatekaman sin palabros. Esa piel frita y rebozada debería estar sensacional.
    La caballa semi cruda cubierta de frambuesa me recuerda a cuando yo de pequeño comía galletas maría con mejillones mojadas en cola cao. Una guarrindongada. Mal presentada. Quizás con la salsa a un lado hubiese pasado la prueba. Pero le doy un punto a favor, al menos era creativa y original.
    Pero el pastiche de brócoli cocido, recocido y vuelta a recocer, de la cuquimoni, merecía la expulsión. Ya van dos ¿Hasta cuando van a mantener a esta niña? Esta claro que esta no ha entrado por sus dotes culinarias.

    Respecto a humillaciones, malas maneras, bullying y demás, prefiero no comentar. Cada día estoy más orgulloso de la decisión que tomé.
    Una vez más, gracias Javi. Que sepas que espero a que tengas la crónica completa para leerla de un tirón y que me parto de la risa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gonzalo!!
      Sí, sé que lo comentaste, al menos en esta edición tienen la decencia de hacérnoslo saber. Lo que no dicen es que en la isla central no hay de todo lo necesario... en fin!
      Ya me he agenciado la receta de la sopa Tom Yam Kung, caerá en breve... ya te contaré ;)
      Lo de Andrea clama al cielo, pero eso ya no es una novedad desde la pasada edición. Una pena.
      Un abrazo!!!

      Eliminar
    2. Pues yo me he apuntado la receta de las galletas maría con mejillones y colacao. Igual me muero en el intento, pero eso tengo que probarlo XD

      Eliminar
    3. Gonzalo y Aisha, ¿Qué es esa sopa que os traéis entre manos y a mis espaldas?

      Eliminar
    4. AlimañaChef yo es que ha sido leerlo y ponerme verde, prefiero no recordar la mezcla... jaajaja

      Javi, pues la sopa pinta muy, pero que muy bien... ya la verás, ya... Catarla más difícil, creo que no llegaría en buen estado a Cádiz... Aunque mira, siempre puedo mirar a ver quién tiene una Harley por aquí en Rotterdam... jaajajaja

      Eliminar
  35. Aunque los resultados son similares a la semana pasada, echo de menos las puntualizaciones de la sección, LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está, es que no había tenido tiempo, semana complicada

      Eliminar
    2. Un PLACER. Ni remotamente mi pretensión era apremiarte, la extrañaba. Gracias

      Eliminar
  36. Javi, simplemente enhorabuena.

    EEOES

    ResponderEliminar
  37. JaviGo, este año voy a seguir el programa por tus tan acertadas crónicas.
    No hay por donde cogerlo. Mira que me gusta la cocina, y cuando se ve un programa de éstos, lo que uno pretende, en parte es aprender algo.
    Y todo lo contrario, lo que me recuerda esto cada vez más es al modelo cortijero-andaluz del señorito (o amo, que dirían otros) y el pobre lacayo.
    De ver cocina poco, eso sí, cada vez más márketing (no teníamos poco con el curso on-line, los libros, la publicidad "en cubierta" del Corteinglés, de los "maravillosos e inaccesibles" restaurantes de los afamados cocineros, de los electrodomésticos de tal o cual marca -ya con lo de la limpieza de la vitro el no va más-) que ahora le van a pretender meter a los incautos telespectadores una serie de productos Master que seguro que tienen un precio Master...
    En fin, querido amigo, una pena cómo están acabando con las ilusiones tele-culinarias de muchos que teníamos estos programas para seguir entreteniéndonos en la cocina sin más pretensión de la de hacer algo mejor o distinto cuando el ritmo de vida nos lo permite

    ResponderEliminar
  38. Caballero, como en cualquier reality show, el hecho de cocinar en Master Chef es una simple coartada para justificar lo que verdaderamente nos gusta, ver a la gente despellejarse entre ella y montar circos sociales, las recetas solo nos interesan a cuatro freaks, el grueso de la audiencia no sabe freir un huevo, MasterChef es un Gran Hermano con fogones, no hay más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. Muchas gracias por tu crónica, Javi, un gran trabajo.
    A lo mejor me equivoco, pero está claro que quien va a ganar esta edición es Sally: historia lacrimógena y de "superación", y además, parece que sin destacar mucho, es la que mejor cocina.
    Por otro lado, puede parecer una chorrada, pero no sé si os habéis fijado en lo siguiente:
    Cuando Sally comenta cosas en entrevista personal y sale su rótulo, aparece "Paraguay" en vez de Ciudad Real, que es de donde procede en España. ¿Es para añadir "dramatismo" al personaje?
    Lo digo porque el año pasado nos hartamos de ver sobreimpresionado lo de "Carnicera en paro" cuando salía Vicky, y adivinad quién ganó...
    Corregidme si me equivoco, pero yo creo poco en las casualidades y más en un reality tan manipulado como este.

    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso que ganará Sally, por toda la historia lacrimógena que lleva detrás y porque es inmigrante. Hasta ahora han ganado personas con dramón... primero un chico, luego una chica... para demostrar que en España no importa lo lacrimógnea que sea tu historia, puede haber un final color rosa en el que hagas realidad tu sueño. Este año además de dramón, es una inmigrante, por lo que se da a España como un lugar en el que los inimigrantes también pueden hacer realidad su sueño... la tierra de las oportunidades, sea quien sea, venga de donde venga... y creo que también por eso en el cásting nos encontramos con el marroquí y la chica hindú.
      Aunque creo que a la zaga también le va el soldado con todo su drama personal.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Bueno, Juan Manuel no tenía mucha historia lacrimógena detrás, simplemente era muy currante y un buenazo, nobleza baturra que se decía.

      Ah, la primera temporada, que diferencia con estos tiempos.

      Eliminar
    3. No, claro, que nos explicasen que su padre murió y se tuvo que poner a trabajar, y que no pudo estudiar lo que quería, etc, no es dramón.
      La primera temporada salió bien porque todos íbamos de pardillos (concursantes y público), pero al público no se le puede engañar siempre.

      Eliminar
    4. Cierto, cierto. Se me había olvidado esa parte.

      En fin. Aun así, la primera temporada fue muy buena. Si, tenía sus manipulaciones y sus cosillas, pero ahi había gente de verdad con pasión por la cocina. Tanto Juan Manuel como Eva eran grandes finalistas. La segunda temporada fue un horror supino.

      Al menos en la tercera, si bien las manipulaciones son las mismas o mayores, por lo menos si veo gente que me podría gustar que ganasen. En eso es superior a la segunda.

      Eliminar
  40. Totalmente de acuerdo en todas tus apreciaciones!
    No hay más que decir!

    ResponderEliminar
  41. Nadie ha comentado lo del "bacalado" de Mila???!!!! Jajajajajaja. Da lugar a que mini Jordi la corrija. Ya no me acordaba de este detalle pero al poner la tv esta mañana estaba la reposición del programa y he pillado el momento.
    Un saludo,
    Patricia

    ResponderEliminar
  42. Tus crónicas se pasan cada vez mas de "amarillistas". ¿por qué no haces criticas de Cocinado2 u otros programas de cocina?

    Al final tu también caes en el recurso fácil de aprovechar la "lágrima fácil" y el morbo para traer lectores a tu blogs.

    Cada vez este parece un espacio de prensa rosa y no un blogs de cocina, convirtiéndote tu mismo en lo que tanto criticas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comenta lo poco de cocina que hay, no es culpa de Javi que el programa le de mas importancia al dramón y el amarillismo que a la cocina xD

      Eliminar
    2. Lo que es culpa es seguir ese mismo juego y a la vez criticarlo. Vale en masterchef1 cuando se intuía algo, vale que en masterchef2 nos quedó a todos claro de que iba el programa. Pero en masterchef sigue criticando el amarillismo de programa y lo rancio..cuando no hay nada mas rancio que una tertulia de prensa rosa. Si quiere hablar de producto y cocina realmente ¿por qué no habla de cocina2?..porque al final es el morbo lo que tira y le interesa tanto la cocina como a los propios realizadores de masterchef.

      Eliminar
    3. Pues muy sencillo, Javi ve y resume esto, y nosotros leemos sus crónicas, porque es divertido ver lo cuesta abajo que va cada vez el programa. Sabemos que es una caca, y lo vemos precisamente por eso, para reírnos de la caca que es.

      Pero bueno, ya que en tu pequeño universo la diversión no está permitida, eres libre de no leer más crónicas de Master Chefo o Top Chef.

      Eliminar
    4. Bueno, por ir zanjando polémicas, soy muy consciente de que es imposible gustarle a todo el mundo y no sufro por ello. Si te diré que puede q tengas algo de razón, en el sentido de que acabamos comentándolo todo, lo de cocina y lo q no es cocina, pero lo q venimos reclamando no es tan complicado, un programa como el de Australia, con mucha cocina y bastante buenrollismo.
      Aquí nos juntamos desde hace mucho un grupo de buena gente a la q le gusta los concursos de cocina, con la intención de reirnos un poco. Pero mucho me temo que si masterchef no cambia, y no tiene pinta, la próxima temporad a no haya crónicas. No soy amigo de dejar las cosas a la mitad, así q esta temporada la haré, la siguiente, veremos.
      El programa de cocina2 me gusta mucho, pero creo qves un formato difícilmente cronificable, dado que no es un programa que genere opiniones.

      En cualquier caso verás q intento no dejarme nada de lo aue se nos muestre de cocina, y a medida q avance el concurso y veamos mas cocina veràs como aquí también cobra mas protagonismo.

      Eliminar
    5. Víctor Verges, en mi universo la diversión si esta permitida..y me permito divertirme, pero no desde la hipocresia.

      Decir que "Sabemos que es una caca, y lo vemos precisamente por eso, para reirnos de lo caca que es" me suena la tipica excusa de los que ven Gran Hermano "para reirse" o el Salvame "para reirse"...

      Gracias a toda la gente que los ve "para reirse" nos "luce el pelo" como nos luce y normal que den mas espectaculo de lagrimas y puñaladas que de cocina en masterchef...por los miles y miles de telespectadores que lo ven "para reirse".

      A mi no me parece mal que la gente vea masterchef por el gusto de ver algo de cocina, ver sufrir a otros o "para reírse" pero luego que no en vendan que lo que le gusta a estos últimos son los documentales de La 2.




      Eliminar
    6. Bueno, no todos gustamos de ver cine iraní sin subtitular, ir a presentaciones de arte postcontemporáneo neocubista antirococó y discutir con nuestros amigos del significado de la vida mientras nos tomamos una copa del mejor vino neozelandés en una terracita muy cuca y que no conoce nadie en una azotea del barrio hipster de Madrid.

      Lo que sí que no hacemos es entrar a un post con la única voluntad de despreciar al que lo ha escrito y a los que lo leen porque no son tan chics y culturetas como nosotros, que en la tele solo vemos documentales de las 3 de la mañana sobre el significado de la palabra "futuro" en la vida y obras de Andrejz Lúckacs.

      Pero vamos, nada más eh.

      Eliminar
    7. Eso lo dices tu.

      Ni he despreciado a nadie, ni faltado el respeto, ni usado la ironía para contestar intentando "reducir al absurdo" los argumentos de otros.

      Sólo he criticado el "doble juego". Que bien que en masterchef1 no se sabia bien de que iba el programa. Con masterchef2 quedo claro.

      Pues que en masterchef3 se critique que es un "dramón infumable" pero lo veo y lo cronifico...pues es igual que el debate de Gran Hermano de los domingos...no me quieras vender que lo ves para reirte.

      Por mi como si veis mujeres hombres y viceversa, masterchef o cine iraní...pero hacer un ejercicio de sinceridad con vosotros mismos y no critiqueis que no hay cocina en este programa, porque ni la hay ni la habrá. Si veis el programa es porque os gusta el dramón como en este blogs la prensa rosa.

      Eliminar
    8. Vamos a dejarlo ya porque esta visto que no nos vamos a convencer, pero resulta chocante que estés leyendo y participando en este blog que tan poco te gusta. ¿no es eso lo que estabas criticando?. A lo mejor así nos entendemos mejor. Nos gusta la idea de Masterchef, porque nos ha gustado mucho el formato de otros países, hemos pasado buenos ratos en ediciones anteriores, algunos de cocina y otros de risas, porque aquí la gente es respetuosa e ingeniosa, aunque sea simplemente por eso, me da pena acabar con este foro, aunque si en algún momento me pesa mucho elaborar las crónicas porque el programa se haya vuelto lo que parece que se está volviendo dejaré de hacerlo.

      Te aseguro que no me gusta nada ver a desconocidos sacándose los ojos ni contándome sus penas, me encantaría verlos competir para ver quien hace el mejor plato y nada más, creo que al final, resultaría mucho más divertido

      En cualquier caso, opiniones como la tuya ayudan a mejorar lo que uno hace, sobre todo cuando a cambio de ello lo único que obtiene es el feedback de los lectores. Un saludo

      Eliminar
    9. No, no me estaba quejando de que no me guste el blogs. Sólo de que critiques el amarillismo del programa y luego caigas en el.

      Solo eso. Como opinión.

      Un saludo.

      Eliminar
    10. Cuando ha caído Javi en el amarillismo? Lo único que ha hecho ha sido comentarlo de manera crítica. No le he visto precisamente aplaudiendo que se lleve mal no se quien o no se cuantos, o que las historias lacrimógenas de tal le parezcan muy conmovedoras y por eso quiera que esa persona gane.

      Eliminar
    11. Son opiniones. Tan respetable unas como otras. ¿Tan difícil se te hace entenderlo?.

      Las cronicas pueden tener sus defensores y d. ractores. A eso se expone el que las hace.

      Que disfrutes con el "Hola" , que es lunes y ya estara en el kiosko. ;) yo voy a ver una peli de Allí Ahmenilayad (sin subtitular) :D

      Eliminar
  43. Da gusto seguir una discusión en un foro donde las personas puedan manifestarse libremente y criticar las opiniones de otros foreros sin caer en el desprecio, sólo jugando con el ingenio y la habilidad en el uso de las palabras. El respeto por las opiniones de los demás es tan o más importante que la defensa de las propias si las primeras se hacen con educación y con buenas maneras. Así que felicidades a Anónimo, Victor y Javi. Un placer cruzarme con buena gente como vosotros aunque sea en esta "otra realidad".

    P.D.: No soy el anterior Anónimo

    ResponderEliminar
  44. Hola! La verdad es que llevo bastante tiempo siguiendo el blog pero nunca me había animado a comentar, lo cierto es que la crónica y los comentarios son bastante mejores que el programa en sí, así que felicidades a Javi y al resto. El caso es que hoy he leído una noticia y no he podido evitar que me recuerde totalmente a la típica caspa rancia de masterchef y su pelotería a la "jet set". Os dejo el enlace, no os parece algo que habría podido organizar MC perfectamente??

    http://www.publico.es/internacional/platos-plastico-supervivientes-campo-concentracion.html

    ResponderEliminar
  45. Actualización Leóncomegamba:

    http://www.elperiodico.com/es/noticias/tele/jordi-cruz-disculpas-leon-come-gamba-masterchef-4134565

    ResponderEliminar
  46. Simplemente una opinión más. En este caso de una ExConcursante de Masterchef, Clara.
    https://scontent-mad.xx.fbcdn.net/hphotos-xfp1/v/t1.0-9/11181194_1100048400021849_4015505763997702907_n.jpg?oh=8b7279275d6252e7c2fa1a8d3bf42b93&oe=55E5C750

    ResponderEliminar
  47. Muchas gracias a todos por las aportaciones al debate, gracias por las felicitaciones, gracias a los nuevos por animaros a participar y bienvenidos. Gracias a los de siempre por la fidelidad.

    Sobre las aportaciones de Alimaña y ·GRN-3GRN, lo de Jordi me parece que llega tarde y un poco forzado, pero bueno, algo es algo, no estoy de acuerdo con lo de la exigencia del concurso, sería cierto si no se encargaran ellos de desprestigiarlo con cada casting.

    El artículo de Clara me parece que refleja bastante bien lo que tantas veces hemos dicho aquí. Ella salva al jurado y lo comprendo, ella los conoce en la faceta profesional que nosotros ignoramos, pero yo no estoy de acuerdo en que han entendido que esto es televisión y no cocina, para mi eso es venderse, porque a fin de cuentas, es su prestigio lo que los ha llevado hasta allí y es precisamente ese prestigio lo que ponen en juego cada vez que graban un programa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, creo que Clara tiene bastante razón en exculpar al jurado, porque sinceramente dudo que tengan demasiada voz ni voto respecto al programa, donde probablemente todo lo controle la productora. Y a saber que cláusulas llevarán en sus contratos para no poder protestar ni mú.

      A mi no me parece mal que se entienda que es un programa de televisión antes que de cocina. Entiendo y comprendo que en cuanto algo se lleva a la televisión, que es un mundo hipercompetitivo en el que la audiencia lo es todo, pesen otros factores aparte de la calidad culinaria de los participantes. Pero cuando es algo tan ridículamente descarado que no están ahí no lo están por sus capacidades sino por su personaje es lo que lo arregla.

      Estaba claro que la primera temporada también tenía sus pifias y sus manipulaciones (la creación del monstruo Cerezo o la expulsión de Clara, o simplemente el tongazo del marcrocásting), pero no era lo suficientemente descarado como para arruinar la experiencia al resto. Lo que la segunda temporada hizo no fue introducir estas manipulaciones, pero si hacerlas obvias tan a simple vista que eran ya imposibles de perdonar.

      Eliminar
  48. Iba a esperar al directo, pero me llegó un mensaje al correo sobre una respuesta que decía que "Kevin" quería su nombre real que no le sonaba de nada que fuese campeón de artes marciales que estaba federado y no lo conocía. Creo que se confundía y no era Kevin, si no Pablo. Tras esto, he visto que el post no está (o desaparecido en mi ordenador) y me ha dado por investigar.

    Técnicamente Pablo es campeón de artes marciales, en concreto del Nihon Tai-Jitsu.
    En el Nihon Tai-Jitsu no se hacen competiciones... ¿¿entonces Pablo de qué es campeón de artes marciales??
    Como no sean competiciones de "kata"... que tampoco hacen...

    ¿De qué narices es campeón Pablo...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, igual era mi respuesta y desapareció (a saber por qué). Lo que sabemos: se llama Pablo, campeón de artes marciales varias veces (según un periódico, El Mundo). Me muevo en ese mundillo y no me suena ningún Pablo de Valencia de veintitantos como campeón de nada. Pregunta, ya tú también te las haces, yo me la hago también: ¿qué tipo de arte marcial, qué categoría tendría y en qué años fue supuestamente campeón? No me creo nada. Por cierto, hay una diferencia muy clara entre karate (y sus estilos) y el Nihon Tai-Jitsu., lo digo porque en ciertos lugares dicen una cosa y en otros, otra.

      Eliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe