Gourmetizando

lunes, enero 28, 2013

¿Qué pensarías si, al ir a la tienda de ultramarinos del barrio a comprar sal, te cobraran 96€ por un kilo? ¿Y si te quisieran cobrar 12 € por un litro de agua? ¿Y qué me decís de un nuevo condimento sin sabor a 40€ el gramo? Pues estas opciones existen en el mercado y, por sorprendente que parezca, son productos que tienen un público cada vez mayor. Yo, si me disculpan, los llamaré cariñosamente Productos Timo, sin ánimo de ofender a nadie.




El término gourmet o gurmet, según el diccionario de la RAE, se define como gastrónomo, y éste, a su vez se define de dos modos:

1. m. y f. Persona entendida en gastronomía.
2. m. y f. Persona aficionada a las comidas exquisitas.

En wikipedia, sin embargo, la definición es algo más amplia:

Un gourmet o gurmé (gastrónomo) es una persona con gusto delicado y exquisito paladar, conocedor de los platos de cocina significativamente refinados, que tiene la capacidad de ser catador de talentos de gastronomía al probar el nivel de sabor, fineza y calidad de ciertos alimentos y vinos.

En los últimos tiempos el término se ha desvirtuado completamente, prescindiendo totalmente de la primera acepción de la RAE (entendido en gastronomía) y muy bien podríamos definirlo como aquella persona que, sin conocimientos en gastronomía (y en ocasiones incluso sin paladar), compra y consume productos de elevado precio y calidad al menos discutible, simplemente porque puede, y basándose en la extraña premisa de que consumir este tipo de productos te convierte en un auténtico abanderado de la exclusividad y la sofisticación.

Sólo de este modo se puede entender que se puedan encontrar en internet tantas páginas especializadas en la venta de "productos gourmet".

Y el problema no es que el acceso a productos realmente exquisitos y costosos de elaborar, como un buen jamón, las trufas o la mojama, sea caro, el problema es cuando se nos pretende hacer creer que casi cualquier cosa, bien vendida la moto, puede ser colada como producto gourmet. Hemos llegado a un punto en el que prácticamente todo vale y cualquier producto cotidiano se puede convertir en gournet con un poco de literatura, a este fenómeno es al que llamamos GOURMETIZACIÓN. Veamos algunos ejemplos.

Si hay un producto cotidiano que es realmente asequible para el común de los mortales es el agua, pero en este esfuerzo por gourmetizar lo ingourmetizable, encontramos montones de páginas web con secciones de aguas gourmet o aguas premium. De entre la amplia oferta me gusta "cloud juice" o zumo de nube, que contiene exactamente 9750 gotas de lluvia, esta es su publicidad:

9.750 gotas de agua pura de lluvia.

Nosotros no hemos contado una por una las 9.750 gotas de agua de lluvia en la botella de Cloud Juice ¡preferimos confiar en la palabra de su dueño Duncan McFie! Lo que si sabemos es que tiene un sabor fantástico y que Cloud Juice es realmente una de las aguas embotelladas más maravillosas que nunca hayamos visto. King Island está perfectamente situado para recoger el agua de lluvia más limpia posible de todo el mundo. A 40 grados de latitud sur y vientos de componente oeste la tierra más cercana está a 11.000 kms. Los análisis efectuados establecen que Cloud Juice es 400 veces más pura de lo que los estándares mundiales recomiendan.
El agua es recogida en unos 1.300m² de tejados especialmente diseñados por donde discurre el agua a través de canales de acero inoxidable, luego se filtra se esteriliza con rayos ultravioletas. El carácter del agua cambia con la temperatura a la que se sirve, desde dulcemente refrescante cuando está fría hasta elegantemente aterciopelada a temperatura ambiente. 
 

Raro fenómeno ese de que el agua fría sea refrescante ¿verdad?,  las gotas las deben recoger a mano porque la botellita de 750 ml cuesta 8.50 €, es decir, 11.30 € el litro. Pos mire usted, la Lanjarón tampoco está tan fea, y sale a poco más de 0,30 € el litro.

En este aspecto llama mucho la atención la aparición en los últimos años de variedades de sal que nos prometen sabores y texturas que provocan poco menos que un orgasmo gustativo en distintas partes de tu boca y que te retrotraen a sabores de tu infancia cuando la sal era sal y no lo de ahora. Revolviéndose en sus tumbas tienen que estar los salineros que nacieron y murieron pobres aquí en la Bahía de Cádiz, viendo como esos cristalitos que quedaban en la espuma sobre los cristalizadores de sal y que se desechaban, ahora se venden como "flor de sal" a precios astronómicos.

Pero la palma se la llevan estos figuras de la Sal de Ibiza:

SAL de IBIZA es una línea de excelentes productos de sal de mesa, elaborados con sal natural 100% de la más alta calidad. SAL de IBIZA se recoge exclusivamente en la Reserva Natural del “Parc Natural de Ses Salines d’Eivissa” No contiene ningún tipo de aditivos ni conservantes y no ha sido sometida a refinado alguno. Simplemente secada al sol y molida en piedras centenarias, nuestra SAL de IBIZA contiene más de 80 minerales y oligoelementos de vital importancia para nuestro organismo.

Simplemente ni quitamos, ni añadimos nada, porque lo único que requiere una buena y saludable sal es mar, sol y viento. ¡Auténtico Cristal de la Vida!

Y entonces me pregunto, si esta sal ni siquiera ha sido refinada, ¿por qué un paquete de sal fina en el super vale 30 céntimos y esto sale a 95.60€ el kg? Pues eso, seguro que son esas piedras centenarias las que elevan el precio del producto, porque si se rompe una, buscar otra piedra centenaria cuesta una pasta.

Pero quizás los productos más flipantes de todos son el oro y la plata comestibles, que abiertamente se publicitan como que no afectan al sabor del alimento o bebida:

Los productos Orogourmet disponen de todos los Registros Sanitarios exigidos tanto en Unión Europea como en Estados Unidos, así como permisos Koser de alimentación.

Orogourmet está elaborado a partir de finísimas hojas de oro o plata batida. Espesor aproximado de 0,000125 mm y quilataje mínimo de 917/1000 de oro. Se funde en el paladar, no se nota al comer, ni altera el sabor de los alimentos.


Pues si no se nota al comer, ni influye en el sabor, ¿para que c... te lo comes? ¿Es que no te acuerdas ya que te ha costado 40€ el bote de un gramo?. Eso sí, probablemente puedas presumir de tener las heces más bonitas (y caras) del mundo. Es que hay gente pa tó.

Hay infinitos ejemplos que ya iremos desgranando, vinotecas o vinacotecas, especias gourmet, boutiques del pan, tiendas delicatessen, bomobonerías, golosinas gourmete incluso patatas asadas gourmet.

Lo más triste es que detrás de todo esto está la inconfesable necesidad de estas persona de sentirse diferentes y mejores que los demás, en muchos casos son nuevos o viejos ricos que no saben que hacer con su dinero y piensan que simplemente gastarlo es una señal de un determinado estatus social.

A lo mejor no está tan lejos el día en que se gourmetice el aire que respiramos o el suelo que pisamos, incluso podríamos gourmetizar nuestros propios residuos, puestos a gourmetizar...

...y es verdad que no está tan lejos. Ya hay un científico japonés, un tal IKEDA (ahí queda eso) que se le ha ocurrido lo increible, ha fabricado hamburguesas de carne sintética a partir de nutrientes extraidos de heces humanas, ya podremos decir a gritos que ahora si las hamburguesas del McDonalds son una mierda, con perdón. La gran ventaja de estas hamburguesas es que, además de repulsivas, son carísimas, entre 10 y 20 veces más caras que las de carne normal, un auténtico desafío para los neo-gourmets, y es que podemos tolerar que nos cobren oro a precio de oro, pero ¿serán capaces de vendernos nuestra propia mierda a precio de oro?

Pues ahora más que nunca es momento de elegir y hacerlo bien, empezando por no dejarnos engañar por estos piratas de la alimentación que intentan vendernos lo invendible, y que sin embargo, ahí están engordando sus cifras de ventas.


También te gustará

0 Comentarios

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe