Declaración de intenciones

sábado, enero 05, 2013


Cuando vemos un programa o leemos un libro de cocina,  nos topamos con palabras de uso relativamente común como asar, freir, cocer, emulsiónar, caramelizar, ahumar, hacer al vapor, rehogar, desalar, cuajar, fermentación, punto de nieve, salazón, encurtido, etc. Indudablemente estamos hablando de procesos culinarios, pero todos ellos esconden detrás algún principio científico, alguna explicación razonada que los hace previsibles y repetibles infinitas veces.

Es precisamente en estos aspectos científicos donde quiero incidir en este blog. Pienso que para hacer las cosas bien es muy importante conocer a fondo lo que estamos haciendo, por eso, intentaré no dejar ningún proceso sin una explicación sencilla y clara.

Por supuesto habrá recetas, recetas propias y ajenas, sencillas y complicadas, pero intentaré que sean siempre al menos resultonas.

Además de recetas, habrá espacio para curiosidades y pura divulgación, pero intentando ser siempre lo más ameno posible.

Espero, por tanto, que nos diviramos haciendo este blog y que, al que lo lea, le resulte al menos, interesante.

También te gustará

3 Comentarios

  1. Hoy, mientras preparaba con mi hijo una coliflor para cenar, he aprovechado para explicarle, además de cómo separar los ramitos, qué era una estructura fractal; él ya lo sabía a grandes rasgos, pero hemos observado la coliflor de cerca para comprobarlo y hemos buscado otros ejemplos en la naturaleza. Yo no soy especialmente científica en en sentido estricto de la palabra, pero esta lección sí me la sabía, igual que otras de física y química elementales que se usan habitualmente en la cocina.

    Y mientras impartía mi lección culinario-científica, no he podido evitar acordarme del nombre de tu blog y venir a contártela, que no sólo de Masterche vive el hombre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que anécdota más bonita, gracias por compartirla

      Eliminar
  2. Pues lo que cuentas es muy bonito, la vida nos ofrece miles de situaciones cotidianas en las que una simple mirada más allá nos permite descubrir una nueva dimensión, algo maravilloso sobre todo si eres un niño. La cienie es divertida, sorprendente e inagotable

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe