Foodiecadiz: mucho más que salir a comer fuera

miércoles, octubre 07, 2015

Desde hace pocos meses ha surgido en Cádiz la posibilidad de vivir una experiencia gastronómica nueva y distinta a todo lo que conocíamos por estos lares, se trata de Foodiecádiz, un proyecto pionero e innovador que recorta la distancia entre el que cocina y el que come y convierte el salir a comer fuera en un acontecimiento formativo y tremendamente divertido.

 El espacio Foodiecadiz, perfectamente diseñado

Pera empecemos por el principio. Foodiecádiz se fundó hace solo unos meses, y tuvo como punto de partida un grupo de amigos aficionados a la gastronomía. que se reunían de vez en cuando en torno a una mesa para compartir su pasión por la cocina. Tres de ellos, Paula, Fernando y Carlos se embarcaron en la aventura de llevar su afición más allá e intentar convertirla en negocio.

Como aun no había tenido la oportunidad de asistir a una de sus actividades, el pasado sábado por fin llegó el momento, un taller de cocina marroquí impartido por Imane Benabou, parecía una ocasión fantástica para comprobar si sus magníficas críticas iniciales se ajustan a la realidad.


La actividad se anunciaba como taller-showcooking y tenía señalada como hora de comienzo las 14:30, pero diez minutos antes ya estábamos ante la puerta. Fuimos los primeros en llegar, lo que nos permitió conocer sin prisa las características del local, acompañados por Paula.

La impresión que da es muy parecida a los platós que se usan en los programas de cocina tipo Arguiñano, electrodomésticos de primera, mucha luz, mucho espacio y una limpieza casi quirúrgica. Creo que han acertado plenamente en todos los detalles, la iluminación es fantástica, la climatización (que aquí en Andalucía es tan importante) perfecta, el espacio para el taller, amplio y cómodo y el sistema de extracción de humos, una pasada.

En la cocina, Imane, Fernando y Carlos ultimaban los preparativos y en las mesas podíamos ver un fantástico muestrario de ingredientes que ya anunciaban lo que vendría después.

Las especias esperando su momento

El menú

Tras las presentaciones, donde pudimos probar el cóctel de la casa (peligrosamente bueno), Carlos nos mostró las bebidas que acompañarían los platos. Puede parecer inadecuado tomar alcohol con comida marroquí, pero en nuestra cultura una buena comida merece buenos vinos, quizás sea una buena manera de fusionar.

Cerveza alemana de trigo, cerveza negra artesanal de Cádiz, blanco de Rueda y tinto de Jerez

La cocinera, Imane Benabou es una marroquí afincada en España que cocina con la misma naturalidad con que respira. Su presentación tuvo mucho más de showcooking que de taller, hay que entender que la abundancia y complejidad de los platos hubiera llevado la experiencia hasta las doce de la noche si hubiéramos intervenido en la elaboración.

Mientras que el guiso del cuscús hervía en el fuego, Imane trabajaba la sémola e intercalaba la explicación de los dos primeros platos, el zaalouk, una ensalada de berenjenas al vapor refrita en un delicioso aliño muy marcado por el comino, y la bissara, puré de habas secas que se toma acompañado de pan marroquí como si fuera hummus.

Zaalouk, una auténtica delicia

El puré de habas secas fue todo un descubrimiento

Después llegó el turno de las pastelas. Primero recibimos la explicación de cómo hacer el relleno, a base de pollo y almendras y después Imane nos enseñó a preparar los rollitos de pasta filo que finalmente se hornean. Me encantaron, normalmente no me gusta mucho el excesivo dulzor y sabor a canela de las pastelas, pero estas tenían todos los sabores muy equilibrados.

Pastela de primavera

Por fin llegó el momento del cuscús. Imane se esforzó mucho en que la sémola, preparada al vapor como mandan los cánones, estuviera muy suelta. Para ello pasó por varios ciclos de vapor, aceite y manoseo. Al final, el resultado fue óptimo.

Nada que ver con el cuscús que venden aquí

Con la sémola debajo, Imane fue colocando los elementos del guiso, primero el pollo, después las verduras; nabo, calabacín, calabaza, zanahoria, garbanzos para llegar a una espectacular presentación final.

Estaba tan bueno como parece

El último plato fue un sabroso guiso de jarrete de ternera con ciruelas y orejones. Tierno y meloso, aceptaba perfectamente los sabores dulces y combinabamuy bien con los matices del Garum, un sorprendente vino tinto elaborado aquí en la provincia.

Vaya espectáculo

Finalmente llegaron los postres, dátiles rellenos de pasta de pistachos y nueces (estos si los rellenamos nosotros), pastas de almendra y un fantástico te moruno, un fin de fiesta a la altura del festín que nos habíamos dado.

Toda buena comida marroquí debe acabar con te

Si la experiencia gastronómica fue buena, además tuvimos la suerte de coincidir en el taller con un grupo realmente divertido y muy entusiasta de la cocina, con el que nos reímos un montón y con el que esperamos coincidir en futuras actividades.

Mucha suerte de aquí en adelante a Foodiecadiz, espero que os vaya muy bien el proyecto y que, por añadidura, los demás nos beneficiemos de ello.



También te gustará

10 Comentarios

  1. Interesante proyecto gastronómico, no lo conocía. Además me gusta esa mezcla de vinos de la tierra con la comida marroquí que es exquisita... Buen descubrimiento Javier.

    ResponderEliminar
  2. Sólo dos palabras para definir tu última entrada: envidia cochina! ;-))

    ResponderEliminar
  3. El puré de habas secas es impresionante. Doy fé de ello.

    ResponderEliminar
  4. Esta noche me voy a ir a la cama un poco más gordo.
    Y no porque haya cenado mucho.
    Javi tu eres el culpable y lo sabes.
    Por lo menos un mega o dos de gratitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros, Carlos, por atreveros, el mundo es de los valientes

      Eliminar
  5. Javi... que suerte tío... después de ver anoche Top Chef aún te tengo más envidia. Tiene que darle más juego a esto de Foodiecadiz.

    A ver si pones la receta entera de las Zaalouk... que pinta

    Aleix

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les daré bola, el zaalouk ya está en camino

      Eliminar
  6. Javi, qué envidia sana!!! Qué maravilla de sitio y de showcooking. Mira, he aprendido algo con tu post, yo la bisara sólo la conocía con guisantes secos, no sabía que también la había de habas.... Me ha parecido todo genial!!!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una iniciativa genial, a ver si triunfan.

      Besos

      Eliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe