Top Chef 3.3: Soberbia, provocación, fracaso y venganza

jueves, septiembre 24, 2015

Con estas cuatro palabras podemos resumir perfectamente lo ocurrido anoche en la tercera entrega de Top Chef. Carlota, la que hiciera tan buen papel como jefa de equipo la semana pasada, cavó su propia tumba guiada por una soberbia que no habíamos aún intuido en los programas anteriores.

La ibicenca empezó a estropear su imagen en la primera prueba, en la que coincidió en el mismo equipo con Oriol, el freestyler de pacotilla que está pidiendo a gritos que alguien le aclare un par de cosas. Muchas risas, mucho "lo vamos a petar", muchas palmadas, pero al final presentaron una especie de plato combinado sin nada de cocina que no hubiera firmado ni el mismísimo Honorato.

Soberbia: Vieron ganada la prueba antes de empezar

Después, con su presencia en la prueba de eliminación asegurada, se metió en un jardín absurdo e innecesario al señalar a Carlos en su propia cara como su candidato preferido para la eliminación, simplemente porque no le cae bien (reconozco que yo tampoco lo trago), aunque aclaró, a pregunta de Chicote, que lo veía un rival débil.

Provocación: Te quiero en la prueba de eliminación porque soy mejor que tu

Pero la estrategia le salió mal y cayeron a la prueba de eliminación dos rivales muy fuertes, Sergio y Alejandro. Si a esto sumamos que Carlota se encontró en dicha prueba con un producto que no dominaba en absoluto, al final fue ella la que tuvo que abandonar el programa, demostrando que los "a priori" no valen para nada.

Fracaso: Carlota fue víctima de sus propios errores

Y como la venganza es un plato que se sirve frio, mientras Carlota se despedía de sus rivales entre lágrimas, discretamente, en una esquinita del almacén, alguien sonreía, y alzaba en puño en señal de victoria...

Venganza: el malagueño consumó su venganza sin necesidad de cocinar



PRUEBA INICIAL: EXTERIOR, PARA VARIAR

Nos habían prometido que, en esta edición 2015, una de las principales novedades sería un mayor número de pruebas exteriores, y ya en este tercer programa hemos podido certificar por donde van los tiros, porque en vez de hacer esta primera prueba en el plató, se han llevado a los concursantes a una plaza en el centro de Madrid.

Aunque me parece una novedad interesante que hará estas pruebas menos previsibles y más variadas, creo que en este caso la prueba no fue nada del otro mundo, Entiendo que en estos concursos hay que meter un poco de acción para aumentar un poco la presión en las pruebas y que no sea solo cocinar, lo que no entiendo es esa manía de meter elementos arbitrarios que además, como en este caso, muchas veces resultan completamente irrelevantes.

Bueno, pero antes de la prueba, vino el sorteo de equipos. Los clásicos tacos de cuchillos repartieron suerte, aunque una vez más, resultó sospechoso que cada uno de los cocineros cogiera el cuchillo del taco que tenía delante. En principio, la pareja menos deseada era María, pero tuvo la suerte de que le tocara Velandrino que es un buenazo y aceptó de buen grado la suerte.

Las parejas se buscan después del momento taco

En el resto de las parejas, división de opiniones. Oriol y Carlota se alegraron mucho de caer juntos, los dos más jovencitos, perfiles similares de niños bien con el ego por las nubes, en fin, ellos pensaban que la prueba estaba más que ganada. Sergio se mostró bastante contento de que le hubiera caído en suerte Alejandro, y lo mismo pasó con Montse y Carlos. Algo más escéptico se mostró Marcel al conocer que la muñeca repollo sería su pareja y abiertamente descontentos se mostraron Alex y Mari Paz,. Y eso solo fue el comienzo.

Hala, alegría

Pues como digo, la primera prueba tuvo un prólogo irrelevante, consistente en pasarse 45 minutos buscando por la zona (comercios, restaurantes, etc...), que alguien los regalase los ingredientes de un plato libre. Y digo que resultó irrelevante porque la marca Top Chef es muy potente y ni comercios ni restaurantes desaprovecharon la oportunidad de salir en pantalla a cambio de unos cuantos ingredientes, así que todas las parejas llegaron a la prueba con una buena provisión de ingredientes.

Velandrino y María asaltan un Badulaque

Para respetar el orden de cata, empezaremos por los freestylers, Oriol y Carlota. Toda la prueba, tanto la búsqueda de los ingredientes como la elaboración de los platos, fue un continuo regodeo en lo guay que son, muchas risas, muchas arengas, pero ¿cómo es posible que ninguno de los dos se diera cuenta de que lo que estaban preparando era absolutamente intolerable? Estos dos que se llaman cocineros y que encima se creen geniales, no pasaron de tunear (y de manera discutible) unas croquetas que habían encontrado ya preparadas en un restaurante, lo demás, morralla al alcance de cualquier soltero con la nevera mal abastecida. Tendrían que haberlos echado en el momento, a los dos, a lo mejor no sería mala idea para otra edición dejar al jurado esta prerrogativa.

La bronca de Chicote tuvo proporciones bíblicas

Carlos y Montse se entendieron bien, y además tampoco es que arriesgaran mucho. Se decidieron por una parmentier (de patata, cómo no), acompañada por habitas fritas y un huevo pochado encima, a la que llamaron "el amor no tiene edad". Y es que el malagueño es cursi hasta la náusea, entre diminutivos (ríete tu de Cristobita), besuqueos, abrazos y el dichoso nombrecito del plato resultó incomodamente cargante.

¿Y vosotros no teníais plato?

Quizás eligieron un plato sencillo porque solo disponían de media hora, pero, pese a ello, al final fueron llegando las prisas y los nervios. Cuando el huevo pochado estaba ya listo, Carlos lo trato con poco cariño y cayó sobre la encimera. Por fortuna, pudieron recuperar la yema y presentarla en el plato. La única crítica recibida fue por exceso de aceite.

Huevo saltando el cantil

La pareja formada por Mari Paz y Alex no se entendieron desde el primer instante. Les costó ponerse de acuerdo en el plato, y cuando se decidieron por una vichyssoise, tampoco se pusieron de acuerdo, Alex apostaba por ponerle manzana y anchoas, mientras que Mari Paz se decantaba por decorar con puerro frito (la presencia de Honorato flotaba en el ambiente). Al final, ni para uno ni para otro, para los dos. Menos mal que uno no quería hacer un flan y el otro arroz con tomate, porque hubieran hecho arroz con flan y tomate.

La solución de compromiso no contentó a ninguno

Pero toda la prueba fue una lucha, los dos estaban realmente fastidiados, los dos querían imponer su criterio, y apenas se daba la vuelta uno de ellos, el otro lo ponía a caer de un burro.

Lo mandó a lavar puerros y aprovechó para calificarlo como el concursante más débil

La cata habló de una crema excesivamente suave, de una manzana y unas anchoas que no aportaban nada, y de un puerro frito que era como paja. Lo mas lamentable es que cuando el jurado criticaba lo que había propuesto uno u otro, el otro les daba la razón, como diciendo "te lo dije". Al final, infantil berrinche de Alex que pretendía cargar toda la responsabilidad en Mari Paz.

Ea, que a mi no me gustan los puerros fritos (momentos después, se llevó el scatergories)

Marcel mostró una desconfianza constante hacia Luca en los primeros momentos (hasta cierto punto justificada en el mal proceder de Luca la semana pasada), lo que causó cierto malestar en el querubín, que tiró de orgullo patrio y se creyó víctima de un complot contra nuestro país urdido en el bundestag. Pero poco a poco la cosa fue fluyendo y al final se marcaron uno de los mejores platos de la prueba, lomo de ternera con parmentier (de patata) verduras y setas.

Cuanto echábamos de menos los emplatados Stonehenge de José David

Pero para mi, el mejor plato fue el de Sergio y Alejandro. Al locuaz cocinero cántabro se le ocurrió preparar un bacalao a baja temperatura, mientras que Alejandro aportó al plato una interesante crema de coliflor tostada que prometía estar deliciosa. Fueron los únicos que entendieron la prueba perfectamente, el plato llevaba un poco de los dos y así lo reconoció el jurado.

Un plato de nivel, solo en media hora

Además, la prueba les sirvió para estrechar lazos

Lo que hicieron María y Velandrino, sin embargo, no sonaba nada de bien. Sobre la base del jugo de unos callos ya preparados que consiguieron en un restaurante, construyeron una menestra con fresas y jengibre. Suerte tuvieron de que hubiera un plato mucho peor que el suyo, porque el experimento no funcionó, como era de esperar, los elementos del plato estaban desligados y no pegaban ni con cola.

Callos con fresas, no tiene sentido

Me gustó mucho la actuación de Susi en esta prueba. Es evidente que Chicote ha cedido parter de su protagonismo a sus secuaces, y en esta ocasión vimos a Susi liderando al jurado, opinando con sensatez y dando buenos consejos a los concursantes.

Mejor así que anunciando Pink Lady

Con estos mimbres, la elección no fue difícil, la pareja elegida para ir directamente a la prueba de eliminación fue la del plato combinado, Oriol y Carlota. Llegaba ahora el momento de la estrategia.

Como reconoció Oriol, se pasaron de freestyle


SEGUNDA PRUEBA: PUES YA QUE ESTAMOS AQUÍ...

...Pues hacemos otra prueba y nos ahorramos el decorado, buscar exteriores, etc... Así que sin moverlos del sitio, aprovechando incluso las mismas parejas, el jurado presentó la prueba que decidiría qué otros dos consursantes acompañarían a Oriol y Carlota al borde del abismo.

Pero antes, les permitieron una pequeña ventaja, que consistió en hacer un solo cambio en las parejas. Chicote les dio un consejo, ya haría una pareja muy débil para que perdieran y la prueba de eliminación fuera más fácil, y entraron al trapo, porque cambiaron a Velandrino por Carlos. Fue entonces cuando Carlota se metió ella sola en el charco y señaló a Carlos como su rival más odiado.

Carlos se quedó ojiplático, pero se lo tomó con deportividad

La prueba consistió en la elaboración, en una hora, de un cocido madrileño completo, eso si, garbanzos, carnes y chacinas ya se las daban cocinadas, con lo que se pretendía que innovaran, haciendo una reinterpretación del plato, no un cocido convencional.


Chicote presentó estas dos alternativas

Ahora particularizaremos lo que hizo cada pareja, pero en general, podemos decir que la prueba fue bastante decepcionante y dice mucho del escaso nivel de los participantes de este año, que está haciendo que echemos de menos incluso a Peña y sus hamburguesas. Lo único que se les ocurrió a estos cocineros, que en algunos casos hablan como si desayunaran, almorzaran y cenaran a diario con Ferran Adrià, fue triturar cosas, sus cocidos más parecían potitos que platos de alta cocina, y a ninguno de ellos se les ocurrió aportar algo medianamente innovador al plato.

Alex y Mari Paz se entendieron mejor en esta prueba, básicamente porque el ecuatoriano no tenía ni idea de como hacer un cocido y, muy a su pesar, tuvo que ponerse en manos de la manchega. Tuvieron la poco original idea de recrear un cocido en tres vuelcos en un solo plato, donde aparecían en tres poco atractivos montones las carnes, los fideos y las verduras.

Por segunda vez, la suerte se alió con ellos y solo la existencia de un plato ostensiblemente peor que los otros los salvó de ir a la prueba de eliminación.

No gustó ni la presentación ni el sabor

Algo parecido pasó en la pareja Marcel-Luca. Como el Teutón no conocía la receta, se dejó llevar por los conocimientos del querubín, que para la ocasión, recogió su abundante y vaporosa cabellera en una bonita moña.

Marcel y sus muñecos, si no le va bien en la cocina, al menos triunfará de ventrílocuo

Y Luca quiso alterar la presentación tradiconal poniendo el morcillo envuelto en una fina lámina de tocino, sobre una ¿¿¿¿¿ropa vieja????? que según él consistía en triturar garbanzos y verduras en una pasta consistente. Pero por obra y gracia de Marcel, la fina loncha de tocino se convirtió en filete y el conjunto quedó muy basto y contundente.

Dificil de gestionar ese canelón

De extraño podemos calificar el cocido de Montse y Velandrino, aunque al menos fueron más originales en lo que a presentación se refiere, lo que no terminamos de encajar muy bien son esas finas lonchas se lomo de cerdo que, a modo de sábana coronan el conjunto e impiden distinguir qué se esconde debajo.

Esto si que no parecía un cocido.

Aunque María y Carlos no acertaron en la presentación, y añadieron en el fondo del plato un extraño puré de brócoli, al menos fueron los únicos que pusieron garbanzos enteros en el plato (aunque sólo fueran tres) y añadieron esa pelota con aspecto de vómito de gato, que aunque tuviera mal aspecto, era y sabía a pringá. Al final, lo que desea la gente cuando pide un cocido es encontrar, de un modo u otro, las referencias gustativas que conoce; garbanzos, caldo, pringá, verduras,...

Semidigerido de Cat-Chou y escasez de todo lo demás

Pero el gran batacazo lo dieron Sergio Encantadodeconocerme y Alejandro Melatrufan. la pareja que había firmado el mejor plato en la primera prueba, naufragó en la segunda por su empeño en quedarse con toda la morcilla para ellos.

La cara de Chicote al probar el plato no deja lugar a dudas

Se decantaron por preparar un paquetito (que acabó siendo paquetazo) con col rellena de la pringá del cocido. La morcilla fue bnjeto de disputa con Luca durante buena parte de la prueba, al parecer, habían cogido tanta cantidad que no había quedado para los demás. Luca se acercó varias veces a pedirles un poco, pero siempre recibió la misma respuesta por parte de Sergio, tengo que preparar 20, si me sobra te doy. 

Luca pregunta a Alejandro si le sobre morcilla

Como tenían tanta y no querían dar, prepararon litro y medio de crema de morcilla para rellenar sus coles. Fue entonces cuando apareció Chicote a tocarles las narices, y les advirtió que el cocido madrileño no lleva morcilla (extremo mas que discutible, según nos cuenta e-cuervo). Desde ese momento se estableció una lucha entre Alejandro, que quería volver a empezar sin morcilla, y Sergio, que se emperró en seguir adelante.

Pero claro, como tenían tanta crema de morcilla, sobrecargaron de este embutido los paquetes, y al parecer, aquello sabía solamente a morcilla. Segunda vez que Sergio pierde una apuesta personal y arrastra con sus decisiones a algún compañero a la prueba de eliminación.

Y además no tenía ni buena pinta

La cata no fue ciega, pero al menos los que decidieron cual era el peor plato si que fueron vecinos anónimos del centro de Madrid. Del mismo modo que hemos criticado mucho a Masterchef por su desfile habitual de VIPs y excelentísimos, debemos felicitar a Top Chef por incluir en sus jurados gente normal y corriente, ya sean trabajadores del distrito empresarial, como la semana pasada, o simples vecinos, como esta.

A la del medio no le gustó ninguno de los cocidos

Llegó el esperado momento cuchillos, la tensión se mascaba en el ambiente. Finalmente, el cuchillo rojo fue para los hermanos morcilla, lo que hundió completamente a Oriol y sobre todo a Carlota, que empezó a vislumbrar un horizonte mucho más negro que el que había planeado.

Ya no se reía tanto


PRUEBA DE ELIMINACIÓN: ¿SENSIBILIDAD O CASUALIDAD?

Y llegó la temida prueba de eliminación, y con ella los nervios y las inseguridades. En los minutos previos, los candidatos compartían con sus compañeros sus preferencias y temores y, como una premonición, Carlota mostraba su preferencia por que no tocara nada relacionado con la caza.

Pero basta que uno diga que no quiere leche para que le pongan tres tazas, la prueba de eliminación llevaba piezas de caza. El reto consistía en crear un plato inspirado en un bodegón que mostraron en el plató usando todos los ingredientes que allí aparecían. Una prueba interesante que podía interpretarse de muchas maneras, simplemente fijándose en los ingredientes, o buscando, de alguna manera, reflejar el cuadro en el plato.

Roncero presenta el cuadro en cuestión

El cuadro llevaba frutas, frutos secos y, a la izquierda, una pieza de zorzal, un ave pequeñito que ninguno de los concursantes había usado antes. El desplume de los bichos fue una auténtica carnicería que demuestra que los cocineros de hoy en día no hacen este tipo de trabajo sucio y que ni siquiera tienen ni idea de cómo lo hacen otros. Además, ver trabajar con un pajarito tan pequeño entero me parece bastante desagradable porque se hace muy patente que estás trabajando con un cadáver.

Desplumando freestyle

El plato más destacado de esta prueba final fue el de Oriol, cuyo éxito fue una mezcla de los buenos consejos de los jueces, la casualidad, cierta finura a la hora de tratar el zorzal y muchísima retórica.

En un principio, el iluminado había pensado preparar la pechuga de zorzal sobre un jugo reducido de manzana, uvas y aceite, pero cuando los jueces pasaron por su puesto, Chicote le dijo que aquello sabía solo a aceite, por lo que decidió volver a empezar.

Roncero aplica la técnica sublimotion para catar la salsa de Oriol

Después lo vimos preparando otra vez la misma salsa, pero lo que apareció finalmente en el plato no tenía nada que ver con eso, sino que eran unas finísimas láminas de pechuga de zorzal marcadas a la plancha y acompañado de otros minúsculos elementos, sobre una salsa de un vistoso color ambarino. Quizás fuera el montaje, pero realmente no vimos en ningún momento a Oriol preparar eso.

El zorzal de mis c.., lo que no se consigue en el plato, se consigue con palabras

Fue entonces cuando Oriol desplegó todas sus dotes como encantador de serpientes, porque según su propia versión, él tiene más sensibilidad para el arte que los demás. Tituló a su plato "el zorzal de mi reina" (Carlos no es el único cursi) y se montó una película romántica para explicar lo que había hecho. Susi, que es un poco tontorrona para la sensiblería, picó inmediatamente, y aunque Chicote criticó que los trozos de zorzal eran muy pequeños y tenían poco sabor, entre los tres acordaron que era el mejor plato de la noche.

Oriol monta su show al llegar al almacén

Sergio, como cada vez que ha tenido que trabajar solo, realizó un plato solvente, pero durante la elaboración, tuvo sus más y sus menos con Roncero, que criticó abiertamente que no estuviera sacando caldo de las carcasas de los zorzales (cosa que después si que hizo). Es curiosa la manera que tiene este hombre de encajar las críticas, mira para otro lado y hace como si no estuvieran hablando con él.

Al final si que hizo sus juguitos

Al final, y pese a la pastosa, recargada, barroca y excesiva exposición del autor, el plato quedó resultón, y el jurado lo reconoció, salvándolo sin llegar a ponerlo al borde del precipicio.

Como siempre que trabaja solo, buena presentación

Alejandro llegó a la prueba muy concentrado, con la idea clara de no dejar pasar esta última oportunidad. Tan concentrado estaba en lo suyo, que en un momento dado, cuando Carlota quiso buscar cierta complicidad con él: "hoy somos todos débiles, ¿verdad?", él respondió con una de las frases: "yo lo que quiero es salvarme yo, los demás me la trufan".

Alejandro Melatrufan con Carlota en lontananza

Pero pese a su concentración y su aparente buen nivel, apunto estuvo de abandonar el programa, porque sus pajaritos fritos quedaron prácticamente crudos lo que resultó desagradable al jurado y lo condenó a estar entre los dos candidatos finales a la eliminación.

Si llevan crudos desde el siglo XVII...

Pero la eliminada fue Carlota, que cerró de esta manera un círculo de la maldad que ella misma había iniciado sin tener por qué.

Desde el principio se mostró incómoda con el producto, llegando a afirmar que odiaba las aves, que no le gustaba ni comerlas ni cocinarlas (algo que me sigue asombrando en un cocinero profesional). Su plato era una mezcla extraña de elementos inconexos, unas pechugas de zorzal, marcadas a la plancha y acompañadas de una salsa de frutas sin ligar de ninguna manera con un caldo hecho con las carcasas, simplemente la fruta. El resultado fue lo esperable, un plato muy dulce y con poca sultileza que desagradó bastante al jurado.

Y al final, lágrimas y arrepentimiento, te tenías que haber mordido la lengua antes

Llegaron entonces las lágrimas, los golpes en el pecho, los agradecimientos y los lamentos, nada que no hubiéramos visto antes. Y en el almacén la secreta venganza de un protagonista no buscado que no lamentó lo ocurrido, la demostración palpable de que cuando uno escupe hacia arriba, acaba cayéndole encima.


FRASES PARA EL RECUERDO

Ha sido una jornada muy pródiga en frases gloriosas, aquí recopilamos las mas destacables (si recorsdais alguna más, ponedla en los comentarios y la incluyo).

  • Chicote (a Oriol, en la primera prueba): "Si os dan un flan, lo ponéis ahí en medio y ya salís también del postre"
  • Oriol (reflexión después de perder la primera prueba): "Nos hemos pasado de freestyle"
  • Sergio y Alejandro Melatrufan (durante la segunda prueba):
    • Sergio (tras probar la puntita de una piparra): "Joé como pican las piparras"
    • Melatrufan (después de zamparse una piparra entera): "nenaza".
  • Oriol (ante la cámara personal en la prueba de eliminación): "Yo es que tengo mucha sensibilidad, tengo más arte que los demás"
  • Alejandro M. (a Carlota en la prueba de eliminación): "Yo lo que quiero es salvarme yo, los demás me la trufan".
Vota por tu favorita, para mi, sin duda, la mejor es la última.


¿Y AHORA QUÉ? LOS QUE SUBEN Y LOS QUE BAJAN

El nivel general ha estado bajito, pero aun así, algunos escalan en el ranking de valoración:

  • Sube Luca, que después de la desastrosa semana pasada, esta vez ha demostrado personalidad ante las dudas de Marcel.
  • Sube María, a la que todos señalaban como la más débil y aguantó bien el envite con dos parejas distintas.
  • Sube Alejandro: Hizo un muy buen plato en la primera prueba dejando su sello propio; en la segunda se vio arrastrado por la cabezonería de Sergio y en la eliminación demostró que viene a por todas.
  • Se mantiene Montse, que sin tener su mejor día no pasó apuros
  • Se mantiene Velandrino, que se consolida como un buenazo solvente, pero no parece que baya a ir mucho más allá.
  • Se mantiene Marcel, muy solvente en la primera prueba aunque perdido en la segunda. Gracias a Luca se salvó de la prueba de eliminación.
  • Se mantiene Carlos, dentro de un perfil bajo. Fue protagonista no buscado por la bocaza de Carlota.
  • Se mantiene Sergio, de los mejores en individual, de los peores en equipo. Si no aprende a limar este defecto, yo lo sacaría de los favoritos.
  • Baja Oriol, cuyo platucho de la primera prueba debería de haberlo puesto en la calle y su extraña percepción de la realidad acabará por enemistarle con todos.
  • Baja Álex, uno de los candidatos más flojos, ladra mucho pero cocina mucho menos.
  • Baja Mari Paz, que no afrontó con buen talante las pruebas con Álex, poniendo en serio peligro el éxito de la pareja. Toques de viejunismo


También te gustará

49 Comentarios

  1. Lo peor del programa de ayer es que me fui a la cama con hambre. Y es que a pesar de que la dinámica del programa, creo que muy acertada y novedosa, prometía mucho, el nivel de los concursantes de este año echa por tierra cualquier esperanza de ver algo de cocina. Y es que este plantel te hace echar de menos constantemente a cualquiera de los 6 últimos participantes del Top Chef del año pasado... Marc, Victor, Fran... se avergonzarían de lo que estamos viendo este año e incluyo actitudes más propias de niñatos como lo ocurrido ayer.
    El programa empezó por dibujarnos unas pruebas de cocina por parejas bastante interesantes... claro, si hubiera personas interesantes de las que hay pocas y las que hay cometen errores de bulto a cada momento.
    Después de una primera prueba, hacer unas simples tapitas, con la única dificultad de que serían los madrileños los que tendrían que darles los ingredientes y no podían comprar nada (lo de permitirles ir a restaurantes etc... echa por tierra el espíritu de la prueba), la cosa queda en un medio blufffff general y en un plato combinado digno de expulsión en particular. No deberían haberles dejado a Oriol ni a Carlota terminar de hacer ese plato.
    Pues después de esta prueba más propia de Masterchef Junior, va y se les ocurre como segunda prueba pedirles que hagan un Cocido Madrileño....
    Como amante de la cocina de cuchara que soy, la prueba me pareció aún más vergonzosa que la anterior. Primeramente, les dan todos los ingredientes, TODOS, debidamente cocinados y les pedían simplemente una reinterpretación del plato... pues no me lo podía creer. Uffff, entre que entre todos no se veía un garbanzo digno de llamarse legumbre, que la verdura salvo las bolsitas de berza ¿rellenas de morcilla? eran todos potitos de nene.... y lo que vi que hizo nuestro querubín madrileño ante un Marcel que sin haber hecho ninguna vez este plato, no se lo creía... donde todo era simplemete tocino, como era todo simplemete morcilla en otro... y en todos una misería de porciones dignas del Sublimotion o del restaurante moñas del Guggenheim donde cada vez que hundías la cuchara, sólo veías cuchara... en fín... Honorato y nuestro escultor sandiero podrían haberlo hecho mejor seguro. Vergonzoso.
    Pues ya para aplaudir les mandan una prueba, creo que muy dificil. Una copia de un bodegón donde el actor principal era el zorzal y diferentes frutas y frutos secos. Y donde se vió el infimo nivel de este año.
    Primero porque parece que ninguno sabía que demonios es un zorzal y después porque creo que el Seprona estuvo a punto de entrar en el plató para evitar maltrato animal (no se donde estarían anoche los antitaurinos)...
    Cuando vi desplumar a los pobres zorzales, por cierto, ninguno utilizó agua caliente (hirviendo, coño) para hacerlo mejor... sin palabras.
    Y me fui a la cama avergonzado y con hambre. Vi cocinar y no vi nada que me resultara apetitoso.
    Poca vida se le ve a esto si sigue asi

    Aleix.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, el nivel este año está siendo muy bajo, ni siquiera aquellos que parecen técnicamente superiores han conseguido hacer platos que emocionen.

      Eliminar
  2. Yo del programa de ayer me quedo con una frase de Oriol cuando supo que iba a la última oportunidad: "Me he pasado de free style" jajajajajajaja. Claro, todo el mundo sabe que hay que cocinar con la cantidad de free style justa! jajajajaja, me parto.

    Un saludo! Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que estuvo sembrado en frasecitas el chico... jaajaajaja

      Eliminar
    2. Jajaja, cualquier día alguien le da una colleja y lo espabila

      Eliminar
  3. Pido desde aqui a Chicote que el año que viene se emita el "4 Star all Star (4 estrellas contra 4 estrellas)" que se vió en el Top Chef Usa, los cuatro mejores del primer año: Begoña, Arrabal, Cobo y Almagro contra David, Marc, Fran y Victor... ese si sería un programa con audiencia y donde se vería cocina... Y si quieren 12 concursantes, les pueden añadir a Estevez, Barbara, Peña y Carlos.
    Con el Jurado de este año, mejor que con Yayo y Sosoman y con las normas de este año, más transparentes.

    Y no lo que estamos viendo y sufriendo... imaginad a Javi que tiene que revivir todo dos veces para hacer la crónica jajajajajajjaa... pobre.

    Aleix

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu solidaridad Aleix, aunque reconozco que esta semana me lo he pasado en grande haciendo la crónica. Apoyo la moción del all star, nos podríamos descojonar, aunque yo apoyaría a muerte alos de la segunda edición, que me caen mucho mejor.

      Eliminar
  4. Me molesta sobremanera la teatralidad, histrionismo y vanidad de algunos soberbios de los concursantes, a los que, estoy de acuerdo, les ha faltado algún coscorrón de pequeños, para no seguir siendo un crío estúpido toda la vida.
    Me molesta además, y mucho, el lenguaje que tienen todos. Espero que alguien le cuente a esta gente que hablar constantemente con diminutivos hace parecer que en la cabeza no te sobra ni un miligramo de materia gris.
    No tengo idea de cocina, pero al fin y al cabo me gusta el programa. Y me gusta todavía más este blog, descubierto la pasada edición. Comparable a la entrada del autor todos vuestros comentarios, razonados, interesantes y educados. Una maravilla. Gracias. Y una última cosa: un placer ver un blogspot donde la gente escribe correctamente!!! Por desgracia, es una excepción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, en nombre de todos nosotros, por leernos y opinar

      Eliminar
  5. Hola a todos... He acabado ahora de ver el programa y cada vez me alegro más de que Antena3 no me permita verlo en directo. La de horas de sueño que gano!
    Las parejas de la primera prueba creo que quedaron muy acordes. Todos estaban donde tenían que estar. Es verdad que Alex y Maripaz no se llevan bien, pero creo que estaban bien juntos (a pesar de sus diferencias).
    Mis platos preferidos fueron el de Sergio y acompañante (sorry, soy fatal para los nombres) y el de Marcel y Luca. Por este orden.
    El plato de Oriol y Carlota... sin comentarios... ya lo dijo todo Chicote. Y el de Maripaz y Alex, estoy con ella, no sé qué pintan la manzana y las anchoas en la vichyssoise.
    Una cosa, me lo pareció a mí o Susi no pronunció bien la palabra parmentier?
    La segunda prueba no me gustó mucho y ninguno de los platos me pareció para tirar cohetes. Me hubiera gustado ver algo como el taco de cocido que nos presentó Chicote... eso sí es original! El otro plato que parecía un monumento a algo no me llamaba tanto la atención pero tenía su arte.
    De todas formas el que más me gustó en presentación fue el de Marcel y Luca (desde luego con el tocino más fino.. y menos mal que no le hizo caso al madrileño y no metió los trozos de morcillo que él pretendía poner).
    El que también tenía buena pinta era el de María y el malagueño. Parecía un cocido a lo fino, y seguro que con sabor. Lástima no poder probar algunos platos.
    La prueba de eliminación me pareció muy interesante. Para mi gusto estaba muy bien pensada y era muy creativa. Eso sí, dejó en evidencia una vez más que, o la caza no está de moda, o los concursantes no se preparan antes de entrar al programa... Pero si todos sabemos que al menos te cae algo de caza seguro!
    En general me gustaron todos los platos excepto el de Carlota (y no, no es por inquinia, es porque en ojo no lo veía apetitoso). Y el que más el de Sergio. El de Oriol, pese a su delicadeza y las palabras del jurado (que no dudo que sean ciertas), no me llamaba tanto la atención... También he de confesar que yo no soy de carne, sino más bien de verduras.
    Después de este tercer programa ratifico mi favoritismo hacia Marcel, seguido de Sergio. Ambos cocineros me gustan aunque el egocentrismo de Sergio me repele.
    Una cosa que me llama mucho la atención es que todos dirigen equipos, pero ninguno sabe trabajar en equipo. En serio es tan difícil trabajar con compañeros, que además saben de la profesión y cada uno puede aportar sabiduría?
    Y lo que más me desagrada de los programas de España... el lenguaje. Lo siento, pero no puedo con tanta palabrota disparada una detrás de otra. Se pueden decir las mismas cosas sin necesidad de ser soez en el lenguaje. Me puede!
    Javi, deseando leer tu crónica y los comentarios de los compañeros... Es lo mejor del programa con diferencia!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dijo pamentier. Dos veces, por si había duda.

      Eliminar
    2. Gracias Alimaña, al menos sigo bien del oído jaajajaja

      Eliminar
    3. Si al menos hubiera dicho "pagmantié"... pero para mí es algo que se ha colado, como las erratas y los duendes, en la postproducción. No se equivoca el que habla, sino el que da por buena la toma.

      Eliminar
    4. Es que ella tiene acento de la parte de Alsacia, donde las r son mudas, jajaa

      Eliminar
    5. Si, pamentié... y se quedó tan tranquila. Aunque la verdad, lo que me deja más alucinado, no es su habla, sino ese look tan hortera que se gasta la señora. Estoy convencido que la peina y la maquilla su peor amiga.

      ah! y felicidades a postproducción por no "editar" el comentario. No se equivoca sino que saca a la luz la burricie... Si nos quejamos de que cortan y editan el programa, debemos aplaudir que saquen estas cosas.

      Eliminar
  6. Cada vez es más difícil ver un castin del que salgan cocineros de verdad, no michelinosos. Discrepo de la opinión de Chicote sobre la ausencia de morcilla en el cocido madrileño. ¡Por Dios! Que rectifiquen o Carlos I se levanta de la tumba y se lo lleva en un recorrido histórico desde la adafina hebrea hasta los cristianos viejos comiendo platos que lleven puerco. Como penitencia a tal error propongo que repasen el libro de firmas de Lhardy y relean a Néstor Luján. "Quiero más una morcilla que en el asador reviente/ Y ríase la gente."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí pongo un tocho que explica lo que dice Cuervo.

      http://www.tabernadeladaniela.com/la-historia-del-cocido-madrileno/



      PD.- El cocido madrileño, si tenemos en cuenta su origen judío, (antigüamente se llamaría en sus origenes Adafina), no llevaría morcilla, ni llevaría carnes de cerdo (prohibidas por no ser kosher). Aunque luego, posteriormente, en el siglo de oro si haya constancia de su uso, se cuenta que se "cristianizó su uso" incorporandole tocino, chorizo y morcilla.

      Eso hace que La Olla Podrida, el Puchero de Santa Ana y el Cocido Madrileño tengan el mismo origen según muchos autores.

      Aleix

      Aleix


      Eliminar
    2. Gracias, Aleix. No me atrevía a meter un tocho y puse algo ligerito, kosher, halal y vegano jaja.

      Eliminar
    3. A mí también me llamó la atención lo de orígen judío porque sé que no comen cerdo.
      En la cocina española tenemos tantas cosas de origen judío y árabe que algunos alucinarían.
      En casa no hemos sido nunca de potajes (básicamente porque a mi madre no le gustan), por eso me encanta ver programas o leer sobre cocina tradicional. O sea que gracias por el enlace Aleix.

      Eliminar
    4. Interesantes documentos, gracias, ya que no aprendemos viendo el programa, al menos aprendemos cosas por aquí.

      Eliminar
  7. El cuervo de arriba ha salido volando con la morcilla del cocido para llevársela a Góngora.

    ResponderEliminar
  8. Una vez más destacar que Atresmedia parece querer cargarse el programa con tanta publicidad. Supongo que las cabezas pensantes de la cadena lo tendrán estudiado porque si no, no me lo explico. Desgraciadamente, también se confirma la deriva hacia el reality más puro y duro, preocupado más por los roces y los malos rollos que por lo que entiendo debería ser el tema principal: la cocina. Por último, el asunto de las catas a ciegas parece que se ha quedado en flor de un día.
    También he visto algunos aspectos positivos (no todo iba a ser malo): las evaluaciones de gente en lugar del jurado, el papel del propio jurado me parece más acertado que el año pasado (Roncero me está gustando como "punisher" de los concursantes, Susi se atreve a decir algo más que trivialidades y Chicote apostilla con su retranca carabanchelera). También me gustó la última prueba por su originalidad.
    Respecto a algunos concursantes, en algunas ocasiones pienso que se comportan más como caricaturas de artistas que como cocineros. A alguno sólo le falta hablar en tercera persona de sí mismo. Desgraciadamente para nosotros, estos concursantes están más cerca de Aída Nizar que de Dalí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Artistas no veo ninguno, y menos aun los que se lo creen

      Eliminar
  9. Me he dejado en el tintero un par de cosas que quería comentar: ¿qué necesidad tenía Carlota de meterse en semejante jardín al desear librarse de Carlos? Probablemente olvidó aquello de ser dueño de tus silencios y esclavo de tus palabras. Creo que tanto ella como Oriol confunden sinceridad con impertinencia.
    Por otro lado, el tema de las catas a ciegas: Si se hicieran siempre, los jueces tendrían que estar ausentes todos los programas en la última oportunidad. Para ello tendrían a) que traer a un invitado todas las semanas para que "rellenase" el espacio, preguntando cosas a los cocineros durante el tiempo que durase la prueba o b) dejarlos sólos, lo que resultaría algo pobre cara al show. Además, al final especularíamos con la posibilidad de que hubiese un chivatazo desde la dirección. No lo veo fácil, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con lo de las catas ciegas, es difícil, pero a lo mejor podrían alternar entre ser ellos los jueces y dejar las decisiones en un jurado externo.

      Eliminar
    2. Si fuesen jueces a tiempo parcial creo que perderían su razón de ser. Ahora bien, también creo que deberían darle una vuelta para buscar una fórmula más adecuada.

      Eliminar
  10. Hola!!! Pues yo me estoy riendo todavía del comentario de Chicote, para mí, mejor de la noche: "menos mal que no os han dado un flan, porque si no lo ponéis ahí en medio". Gracias otra vez por tus crónicas, Javi!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísimo, Chicote está más suelto y espontáneo esta edición, y se agradece, porque sus comentarios, cuando son naturales, son buenísimos.

      Eliminar
  11. Hola!!
    Me perdí la primera prueba entera, pero por lo que ví después y lo que leo en tu crónica Javi, menudo chasco con Carlota. Mira que la semana pasada me gustó como lideró y lo que mostraron de ella, pero esta semana se ha cubierto de gloria...
    En una prueba de eliminación contra Sergio encantado-de-conocerme (me encanta que haya triunfado el apodo :P) y contra Alejandro, Carlota lo tenía chungo. Sergio va camino de ser el eterno concursante de la última oportunidad. En las pruebas de equipo no le va bien, cuando cocina el solo es solvente, pero en grupo mal.

    Chicote me dejó flipando con lo del cocido madrileño y la famosa morcilla de la discordia. Parece mentira que sea de Carabanchel!! En Madrid puedes comer muchos tipos de cocido, y todos se llaman "madrileño", y la gran mayoría llevan morcilla (el de La Bola, uno de los más alabados, no la lleva por ejemplo). De hecho en marzo desde hace unos años hay una "Ruta del cocido madrileño" que organizan restaurantes de toda la comunidad, y ves la diferencia entre unos y otros. En fin, que yo rompo una lanza a favor de la morcilla en el cocido madrileño! Y también de las piparras y de la cebolleta. La señora esta que comenta que eso no pinta nada es que no ha comido un cocido de La Bola jajajaja.

    Me pareció superchula la idea de la prueba de la última oportunidad. Les dejó superdescolocados.

    No entiendo muy bien la movida entre Carlota y Carlos, o más bien de Carlota hacia Carlos. Me perdí esa parte del programa. Es una pena que empiecen con tonterías de esas, pero claro, si juntas tantos egos y los sometes a situaciones límite, es un polvorín.

    Sigo manteniendo a Alejandro y Sergio como dos de los concursantes que más me gusta su trabajo. Y Montse. No la ví cocinando con Carlos, pero desde luego Velandrino tiene que poner de los nervios a cualquiera.

    Esperando como siempre leer tu crónica completa Javi!

    ResponderEliminar
  12. Respecto al verdadero cocido madrileño no se sí llevara o no morcilla, pero yo en todas las casas que conozco se le echa al cocido. Todas las cocinillas que tengo a mi alrededor la usan: mis abuelas (de La Rioja y Cantabria), mi suegra (de Burgos) o mi madre (de Vizcaya) no conciben un buen cocido sin chorizo y morcilla... Quizá seamos una familia de raros, jejeje

    Gracias por tus crónicas, Javi. El programa cada vez más difícil de ver por las horas de emisión...
    Saludos! Aracno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el tema de la jornada, me eencanta lo que aprendo de vosotros

      Eliminar
    2. El cocido madrileño clásico no lleva morcilla. Otra cosa es que con el paso de los años, por influencia de cocineros de otras regiones, se hayan ido incorporando elementos al cocido para "modernizarlo y personalizarlo": morcilla, piparras, cebolletas... Todos ellos son cocidos madrileños, tan validos y ricos como el clásico. Esta discusión es la misma que siempre surge cuando se habla de la Paella.

      Eliminar
  13. Lo de Carlota es un grandísimo ejemplo de lo peligroso que resulta a veces escupir para arriba. No me creo sus lloros últimos y de ser su madre, ya que la nombró, estaría bastante avergonzada de su actitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me los creo, pero no eran de tristeza, sino de soberbia

      Eliminar
  14. Pues a mi que quieres que te diga mucha sensibilidad mucho arte .... pero el primer plato elaborado por el artista ... es decir el tapeo madrileño, destilaba todo menos arte.

    Los jueces creo que debieran ponerse un punto en la boca, cuando estan catando los platos mientras los cocinan, pues alguno le salvan el culo.

    con el artista sensible no puedo, es decir oriol, pero el cantabro me mata!

    Y el Ecuatoriano no les va a la zaga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, a Oriol lo salvaron ellos, otros se podrían sentir perjudicados

      Eliminar
    2. El artista freestyle es INSOPORTABLE pero resultó ser muy listo. Con rapidez y verborrea supo salvar su plato (que por cierto NUNCA vimos ni cocinar ni emplatar) aprovechando las palabras del jurado. Como es un "personaje" lo tendremos que aguantar varios programas pero caerá. Su plato a duo con Carlota es incluso peor que el famoso "Leon come gamba", que no olvidemos lo hizo un niñó cocienro amateur. Si eso es lo que dan de comer estos dos en sus locales, conmigo que no cuenten. Y lo peor, Freestyle incluso, lo defendía. Alucinadito me quedé. En casa lo llamamos LSD cooking.

      Eliminar
  15. Javi, me desorino con el apodo Melatrufan para Alejandro, parece un cocinero armenio de éxito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Melatrufan va a dar mucho juego. Ahora que un valenciano no gana este año.

      Eliminar
  16. Para mi la mejor frase del programa fue: "Yo es que tengo mucha sensibilidad, tengo más arte que los demás".
    ¡Ole tus cojones! Soberbia elevado al cuadrado = Oriol.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la crónica, como siempre mejor que el programa en sí. El Oriol cada vez me cse peor, ese tío es un pijo al que sus padres le han puesto un restaurantes y todos los de su alrededor le dicen que lo hace todo muy bien para que no se enfade, pero de cocinar ni idea, y de comportarse mucho menos, a ver si lo fusilaran pronto, pero no lo creó porque para el reality va muy bien.

    ResponderEliminar
  18. Mi favorita: (continuación de la frase de Gonzalo) ... tengo mas arte que los demás... porque mi madre me llevó a todos los museos del mundo...
    Por supuesto, por eso yo no paso de la cocina tradicional y del montón, porque mis padres me llevaban a restaurantes normalitos, si me hubiesen llevado a restaurantes de michelinosos ahora sería Ferrán Adria (en chica, claro).... ja,ja,ja
    Insuperable, incluso mejor que lo de Marc, el otro genio de Figueres junto a Dalí.

    ResponderEliminar
  19. Buenas gente! Yo sólo quiero aportar algo al recopilatorio de frases para el recuerdo de Javi y, concretamente, frases del platocombinadogate. Primero Chicote deja que Roncero lleve la iniciativa del descuartice, pero poco a poco se va viniendo arriba (Oriol dice que croquetas de jengibre hay pocas y Chicote le corta con un "A Dios gracias") hasta que entra en erupción cual Krakatoa soliviantado y suelta: "Sois cocineros, estáis en top chef y me estáis sacando lo mismo que mi prima la pequeña pone cuando quedan las amiguitas para ver por enésima vez pretty woman." Qué jartón de reir. Propongo a su prima la pequeña como invitada para el próximo programa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj! Sí, ahí Chicote estuvo muy grande.

      ¿Y qué me decís de Oriol metiéndole candela luego a Carlota en plan "ya me imaginaba que iba a salir ella porque la vi muy perdida"...?

      Eliminar
  20. Genial la idea del recopilatorio de frases! Otra frase que me hizo reirme mucho fue la que dijo Velandrino con respecto a Montse, no recuerdo como era exactamente pero era algo de darle un capón, jajajajajaja.
    Por cierto, me encanta el mote de "melatrufan"!!! Sois unos cracks!
    Un saludo, Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustó más la frase de Montse "como nos tumben el plato te corto los h....". Más claro el agua de botijo, jajajjajaja.

      Eliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe