Bake the world 2 (Enero 2015): Pan tigre

jueves, enero 29, 2015

Un año después. volvemos a participar en el reto que nos propone el blog "Bake the world", cuya lectura es más que recomendable.

En esta ocasión viajamos a Holanda, para preparar un pan sencillo pero muy vistoso, el pan tigre (o pan jirafa). Su nombre se debe a la apariencia externa que presenta. Una vez levado y formado el pan se recubre con una pasta hecha a base de harina de arroz, que al hornear se fragmenta en placas y da al pan un curioso acabado que recuerda sobre todo a las manchas de una jirafa.

En mi caso, el acabado es bastante mejorable


Yo he optado por preparar la receta más sencilla de entre las que se nos proponían, la de "El foro del pan", que no lleva prefermento ni masa madre.

Aunque no ha quedado como debería, no estoy descontento del todo del resultado final, creo que mi capa de cobertura era demasiado gruesa, pero el sabor es delicioso y supone un buen principio para ir aprendiendo y hacerlo mejor la próxima vez (aprovecharé entonces para cambiar la foto, jeje)


INGREDIENTES (Para dos piezas medianas) 

PARA EL PAN 

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 300 ml de agua templada
  • 10 gr de levadura fresca
  • 10 gramos de sal


PARA LA COBERTURA

  • 65 gr de harina de arroz
  • 60 ml de agua templada
  • 7 ml de aceite de sésamo
  • 3 gr de levadura fresca
  • 5 gr de azúcar 
  • 1 gr de sal

PREPARACIÓN 

1. En un bol grande ponemos la harina, añadimos la sal y mezclamos bien. Por otra parte, diluimos bien la levadura en el agua templada y añadimos esta mezcla sobre la harina y la sal. Mezclamos todo bien usando una cuchara o espátula de madera, y después unificamos todo amasando con las manos.

2. Ponemos nuestra masa sobre una mesa ligeramente enharinada y amasamos durante 10 minutos. Al principio la masa es bastante pegajosa, pero a medida que la plegamos, golpeamos y amasamos se va volviendo mucho más elástica y manejable. Al final del proceso tendremos una bola de una masa homogénea con la que podremos hacer una bola fácilmente.

3. Colocamos nuestra bola de masa de nuevo en el bol, la tapamos con un trapo húmedo y la colocamos en un lugar calentito de la casa. Esperaremos a que la masa doble su tamaño (si tu casa no es muy fría podría ser más o menos una hora)

4. Ponemos otra vez la masa sobre la mesa de trabajo, la presionamos con los dedos para que pierda parte del gas de esta primera fermentación. La doblamos y reamasamos varias veces. Volvemos a formar una bola y otra vez al bol para un nuevo levado. Volvemos a esperar que la masa de desarrolle durante otra hora.

5. Cuando vaya terminando la espera preparamos la capa de cobertura, ponemos todos los ingredientes en un recipiente y removemos con una cuchara hasta que tenga un aspecto homogéneo, ni muy líquido ni muy espeso (parecido al yeso).

6. Una vez terminada la fermentación, dividimos la masa en dos partes y formamos las piezas, alargadas o redondas, Con la ayuda de un pincel cubrimos las piezas ya formadas con la pasta de arroz. No es necesario que la capa sea muy gruesa (de hecho, la mía era demasiado gruesa), que cubra bien toda la superficie pero sin necesidad de gastarla toda. Cubrimos con un trapo húmedo y esperamos una hora a que crezcan las piezas.

7. Precalentamos el horno a 220 grados. Horneamos durante 10 minutos con vapor (con un pulverizador añadimos agua al principio de la cocción). Después, bajamos el horno a 200 grados y horneamos otros 15-20 minutos, dependiendo del horno.

8. Una vez esté bien doradito, lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.



UN POCO DE CIENCIA
  • La presencia del aceite de sésamo hace de este pan un bocado aromático y delicioso.
  • La fermentación es un proceso natural mediante el cual, en ausencia de oxígeno, las levaduras metabolizan el almidón de la harina, generando en el interior de la masa burbujas de dióxido de carbono que engordan y quedan atrapadas dentro del conjunto durante la cocción.
  • Las levaduras necesitan una temperatura relativamente alta para realizar una fermentación eficiente (entre 25-30 grados), a temperaturas más bajas, el proceso pierde eficacia y se ralentiza mucho, por eso es necesario buscar un lugar calentito para que la masa se desarrolle.

También te gustará

4 Comentarios

  1. Tiene una pinta estupenda. A mi que soy panarra total me tienes salivando.... Saludos! Aracno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias aracno, como se nota que eres del club...

      Eliminar
  2. Pues te ha quedado bastante bien... aquí en Holanda sobre todo lo que hacen es pan de molde
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal, pero la segunda versión será mejor

      Eliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe