Cranachan

lunes, marzo 10, 2014

Y por fin la tercera entrada de las que prometí, llevo algo de retraso, dije que saldría ayer, pero esta receta ha nacido para llegar tarde. De hecho esta receta la hice para participar en el reto de febrero de la comunidad Trotamundos de Google + y ayer mismo se publicaron los ganadores (enhorabuena a todos ellos).

Pero aún llegando tarde no quiero dejar de presentar mi versión de este postre. Como ya os digo, la comunidad Trotamundos nos proponía este mes un viaje a Escocia y podíamos elegir entre dos opciones, un pastel de pescado para la versión salada y este pomposo Cranachan para los que optáramos por el dulce.


Es una receta sencillita que yo me he complicado un poco. En la receta original incluye whisky, miel, copos de avena, nata, azúcar, fresas y frutos rojos. Yo me he propuesto hacerla algo más "scott", reduciendo la cantidad de dulce, aumentando algo la cantidad de whisky y añadiendo una salsa de chocolate amargo para darla un poco más de rock & roll (como diría Jordi Cruz)





INGREDIENTES (Para 4 personas) 

  • 375 g de fresas
  • 250 ml de nata espesa para montar (al menos 32% de materia grasa)
  • 30 gramos de azúcar glass
  • 2 cucharadas de whisky escocés
  • 75 gramos de copos de avena
  • 1 bote de frutas del bosque en conserva (las hay en el mercadona)
PARA EL COULIS DE FRESA
  • 125 g de fresas
  • 50 g de azúcar
  • 65 ml de agua
  • Un chorrito de zumo de limón
PARA LA SALSA DE CHOCOLATE
  • 100 g de chocolate negro de al menos 70% de cacao
  • 50 ml de agua
  • 80 ml de nata 
  • 10 g de azúcar
  • 1 cucharada de whisky escocés (opcional)


PREPARACIÓN 

1. Preparamos el coulis de fresas tal y como se muestra en esta receta. Reservamos en el frigorífico en un recipiente cerrado.

2. Preparamos la salsa de chocolate siguiendo la receta de este enlace. Opcionalmente puedes añadir una cucharada de whisky a la salsa. Reservamos en un recipiente tapado y a temperatura ambiente.

3. Quitamos el rabito a las fresas, las lavamos bien y las troceamos en rodajas de unos 3 mm. Reservamos.

4. Preparamos la nata montada. Para ello introducimos un bol amplio y las varillas en el congelador 15 minutos antes. Pasado este tiempo ponemos nuestra nata bien fría y comenzamos a batir con las varillas (con la batidora). A medida que va ganando volumen le añadimos el azúcar glass y las dos cucharadas de whisky. En aproximadamente 7 minutos tendremos nuestra nata perfectamente montada, una nata no muy dulce y con un delicioso aroma a whisky escocés.

5. Hacemos dos agujeros en la nata y colocamos en ellos nuestras dos salsas tal como se ve en la imagen.



6. Con un tenedor vamos extendiendo las salsas por la nata, la idea es que quede como en hebras, no mezclado dando un efecto mucho más vistoso.

7. Escurrimos bien los frutos rojos del líquido en el que vienen. reservamos.

7. Ponemos una sartén amplia a fuego fuerte y colocamos en ella los copos de avena. Los iremos moviendo constantemente para que se hagan por igual. Cuando estén tostados y crujientes los retiramos a un plato. Mucho cuidado porque pasan de crudos a quemados en un abrir y cerrar de ojos.


8. En el fondo de una copa o bol colocamos una capa de fresas y la cubrimos con el coulis de fresas. Sobre ella ponemos una buena cucharada de nata montada de rayas. Ponemos unos copos de avena, unos cuantos frutos rojos y un poco de la salsa de chocolate. Repetimos otra capa de fresas, otra de nata y finalmente coronamos con una buena cantidad de copos de avena, unos frutos rojos y un poco de cada salsa.





UN POCO DE CIENCIA 

  • Aunque la temporada de fresas va desde la primavera al verano, la mayor producción de fresas en los invernaderos de Huelva es en esta época.
  • Aunque hemos quitado de la receta original 4 cucharadas de miel y la mitad del azúcar de la nata, el coulis de fresas le aporta un delicioso dulzor que contrasta muy bien con el amargor del chocolate, con la acidez de los frutos rojos y con la nata aromatizada con whisky. El sabor recuerda algo al de la tarta selva negra (a la que se hace en Alemania, no la que ponen por aquí en muchos sitios)
  • Los copos de avena se deben tostar en el momento porque se ablandan rápidamente y pierden parte de su gracia.
  • La salsa de chocolate se espesa demasiado en el frigorífico. Si la conservas en frío deberás templarla al baño maría sin parar de remover para que el calor se reparta uniformemente.
  • Por motivos evidentes no voy a hacer un análisis nutricional de esta bomba calórica, claro exponente de que el vacaburrismo no es exclusivo de nuestro país.
  • El precio de una ración de cranachan es de aproximadamente 1,75 €


También te gustará

12 Comentarios

  1. Javi, te ha quedado fantástico!!! Oye, luego en un ratito te pongo en el blog de los food bloggers. Aunque sea tarde.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, aunque este tipo de postres no es mi favorito, la verdad es que estaba riquísimo.

      Besos

      Eliminar
    2. Ya está, el post y en el resumen ;)

      http://foodbloggersttm.blogspot.nl/2014/03/cranachan-cocina-con-ciencia.html

      http://foodbloggersttm.blogspot.nl/2014/03/resumen-y-ganadores-de-la-propuesta-de.html

      Lo siento, pero no he tenido tiempo de modificar el mosaico para incluir tu propuesta. Espero no te importe.
      besos

      Eliminar
    3. ¡Muchísimas gracias! No te tenías que haber molestado, la próxima vez llegaré a tiempo.

      Besos

      Eliminar
  2. Javi que rico! Yo me he quedado con ganas! Tendré que probarlo! Besos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, si la haces, no te cortes con el whisky, que es lo que le da gracia.

      Besos

      Eliminar
  3. Esta receta sin duda es fantástica :)

    ResponderEliminar
  4. Menudo bombazo. Yo eso no lo puedo hacer en casa porque comería hasta reventar...y luego comería un rato más :)

    PS: Soy Alimaña, ya sabes, pero no sé por qué no me deja publicar el comentario...así que me paso al anonimato. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, vaya coñazo lo del blogger, me alegro de verte por aqui, el postre es ciertamente lujurioso y el puntito de whisky es fundamental, para no parar...

      Eliminar
    2. "Lujurioso" es una definición muy muy adecuada...y el whisky que no falte!

      Nos vemos por aquí (mira, hoy sí me deja firmar, qué cosas...).

      Eliminar
  5. Lujuria total, sí señor. Quécosamásricaporfavor.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el cranachan, para que luego digan que en Scotland no comemos bien! Te dejo un enlace a la receta deal fish pie por si te animas!

    http://www.scotsman.com/news/recipe-nick-nairn-s-family-fish-pie-1-473520

    ResponderEliminar

Si tienes algo que comentar hazlo libremente, eso si, se respetuoso, especialmente con los usuarios de este blog.
Sería bueno que te identificaras, es muy fácil, escribe tu comentario y en el desplegable ve a la opción nobre/url, elige el nombre que te guste y deja la casilla url en blanco...

Subscribe